familia monoparental y adopción

Ser padres

«Ser padres es más que aplicar cuatro teorías psicopedagógicas y esperar el milagroso resultado. Ser padres es querer, proteger, mimar, poner límites, educar, acompañar, servir de sparring, aconsejar, ordenar, crear un ámbito cálido de convivencia, sugerir, castigar, orientar, animar, empujar, consolar, servir de modelo, cuestionar, asentir, disentir, comprender, perdonar, resistir, resistir y resistir…»

Esto lo dice José Ángel Giménez Alvira, autor del libro “Indómito y entrañable”, en este artículo, uno de los más completos y menos demagógicos que he leído sobre los reabandonos en adopción.

Anuncios

Comentarios en: "Ser padres" (12)

  1. Un muy buen artículo, interesante y realista. Por cierto, “Indómito y entrañable” es el libro que más me ha gustado sobre adopción y la experiencia contada por sus protagonistas en su presentación me pareció tremendamente dura y a la vez, esperanzadora para las familias con problemas parecidos.

    • A mí me gustó mucho… pero a la vez, me deprimió mucho ver lo que me quedaba por delante 😦 Escribí sobre él en el blog, un tiempo atrás….

      Pero del libro, y de una presentación en la que también estuve (quizás hasta coincidimos) me quedó claro que sólo hay un camino, y una palabra clave: incondicionalidad.

      • Sí creo que coincidimos porque recuerdo que lo comentaste en un foro. A mí no me deprimió exactamente pero sí me puso en estado a alerta y temí, y sigo temiendo, que me tocara vivir una circunstancia así. De hecho me voy concienciando pues sé que mi segunda adopción (nacional) puede ser bastante más difícil en ese sentido de lo que está siendo la primera. Tengo pendiente releerlo antes de que mi segundo hijo/a llegue.

        A mi se me ocurren varias palabras clave: incondicionalidad, serenidad, seguridad, esperanza, formación…

      • Bueno, a mí lo que me asustó es pensar que esto puede seguir hasta la vida adulta… a pesar de lo que hagamos. Las renuncias que tuvieron que hacer los padres: amigos, trabajo, vida privada, expectativas, etc etc.

      • A mí también es uno de los que más me ha gustado, y asustado!! A pesar de ser una historia completamente distinta, en algunas ocasiones, bastantes pocas por fortuna, mi hija ha llegado a presentar un nivel de violencia y enojo que de inmediato me han remitido a este libro. Yo también creo que la incondicionalidad es una de las palabras clave, para mí las otras dos son amor y comunicación, abrir un canal de comunicación que permita que los hijos sepan que pueden decir lo que sea, que no hay temas prohibidos ni difíciles de tocar. Formación y preparación son claves también…

      • Yo creo que la incondicionalidad es aún más importante que el amor: que debemos estar ahí incluso en estos días malos en los que dudamos del amor…

  2. En mi trabajo trato ,por fortuna no muy a menudo,con padres que solicitan la renuncia al ejercicio de la guarda de sus hijos.
    Familias que no han sido capaces de establecer con sus hijos un proceso de cuidado ,atencion y apoyo y que hacen entrega de sus hijos a las instituciones…
    Familias con hijos biologicos que no pueden ,saben…..asumir el acompañamiento de un hijo .Y es una situacion que aun se aborda con mas secretismo y dificultad

    • Tiene que ser tremendo… para todas las partes. Entiendo que si son hijos biológicos, se aborda con más secretismo y dificultad que si son adoptivos, ¿es esto?, ¿y no indicaría esto menos mala conciencia al abandonar un hijo adoptado?

      • Es tremendo ,sobre todo para los menores.Los padres van buscando que los profesionales les disculpemos,que justifiquemos la renuncia al ejercicio de la parentalidad…..
        Es preciso devolverles que los hijos son suyos,que su trayectoria es su responsabilidad
        en accion y en omision educativa…Los menores uffffff

      • Tiene que ser muy duro de oír… y si has llegado hasta ahí… quizás es que no te ha gustado escuchar según qué, ¿no?

  3. Para mi también es el mejor libro que he leído sobre el proceso de adopción . Pero quien es capaz de ser todo lo que menciona en su ser padres. Intentarlo si, aceptando que nosotros mismos vamos a ser dañados, que tendremos de curarnos y que hay cosas que no están a nuestro alcancé como padres.

    • Hablábamos de crianza este fin de semana con varias amigas, la mayoría tienen hijos bio, y tenemos estilos de crianza distintos… y una de ellas decía que “tenemos que dejar de flagelarnos”, y tiene razón. Asumir que a veces llegamos y a veces no, que unas cosas las hacemos bien y otras menos bien (y otras francamente mal…)

      Por otra parte, yo sí creo que hacemos todas estas cosas… no siempre cuando toca, pero las hacemos. Se trata de estar ahí…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: