familia monoparental y adopción

La calle y los niños

El dibujo de la izquierda es el de un niño que va a la escuela caminando; el de la derecha, el de un niño que va a la escuela en coche.

Es el resultado de un estudio en el que se le pedía a los niños que dibujaran cómo van al colegio y qué ven por el camino.

Los niños que van a la escuela caminando, hicieron dibujos que incluían el nombre de las calles, donde identificaban las casas de sus amigos, y describían personas y lugares con detalle. Los niños que van en coche, a menudo dibujaban el auto como elemento central, y las imágenes que dibujan son aisladas y sin relación unas con otras, a menudo dentro de marcos parecidos a una ventanilla de coche.

El estudio sugiere que los niños que van al colegio caminando se orientan mejor y están mejor conectados con su comunidad local y con la gente que vive en ella.

Muy interesante también lo que dice en este artículo el pedagogo Italiano Francesco Tonucci:

La desaparición de los niños de las calles afecta mucho a la ciudad; la ciudad sin niños es peor. Los adultos somos peores si no nos controlan los niños, peores como personas, como conductores, etc. y la ciudad se hace más insegura. Es decir: se da la paradoja de que “no dejamos salir solos a los niños, pero la calle es peligrosa porque no hay niños”.

P.D. Mis hijos van caminando a la escuela desde siempre, aún cuando no la tenemos muy cerca (tardamos unos 20 minutos a paso vivo). Este año, B., a mitad de camino (y cada día un poquito más cerca de casa), se adelanta, a veces solo, a veces con compañeros que hacen la misma ruta… Un pasito más hacia la autonomía…

Anuncios

Comentarios en: "La calle y los niños" (24)

  1. En nuestro caso es imposible, no podemos ir andando ya que el cole está a 3 kilómetros de nuestra casa, no hay aceras ni hay arcenes ni un camino por el que podamos ir. Eso sí, vamos despacito, cantando, con la radio puesta y en cuanto llegamso al casco urbano, ahí ya empiezan: “mira, la casa de fulanito”, “mira, ahí vive menganito”….
    Yo toda la vida fui caminando y es más, ibamos solos, sin madres nin padres: los mayores cuidaban a los pequeños: amigos, primos, hermanos….el mayor podía tener como mucho 13 años y los pequeños 4, 5, 6…..y nunca nos pasó nada…Eso sí, era un pueblo.

    • Lo triste es cuando niños que viven cerca del colegio van en coche en vez de caminando… esos “atascos” en doble y triple fila a las puertas de algunos colegios…

      • Si….
        Compañeros de mis hijos que viven en el pueblo, a 3 ó 4 minutos caminando del colegio….van en coche al cole….Inexplicable. qué pereza me daría sacar el coche del garaje para hacer un recorrido de unos pocos metros.

  2. Muy interesante… Aunque después de leerlo parece evidente, en el día a día se nos olvida y les ofrecemos a nuestros niños una ciudad fría, dominada por la prisa y sin espacios para ellos.
    Yo soy una madre “anti coche” pero no de vocación, básicamente me da pánico conducir. Cuando fui mamá escuché muchas veces el “el coche con niños es imprescindible” así que intenté, después de 13 años de carnet olvidado, volver a conducir… No lo conseguí, así que sigo eligiendo caminar, el metro, el autobús, cualquier alternativa antes de sentarme al volante… al principio me sentía medio culpable por eso (en parte por los comentarios del entorno tipo “ahi qué ver con el niño tan pequeño y en metro…”) pero ahora creo que indirectamente le he dado a mi hijo la oportunidad de conocer y disfrutar de su entorno. . Tu entrada me hace sonreír porque veo que mis concluisiones no estaban desencaminadas… No veas lo que mi hijo disfruta yendo en metro, parándose en todas partes, caminando un buen rato sin cansarse ni quejarse… Así que no puedo dejar de estar 100% de acuerdo con los resultados del estudio. Por otro lado, el que la calle se vuelva más insegura por la ausencia de niños me parece una reflexión muy interesante… Si las señales que indican que hay un colegio cerca, y las pegatinas de “bebé a bordo” aumenta las seguridad de nuestros niños y por extensión la nuestra…¿qué no hará su presencia?

    • Yo no tengo coche, ni conduzco, aunque tengo carnet. Si viviera en otro sitio, quizás necesitaría coche… pero lo cierto es que en el centro de una ciudad, andando o en transporte público se llega a la mayoría de sitios. Quizás no vas tan lejos, o tan a menudo… pero lo que conoces, lo conoces mejor, de otra manera. Abarcas menos, pero profundizas más.

      Mi padre vive en un pueblo pequeño pero donde todo el mundo usa el coche para todo, incluso para ir a casa de amigos que viven en el mismo pueblo (pongamos a uno o dos quilómetros… algo que es un paseo). Un verano estuve sola allí con B. y no tuve más remedio que recorrerme el terreno a pie… y descubrí muchas cosas de ese pueblo que hasta entonces ignoraba. Por ejemplo, que no había aceras (o estrechísimas, impracticables), ni espacios públicos comunales; que las pocas zonas verdes no las usaba nadie (la gente tiene jardines, piscinas); que sólo caminan las ancianas y las niñas (porque los niños se mueven en bici, y luego en moto), y son, por tanto, las únicas que conversan y conocen a las vecinas… Muy, muy interesante…

  3. Nosotros vamos a pie al cole, claro que solo faltaría, está al otro lado de la calle.
    Vivimos enfrente de la casa de mi hermano y mis sobrinos. Mi hijo desayuna allí y, en la misma acera, está el cole. Bajan juntos, con otros vecinos.

    Vivimos en un barrio pequeño, muy familiar, nos conocemos bien, los vecinos, y a mí me encanta oir a los vecinos saludar a mi hijo por su nombre.

    Los sábados, cuando pasamos el finde semana juntos, Cibrán se viste rápido y va a la frutería a por el pan (está en la misma acera que nuestra casa, girando la esquina), para desayunar. Hace cola, pide la vez preguntando quién es el último, cuenta las monedas para pagar…

    El primer día que fue, me puse nerviosa porque tardaba un poco y F (mi novio) salió a ver qué pasaba (yo estaba en pijama). Resulta que había cola, me contó Cibrán después, y tuvo que esperar porque él era el último. 🙂

    A veces se nos olvida que la calle tiene su faceta, importantísima, en la educación y el aprendizaje de nuestros hijos.

    • Yo también recuerdo la primera vez que B. fue a buscar el pan… veo la panadería desde el balcón y no me moví de allí.

      Ahora van alguna vez los dos, y dan una vuelta a la manzana de estranjis…

      Yo creo que el de la calle es un aprendizaje fundamental, y que es fundamental que sea progresivo. Hay niños que no salen solos de casa… hasta que es inevitable, y de repente tienen que enfrentarse al mundo, sin haber experimentado en pequeñas dosis y entornos más o menos controlados antes…

  4. Yo pertenezco a la primera generación, o una de las primeras, que se crió ‘sin calle’ (nací en 1989). Iba al colegio en coche y, cuando pasé al instituto, en autobús. Para mí ‘la calle’ era el verano en casa de mis abuelos, donde no solo no había calle, ¡no había ni caminos!
    Mi madre era (es) muy sobreprotectora y no salí sola a comprar hasta… pues no lo recuerdo, pero creo que hace menos de diez años. La sensación que tengo, al escuchar hablar a gente más mayor, es de que los criados así tenemos más ‘miedo’ a la calle. Creo que solo hemos escuchado cosas malas; no identificamos los parques, plazas o avenidas con juegos ni canciones, sino con cosas terribles.
    Por ejemplo, suelo asustarme mucho por el simple hecho de tener que llegar a casa cuando ya ha oscurecido (aunque mi barrio actual no sea un mal barrio y viva en una avenida enorme, siempre llena de gente) y aunque trate de razonar el sentimiento no consigo erradicarlo del todo. Creo que es un miedo inculcado en la infancia.
    Por eso creo que lo peor de que los niños se críen lejos de la calle no es el hecho en sí mismo. Lo peor es que crea adultos más inseguros al respecto (además de, como bien apuntas, calle más inseguras por el mero hecho de no haber niños), además de futuros padres a su vez temerosos. Con todo mi bagaje actual al respecto, cuando llegue el momento, tendré que hacer un terrible esfuerzo por permitir a mis hijos la libertad que no tuve. Un padre que jugara en la calle seguramente se enfrente a una dificultad menor.

    • Que interesante aportación… Tu experiencia me reafirma en mi decisión de ir soltando cuerda para que los niños vivan la calle, no sólo conmigo, con adultos (somos muy callejeros), sino, poquito a poco, con otros niños, o solos (compras, recados, ir a casa de compañeros)…

  5. Qué linda entrada!! Para mí, como ciencia ficción… vivir en la Ciudad de México es vivir en el coche… por las distancias, por el caos, porque es una ciudad insegura… Todavía cuando mi hijo mayor era chico, podía hacer algunas cosas a pie, vivíamos relativamente cerca del colegio y muchas veces caminábamos a la ida (si no teníamos mucha prisa) y más veces a la vuelta… pero eso fue hace muchos años!!

    Me han entrado unas ganas enormes de caminar y que mi hija vea todo esto que describes, buscaré la manera de hacerlo aunque sea de vez en cuando.

  6. Yo vivo en la misma calle en la que me crié, un barrio de clase media acomodada. Los bloques de pisos forman parcelas. Como los pisos son grandes rondan los 150m había muchas familias numerosas. Yo me he criado enla calle en esas parcelas a las que bajábamos a jugar solos desde los seis. Siete años. Las,niñas juntas al cole de las monjas y los chicos al de frailes. Suena un poco snob pero creo que me crié en un barrio maravilloso y por eso sigo viviendo e el mismo sitio, para que mi hija vaya andando al cole, el mismo al que fue su padre que tb es del barrio. Juege en la misma calle y en las mismas parcelas en las que yo me crié. Y como dice madre de Marte vuelva del cole dos pasos por delante mío sintiéndose mayor he independiente, charlando con sus amigos L.,M., y dos o tres mas.

    • Que suerte haber tenido un barrio así, y poder seguir viviendo en él…

      Yo tuve la suerte de vivir una parte de mi infancia en un barrio muy especial, es parte de la gran ciudad, llega el transporte público… pero está pegado a la montaña, separado del resto de la ciudad por una carretera y tiene estructura de pueblo. En ese barrio los niños jugaban (espero que lo hagan todavía) en la calle, hacíamos excursiones al monte, íbamos a coger mimosas y ramas de olivo… A mí me da un poco de tristeza que mis hijos no tengan algo así, aún cuando vivimos en un barrio (el de mi padre, mi abuela, mi bisabuela y mi tatarabuela) muy vivible, con mucha alma…

  7. Bonita entrada. Te felicito. Y comparto lo dicho…
    Yo fui, como luz, de las que iba andandito y solita al cole, a pesar de que había cierta distancia. Y no pasaba nada…
    Ahora, desde donde vivo, no es posible (por lo mismo que ella comenta). Son varios kilómetros hasta el cole, por algunas zonas ni siquiera hay arcenes, mi hijo es muy lentito andando, tengo que llevar a la peque para acompañarlo… y, además, luego tengo que ir a la guarde de ella, como a 5 kilómetros del cole de él, y volver al trabajo, otros 7 kilómetros… así que ¡¡¡imposible!!! Y tampoco hay autobuses con horarios apropiados que me permitan dejar a los niños en sus respectivos sitios e ir a trabajar. Vamos, que echaría toda la mañana…
    Pero entiendo que eso de ir andando… es muy enriquecedor. Por supuesto. Y tiene otro encanto.
    En el cole de mi hijo la gran mayoría va en coche porque viven a bastante distancia, ya que es un colegio que corresponde a niños que residen en zonas residenciales del camino que va hacia la playa. Así que… es lo que nos toca.
    Besines.

  8. Mis niños son muy pequeños y vivimos en una gran ciudad, pero vamos andando a la guardería, casi siempre sueltos. Viviendo en un pueblo, cuando yo tenía dos años me envíaban a comprar la carne ( a 10 minutos de distancia caminando y dos cruces de calle con poco tráfico), con el pedido escrito en papel en una mano y el dinero la en otra. Más de una vez se me colaron las señoras que no se imaginaban que iba sola; aprendí a protestar. De esos polvos vienen estos lodos…..

    • Por cierto, madredemarte, ¿para cuándo un apartado de reseña de libros? Como te imaginarás compro de año en año, frecuentemente me resultan interesantes los que recomiendas pero luego nunca recuerdo la referencia!!! Me vuelvo loca buscando por las diferentes posibilidades hasta que me doy por vencida.

      • Averiguo cómo hacerlo, a ver si se pueden poner en un lateral de alguna manera (seguro que sí)… De todas formas, puedes filtrar por la etiqueta “películas y libros” y te saldrán todos…

    • Nosotros también vivimos en una gran ciudad (seguramente menos grande), en el centro, en un barrio que antaño fue un pueblo y que conserva la estructura y la relación vecinal de un pueblo, pero tiene también grandes arterias y tráfico… a menudo pienso que para prescindir del coche, paradójicamente, es más fácil residir en el centro de la ciudad que en un sitio con menos tráfico (urbanizaciones, afueras, pueblo, campo…)

      • Por algun otro comentario q has hecho de tu barrio imagino que puede ser el barrio de Gracia dr BCN? Yo viví cerca(cerca de Lesseps)ahora casualidades de la vida, mis cuñados viven ahí por lo que he vuelto casi cada año…estudié en BCN del 92-95 y me encantaba ir a ese barrio: a los cines Verdi, a un pub de gran de gracia(q no recuerdo el nombre)…si viviese en BCN sería un sitio q me gustaría para vivir!

      • Sí, de la República Independiente de Gracia.

  9. No tengo carnet. Y todo lo que hacemos, a todo lo que nos apuntamos tiene que estar cerca de casa para ir andando… es uno de los requisitos del colegio, estar cerca para ir andando y poder comer en casa. Las ciudades pierden los comercios y zonas que antes estaban iluminadas, con gente que hace sus compras y va y viene, se para a charlar . Las calles pierden a los niños, a los abuelos, los comercios cierran… y de momento ganan los centros comerciales y sus inseparables coches. Aunque nosotras tenemos suerte nuestra ciudad es una ciudad segura, con muchos paseos e inmensas zonas verdes… pero las calles de los barrios viejos están tristes y sin vida y los barrios nuevos con sus enormes rotondas y carretereas están pensadas para el coche y no para las personas.
    Mi hija no ve los días para que le deje ir sola cole. Y lo está negociando con su padre.

  10. Aunque yo soy la que conduce en casa (mi marido no tiene carnet) soy muy perezosa para coger el coche, me da menos pereza ir andando o en metro a los sitios, a parte de que no me gusta coger el coche yo sola con la niña (suele ir mi marido con ella atrás y yo conduciendo en plan taxista), así que cuando llegue el momento de ir al cole supongo que iremos andando, aunque vivo en una pequeña ciudad con tráfico, tengo varios colegios a 5-15 minutos andando, así que no habrá problema. Lo de que vaya sola, lo iremos viendo con el tiempo, pero supongo que habrá que ir dejándolos poco a poco.

  11. Yo vivo a 5 minutos andando del cole y no tengo coche ni lo quiero aunque tenga carnet. Pero viendo como pasan con el semaforo en rojo en las 2 calles que tengo que cruzar con mis hijos tanto las motos, como coches, autobuses, taxis, creo que mi hijo de 6 años, que esta loco por ir solo al cole, va a tener que esperar hasta los 11 fijo.

    • ¿Y no se puede hacer algo para que haya algún tipo de control sobre estos cruces? En nuestro caso, el colegio está situado en una calle estrecha pero con bastante tráfico, y han señalizado el paso de niños; hecho una elevación en el paso de peatones; y a la hora de la salida, hay guardias urbanos. Todos estos cambios se hicieron después de que en uno de los cruces atropellaran a una niña (sin hacerle daño de gravedad, afortunadamente), y ahora se estudia la posibilidad de invertir el sentido de la calle, con lo cual dejaría de ser una ruta útil para descongestionar las calles adyacentes y quedaría para uso de los residentes, es decir, mucho más “pacificada”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: