familia monoparental y adopción

Retirada

168 Film

Este vídeo de 12 minutos explica mejor la adopción que muchos libros, charlas, cursillos para el CI…

Removed

Es la historia de muchos de nuestros hijos. Este pasado del que no consiguen desprenderse, que les sigue como una sombra, que estalla en cualquier momento. Estas reacciones imprevisibles y descontroladas, que no responden a nada que esté sucediendo en este momento sino a algo que sucedió, tiempo atrás, y que sigue sucediendo en sus cerebros. Algo que nosotros no sabemos y ellos no recuerdan. Esta capacidad para tensar las relaciones hasta el límite, para validar lo que les ha enseñado la vida: que no merecen ser queridos.

Y la incondicionalidad, como única respuesta posible.

Anuncios

Comentarios en: "Retirada" (39)

  1. Desgarrador, pero da que pensar que si no hubieran separado a los hermanos, todo hubiera sido diferente…, y como me ha recordado en algunas cosas a mi hijo……

  2. Totalmente de acuerdo con que explica mucho mejor lo que es la adopcion que muchos libros, charlas…., que verdes estamos cuando llegan nuestros hijos, y luego la realidad es tan diferente, en muchos casos, y tienes que recomponer todo lo “aprendido” y sin ayuda. Se me ocurre que todas esas madres que acogen a esta niña, si hubieran contado con mas ayuda habrian sabido encarar mejor todo,

    • Desde luego. Contado desde el punto de vista de la niña, ves que la empatía hacia ella es cero… y tengo la sensación de que en mayor o menor grado, todos caemos con nuestros hijos…

  3. si todos caemos…., en un momento del video la niña rompe un tocadiscos, mi hijo ha tenido algun momento de romper alguna cosa, (afortunadamente nada importante), y cuando le preguntas porque lo ha hecho se queda callado y no lo sabe, y claro recibe el castigo que corresponda, aqui es donde veo yo el meollo de la cuestion, porque aunque pueda intuir porque, no deja de haber hecho algo que no debia….., este es un ejemplo veo algunas similitudes mas, como mucha madurez para algunas cosas y luego es tan niño!

    • Yo creo que corregir sus comportamientos no está reñido con entenderlos, y sobretodo, con seguir siendo su madre… a mí lo que me parte el corazón es cada vez que es retirada de una familia, pienso, ¿cómo va a confiar en la perdurabilidad de los afectos alguien que vive esto una y otra vez?

  4. eso he pensado siempre, pero al ver el video he dudado en la forma, he pensado si me estaba equivocando,
    Desde luego a mayor veces de retirada mayor desconfianza, pero vuelvo al punto de partida, seguramente el comportamiento de esta niña, si hubiera tenido a su hermano al lado hubiera sido de otra forma, le arrancaron todo! probablemente no se hubiera sentido ni tan sola, ni tan angustiada, ni tan enfadada, desde luego que le hubiera marcado por todo lo que paso, pero pienso que menos.

  5. La separación del hermano parece crucial en este corto, y seguramente lo es cuando hay hermanos (con todo, hay casos de niño/as sin hermanos que sufren el mismo calvario). Es realmente desgarrador. Le fallan todos: la familia biológica, los servicios sociales, las familias de acogida. ¿Cómo puede una niña sobreponerse a tantos despropósitos?

    • Yo creo que la separación de un hermano (que además era lo único que te conectaba con el mundo, el afecto, el cuidado)… añade calvario al calvario. QUe puede ser un factor de resiliencia (que los niños sin hermanos no tienen) y que quitárselo no tiene nombre…

  6. Completamente de acuerdo en que es cruel separar a los hermanos, sobre todo cuando es lo único qué tienen. En el caso de mis hijas, han sido adoptadas muy pequeñas (10 y 19 meses) y ambas vivían en orfanatos prácticamente desde que nacieron. Por tanto no vivieron sitiaciones de este tipo, pero estoy absolutamente convencida de que sólo el hecho de saber que fueron abadonadas las ha marcado para siempre. No sé (y probablemente nunca lo sabremos) cuánto de sus caracteres se debe a este hecho, o a no haber conocido el amor, cariño de unos padres desde su nacimiento. La adopción de mi hija pequeña fue traumática. No por ser un bebé fue más fácil. Enfadada con el mundo, ignorándonos por completo, pesadillas todas las noches, asustada de lo que estaba pasando a su alrededor. La he visto y la veo sufrir todavía hoy (10 meses después) ¿por qué si no ese comportamiento retador?, ese pegar a su hermana, a mí una y otra vez sin motivo. Esa forma de tirarse del pelo con las dos manos, a puñados. Y hemos progresado. Ya dormimos la noche completa. Ya llora cuando se hace cae. Ya nos busca por la casa para no estar “sola”. Ya busca consuelo en nuestros brazos si se pilla los dedos con el cajón que sabe que no tiene que tocar. Pero como decimos por aquí “no nos queda nada”…

    • Mucha gente piensa que cuando adoptas un bebe es mas facil, te dicen eso de: es casi como si la hubieras parido! apuesto a que lo has escuchado mas de una vez, (vaya frasecita, por otra parte), no recuerdo la autora, pero habia un libro que hablaba de esto, la herida primaria. Lo que esta claro es que el amor esta dando sus frutos, me alegro!

      • Lo contaba muy bien Emma en esta entrada que escribió para el blog: https://madredemarte.wordpress.com/2012/11/07/los-bebes-adoptados-no-tienen-pasado/

        Nancy Verrier, que basaba todo su libro en niños adoptados de bebés, de recién nacidos, decía que la herida primaria era peor en los niños que habían sido separados directamente de su madre biológica que en los que habían podido pasar al menos algunas horas con ella… Hoy hay una interesantísima contra en la Vanguardia, con el experto en neurociencia perinatal, que sostiene lo mismo: que los primeros 1.000 minutos son cruciales. Dice: “En la incubadora al feto le cambia el metabolismo. Que madre e hijo permanezcan piel con piel durante estos mil primeros minutos hace que los circuitos neuronales de la inteligencia emocional se conecten”. A ver si lo meto en una entrada suya, que creo que la merece…

      • En el caso de mis hijos, uno abandonado al nacer y otro que vivió con su madre biológica hasta los 7 meses, intuyo mucho más dolor, herida, trauma en el primero que en el segundo. El primero no habla de nada relacionado con su abandono, adopción, madre biológica…nada y el segundo habla de ello con mucha naturalidad. En casa no son temas tabú, abordamos el hecho de la adopción, el abandono el racismo con naturalidad. No sé si es debido a sus formas de ser o a que el primero es incapaz de referirse a ello por esa herida que le causó. Mucho trabajo por delante. Estoy convencida, porque lo viví en primera persona, que el dolor hay que exteriorizarlo, oirnos a nosotros mismos hablar de él con otras personas, hacerle frente para que no nos siga haciendo daño.

      • En el caso de mis hijos, en cambio, es al revés: el que está más dañado, más dolorido, es el que sí vivió con su madre biológica, en contra de lo que dicen los estereotipos… Ambos hablan con naturalidad del tema, y creo que la historia del hermano les ayuda a gestionar la suya propia…

      • Yo también creo que la historia del hermano le ayuda a gestionar la suya.

    • El periodo de adaptación es durísimo. Mi hija era más mayor que las tuyas cuando llegó, y le ayudó mucho que la preparasen un poco en el orfanato. Tres años después hay momentos que parece que haya borrado lo anterior a la adopción e incluso su primer año aquí. Pero la conforta muchísimo que yo reconozca, no sólo lo mucho que se esforzó para aprender todo, sinó saber que yo soy consciente de que si no se portaba como se espera de una niña de su edad era por a, b o c. En los momentos que comenta algo siempre aprovecho para decirle un motivo que yo creo que pudo influir; siempre pone cara de “se enteró, menos mal” + cara de satisfacción un poqutín más tarde.

      • Yo siempre digo que para mis hijos, creo que mandó un mundo de diferencia la forma en la que nos “acoplamos”: para el mayor creo que fue traumático marcharse conmigo a la hora de conocernos, sin más transición (a pesar de que no estaba nada bien en la casa cuna); el pequeño fue conciéndome (y yo a él) en su entorno, con sus cuidadoras, sus rutinas… cuando nos fuimos, yo no era una extraña que le arrancaba de todo lo que conocía…

      • Sí, está claro que el proceso de acoplamiento es muy importante y ese era uno de mis mensajes. Otro que no dejé nada claro es que para un bebé ese acoplamiento puede ser súper traumático porqué, a diferencia de lo que sucede con un niño un poco mayor, si el bebé no se encuentra bien (por decirlo de alguna manera), no hay manera de darle a entender qué está sucediendo (o qué le sucedía, cuando se habla del tema dos años después). Esos momentos de comprensión creo que le hacen mucho bien a un/a niño/a en proceso de adaptación.

      • Sí, estoy de acuerdo. Creo que el lenguaje (tanto para expresar como para comprender) es una de las grandes ventajas que tienen los niños que son adoptados de mayores.

    • 10 meses no son nada… pueden hacerse muy largos, pero no son nada. Leí en algún sitio que los niños necesitan, al menos el doble de tiempo que estuvieron institucionalizados en “normalizar” su vida (signifique esto lo que signifique), en empezar a sentirse seguros… Yo creo que en algunos casos es muchísimo más.

      Mi hijo mayor lleva 7,5 años en casa y hay cosas que siento que están empezando a encajar ahora. ¡Empezando!

  7. Mi hijo tenia 3 años y medio cuando lo fuimos a buscar, y le habian explicado y el sabia donde iba, y eso jugo un poco a nuestro favor, (sobretodo para el) y estoy de acuerdo en que si verbalizan, si pueden expresar ya es mucho, un bebe no puede, ni siquiera puede retirarse a otra parte, aunque mi hijo estuviera casi 4 dias sin abrir apenas la boca, asustado como el solo, y si decia algo eran monosilabos casi susurrados, solo interactuaba con otros niños. Cada adaptacion es un mundo, depende del niño y de su caracter supongo y como dice Marte con el tiempo ves como empiezan a encajar las cosas, aun asi, siempre he pensado que ese momento de conocernos de irnos acoplando todos unos a otros, fue magico, incluso las partes mas dificiles de la adaptacion, a veces hasta lo echo de menos.

    • A mí solo me gustaría volver a esa etapa para hacer mejor todo lo que siento que hice mal, que es mucho… para aplicar todo lo que he aprendido después.

    • Para mí fue, y 3 años después todavía es, la magia de ir conociendo y descubriendo a una personita con todo su potencial. Y me gustaría que para ella fuese el mismo proceso para consigo misma. Está claro que ella también me ha tenido que conocer a mí y a su nuevo entorno, y que yo también me he redescubierto en algunas facetas (no todas positivas, por cierto). Pero lo que quiero por encima de todo es que se vaya conociendo y se quiera (y que sepa que puede contar conmigo, por supuesto).

  8. “La incondicionalidad como única respuesta posibe” ésta es la clave. Recomiendo, aunque supongo ya conoceréis muchos y muchas de los que por aquí os dejáis caer, “Indómito y entrañable”, un libro en esa linea de la incondicionalidad.
    El vídeo de vista obligada para muchos futuros adoptantes y como no para los que ya lo somos, creo que nos ayuda a ponernos en el lado de nuestros hijos y entender algunas de sus conductas. Y cuando no existen esas conductas ¿es posible que en realidad estén sufriendo en silencio? ¿que no confíen? ¿que no nos ponen a prueba por si acaso?

    • Sí, efectivamente, es un libro “imprescindible para la supervivencia”, que decían los de Cahiers du cinéma… Yo creo que fue precisamente a su autor a quien se lo oí decir por primera vez, o fue la primera vez que me llegó. Creo que no hay ninguna otra cosa que tenga igual de clara en adopción.

      Yo creo que sí, que es posible que sufran en silencio, que no se atrevan a portarse mal para que no les reabandonemos… pero también es posible que sean más resilientes y les haya sido más fácil vincularse… ¿no?

      • No los sé, ojalá

      • Yo con mi hijo pequeño, veo que tiene algunos comportamientos derivados de sus vivencias institucionales (poca tolerancia a la frustración, rabietas explosivas, etc), pero en cambio, a diferencia de mi hijo mayor, no detecto por ningún lado miedo al abandono…

      • Yo no detecto en ninguno de mis hijos miedo al abandono, ni nunca he tenido esa sensación de que puedan vivir ese miedo. Me preocupa sobretodo ese no verbalizar el abandono y la adopción de mi hijo el mayor pero si creo que tienen total seguridad y confianza en que yo soy su madre para siempre y no volverán a ser abandonados. Lo que me sorprende es como muchos expertos o adoptados adultos hablan de que ese miedo convive con ellos mucho tiempo o para siempre, es lo que me hace preguntarme si a mis hijos les pasará y yo no soy consciente de ello, preguntas y más preguntas…

      • Pues… no lo sé… Yo estaría atenta, pero tampoco creo que sea cuestión de poner la tirita antes del corte, no?

      • si

  9. En otros foros en los que me muevo, algunas madres decían, horroroso, pero afortunadamente no son los casos mas habituales en adopción. Y yo discrepo, se puede extrapolar a cualquiera de nuestros hijos si tiene familia biológica, lo separan por causas X, después pasa por una casa de acogida donde puede que se encariñe con algún cuidador y después pasa a la familia adoptiva, si es pequeño seguro que no entiende que está pasando y seguro que lo vive como abandonos. En nacional, ante una retirada de patria de potestad, pasan a una familia acogedora, donde se pasan a veces hasta dos años y después pasan a la familia adoptiva, a nivel legal es claro, pero a nivel emocional yo creo que el niño vuelve a sufrir otra perdida y dependiendo de la edad entenderá lo que es una familia acogedora o no, lo verá como otro abandono antes de llegar a la definitiva. Nunca lo había visto así hasta ver este corto. Que jodida es la vida, espero que al menos piensen como la niña que mañana va a salir el sol

    • Yo también creo que es extrapolable a la historia de nuestros hijos, aunque no hayan tenido la mala suerte de pasar por tantas casas distintas, aunque no les hayan expulsado de ellas por su comportamiento (aunque quién sabe si igualmente sienten que es así…)

    • Yo también creo que es extrapolable a la historia de nuestros hijos, quienes lo sentiran y lo demostraran con similares o distintos grados de intensidad, pero las pérdidas ahí están.

  10. Mi hija mayor pasó en el plazo de sólo 6 meses de vivir en casa con su familia bio (padre, madre y hermano) a estar en España.. todo esto con 6 años!
    Y lo que más le dolía era su hermanito… tuvimos una adaptación durísima (sus papeles decían que era “huérfana”) y solo empezó a mejorar la cosa cuando encontramos a su familia biológica y empezamos a mantener el contacto con ellos, y, sobre todo, cuando le prometí que ayudaríamos a su hermanito a tener una vida mejor (si sus padres aceptaban).
    La INCONDICIONALIDAD por encima de todo, el darle la posibilidad de seguir queriendo a sus padres como algo natural, saber que el corazón es muy grande y “se puede querer a mucha gente”, hablar mucho sobre ello, responder a todas sus preguntas sin tiritas… eso es lo que nos funcionó a nosotras como familia.
    Ahora con casi 11 años no quiere volver a su país de origen y me ha verbalizado en varias ocasiones que no quiere verlos porque “no les ha perdonado todavía” y todavía pregunta porqué su hermano no vive con nosotras.
    Ella ha tenido acceso a toda su historia vital desde el principio, nunca le he ocultado nada de lo que me han ido diciendo sus padres biológicos, es una niña muy madura y siempre dice que entiende los motivos de su abandono pero que no los puede perdonar. Espero que sea capaz de hacerlo con la edad y volver y poder cerrar esa herida

    • ¡Que historia más dura!, pero seguro que sabrá cómo ir gestionándola, tiene todas las herramientas para hacerlo… y quizás algún día, de alguna manera, conseguirá ponerse en la piel de sus padres.

  11. Ostras! que duro!, y por otra parte que bien que exprese lo que siente.

  12. Acabo de ver el vídeo, es sobrecogedor. Pero qué final! Qué suerte encontrar a una persona que supo entender lo que necesitaba!!
    ¿Habéis leído “El lenguaje de las flores” (de Vanessa Diffenbaugh)?. Este vídeo me lo ha recordado. El libro va un poco más allá. Refleja como influye en la vida adulta de la protagonista experiencias similares a las vividas por la niña del vídeo.
    Yo también tengo una niña adoptada en nacional y también pienso como alguna comentabais, que la separación de su familia de acogida fue para ella como un segundo abandono, un segundo rechazo. Es difícil evitar que vayan acumulando heridas. Y sobre todo es difícil conseguir que se crean que realmente esta familia es ya la definitiva y que no van a tenerse que separar nunca más de nosotros. Pero ése es nuestro reto cada día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: