familia monoparental y adopción

Muchas madres adoptivas pensamos a menudo en las madres biológicas de nuestros hijos. Tanto si tenemos la suerte de tener información sobre ellas como, sobretodo, si no la tenemos. ¿Cómo serán? ¿Pensarán en sus hijos? ¿Se arrepentirán de su decisión?

Hasta que A., un adoptado adulto que me suele hacer replantear muchas cosas, no me hizo reflexionar al respecto, no había pensado en que las madres biológicas también deben pensar en nosotras, sus homólogas, que dice S. Sí en sus hijos, por supuesto, en nuestros hijos, los que compartimos, pero también en nosotras.

¿Qué piensan las madres biológicas de las madres adoptivas cuando piensan en nosotras? ¿Cómo nos imaginan? ¿Como un dechado de virtudes, mujeres generosas por criar a los hijos de otras, o como monstruos que les robaron el derecho a ver crecer a sus hijos? ¿Tienen una idea estereotipada, como muchos padres adoptivos lo tenemos de las madres biológicas? ¿Creen que somos madres tan legítimas como las que han parido a sus hijos?

¿Cómo se sentirían las madres biológicas que quizás renunciaron a sus hijos porque les pareció estigmatizante que se criaran como hijos de madre soltera, si supieran que sus hijos crecen en hogares monoparentales, con una madre sola o un padre solo? ¿O que los cría una pareja gay? ¿Se sentirían mal si le dijeran que sus hijos han ido a parar a una familia que no es creyente, en el caso de que ellas lo sean? ¿Que no están bautizados ni harán la comunión? ¿Les gustaría saber que les dan una educación, unos valores… muy distintos a los que ellas les habrían dado?

¿Qué les parece que crezcan en otro país? ¿Que hayan olvidado su lengua, que coman alimentos de sabores distintos? ¿Que se críen en una casa donde nadie más tiene su color de piel?

¿Les gustaría conocernos? ¿Vernos por un agujerito? ¿Qué nos dirían? ¿Qué nos preguntarían? ¿Qué nos reprocharían?

(La foto representa el encuentro en Georgia entre una madre adoptiva y una madre biológica narrado en este blog).

Anuncios

Comentarios en: "¿Piensan las madres biológicas en las madres adoptivas?" (84)

  1. Yo si que he pensado en la madre bio de mi hijo, no en como me puede ver a mi, sino en si se habra arrepentido, si llorara por el hijo que perdio…, en como se siente. Reconozco que a este punto llegue cuando ya tuvimos a nuestro hijo en casa, en que lo queremos tanto que solo el hecho de pensar que lo puedes perder te duele en el alma y en que circunstancias poderosas la/los llevaron a abandonar a su pequeño, suponiendo todo esto que lo quisiera, que pensamos que si que fue asi. Tambien nuestro hijo nos hace pensar a veces en ello, dice que no le guarda rencor, que esta triste, y que le gustaria preguntarle cosas y que espera que este bien. Hasta un dia me llego a decir, sabes que me gustaria mama? que fuerais amigas, creo que seriais buenas amigas…, me parecio muy relevante este comentario.

    • Sí, yo en ellas también, muchas veces… pero no me había planteado qué podían pensar ellas de nosotras…

      Y sí, es un comentario relevante. Precioso. Y que indica lo tranquilo que se siente, lo seguro que se siente y la aceptación que le transmitís…

  2. No se, igual tampoco nos juzgan, lo mismo que nosotras a ellas, igual no les importa la religion ni todo eso, igual solo esperan que sus hijos esten bien, que sean queridos y cuidados y que tengan oportunidad de estudiar por ejemplo..,

    • Supongo que sí, que en muchos casos será así… y en otros no… igual que pasa con los padres adoptivos respecto a los biológicos…

      Recuerdo lo que contaba Jeanette Winterson en “¿Por qué ser feliz cuando puedes ser normal?”, de cuando conoció a su familia biológica y estos criticaron a la madre adoptiva por lo mal que la había tratado… lo mal que le sentó… “será un monstruo, pero es mi monstruo”…

    • soy madre bio,y no juzgo ni me importa la religion solo espero q le amen y sea feliz

  3. Tantas respuestas como madres biológicas. Las habrá que ni se acuerdan de que un día tuvieron un hijo, las habrá que piensan en sus hijos todos los días, algunas pensarán en las familias de adopción,., otras nos odiarán, otras nos estarán agradedecidas……otras pensarán que menudo problema se quitaron de encima, otras habrán tenido más hijos a los que también abandonaron, otras ……
    Cada persona es un mundo.
    Tu crees que les puede preocupar si los niños que parieron hacen la primera comunión o no la hacen?
    No crees que en muchos casos nuestros niños, para sus madres, son el fruto de un simple encuentro entre un hombre y una mujer y nada más?

    • Sí, creo que a muchas les preocupa. Este post nace a partir de una discusión en un grupo de postadopción, en el que intervinieron adoptados adultos y madres biológicas… y una de las cosas que me llamó la atención era precisamente un comentario de una madre bio diciendo que se imaginaba a su hijo haciendo la primera comunión… como un hito importante e ineludible…

      Yo creo que la mayoría de madres sí piensan en sus hijos. Si les imaginan, sí van pensando en ellos mientras crecen, sí les añoran. No digo que no haya algunas que no piensen mucho en ellos,… pero no creo que sean la mayoría.

      • No tengo datos para saber si muchas piensan en sus hijos, si la mayoría lo hacen o si piensan en nosotras.
        Personalmente, y sin datos, creo que la mayoría pasan del tema.

      • Yo tampoco tengo datos, más allá de lo que he hablado con / leído de algunas de ellas, o he conocido por persona interpuesta (de lo que han hablado / leído otros padres adoptivos de mi entorno). Incluida la madre de uno de mis hijos.

        Me figuro que igual que tú y yo tenemos una mirada tan diametralmente opuesta respecto a las madres biológicas, ellas probablemente tendrán ideas igualmente dispares de como somos las madres adoptivas…

  4. Lo que tyo digo es que no se puede tener una idea sobre “las madres biológicas” en general….son miles o millones…cada una tendrá su historia, unas pensarán en su hijos a diario y otras pensarán que menudo problema se han quitado de encima.
    Igual que todas las madres adoptivas somos diferentes, ellas también lo son.
    No hay un patrón, no se puede decir” las madres biológicas piensan en las madres adoptivas…”. Cada persona es un mundo, es imposible llegar a una conclusión.
    Las habrá que sufran pensando en los hijos que parieron y crecen lejos de ellas y las habrá que ni se acuerdan que un día parieron un bebé.

    • Claro… pero sí se puede decir “creo que la mayoría pasan del tema”… tú lo has dicho… y esto, quieras o no, es tener una idea (un prejuicios, si quieres, igual que si piensas lo contrario) sobre las madres biológicas.

      Aunque yo cuando hablo de pensar en las madres biológicas pienso, en concreto, en las de mis dos hijos. Y por consiguiente, las ideas que tengo son bastante más concretas (aunque puedan ser inciertas).

  5. Supongo que pensaran en nosotras, madres adoptivas, según los porques de su renuncia a criar a su hijo y la vinculación que tengan con su hijo abandonado. Si lo recuerdan y les preocupa pensaran en todo lo que pueda girar en torno al niño… no tienen la certeza de si fue adoptado o sigue en un orfanato o si sigue con vida o en una casa de cualquier parte del mundo. No creo que puedan pensar en que se le robó si abandonaron a su hijo en una cuneta. Indiferencia, envidia, celos, agradecimiento…. imagino, como dice Luz, que tantas emociones y pensamientos como historias de abandono.

  6. Maria Jose dijo:

    Sinceramente, lo que piense la chica que gestó a mi hija poco me importa. Poco porque nació prematura (pesó 1.500 K) y no se sometió a controles durante el embarazo, así que mucho no debía importarle.

    Yo sí que lloré muchísimo el día que mi hija cumplió un año pensando si ella recordaría ese día como el que trajo al mundo a la personita más maravillosa que hay en la vida de mi marido y mía. Fui tonta, lo reconozco, porque no disfruté del momento y, desde entonces, no me rompo la cabeza más.

    Por último, me niego a llamarle “madre biológica”. Madre sólo es una y, en nuestros casos, somos nosotras que estamos criando, pasando malas noches si están malitos, velando sus sueños por si tienen pesadillas y, sobre todo, AMÁNDOLOS INCONDICIONALMENTE.

    • Respeto tu postura, aunque no la comparto. Yo sí creo que las otras madres de mis hijos son también sus madres, es más, madres sin adjetivos, igual que lo soy yo.

      • Habrá de todo. El sólo hecho de haber parido no te hace ser madre.
        Igual que, en el caso de los hombres, el único hecho de dejar a una mujer embarazada no los hace ser padres.
        De ahí el térimino “biológico”. Pueden ser madres biológicas, pero en algunos casos “sólo” eso.

        Y qué piensas de los padres biológicos?
        O no te acuerdas de ellos tanto como de las madres?
        Piensas si ellos pensarán en los padres adoptivos?, si los verán como unos ladrones de sus bebés, si les estarán agradecidos, si los odiarán, si se acordarán de sus hijos a diario?

        Yo se que mis hijos viene de otros padres, que les dieron la vida, que les dieron su historia genética….y que sin esos padres mis hijos hoy no estarían aquí. Les agradezco eternamente que los hayan tenido.
        Yo a mis hijos puedo disfrutarlos, tenerlos, amarlos, cuidarlos, educarlos. Mis hijos son mi vida.
        Sus padres somos nosotros. Ellos tienen el adjetivo de “biológicos”.

      • Según la ley española, madre es la que pare, o subsidiariamente, la que adopta. Padre es el que reconoce. Para mí las madres de mis hijos son sus madres, sin más (igual que yo lo soy sin adjetivos también, los uso solo cuando hay que distinguir a unas de otras). Lo serían solo por haberlos parido, pero es que además, les cuidaron, mejor o peor, durante un tiempo más o menos largo de su vida.

        En los padres biológicos pienso menos, en un caso, sé que no ha estado presente, en el otro, como de la madre, no tengo más información. Me acuerdo de ellos, pero menos, y pienso que ellos seguramente también piensan menos en sus hijos que las madres, porque no los han llevado en su vientre, ni los han parido, ni (al menos en un caso) han cuidado de ellos ni se han separado de ellos. Supongo que sobre los padres adoptivos pueden pensar lo mismo que las madres biológicas,… o quizás ni siquiera saber que sus hijos han sido adoptados… o que han nacido.

      • Por cierto, sobre padres biológicos hablamos hace algún tiempo… aquí: https://madredemarte.wordpress.com/2012/04/12/por-que-no-hablamos-de-los-padres-biologicos/

      • Totalmente de acuerdo contigo madredemarte. Yo tambien llamo madre a la madre biologica de mi hijo al igual que llamo mami a la madre de acogida. Mi hijo aun no entiende lo de madre bio, ni se le ocurre preguntar, pero yo asi me refiero a ellas dos.
        Yo si que me he planteado lo que siente ella hacia su hijo o si se pregunta si su hijo esta con otra familia. Hasta donde se, quiero pensar que ella lo entrego porque no podia cuidarlo pero ya no se si sabe que acabo en adopcion o piensa que esta en un orfanato. por eso no se si piensa en una familia adoptiva para su hijo. Cierto es que en Honduras las familias adoptantes somos muy bien vistas, y mucha gente reza porque todos los niños “abandonados” tengan familia y se quejan por lo mal que funciona todo a nivel gubernamental
        Se que no es lo mismo exactamente pero la madre de acogida (que quiso a mi hijo como suyo) si que me comento que piensa mucho en los niños que entregó (de los que entregó y nunca volvio a saber nada)y en como estará, en como será la familia que lo tiene, en como lo educarán. Si lo extrapolo a una madre bio que quisiera minimamente a su hijo pues estoy segura que tiene que pensar en ello

      • Que bonito haber tenido una madre de acogida que te haya hecho de madre… y que triste que estos lazos se rompan cuando el niño se va a su familia definitiva. Siempre me ha preguntado si realmente sería tan difícil tratar a la familia de acogida como parte de la familia extensa…

      • Yo la trato como familia extensa. Ellos son su familia de Honduras y asi se lo transmito. Como hablo mucho con ellos (bendito Whatssap) le doy informando de las cosas que alli ocurren (el primer dia de cole de “X”, el Papa Noel), le enseño fotos que me envian… Incluso le mande un video por el dia de la madre, y de vez en cuando algun mensajillo de voz.
        El reacciona positivamente, se pone contento, se rie, señala y dice: mira mama es mamiiii
        Mi hijo aun esta inmaduro y habla fatal asi que las conversaciones telefonicas las dejo para mas adelante. Intente que hablase con ella nada mas separarlos para que no se sintiera abandonado por ella pero el pobre lo pasaba fatal. Ahora tiene ya el apego hecho conmigo pero, como digo esta bastante inmaduro y no sabe expresar si quiere hablar o no. Lo intentare para Navidad

      • QUe bonito. Creo que es una relación que hay que conservar cueste lo que cueste.

        No es lo mismo, pero mi hijo pequeño tiene un amigo que fue su compañero de crèche. Las madres también nos hicimos amigas y se ven a menudo. Creo que es un lazo impagable con la historia que comparten.

      • Mi hijo estuvo desde el año hasta casi los 4 con ellos. Hasta el año antes de ir a buscarlo vivio con una niña que fue dada en adopcion. Intente contactar con ellos a traves de dos vias (la propia familia de acogida que si que mantiene ciertas relacion con ellos y unos amigos que casualmente los conocen “de vista”), nunca de forma directa pero no quisieron saber de mi. No entiendo que problema tenian ya que su hija vivio con el mio dos años (de sus 4 a sus 6 ni mas ni menos) y además estuvieron muy interesados en la adopcion de mi hijo ya que le cogieron cariño en la fase de adaptacion (al igual que yo acudian mucho a casa de la familia de acogida con el fin de tener un vinculo previo antes de separarla de su familia de acogida).
        Aparte de la niña, mi hijo vivio con otro niño desde el primer dia que vivió alli que aun esta en Honduras(para mi desgracia ya que tiene los seis y si no se le arregla todo rapido no se si será demasiado mayor para ser adoptado). La familia sabe que yo estoy abierta a un contacto con la futura familia adoptiva de ese niño. Mi hijo no lo nombra demasiado (el otro niño sin embargo si que nombra al mio) pero se que seria bonito que pudieran mantener contacto en un futuro. Cabe decir que yo me enamore de ese niño y puedo no ser imparcial, jeje
        Hubo tambien un par de bebes pero esos me importan poco porque apenas vivieron con mi hijo pero los dos mayores me encantaria que tuvieran contacto.

      • No sabes cómo te entiendo: Yo también tuve un gran enganche con uno de los compañeros de crèche de A., un niño algo mayor que él (tenía entonces 3,5 años, ahora habrá superado los 8… y sigue allí), incluso me llegué a plantear la opción de intentar kafalarlo de alguna manera, intenté convencer a un montón de gente cercana que estaba en proceso de kafala…

    • He leido a Maria josé y me he quedado un poquito “zarandeada”. Yo recuerdo haber pensado así hace muchos años, recuerdo tener mucho rencor hacia la madre biologica, Tampoco la llamaba así, por que “era una señora que la llevó en la barriga”. Ahora me parece todo tan absurdo…, el rencor, el miedo a las palabras, el no querer que formara parte de la historia de mi hija, no querer que mi hija la colocase a mi mismo nivel o incluso posiblemente sobre mí.

      Ahora sé que estaba equibocada, que su madre no le causó el daño, que ella la parió y por lo tanto es madre, yo no lo soy, nunca he parido, en cambio me llaman madre a mí y eso me hace muy feliz y se me olvida que nunca parí.
      Y lo más importante, ahora sé que no soy yo quién tiene que situar a la madre biologica en ninguna parte, són mis hijas las que situan a sus madres en el lugar que ellas desean y esto se consigue respetando a esa figura para que ellas se sientan respetadas a su vez.

      • Mi visión de las madres biológicas ha cambiado diametralmente con los años, primero al ir conociendo a mis hijos, luego al tener la suerte de contactar con la madre de B. Lo de llamarla “progenitora” o “señora que le llevó en la barriga” no llegué a hacerlo: me sentí incapaz de deslegitimar como madre a la que lo había sido durante mucho más tiempo que yo (y así fue durante bastante tiempo.

        Yo también creo que parir, incluso solo parir, ya te convierte en madre; sin embargo, estoy en desacuerdo en que no lo seamos por no haber parido: adoptar también te convierte en madre, e igual de legítima que la que ha parido. A veces me pregunto si muchos de los miedos y rencores que tienen algunas madres adoptivas parte de ahí, de sentirse menos legítimas como madres de sus hijos que si los hubieran traído al mundo.

      • Muy recién llegada mi hija hace 8 años, todas las personas que conocía relacionadas con la adopción hablaban de progenitoras, chicas que los tuvieron en la panza, etc. Jamás me sentí cómoda con esa denominación, para mí era la otra madre de mi hija, y me preguntaba si estaría mal al considerarlo así. El primer grupo de padres adoptivos con quienes interactué en internet, en Argentina, todos hablaban de progenitoras. Hasta que llegué a los grupos españoles donde comparto visión con muchas madres adoptivas. Para mí que los miedos y rencores sí parten de sentirse menos legítimas, de sentir que viven una maternidad de último recurso. Es algo que trabajo mucho con futuros adoptantes, no es un porque no me quedó otro camino, ni una parentalidad de segunda, es simplemente otra forma de formar una familia.

        Ni yo estoy en deuda con la madre biológica ni ella conmigo. Vivimos dos situaciones y circunstancias muy diferentes, ella no pudo, no quiso o no supo hacerse cargo. Yo soy la madre más feliz y orgullosa de que mi nena haya llegado a mi vida.

      • Maria Jose dijo:

        Alejandra, copio una frase que dices “… Para mí que los miedos y rencores sí parten de sentirse menos legítimas, de sentir que viven una maternidad de último recurso…” Eres demasiado audaz en pensar que las madres que no le damos la acepcón “madres biológicas” a las mujeres que parieron a nuestros hijos somos unas amargadas, llenas de rencor porque no hemos podido tener hijos biológicos. Desconoces por completo las circunstancias que nos llevaron a adoptar, pero te aseguro que JAMÁS hemos considerado la adopción como el último cartucho para ser padres, igual para ti si era tu última oportunidad. De tus palabras debo deducir, al igual que tú lo haces de las mías, que tú eres una persona risueña y simpática, y yo una resentida que estoy todo el día pensando el por qué no he tenido hijos bio porque no quiero usar esa terminología, no?

    • en muchos casas las madres bio hemos sido menores de edad sujetas a una sutuacion extrema y la mayoria obligadas por una situacion inestremis…

      • A mí me da mucha tristeza pensar en cuántos niños podrían haberse quedado con sus madres si estas hubieran recibido el apoyo necesario…

    • Pues yo odio esa frase de “madre no hay más que una”. Realmente me horroriza.
      Parece que la palabra “madre” llevase adjunto un título por el que pelear.
      Madre será aquella que nuestros hijos decidan. Madre puede ser la que les fecundó y parió; la que los adoptó y cuidó; la que existió entre ambos procesos y los mimó y cuidó determinado tiempo…
      Yo tengo claro que me siento madre y que siento madre a las dos mujeres que engendraron a mis dos hijos, igual de madres que yo, y que sin ellas no existirían las dos personitas que más adoro.
      Y tengo claro que piensan en sus hijos (porque siguen siendo sus hijos aunque a mucha gente eso parezca hacerle daño en los oídos), que los recuerdan, que se ilusionan y sonríen cuando tienen noticias sobre ellos.

  7. PTRICIA dijo:

    LA MADRE Q LO CRIO.NO TIENE LA CULPA.SIEMPRE DIJE Q OJALA LE DIERAN UNA BUENA CRIANZA Y MYCHO AMOR.ME GUSTARIA Q ALGUNA VES SEPA Q ME LO ROBARON Y Q XESO LE DE MAS AMOR TODAVIA..NO ME IMPORTA RELIGION.O Q COME SIESTA EN OTRO PAIS. QUISIERA CONOCERLI AUNQUE MAS NO SEA Y Q SEPA LA VERDAD.EL Y LA Q LI CRIO.XQ TAL VES ELLA NO SEPA..NO QUIERO ROBAR EL AMOR Q ELLA SE GANO.SOLO CERRAR ESTE DOLOR EN MI VIDA Y Q LA MADRE ADOPTIVA ME ENTIENDA. Q YO NO SE LO DI PERI TAMPOCO SE LO VOY A SACAR ESO SE GANA Y ELLA SE LO GANO Y PIDO Q DIOS LA BENDIGA.

  8. cormelana dijo:

    Yo espero que ella piense en mí como yo en ella: con respeto, curiosidad por conocerme y dudas de todos los colores 🙂

  9. Pues fíjate que jamás me he planteado si pensarán en mi. Y, sin embargo, si me pregunto si pensarán en mis hijos.

    • Yo no me lo planteé hasta que A., un adoptado adulto a quién conoces bien, preguntó que pensábamos de ellas… en el intercambio de opiniones me di cuenta de que sí, ellas, algunas al menos, probablemente también piensan en nosotras!! Si lo piensas bien, lo contrario sería un poco absurdo, ¿no pensaríamos nosotras en las personas con quiénes están nuestros hijos si tuviéramos que separarnos de ellos?

      Yo estoy convencida de que las madres de mis hijos sí piensan en ellos. En un caso, tengo la certeza. En el otro, sólo es una suposición… pero me resulta inimaginable lo contrario….

      • Yo es que creo que eso depende de como ha sido abandonado el niño… lo que hemos hablado muchas veces. ¿Sabrán las bios de mis hijos que han sido adoptados? ¿O pensarán que están en alguna institución? O peor… ¿sabrán que están vivos?

      • Claro, de cómo les han abandonado y de cómo les han tratado, si les han tratado. De todas formas, sea cual sea la manera, creo que también los padres tendemos a tener dos miradas muy distintas: desde el no quería o desde el no podía / no sabía.

      • Pues no sé qué tipo de mirada tengo yo. Pero si sé que aunque alguien no pueda o no sepa, hay unos mínimos. Humanidad. Simplemente eso. Yo no puedo, yo no sé… Hay veces, que sólo hay que ser personas.
        Así que yo entiendo, pero hasta un punto. Hay otros que me resultan incomprensibles.
        Y cuando algo que te resulta incomprensible, sobretodo en lo que concierne a tus hijos, es muy difícil pensar en positivo hacia sus progenitores. Así que al final, dejas de pensar… Y ya no duele tanto.

      • Sí, es muy difícil racionalizar lo que nos duelen los hijos, de esto no hay duda. Y hay situaciones, abandonos, malos tratos… que efectivamente, son difíciles, si no imposibles, de digerir.

  10. Yo tampoco me había planteado qué pensará de mí, yo si pienso en ella y mucho. Hace un par de meses mi hija de 9 años hablando de su mamá biológica me preguntó si yo creía que la recordaría y si tendría ganas de verla. Sólo pude responderle que no lo sé, que llegado el momento de buscarla lo averiguaríamos, mi hija dijo que sería muy triste si no la quisiera ver, pero que tendríamos que respetar su decisión.

    Yo como tú no tengo ningún problema en compartir maternidad con ella. Mi hija tiene dos madres, punto. Siempre me pregunto si las madres adoptivas que hablan de progenitoras y señoras de la panza, para pintarles la raya y despersonalizarlas, lo hacen por miedo, por rabia, por inseguridad. Si al ponerles tan lejanas a las madres biológicas, sus hijos no captarán el mensaje tácito y no se sentirán con confianza para hablar de cómo ellos realmente la sienten.

    • Maria Jose dijo:

      Alejandra, de miedo e inseguridad nada. En mi casa, desde el minuto uno en que mi hija entró en ella hemos hablado de la adopción sin cortapisas. Es que tengo la sensación que muchas de vosotras habláis de las biológicas de un modo que parece que estáis en deuda con ellas y pienso que no es así.Y confianza, seguridad y respeto para hablar del tema con mi hija (que ya tiene 5 años y medio y comienza a hacer preguntas), toda la del mundo., igual porque hemos tratado el tema abiertamente siempre.

      • Solo 5 años !!!!!. Yo no me siento en deuda con ninguna de las madres, pero no deseo convertir a la madre bio en una rival ni en un personaje negativo. Pienso que para quererse a uno mismo has de sentirte querido, autoestima; y eso hay que fomentarlo, veo muy negativo que la madre bio no se la nombre como madre. Todo adoptado desea y anhela haber sido querido al menos un poquito…, mejor no cargar las tintas y dejar que fluya esa posibilidad.

      • Yo creo que incluso cuando creemos que no han sido queridos (o lo sabemos, aunque siempre nos quedará la duda), se puede tener una mirada positiva sobre la familia, la madre biológica. A mí me lo enseñó una amiga, muy sabia, madre de un adolescente adoptado, al que le dice: “tu madre hizo lo que tenía que hacer, lo que podía hacer: te mantuvo con vida”… NO sé si es así en todos los casos, pero en los que lo es, no es poco.

      • Yo personalmente, no me siento en deuda ni agradecida. Simplemente intento verla como una igual, una mujer con unas circunstancias distintas a las mías pero no distinta a mí.

      • Yo tampoco me siento en deuda con la madre biologica de mi hijo. Solo siento por ella curiosidad y lastima. Lastima porque se que la mayoria de mujeres dan a sus hijos en adopcion “voluntariamente” lo hacen porque las circunstancias de su vida les obliga. Ya sea por una vida desgraciada (por tema economico, social o lo que sea) o porque siemplemente fueron producto de un descuido del que no quieren/pueden responsabilizarse, no creo que haya muchas madres biologicas que pudiendo tener a su hijo en un entorno de amor y cuidados decidan abandonarlo

      • Yo creo que más madres de las que pensamos se quedarían con sus hijos si recibieran apoyo. Si no les dijeran que son demasiado jóvenes, demasiado pobres o demasiado solteras para hacerlo…

      • Ya lo dije más arriba, no estoy en deuda con ella, que no supo, quiso o pudo hacerse cargo de su hija. Pero sí la respeto y mucho, y ese respeto lo transmito a mi hija, yo me encargo de que la mirada sobre su madre sea respetuosa y positiva, ella en el futuro decidirá en qué lugar quiere ponerla. Se puede hablar abiertamente del tema y aún así transmitir una imagen negativa sobre los padres biológicos, que son el origen de nuestros hijos.

    • Incluso aunque no la quisiera ver, esto no querría decir uqe no piensa en ella, que no le importa, o que no le quiere. Puede querer decir que le duele demasiado… que se siente avergonzada… que no sabe qué decirle…

      Yo también me pregunto qué emociones, qué miedos, qué dudas… hay detrás de la necesidad de despersonalizar a las madres biológicas (y a los padres), despersonalización que a menudo viene avalada por los profesionales del tema… creo que es algo que a menudo califica más a los que lo hacen que a los que se refieren.

      • Ahi iba a llegar madre y te me has adelantado, ya no recuerdo mucho de los cursillo del Ci, pero si recuerdo que se hablo que nos refirieramos a las madres bio como señoras que lo tuvieron en la panza, etc…, despersonalizar como has dicho. No hay dos adoptados iguales ni dos historias iguales, y todo depende de muchos factores. En nuestro caso fue nuestro hijo el que nos empujo de alguna forma a no relegarla a un segundo plano, pensamos que fue querido, por desgracia no tenemos datos, solo es una suposicion, si le hubiera hablado a el de la señora que te pario, me da la sensacion que le hubiera hecho mucho daño, en cambio cuando hablamos de ella con naturalidad, y el decirle puedes hablar conmigo de ella si te apetece, lo tranquiliza, esta claro que habra casos diferentes y que habra quien no quiera saber nada, o sea al contrario nuestro caso es asi, pero al final lo que aprendes en los cursillos a veces lo tienes que reinventar porque no sirve lo mismo para todos

      • Yo pienso que puesto que nuestros hijos son “parte” de sus padres biológicos, relegarles, o descalificarles, o no respetarles… ¿no podría llevar a que se sintieran igualmente relegados, descalificados o poco respetados? Luego igual ellos deciden tener una opinión negativa, o descartarles, pero creo que no debemos hacerlo nosotros, nunca. Ni siquiera cuando lo hagan ellos.

      • A mi me dijeron lo mismo y creo que por ahi va el tema. La mujer que me hace los seguimientos (que cabe decir que para todo lo demas es un encanto, muy sensata y estoy encantada) me dice que no llame mami (que es como llama mi hijo a su madre de acogida) a la madre de acogida con el fin de no liar al chiquillo. yo la verdad es que no le hice ni caso y ahora (ocho meses despues de tener al peque) por fin he conseguido que me llame mama y a ella mami.
        Mucha gente cree que el llamar madre a la persona que lo pario puede liar al niño pero yo creo que si lo explicas no tiene porque liarlo tanto. Creo que no es un tema de conversacion comun (mientras el niño es pequeño) como para que el niño no distinga cual es la madre “para siempre”
        Vamos, que cuando mi hijo me pregunte quien lo llevo en la tripa (que para mi que cree que fue su “mami” aunque yo le he dicho muchas veces que a su mami llego siendo un bebe y que ella le cuidó hasta que me encontraron a mi…) le contare todo lo que se

      • Para mí el lío no viene de las palabras que utilicemos: viene de que es complicado. Incluso aunque usemos eufemismos. Las relaciones familiares lo son, y para muchos niños es difícil entender que su abuelo sea el padre de su madre, o que sus tíos sean hermanos de su padre, e hijos de sus abuelos…

        Nosotros siempre hemos usado la palabra madre, muchas veces sin adjetivo, y te aseguro que no hay nunca ninguna duda de quién hablamos…

      • Yo creo que las palabras nos lían a los mayores. Mi hija cuando llegó llamaba mama a todas las mujeres (es lo que hacían en el orfanato) y papa a todos los hombres. A los hombres pronto dejó de hacerlo: veía tales caras de desconcierto que debió pensar que era una palabra tabú, malsonante… que no debía decirla vaya. Y a las mujeres poco a poco lo dejó también (creo que más que nada porque ya empezó a no hablar por eso del cambio de idioma). Yo no creo que eso la liara; de hecho a veces todavía lo hace y ya tiene muy claro el concepto de madre. Por otra parte, conozco niños que a sus padres los llaman por su nombre de pila (nunca papá o mamá) y tienen muy claro quienes son sus padres, cosa que algunos mayores del entorno a veces dudan.

      • Efectivamente, yo siempre he llamado a mi padre por su nombre y te aseguro que nunca he tenido ninguna duda… también veo por ejemplo que muchos niños cuyos padres separados se han juntado con personas que tenían otros hijos los presentan o hablan de ellos a veces como de “mis hermanos”… sin que tengan ninguna confusión entre estos “hermanos” y los hermanos biológicos que también tienen…

  11. Tema complejo, y para mi, duro. Yo sólo sé hablar del tema personalizando porqué la historia que más me importa es la de mi hija. Yo sí pienso en si ella pensará en mi. Y deseo que sus pensamientos estén guiados por el amor a su hija (que es mi hija), o como mínimo por su bien. Esos son mis deseos, pero no sé qué pensará ella.

    Por otro lado espero no llegar a descalificarla nunca. Yo sé que soy la madre de mi hija, y también considero que tiene otra madre. Y los sentimientos que pueda tener mi hija para con su madre biológica son suyos y los respetaré siempre (o como mínimo lo intentaré; quizás lo que sienta ella será otra cosa). Creo que ese respeto hacia sus sentimientos pasa por respetar a su madre; si no lo hago, pienso que igual mi hija puede llegar a considerarse poco digna de respeto.

    • Yo siempre intento entender sus circunstancias, tan distintas a las mías. Y pienso qué habría hecho yo de estar en ellas… y por qué razones lo habría hecho.

  12. Yo pienso en ella, aunque en el informe dice que haya muerto… tenemos muchas dudas de que sea verdad. También pienso mucho en su padre, de él tenemos la foto que le hicieron en el orfanato cuando fué a dejarlo y os aseguro que su mirada no es de no importarle nada dejar a su hijo, me resulta muy difícil mirar esa foto y no llorar.
    Yo estoy segura de que piensan en él, y en nosotros, los padres españoles, porque ellos sí saben de nuestra existencia.
    Mi hijo es pequeño todavía y no nos pregunta nada pero nosotros ya le contamos su historia de dos familias la primera y con la que vivió durante un tiempo, sus padres de Etiopía y otra con la que se quedará hasta que sea mayor, que somos nosotros, sus padres de España.

    • Pues yo si pienso mucho en ella, e imagino que ella también pensará en mí.
      Mi hija, igual q la de Eva, tiene dos familias, si bien ella más que preguntar habla, recuerda, nos cuenta…. y es que llegó aquí con casi 5 años.
      Ella habla de sus dos mamás (y también de sus padres y hermanos) y creo que esa naturalidad le ha ayudado a integrarnos a todos en su vida, a seguir completando el puzzle.
      Esta semana vi un documental que relataba una adopción en USA, en el que se veían tanto los padres adoptantes como la madre biológica. Y esta, aún convencida de que lo mejor para su niña era darla en adopción, lloraba y lloraba, pensaba y repensaba, se replanteaba una y otra vez cual era la mejor decisión…….. uff, es duro! me hizo revivir muchas cosas….

      • Yo también pienso… y mi deseo és que las recuerden y que si alguna de mis hijas decide buscar…, mi deseo es que las encuentren y puedan colocar la pieza del puzzle en su sitio, que puedan cerrar el circulo. Es lo que desearía para mi si esa fuera mi situación.

      • A menudo pensamos en las madres biológicas como alguien que “sólo” gestó a nuestros hijos (como si fuera poco), y se nos olvida que, en muchos casos, también se ocuparon de ellos, mejor o peor, el tiempo que pudieron. En el caso de mi hijo mayor fueron 2 años… recuerdo que durante mucho tiempo, fui consciente de que esta a quien algunos negarían el título de madre, lo había sido durante bastante más tiempo que yo…

        El otro día leí un artículo en el que se decía que en Suecia, creo, habían decidido cambiar la manera de renunciar a un bebé: antes se hacía en el nacimiento, incluso antes, y ahora tenían que esperar 7 días a hacerlo. Y no eran pocas las madres que lo reconsideraban…

    • Pues merece la pena intentar averiguarlo, yo conozco no pocos casos en los que padres muertos en el informe, con causa y fecha de muerte, aparecieron después vivitos y coleando…

      Lo de la foto… tremendo. Y a la vez, maravilloso. Tenerla y saber que no le resultó fácil desprenderse de su hijo. No me parece poco…

      Cuando estaba en Marruecos tramitando la adopción de mi hijo pequeño, en dos ocasiones me encontré con la madre biológica de uno de los bebés de la crèche. La primera vez, le abrí la puerta de la crèche, venía a preguntar por su hijo (al que había dado voluntariamente, pero del que quería saber que estaba bien). Se la sacaron de encima, le dijeron que “lo adoptaría una buena madre como yo”… días más tarde, me la encontré por la calle, y aunque yo no hablo árabe y ella no hablaba francés, sus gestos fueron tan expresivos que no nos hiceron falta palabras… Pensé que si algún día conocía a los padres de aquel niño se lo explicaría, que me parecía un regalo saber que su madre preguntó por él, quería saber de él…

  13. Supongo que si, que las madres biologicas piensan en las madres adoptivas porque es lo natural. De los hijos que han parido no creo que se hayan olvidado ni que lo hagan nunca, y es solo normal que piensen en quienes los cuidan ahora, donde estaran, lo sepan o no.
    Sin embargo no creo que esten todo el tiempo pensando en ello porque la vida diaria (por suerte) no lo permite y porque el ser humano tiene una gran capacidad de superar las instancias dolorosas. El tiempo cura y ayuda a olvidar o a ver las cosas en una luz mas favorable…
    Yo pienso en ellas tres, a veces no en muy buenos terminos, la verdad; pero no son unos fantasmas ni unas pesadillas, solo seres humanos como yo con su aciertos y errores. Mis hijos saben que existen y nadie en casa oculta la verdad o cambia de conversacion cuando sale el tema.

    • Yo tampoco creo que lo piensen todo el tiempo. Pero sí que es algo que vuelve, de vez en cuando: Que está ahí, aunque les deje caminar, tener su vida.

      Tenía un amigo que siendo adolescente, su chica se quedó embarazada y decidieron, algo empujados por el entorno, abortar. Me impresionó que años más tarde, fuera muy consciente de la edad que tendría su hijo a medida que fuera creciendo. Que aquel niño que no llegó a nacer, fuera creciendo en paralelo en su imaginación. ¿Cómo no va a pasarte con un niño que sí ha nacido, que en algunos casos has cuidado y querido, mejor o peor?

      • ¿Y si al niño no lo has cuidado ni lo has querido ( o al menos de tus actos se deduce que no lo has querido)?

      • Pues entonces habrá que buscar otras respuestas. Y también ahí creo que caben miradas distintas: el no quiso y el no pudo / no supo… Que dependerán de las circunstancias de estas madres biológicas, pero también de nuestra mirada al respecto.

        También creo que debemos ser muy cuidadosos con las deducciones que hacemos. COnozco un caso de una criatura adoptada que había sido envenenada, habían intentado asesinarla dándole un producto de limpieza. La deducción lógica, claro, es que la madre era un monstruo… Su familia no se quedó con la primera impresión e investigó, y descubrió que, en un país donde las niñas no son muy bienvenidas, una abuela había intentado matar a la primogénita de su hijo – y al no conseguirlo, la había cogido y la había llevado a la puerta de un orfanato… los padres de la niña estaban desesperados de haberla perdido…

        Igualmente, un niño abandonado en un sitio difícil, lo puede haber dejado su madre, por supuesto, pero también otras personas.

      • ¿Cómo podemos juzgar con los ojos de la Europa del siglo XXI las decisiones que toman mujeres que viven realidades como esta?

        http://www.eldiario.es/desalambre/suegra-tiro-hija-ano-ventana_0_264573718.html

      • Luz yo creo que eso que dices no solamente puede pasar sino que pasa. Y también creo que aunque estuviese convencida de que la madre biológica de mi hija se hubiese comportado así, yo sería incapaz de descalificarla delante de mi hija. Intentaría no dorarle la píldora, pero creo que descalificar a su madre biológica (aunque sólo sea de hecho, sin utilizar la palabra) le dificultaría a mi hija el camino de aceptación / reconciliación (o lo que sea, los procesos pueden ser múltiples) con su propia historia.

      • Yo creo que incluso en el peor de los casos (que no son los de mis hijos, por suerte), les diría que no sabemos en qué situaciones se vio, qué tuvo que pasar… para verse ahí.

  14. Pues de verdad que es algo que ni he pensado, ni me preocupa. Tampoco pienso en ellas el día del cumpleaños de mis hijos como hacen otras madres adoptivas. Quizás haya sido a raíz de la segunda adopción, en la primera las tenía idealizadas. Pensaba que casi todas tenían sus razones y circunstancias, pero al enterarme de la historia del pequeñajo, todo cambió.
    El caso es que mi hijo jamás me ha preguntado por ella, para él no existe. Y aunque tiene hermanas biológicas con las que mantengo el contacto, tampoco le interesa a sus 6 años. En cambio, su hermana con 4 añitos ya preguntaba sobre su historia y hoy en día, con 8 le encantaría ir a China y conocer sus orígenes. Que rabia que sea tan difícil en ese país. Que rabia no poder cambiarlos y que ella tuviera esa info y su hermano no. Suele pasar, cuando tienes algo, no te interesa y cuando no lo tienes, lo anhelas.

    • Leí en algún sitio que cuanto más se habla de la familia biológica, más información tienen… menos interés suelen mostrar. Seguramente porque lo que buscan cuando buscan es llenar precisamente este vacío de información…

      • Es cierto, cuanto más se habla menos interés tienen, pero dudo si és por que el tema yá les cansa y les satura o por que se les llena un vacío.
        He intentado contestarte más arriba a una replica tuya, pero no me deja el post.
        Queria decirte que estoy de acuerdo en que es igual de legitima la que pare que la que adopta…, pero yo no parí…, me reitero, y me refería a que no soy quién para quitar la validez de la que sí parió y no cuidó.

      • Sí, en esto estoy igualmente de acuerdo. Ni ellas son menos madres… ni lo somos nosotras.

  15. Estoy de acuerdo con vosotras en que en ningún caso podemos descalificar ni hablar mal de sus madres a nuestros hijos, sea lo que sea lo que hayan hecho. Pero también opino que tampoco podemos inventarnos una película color de rosa, ni contarles que los querían mucho, mucho , mucho (cuando no sabemos si los querían o no) ni “pintar” a sus madres como pobres víctimas a las que les robaron sus hijos.
    Ni una cosa ni la otra.
    Ni tan malas malísimas ni tan santas buenísimas ni víctimas.

    Parece que intentais buscar siempre una justificación . “Bueno, si lo abandonó es que igual no podía cuidarlo, o igual es que no sabía, o igual es que se lo robaron…” o, digo yo, igual es que no lo quería, o le estorbaba…Puede ser, no?

    No siempre la familia biológica es el mejor sitio donde un niño puede crecer. No todo lo que hacen las madres/padres/ familias biológicas tien justificaicón.

    • Sí, también puede ser. También hay malas madres, por supuesto. Incluso entre las que se quedan con sus hijos (y entre las que los adoptan). Pero yo, si no tengo más datos, prefiero ponerme en lo mejor.

  16. ¿Idealizarlas es malo?… El único motor de supervivencia de un naufrago que llega a una diminuta isla en la mitad de un océano es imaginar que tarde o temprano pasará un barco que lo rescate. Él, en todo momento será consciente de la dificultad de la empresa, si, pero es que hay veces que para seguir viviendo es necesario crearse maravillosos mundos paralelos imaginarios…

    Así pasé mi dolor sin casi sentirlo. Feliz. Ahora que tengo más de cuarenta estoy preparado para encajar que ni fui deseado, ni amado, ni respetado. Que simplemente fui abandonado.

    Yo pude sobrevivir, ¿pudo hacer lo mismo aquella que me abandonara? No seré yo quién se quede con esa duda. Que la paz que tanto me ha costado encontrar sea con mis padres y con aquella que me trajera un día de junio a esta maravillosa historia.

    Besos desde mi isla :-*

    • El riesgo de idealizar a madres que no fueron ideales es que puede ser un impedimento para curar las heridas que se derivan de que no supieran cuidarnos… Porque si ellas no tienen ninguna culpa, ¿la tienen los hijos?

      Aunque cada uno siente, en cada momento, las emociones que se puede permitir, las que le permiten sobrevivir, y, ¿quién puede juzgar esto?

  17. Yo no querría estar en las circunstancias en las que se encuentran la mayoría de las madres biológicas, ni en el tercer mundo ni en el primero. A veces se nos llena la boca de que no los quisieron, que los abandonaron, que no se pueden llamar madres ¿como se define el querer?incluso ante abandono o malos tratos, ¿conocemos la situación de las personas?¿si ellos también han recibido malos tratos y solo replican lo que han vivido? ¿nos imaginamos a nosotras mismas adolescentes llegando a casa diciendo que estamos preñadas? pobreza, incultura(que de eso hay mucho también en el primer mundo). Soy incapaz de juzgar a ninguna madre biológica ni quitarle el nombre de madre, porque llevar a una persona en el vientre durante 9 meses y parirlo hasta la biología le otorga el papel de madre le da tanto derecho como mi elección de buscar a mis hijos por la via adoptiva. Cuando nos encontremos a madres biológicas con estudios , independencia economica y un entorno familiar estable dando a sus hijos en adopción, entonces podré juzgar que de verdad no quería a sus hijos. El resto, mejor no estar en sus circunstancias.

    • Estos días, debatiendo estos temas, he llegado a la conclusión de que las familias adoptivas nos dividimos en dos: las que pensamos que cualquiera de nosotros podría haberse visto en sus circunstancias, en la tesitura de tener que separarnos de un hijo, y los que creen que hay un “ellas” (malas madres, abandonadoras, maltratadoras…) y un “nosotros” que nunca podrían haber estado en el mismo bando… Creo que mucho de lo que pensamos depende de en cuál de los dos grupos nos situamos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: