familia monoparental y adopción

Niños como Hana Williams

Hace tiempo que sigo el caso de Hana Williams, una niña adoptada en Etiopía por una familia americana que terminó matándola de hambre y de frío, después de años de un maltrato que es difícil describir con otra palabra que tortura. Recientemente ha llegado a mis manos este artículo, que cuenta con detalle la historia (sólo apta para estómagos fuertes) y otros casos parecidos, aunque la mayoría de ellos, afortunadamente, no han terminado en muerte.

Una vez pasas los casos particulares de Hanna Williams y de la familia Hehn (muy truculentos ambos), el retrato que hace de este modelo de familia adoptiva (fanáticos religiosos, que adoptan para “salvar”, con muchos niños – en alguna casa, hasta 30 – con métodos educativos muy punitivos), es muy, muy interesante. Y preocupante.

Todos los adoptados con los que hablé habían sido adoptados por familias numerosas, que tenían entre 6 y docenas de hijos, y muchos estaban, en distintos grados, aislados del mundo exterior, bien porque eran educados en casa, bien porque sus padres tenían un control rígido de sus interacciones sociales. Muchos de los padres, aunque no todos, eran devotos religiosos y practicaban grados distintos de crianza estricta, que a menudo incluía el castigo físico. Era, en muchos sentidos, una comunidad interconectada de familias que habían adoptado internacionalmente y que, según los adoptados, compartían trucos de crianza y disciplina y se visitaban unos a otros. Muchas de las familias estaban vinculadas por los hermanos biológicos de sus hijos adoptados, que estaban divididos entre el grupo. Y en todas las familias, había adopciones que terminaron mal. Más de uno me dijo que la historia de Hana Williams, antes de su muerte, se parecía a la de algún hermano o a la suya propia.

“Los padres adoptivos que comparten este punto de vista miran a los niños como un enemigo al que hay que conquistar. Si ganas la batalla, salvas el alma de la criatura”.

(…)

Históricamente, se creía que las adopciones fallidas se circunscribían a niños procedentes de países donde los chicos estaban institucionalizados durante largos períodos de tiempo (como Rusia o Rumanía) o de zonas en conflicto donde los adoptados podían haber experimentado un trauma grave (como Liberia o Sierra Leone). Ahora, este patrón está emergiendo con adoptados de países que no comparten estas características, incluyendo China y Etiopía, dos de los principales proveedores de niños de adopción internacional para los Estados Unidos. En otras palabras, problemas que los padres adoptivos frecuentemente atribuían exclusivamente a los adoptados, por estar demasiado dañados para ajustarse a la vida en familia, a veces tienen su raíz en los padres también, que se embarcan en adopciones como un desafío, con mucho celo pero sin rodaje ni preparación, y en un sistema que tiene pocos controles efectivos. Adopciones que terminan de forma tan catastrófica como la de Hana no lo hacen por culpa de un mal libro (las lecciones de disciplina que comparten muchas de estas familias), sino a una combinación tóxica de familias mal preparadas y sobrepasadas, un estilo inapropiado de crianza estricta que exacerba el comportamiento traumatizado de estos niños, y un sistema de control que a menudo erra en valorar a ambos. Y la versión de la historia de los niños raramente se cuenta.

Parece claro que a 25 o 30 niños – incluso , no sé, 12 – es bastante difícil atenderlos bien, más allá de lo material, con solo 2 pares de manos adultas. Cuánto más, niños que vienen con “mochila”, dificultades especiales, historias distintas, orígenes distintos… ¡¡y si encima ni siquiera cuentas con la ayuda externa de la escuela!!

(A veces me parece que en Europa nos pasamos en cuanto a “tutorizar” la vida privada de las personas, pero esta falta de “control externo” con el que viven en estas familias, donde su casa es su castillo, donde nadie sabe qué pasa de puertas adentro, me parece altamente preocupante).

Pero más allá de las dificultades “prácticas”, sin duda, las motivaciones de estas familias también tienen mucho que ver con lo que sucede después: Cuando uno adopta a 25 niños – niños mayores, niños con dificultades y discapacidades, grupos de hermanos – no lo hace desde el deseo de formar una familia (sin duda estas familias parecen más orfanatos que otra cosa), sino desde el deseo de “salvar”.

En ningún punto del artí­culo se comenta, pero me parece que el hecho de que los padres sean blancos y los hijos negros, en algunos casos, puede ser un factor importante en la forma de relación: tengo la sensación de que viven la adopción como una versión moderna del colonialismo, como si los “negritos” fueran seres sin alma a los que traer a la verdad del mundo…

Anuncios

Comentarios en: "Niños como Hana Williams" (37)

  1. Estos “padres y madres” merecen la misma muerte. Qué asco de gente. Pobre Hana.

    • Yo creo que nadie merece esta muerte, ni esta vida… pero confieso que casos como estos ponen a prueba mis principios, no sé cómo habría que castigarlos, la verdad.

  2. El fanatismo religioso es tremendo y estas terribles historias las percibo más como una consecuencia de estas creencias sectarias que del este hecho de ser niño negro y adoptado. Cuando hay niños biológicos, estos reciben el mismo trato, quiero decir maltrato.

    • En el caso de Hana Williamos, precisamente, no parece ser así. Los dos niños negros, adoptados, recibían este trato (maltrato; desde pegarles, raparles, dejarles sin comer, darles restos, ponerlos a dormir en el patio, etc etc etc), y los hijos biológicos no sólo no lo recibían sino que llegaban a participar en el maltrato. Esto es lo que me ha hecho pensar que el racismo, y el no considerar a estos hijos (a diferencia de los biológicos), hijos sino obras de caridad, es un componente a tener en cuenta.

      Recuerdo otro caso similar, aunque los niños adoptados eran rusos, un caso que vi en un documental años atrás: los padres adoptaban, sobre catálogo a una niña rubia con tirabuzones monísima y a un niño con un problema físico o psíquico (creo que derivado del SAF) que no recuerdo, el niño tenía grandes dificultades de vinculación, los padres los maltrataban (a ambos, pero no a los hijos bio), finalmente, al niño se lo cargaban en una bañera con agua hirviendo… los padres acabaron en la cárcel, los hijos bio con la familia extensa… los niños adoptados en un centro…

  3. “tengo la sensación de que viven la adopción como una versión moderna del colonialismo, como si los “negritos” fueran seres sin alma a los que traer a la verdad del mundo”
    Estoy completamente de acuerdo, además añadiría eso de que esos “negritos” (a los que añadiría los otros colores que forman parte del proyecto de caridad) tienen que estar agradecidos por esa obra. Y claro si no se comportan como se espera de ellos son unos desagradecidos.
    ¡Qué horror! He sido incapaz de leer toda la historia. Recuerdo haber empezado a ver un video con la noticia (o quizás era un texto) que tampoco pude completar.

    • La historia, en sus detalles, es de lo más espeluznante.

      Y sí, por supuesto. A mí me parece que tiene algo de versión moderna de las misiones de toda la vida, salvando negritos e indiecitos a su pesar.

  4. Estoy completamente de acuerdo con madre. Es un tema con muchos puntos a tratar.
    1. no entiendo que se permita adoptar a docenas de niños. Independientemete de que es verdad que los sacas de un orfanato, es para meterlos en un mini-orfanato?
    2. parece que hay una falta de control absoluto antes (en quienes han de valorar las capacidades de la familia para adoptar) y en el seguimeinto posterior de estas adopciones
    3. no creo que ninguna familia esté capacitada para adoptar 12 niños de edades distintas, razas diferentes, unos con NE otros no, sin respetar los tiempos de vinculación, adaptación que precisa cada uno.
    4. me huele fatal lo de familias religiosas extremistas que adoptan “negritos”. Son personas que adoptan para hacer obra de caridad o apostolado y para mí va en contra totalmente del principio básico de la adopción “encontrar unos padres/familia a un niño que lo necesita”
    5. a título personal estoy totalmente en contra del castigo físico a los niños; me parece un abuso por parte de un adulto, más fuerte y grande, contra alguien que no puede defenderse y es humillante para quien lo recibe aparte de doloroso. Además, le enseña que, pegar a quienes no hacen lo que tú quieres, es bueno.
    6. lo de las “adopciones a la carta” tiene su miga. Yo creía que en algunos países no se podían, pero hace poco leí en el foro de Kazajstán que una familia comentaba que su primera adopción fue a la carta: “niño menor de 2 años de rasgos europeos” y lo decían tan anchos. Como si se tratara de un plato de pasta “macarrones, con salsa de tomate y sin queso”. En estos casos yo denegaría la adopción.

    • Incluso sin llegar a estos extremos, a veces tengo la sensación de que algunas familias adoptan de una forma un tanto compulsiva. Cada niño tiene derecho (y necesita) tener tiempo suficiente para integrarse en la familia, ser recibido y querido por quien es, que se la quiera y acepte cómo es… A veces (y estos casos son un ejemplo extremo) hay familias que parecen enamorarse del proceso, de la idea, más que del niño concreto. Y claro, luego pasa lo que pasa…

      Yo he conocido algún caso que tiene similitudes, no en adopción, donde en España hay más controles (y aún así pasan cosas que no deberían pasar) sino en acogida internacional, que es la forma en la que algunas familias que no pueden o quieren adoptar hacen adopciones encubiertas… y también pasa lo que pasa.

      Yo también denegaría las adopciones cuando se hacen a la carta. Me parece lo más radicalmente contrario a tener un hijo.

  5. Hoy estoy algo radical, me temo. Ha sido el texto que me ha descolocado…. 😉

  6. El fanatismo en cualquier dirección siempre acaba mal, pero lo que hacen con estas criaturas…. me faltan palabras…
    Aún así hay muchas familias (sobre todo en USA) que llegan a la adopción por motivos religiosos y adoptan muchos niños y, sin embargo, son familias amorosas… este mes de Noviembre por ejemplo es el mes de la adopción es USA y la adopción se promociona en todas las parroquias de diferentes confesiones religiosas mediante el domingo del huérfano…
    No podemos olvidar que muchas de estas familias adoptan niños mayores o con serias discapacidades y les dan amor y un hogar. Así que en el caso de las “grandes familias” aun no tengo claro de como posicionarme…. ¿has leido este blog?

    http://theresnoplacelikehome-family.blogspot.com.es/

    Esta familia ha tenido que ¡mudarse! porque los vecinos les llamaban locos y no estaban de acuerdo con tener cerca tantos niños con VIH…
    http://theresnoplacelikehome-family.blogspot.com.es/2013/10/for-goodness-sake-their-children-part-1.html (este es el post)

    No encuentro el post concreto en el que una de las hijas de esta familia, adoptada ya mayor, de esta familia expone lo que fue su vida como huérfana y lo que es tene runa familia que te quiera y defiende que su familia no es ningún micro-orfanato (buceare para encontrarlo)

    o estos otros:
    http://wwwourchinagirl.blogspot.com.es/

    http://elliourgiftfromgod.blogspot.com.es/

    http://www.expectingsomethingsobigfromgod.blogspot.com.es/ (mamá monoparental)

    http://everythingbeautifulshay.blogspot.com.es/

    Todas son familias que han llegado a la adopción a través de la fe y que practican homeschooling, pero sus hijos parecen felices, atendidos en todas sus necesidades, y, lo más importante, amados por encima de todo como sus HIJOS/AS.

    • Gracias por todos los enlaces, me los leo en cuanto tenga un ratito.

      Yo creo que las motivaciones para adoptar, o para tener hijos, pueden ser muchas, y que ninguna de ellas te hace mejor o peor padre a posteriori. Uno puede llegar a la adopción a través de la fe, a través del altruismo, y ser un gran padre… y llegar a través de motivaciones consideradas “apropiadas” por los técnicos de las idoneidades y ser un desastre. Estoy firmemente convencida de ello, de que las motivaciones, las razones por las que llegamos a ser padres o madres, no determinan nuestras capacidades parentales.

      Sin embargo, no creo que el hecho de que adopten niños mayores o con dificultades sea argumento suficiente (hablo de casos como los de Hana Williams u otros descritos en el artículo original del blog, no a los que has aportado tú). Creo que los niños mayores y con dificultades tienen derecho a ir a una familia entregada al 100%, que no vale que sean “malas familias” si se quedan con los niños más “difíciles”… ni que haya que dejarles adoptar de forma compulsiva todos los niños que quieran porque se “quedan” con los que no quiere nadie…

      • Me he mirado algunos de los enlaces, tengo que decir que tanto agradecimiento a Dios y tanto mandato divino me echan un poco para atrás…

        En todo caso, está claro que la motivación religiosa puede dar buenos padres, pero como también puede darlos muy peligrosos, algo más de control no estaría de más, ¿no?

      • Yo soy católica practicante y una cosa es la Fe en Dios, intentar vivir de acuerdo a las enseñanzas de Jesucristo, intentar ser un buen cristiano y otra ser padre/madre. Cierto es que existen diferentes motivos para ser padres adoptantes/adoptivos, pero el ser creyente (da igual la religión) no garantiza ser un buen padre. No estoy de acuerdo en llegar a la adopción por “ser mejor cristiano”. Para mí es deformar y forzar el proceso. Nadie debería adoptar, y adoptar niños con NE, ni muchos niños por “ser mejor cristiano y así alcanzar la Gloria”. Es como si dijeran “Vale, si me sacrifico y cuanto más me sacrifique, más posibilidades tengo de entrar en el Reino de los Cielos” ESTO no es sano.

        Por supuesto se puede ser creyente, practicante, adoptar y ser unos padres fantásticos y ateo, agnóstico o apóstata y ser todavía mejores padres.

      • Sí, totalmente de acuerdo. Si lo haces por “complacer a Dios”, seguramente en algunos casos acabes poniendo Dios (o tu idea de tu futura gloria) por delante de las necesidades de los niños…

  7. Tengo tres hijos adoptados de Etiopia, a los primeros dos los adopte al mismo tiempo y tuve la prudencia de esperar 4 años para la tercera adopcion pero la verdad nadie me sugirio que lo hiciera, es solo sentido comun de mi parte.
    Podria llenar paginas de lo poco serias que son las agencias de adopcion en EEUU. No todas, es verdad, pero la mayoria.
    Si, adoptar en America ( y probablemente en todo el mundo occidental) es basicamente “consumir”, comprar un hijo como cualquier otra cosa en el mercado y la falta de resguardos pre y post adopcion es un caldo de cultivo para desastres. Por suerte dada la cantidad de adopciones, los casos desastrosos son pocos porque en general mayoria de los adoptantes son buena gente con o sin religion detras.
    Desde mi punto de vista, aqui las adopciones estan libradas al buen criterio de los adoptantes y probablemente tenga que ver con la cultura individualista e independiente de EEUU, con el DIY o “do it yourself” que se da en todas las areas de la vida.
    Los americanos son positivos, optimistas y trabajadores y creo que piensan que todo se puede, con solo trabajar todo se logra y encaran la adopcion con la misma idea con lo que se mueven en otros aspectos de la vida, es parte de la idiosincrasia de este pueblo.
    No me parece necesariamente que los “negritos” adoptados sean tratados peor que los hijos biologicos, de hecho la familia Williams tenia a sus propios hijos completamente sometidos, la diferencia es que los adroctinaron desde el nacimiento y a Hana y Emanual no, de ahi como todo termino en tragedia. Las familias religiosas tienen mucos hijos per se, no solo adoptados, y eso viene de la cultura de los primeros colonos puritanos que escaparon de Europa para buscar un lugar donde ser “libres”.
    Creo que el tema de estas familias religiosas, que educan a multitudes de hijos en sus hogares no se puede entender sin conocer un poco la historia del pueblo americano, de donde vienen, como son, y eso solo se logra viviendo aqui.
    Debo aclarar que no coincido con la ideologia de estas familias, no naci aqui, no soy religiosa, etc., pero trato de ver estas familias en el contexto cultural de este pais.
    Soluciones para evitar este desastre? Educacion intensiva preadopcion, seguimiento/visita anual post adopcion hasta la mayoria de edad, obligacion de concurrir al medico al menos una vez al año para cada niño adoptado/biologico, no permitir el “homeschooling” al menos en niños adoptados.
    Es possible?
    Lo dudo, principalmente por falta de recursos de parte del estado.
    Mientras tanto crear conciencia publica de lo que representa adoptar.

    • Yo por lo que leo de las adopciones en Estados Unidos y en España, creo que aquí hay más control, tanto pre como post-adoptivo (a veces muchas familias se quejan de que demasiado, podríamos discutir si es peor demasiado o demasiado poco). Pero esto no quita que en España se hagan también auténticas barbaridades, porque muchas veces los controles se pueden saltar o sirven para poco.

      Lo del homeschooling, la verdad es que me tiene muy dividida… hace tiempo que quiero escribir al respecto pero no encuentro el momento (tengo que sentarme y pensar)…

      Gracias una vez más por explicarnos el contexto, efectivamente, así se entienden cosas que desde mi mentalidad europea (de mi tiempo, mi lugar, y mi clase social), son difíciles de entender y de compartir.

  8. Tengo que agregar otro comentario porque me olvide de poner que a veces estos articulos como el que citas en el post tienen como objetivo el sensacionalismo. Las historias oscuras de familias adoptivas atraen mas que las buenas que son mayoria. Tambien este tipo de noticias son un poco injustas con las cientos o mas bien miles de familias americanas que adoptan niños con todo tipos de problemas, les dan un hogar, una familia, incluso ya de mayores. No todas las familias numerosas son malas, muchas veces es lo mejor que les puede pasar a estos niños que jamas han conocido el amor de una madre o un padre.
    Hay milies y miles de casos de adopcion internacional o nacional con resultados mas que positivos, pero claro se resalta lo opuesto por que es lo que vende.
    Les dejo un link de una nota que publico en su web Melissa Fay Green: http://melissafaygreene.com/pdf-love-medicine

    Otra cosa que por ahi fuera de EEUU no se sabe, es que mucha gente ha adoptado “adultos” y les ha dado el sentido de pertenencia que nunca tuvieron en sus vidas: http://www.today.com/id/43085435/#.UoqYB0nTloI

  9. Totalmente de acuerdo Alicia!! Yo he vivido en EEUU y realmente me parece injusto juzgar por un caso a un colectivo, familias numerosas religiosas. Y que conste que ni soy religiosa ni tengo 10 hijos…. Aquí están juzgando a un padre por decapitar a su hija bio, creyendose poseido por Satán. Locos y fanaticos vienen en todos los formatos… En Inglaterra hace poco unos padres mataron de hambre a su hijo bio que además estaba escolarizado!! De todas maneras creo que se necesita un mejor control psicoemocional y de salud de todos los niños…no puedo entender como los profesores no se dieron cuenta… Los pediatras….

    • Bueno, el juicio (en el artículo) se hace a partir de varios casos, del que Hana Williams es el peor, pero lo que me ha parecido curioso (y agradezco a los que conocéis mejor a la sociedad americana que aclaréis los puntos que no quedan claros) es que parece que el modelo de familia no es singular sino que se enmarca en una tendencia… Lógicamente, no todas las familias que se parecen, por ideología y formato a la de Hana Williams, actúan como ellos… ¡afortunadamente!, pero sí creo que este caso tan terrible puede servir para al menos intentar tener un cierto control frente a conductas de riesgo, como igual debe suceder en otros casos de maltrato, sean en Estados Unidos o en España, en padres adoptivos o biológicos, en familias numerosas o en familias con pocos hijos…

  10. Quisera añadir que es evidente que no se puede juzgar a todas las familias de características similares a las del artículo por este caso en concreto. Seguro que existen familias numerosas, muy religiosas que son unos padres estupendos y tienen hijos muy felices. Me gustan las familias numerosas. Ojalá yo hubiese podido formar una. Pero siempre y cuando se respeten los tiempos de adaptación y vinculación de cada niño. No me vale el vamos a sacar a los niños de los orfanatos cómo sea y después ya veremos.

    • Sí, está es la sensación que tengo yo. Creo que el límite de niños que puede haber en cada familia, depende de cada familia, lo que a unos les parece mucho puede ser sólo empezar para otros… pero también creo que el límite lo marca, o lo debería marcar, lo que podemos asumir, tanto a nivel económico, como logístico, como, sobretodo, emocional. Creo que cada hijo que llega a nuestra vida (tengamos muchos o pocos, biológicos o adoptados), tiene derecho a que se respeten sus tiempos, a tener su espacio emocional en la vida de la familia, a hacerse un lugar antes de empezar a pensar (o al menos a dar el paso de traerlo) al siguiente. Y creo que esto implica, a veces, cambiar nuestra idea de familia, porque igual creíamos que podríamos con x niños, pero las necesidades de los que ya tenemos, nuestras propias posibilidades / carencias, la situación económica… puede hacer que no sea razonable seguir con nuestro plan tal y como estaba trazado de antemano…

  11. Yo creo que el problema está sobre todo en que las administraciones dan los niños mayores o de difícil adoptabilidad o acogimiento a cualquiera sin mirar mucho, ya que son niños con pocas oportunidades. Hoy mismo sale otro caso en EEUU en la Vanguardia, donde uno de los padres maltratadores era asistente social, el caso de Vic… Pero yo como madre adoptiva de dos adolescentes de riesgo tampoco me parecería bien un mayor control solo a las familias que puedan adoptar niños de riesgo… Al final cualquier niño puede ser de riesgo aunque venga con 2 días de vida y no se puede discriminar a las familias. La niña de Santiago era una adopción de muy bajo riesgo y ya veis….

    • Sí, creo que es un problema cuando “colocar” a niños “difíciles de colocar” se convierte en una prioridad que hace que no mires con lupa a quien se los das (igual que haces, se supone, con los niños que tienen más “postores”…) Y creo que esto sucede más veces de las que pensamos (y que, afortunadamente, la mayoría de veces se resuelve bien).

  12. Si, desde luego segun lo que te encuentres tienes la obligación moral de dejar de tener hijos bios o adoptados si no puedes cubrir sus necesidades… Pero muchas veces las necesidades surgen cuando ya hay un segundo, tercero…

    • Claro, por supuesto, muchas veces llegan después… y otras no somos capaces de medir nuestras fuerzas hasta después. Pero creo que adoptar (no sé si es el caso de estas familias) a distintos niños, con historias y edades distintas, con muy poco tiempo de diferencia, tampoco ayuda a dar el espacio para que las distintas necesidades salgan…

  13. Cuando fuimos a buscar a nuestra peque coincidimos en el hotel con muchas familias americanas, todas, igual que nosotros, adoptando por NE. Nos llamó mucho la atención una “familia”. La “madre” era una señora americana que ya no cumplía los 54, pero además, con vitalidad cero. Lenta, callada, apática. A mí (soy médico, así que no es algo gratuito lo que digo)incluso me dio la sensación de que se medicaba. Junto con ella viajaba un matrimonio de origen chino con dos niñas (no sé si bios o no, una de ellas operada de labio) que se entendían entre sí en inglés. La “madre” había adoptado en un mismo viaje a dos niñas, una yo la conocía de vista de New Day, una nena con hidrocefalia. la otra una sirena con artrogriposis en una mano. Quienes se ocupaban de las niñas, darles el desayuno, llevarlas a la piscina, bañarse con ellas, jugar,secarlas, hablarles, vestirlas etc.. era el matrimonio chino mientras la “madre” se sentaba en un banco a mirar sin decir ni pío. Vamos, que ni sonreía. Sólo una vez la vi reaccionar quitándole el plato de comida a la nena de New Day y dejándola sin desayunar. A la peque le caían unos lagrimones como garbanzos y prometo que ni había gritado, ni se había bajado de la silla, ni había hecho absolutamente nada. Lo sé pq estaba justo junto a mí. ¿esa es la clase de vida que le esperaba a las niñas? Una anciana? Para qué la adopción? Por caridad? Por sacar a las niñas de un orfanato? Para que heredaran de la “vieja”?
    Todavía espero estar equivocada, que la anciana sólo estuviera en shock y a la vuelta se convirtiera en una madre cariñosa, atenta y cercana.

    • No parece un buen comienzo, aunque los comienzos a veces son muy duros. Esperemos que esta madre consiguiera ponerse las pilas y estar a la altura de las necesidades de sus hijas…

  14. Ay, lo de “anciana” duele un poco (tengo 51). La edad de los padres es relativa, es verdad que yo no tengo la energia de los 20 o los 30 pero creo que a esas edades no hubiera podido afrontar 3 adopciones como ahora, donde tengo otra perspectiva distinta del mundo y me tomo todo con mucha mas calma. Tengo mas empatia, entendimiento, conocimiento y experiencia que ayuda muchisimo.
    Lo que queria comentar es que en general las familias americanas tienden a ser numerosas, de nuevo un tema cultural, y la gente comienza a tener hijos de muy joven, 18, 19, 20 y muchos de los que tienen hijos biologicos llegan a la adopcion mas tarde, los 30 para arriba como una segunda maternidad/paternidad. Creo que en Europa la familias tienen a ser mas chicas y la maternidad llega mas tarde.
    La maternidad joven tiene su contra, los padres son muy inmaduros y a veces las parejas no estan bien establecidas y cuando llegan los hijos terminan disolviendose.

    • Alicia, discúlpame. Cuando decía “anciana” no era por el tema de la edad. De hecho mi marido tenía 52 cuando nació nuestra peque. Me refería a su vitalidad, o más bien a la ausencia de ella. Esta señora seguro que ya era anciana a los 25, la estuve viendo a diario una semana en el comedor, la piscina etc… y parecía una maceta. Por eso decía que creía que estaba medicada. (entre médicos diríamos que se había pasado con el litio) Comparto el hecho de que a los 40 uno es más sabio, está generalmente en paz consigo mismo y eso compensa la falta de energía, pero eso se transmite. Mi marido con 54 estaba con nuestras dos hijas de 2 y 5 en la piscina jugando como un niño. Mi anciana parecía que no tenía fuerza ni para respirar, así que mucho menos para cuidar/criar a dos niñas de 4 y 5 años con NE.

    • Yo creo que la edad es relativa hasta cierto punto; es verdad que ser padres jóvenes o serlo mayores tiene en ambos casos inconvenientes y ventajas, pero también es cierto que hay límites, tanto por abajo como por arriba, difíciles de asumir (para mí, más allá de los 51).

      No sé si en toda Europa se mantiene el patrón de España, aquí ahora mismo la media de edad en la que las mujeres tienen el primer hijo son los 31 años (lo cual quiere decir, lógicamente, que algunas los tienen antes y otras más tarde) y muchas familias tienen un solo hijo, o a lo sumo, dos.

  15. Marta, no me ofende para nada, era mas bien una broma…
    Muy conforme estoy con mi edad, a pesar que me gustaria tener un poco mas de energia de la que tengo. Igual no te creas que me falta! El año pasado me fui a festejar mis 50 a Etiopia recorriendo las montañas del norte a pie y te digo que con la altitud es un esfuerzo de aquellos y vi a gente de 30 y menos rendirse y volver a la ciudad mientras yo me hice toda la caminata planeada. Y no tengo nada de deportista, al contrario, estoy un poco pasada un de peso, pero lo equilibro con las ganas!
    Asi que madura (no vieja) y orgullosa de ello!

  16. Un par de ejemplos donde se ve claramente que los padres matan a sus hijos adoptados o biológicos, escolarizados o no…
    http://www.bbc.co.uk/news/uk-england-leeds-24145299
    http://www.nspcc.org.uk/Inform/research/statistics/child_homicide_statistics_wda48747.html
    Y esta el caso de Mallorca, el de Asunta, el del chiquito ingles que pesaba lo mismo que un bebe y tenía el cuerpo lleno de quemaduras y fue torturado hasta la muerte sin que los profesores notaran nada… No creo que el homeschooling sea el problema creo que todos los niños deberían pasar revisiones pediatricas obligatorias, una especie de seguimientos

    • Sí, efectivamente, matar a los hijos (o maltratarlos, o negligirlos, o poner distancia emocional y dejar que se críen con chachas o con abuelas: hay muchas maneras de no querer a tus hijos que no terminan en muerte pero que son igualmente dramáticas) no es potestad de ningún “tipo” de padres, ni adoptivos ni biológicos, ni monoparentales ni biparentales, ni jóvenes, ni mayores, ni ricos ni pobres… como el abuso sexual, es algo que se puede dar en cualquier familia,…

      Tampoco creo que el homeschooling sea en si un factor de riesgo (de hecho, las familias que conozco que lo practican, los blogs que he leído al respecto, me hacen pensar que son personas muy conscientes, muy entregadas, muy amorosas), pero sí creo que añade un factor de riesgo: aunque es cierto que a veces desde las escuelas no se descubre el maltrato, muchas otras veces sí, igual que en las visitas pediátricas, en las visitas a casa de amigos,… en cualquier interacción social. Cualquier cosas que propicie el aislamiento (y el homeschooling mal entendido puede hacerlo), añade un factor de riesgo en familias que maltratan a sus hijos.

      Como creo que puede añadir un factor de riesgo la monoparentalidad (a no ser que hablemos de una pareja de sociópatas, es más fácil que siendo dos, uno pueda paliar el maltrato del otro) e incluso el tener hijos únicos… cualquier cosa, insisto, que propicie el aislamiento.

      • De acuerdo en que cualquier aspecto que fomente el aislamiento social es un factor de riesgo añadido, pero en los casos de malos tratos/abusos sexuales muchas veces el otro progenitor es consentidor (lo sabe y se hace el loco o no lo quiere saber, o no quiere creer al menor pq no le interesa). En algunos casos el abuso sexual por parte de varones a las niñas de la familia es algo habitual en ciertas zonas rurales y conocido por las mujeres de la misma, que ni siquiera lo viven como un trauma. Es brutal pero está “normalizado”.
        No todos los casos salen en prensa. De hecho lo que sale es la punta del iceberg y los psiquiatras, jueces, trabajadores sociales o forenses son los que más al tanto están

      • Sí, esto es cierto. Y muchas veces, desde el colegio, el entorno cercano… no se percibe, se mira hacia otro lado, o directamente no se cree al niño y se le acusa de mentir y de inventar (me parece algo gravísimo). Pero estarás de acuerdo conmigo a que a más aislamiento, más riesgo, ¿no?, aunque sea un porcentaje pequeño el que se detecte, siempre será más si hay gente alrededor que pueda hacerlo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: