familia monoparental y adopción

Hace 5 años

Debí levantarme en la cama de mi apartamento de Marruecos, junto a A., pensando en B., que se había marchado unos días atrás con el abuelo, con esa sensación desasosegante de que, si no estaba en mi entorno visual, no podía estar bien.

Debimos desayunar, te y gallegas, A. su inevitable bibe tibio, que agarraba con ambas manos con fuerza al grito de “¡Ten, ten, ten!”.

Es posible que pasáramos por la inmobiliaria del apartamento para saludar a S. y H. Quizás H. decidió poner un ratito el cartel de “he salido” para irnos a tomar un te en la terraza del centro comercial del centro. Bebimos mientras charlábamos y mirábamos el mar.

Quizás puse alguna lavadora, quizás me acerqué al supermercado. No sé si bajamos a la playa o dimos un paseo por las calles de la ciudad.

Miraríamos cuentos y yo debí observar a A. jugando en el suelo al único juego que dominaba en ese momento, y que consistía en llenar un barreño de objetos, arrastrarlo por el salón, vaciarlo, volver a empezar.

No sé si fue este el día que fuimos a la crèche a buscar una foto de A. de bebé que me habían prometido. Al volver, se me rompió el carrito donde A. se había quedado dormido (decidí ahorrarle la angustia de volver a su anterior hogar, sin poder explicarle que no se iba a quedar en él), y tuve que cargarle en brazos. ¡Cómo pesaba!

Debimos comer en casa, y sin duda, hicimos la siesta.

Seguramente volví a pasar por la inmobiliaria a la hora del cierre y dimos una vuelta con H. y con S., tal vez comimos m’simen, nos tomamos un te e hicimos alguna compra. Quizás fue este día el que conseguí la tetera en la que cada mañana me hago té a la menta.

Lo que sí es seguro es que pasé el día pendiente del móvil, a ver si llegaba el último documento que faltaba, el visado para el pasaporte de A., que se retrasó porque la persona que los gestionaba en la embajada estaba de vacaciones.

Esperando un SMS con la palabra “Fax”.

Que llegaría dos días más tarde.

Quizás me llamó mi padre por la noche, quizás hablé con B. Quizás me sentí angustiada por la distancia, por la necesidad de abrazarle.

No guardo muchos recuerdos concretos de ese día, uno de los últimos que pasé en el pueblo de A. antes de regresar a casa, convertidos en una familia de tres.

A 900 kilómetros de allí, la familia de N. también se convertía en una familia de tres. Mientras yo esperaba el visado de A., nacía el pequeño P.

Hace 5 años.

Que extraña es la vida, ¿verdad?

Anuncios

Comentarios en: "Hace 5 años" (14)

  1. Es verdad que la vida es extraña….El año que mi pareja decidió dejar de navegar, yo decidí volver a vivir a la ciudad donde nací… y esas decisiones aparentemente inconexas nos permitieron conocernos, y nos llevaron a nuestra hija… esto se lo cuento muchas veces a ella porque le encanta … y ella me dice ya sabes mami “el hilo rojo”. No se tus hijos pero la mía necesita entender el por qué nosotros y no otros padres, dónde se inició el camino hacia ella.. y si la vida es así de extraña.

    • Sí, los míos también preguntan… yo no creo en destinos ni hilos rojos, creo más bien en circunstancias y casualidades… y sé que mis hijos habrían podido ser otros, aunque ahora yo no sea capaz siquiera de imaginármelo (pero me sucedería igual si fueran otros).

  2. es inquietante la vida, a veces maravillosa… qué lindo lo que escribes

    • A nosotras nos hizo mucha gracia la coincidencia…

      • El dia k nació mi hija yo estaba en LONDRES comprando un perro de peluche para regalar a un niño. Al final me quede el perro pork me encanto. Ni siquiera sabía k iba a tener hijos, entonces pensaba k no. Ahora es el preferido de mi hija. Además le gusta mucho pensar k el día k nació yo le estaba comprando un juguete.

  3. Bonitos recuerdos. Yo también creo en las casualidades y en que todo podría haber sido diferente. Es más diría que creo en la existencia de mundos paralelos donde ahora mismo estoy viviendo otras vidas…..

  4. Casualidades hay muchas y son eso casualidades, pero algunas son tan casuales que establecen auténticos paralelismos entre familias, personas…

    Muchas felicidades P.! Y mucha felicidad para toda la familia!

  5. Qué extraña… y qué bonita!!! Felicidades a todos

  6. Todo pasa por algo….Felicidades!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: