familia monoparental y adopción

El duelo

“El duelo es, por regla general, la reacción frente a la pérdida de una persona amada o de una abstracción que haga sus veces, como la patria, la libertad, un ideal, etc. (…) Cosa muy digna de notarse, además, es que a pesar de que el duelo trae consigo graves desviaciones de la conducta normal en la vida, nunca se nos ocurre considerarlo un estado patológico ni remitirlo al médico para su tratamiento. Confiamos en que pasado cierto tiempo se lo superará, y juzgamos inoportuno y aun dañino perturbarlo.“ Sigmund Freud.

Excepto, según Nancy Verrier, en el caso de adopción, donde la pérdida no se reconoce, ni por tanto, la necesidad del duelo.

Por esto, dice, nuestros hijos no tienen comportamientos anormales: tienen reacciones normales a vivencias anormales.

Anuncios

Comentarios en: "El duelo" (7)

  1. Cierto! El duelo es un proceso, una vez resuelto, la vida puede cambiar mucho para mejorar, valorar, planear y disfrutar.

    Desde México saludos!

    • Vivimos en una sociedad que da muy poco espacio a los duelos… a veces ninguno, en casos como la adopción, donde se presupone que los niños han “tenido suerte”…

      • Muy cierto, sin embargo para eso estamos nosotras, madres que nos preparamos para que nuestros hijos tengan el espacio para vivir su duelo y que lo transiten acompañados, amados, protegidos. En el curso que tomé como parte de los requisitos para adoptar nos hablaron mucho de este duelo, y de que no es un duelo de una sola vez, sino que se puede presentar varias veces, por lo general al vivir algo importante como la maternidad/paternidad, en la adolescencia, etc. Un abrazote a las dos

      • Sí, es parte de nuestra “maternidad terapéutica”… pero tengo la sensación de que hay muchos padres y madres adoptivos que no están en esta onda…

      • A mí lo de la suerte me rechina. Y lo oigo continuamente. Incluso de gente que aprecio mucho y estoy segurísima de que lo dicen de corazón. Yo siempre les digo que suerte he tenido yo. Pero, cuando veo imágenes de orfanatos llenos a rebosar, de niños que están alcanzando la edad de “no adoptables”, no dejo de pensar en la “mala suerte” que han tenido de vivir siempre en una institución y no conocer lo que es tener una familia. Salir al mundo y verte completamente sol@, tiene que ser terrible.

      • Una vez, una amiga me dijo que la “suerte” no era en comparación con los niños que se crían en su familia biológica (siendo esta sana y funcional) sino en comparación con los niños que no son adoptados y crecen en centros… y lo entiendo, pero por otra parte, es como decirle que alguien con cáncer tiene suerte porque no se ha muerto… bueno, más suerte tiene el que no enferma, ¿no?

  2. Me gusta la cita de S. Freud. Me gustaría que se hiciese tan popular como algunas etiquetas que proliferan sin más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: