familia monoparental y adopción

La educación lenta

Me llega esta entrevista con Catherine L’Ecuyer, investigadora canadiense sobre educación infantil, autora de “Educar en el asombro”.

Es muy interesante lo que dice sobre los deberes (discutimos sobre el tema aquí), los peligros de la sobreestimulación o los beneficios del aburrimiento, pero me ha tocado sobretodo esta frase:

¿Qué edad es la adecuada para empezar a aprender a leer y escribir? R.- Los siete años, que es cuando se tiene la madurez suficiente. Si adelantamos etapas, les ponemos en una situación de frustración que puede repercutir en su autoestima y crear una espiral de fracaso que afecta al desarrollo futuro del aprendizaje. Con más estímulos no conseguimos mejores resultados.

Pienso en estos niños que hasta los 6, los 7 años… no tienen la madurez suficiente para entrar en la lectoescritura… pero que desde los 4 años les están machacando con las letras, con lo cual consiguen a) aburrirles, b) que se sientan idiotas y c) que no hagan otras cosas que les habrían venido bien (como jugar), incluso para conseguir y consolidar aprendizajes futuros.

Algunos maestros, y algunos padres, reivindican la educación lenta, y modelos como el exitoso de Finlandia demuestran que introducir los contenidos más tarde es beneficioso para los niños.

Si un niño quiere aprender cosas que teóricamente “tocan” más adelante, está bien darle herramientas para que pueda hacerlo. Pero en la mayoría de los casos, lo que yo percibo es que los padres no les acompañan: les empujan. Como si fuera una carrera en la que ganara el que llegara antes. Como si a los 18 fuera a leer mejor el que aprendió a los 4 que el que aprendió a los 7. Como si la educación de los niños fuera un sprint y no una carrera de fondo.

Anuncios

Comentarios en: "La educación lenta" (30)

  1. toda la razón, y los padres a veces parece que estamos compitiendo para ver si tu hijo o mi hijo aprenden antes a leer, a contar en inglés, a escribir una frase, les contagiamos nuestro estrés… mi tía siempre le decía a mi primo hace mil años -frustrado porque le suspendían mucho en la carrera de medicina- que cuando acabara la gente le preguntaría si era médico, no en cuántos años se había sacado la carrera… no me he olvidado nunca de esa frase…

    • Sí, yo pienso lo mismo: a largo plazo, no hay diferencias significativas entre los que aprendieron con prisas y los que no (y si las hay, no es a favor de los que se dieron el sprint).

  2. Me parece muy interesante, pero no estoy del todo de acuerdo. Creo que el mayor peligro está en decir “a X edad hay que estudiar Y”. Cada niño tiene su ritmo, y retrasar su aprendizaje cuando el propio niño está deseando avanzar es igualmente dañino que forzarle a avanzar.

    Sé que no es un caso mayoritario, pero en mi entorno los problemas han venido precisamente del lado contrario, de que un niño con altas capacidades acabe desmoralizado porque en la escuela le obligan a estudiar X cuando él ya lo aprendió dos años antes, pero como es la edad en la que se estudia se tiene que aguantar.

    Creo que los niños son perfectamente capaces de autorregularse en lo que atañe al aprendizaje. De manera innata, todos los niños desean aprender, y todos saben cuándo es el momento en que deben aprender alguna cosa. En mi opinión, una escuela ideal sería aquella en que las aulas estuviesen abiertas para que cada niño se acercase con total libertad a aprender lo que le interesa en cada momento, en lugar de que desde fuera le anden controlando los tiempos y los métodos de estudio como quien domestica a una mascota.

    • Bueno, creo que las altas capacidades son un asunto aparte, que efectivamente, tampoco se trabaja bien. Pero yo me refiero a niños que no tienen ni altas capacidades, ni dificultades específicas, pero con los que parece que queramos hacer carreras de velocidad, como si esto tuviera algún beneficio a largo plazo.

      Yo creo que los niños son capaces de autoregularse… cuando se les deja autoregularse. Cuando a un niño de 4 años que todavía no está maduro para leer, le pones a leer, lo que hace es desconectarse…

      En cuanto a la escuela ideal, estoy de acuerdo. Ojalá todas fueran así…

  3. Yo también creo que cada niño tiene su ritmo de aprendizaje y que fijar edades es absurdo, tan angustioso es sentirse forzado sin estar preparado como sentirse frustrado por tener que seguir el ritmo de los demás cuando se esta por encima, y no hablo exclusivamente de altas capacidades- tema sangrante en las escuelas, son los grandes incomprendidos del sistema escolar- hay también niños con inteligencia dentro del promedio normal pero muy inquietos intelectualmente y muy trabajadores los que se convierte por falta de estímulo en pasotas.
    Por desgracia este es un país que premia la mediocridad y el borreguismo. Y así nos va.

    • Es aquello del mito de Procusto, que cortaba los pies a los que sobresalían, y cortaba a los que se quedaban cortos…

      Sin embargo, sí es cierto que sistemas que funcionan (y funcionan para todos), como el finlandés o el suizo, empiezan a escribir y a leer en clase a los 7 años… pero nosotros sabemos más que ellos y nos empeñamos en hacerlo a los 4.

  4. Yo lo que creo es que generalizar, sobre todo en cuanto a niños se refiere, nunca trae nada bueno. Cada niño es un mundo. Yo recuerdo que aprender a leer me resultó el ejercicio más estimulante del mundo. De hecho, con 8 años leía muchísimo, y si hubiese aprendido con 7 me habría resultado imposible disfrutar de esa lectura, ya que se requieren varios años de práctica para alcanzar una comprensión lectora absoluta y una velocidad suficiente para leer un libro.
    Por otro lado, también recuerdo a compañeros de clase, que hoy en día son ingenieros, médicos o profesores, a los que les costó un triunfo y que durante años sufrieron por verse relegados y tratados como “tontitos”.
    No es justo. No todos aprendemos al mismo ritmo, ni tenemos las mismas inquietudes a la vez. Y eso es bueno. Pero en vez de nutrirnos de la diversidad y aprender de ella, intentamos uniformar a los niños y convertirlos en clones. Es más, en la edad adulta también se sigue haciendo.

    • Tengo la impresión de que todos os habéis leído el post a medias. Insisto: “Si un niño quiere aprender cosas que teóricamente “tocan” más adelante, está bien darle herramientas para que pueda hacerlo“. No tengo nada en contra de que los niños que lo demanden puedan aprender antes, de respetar también sus ritmos: lo que me parece mal (y contraproducente) es que se imponga este ritmo a todos (ralentizando a los que irían más rápido y empujando a los que necesitan más tiempo).

      El problema es que parece que muchos padres se sienten “pillados en falta” si sus hijos aprenden a un ritmo menor del establecido por la escuela – o de los otros compañeros de clase…

      Es verdad que la tendencia a la uniformización es una constante social. Pero yo que tengo dos hijos que no encajan estoy convencida que la vida fuera del colegio, después de lo académico, les resultará más fácil: nadie les pedirá que den exactamente lo mismo que sus compañeros…

      • Sí, perdona si parecía que estaba discutiendo lo que escribes, al contrario! jajaja Te estaba dando la razón! Estoy totalmente de acuerdo con tu punto de vista en este tema (y en casi todos los temas que tratas en el blog, aunque nunca me haya animado a escribir antes :D). Precisamente por eso te comentaba lo de la uniformidad. Por lo que he leído, eres de las pocas personas que abogan por una diferenciación de los niños, ya que cada uno tiene su personalidad y sus necesidades propias.
        En el mundo no académico muchas veces también nos intentan uniformar: que todos escuchemos la misma música, veamos las mismas películas, leamos los mismos libros e, incluso, tengamos la misma ideología. Por suerte, aún hay gente que defiende distintos tipos de familia, de educación y de vida en general.
        Y ya que me he arrancado, decirte que tengo 28 años, no soy madre (aunque tengo muchas ganas) y eres todo un ejemplo. Gracias a tus posts me he replanteado muchas cosas y he abierto los ojos a varias realidades que desconocía. Así que muchas gracias!!!

      • Eh, eh… que puedes discrepar tanto como quieras!!; a veces soy excesivamente vehemente en las respuestas….

        Yo creo que el mundo es menos uniforme de lo que parece, que hay mucha más variedad en la realidad de la que hay en las representaciones de la realidad (cuentos, televisión, publicidad)… es verdad que en algunos entornos (barrios, familias, profesiones), más que en otros, pero a veces sólo es cuestión de tener los ojos abiertos…

        Y gracias a ti por los piropos!!, que no se merecen!

  5. Hoy mismos he tenido la reunión final de curso con la profesora de mi hijo, me ha recomendado que trabajemos un rato todos los días, manteniendo el hábito del cole, que le recordemos las letras y los números y que le pongamos media hora al día dibujos en inglés. Entiendo su punto de vista y en qué está basada su pedagogía, pero no estoy de acuerdo con ella. Mi hijo esté verano va a jugar muchísimo, va a nadar, montar en bici, estar horas y horas con sus primos, ir al cine de verano, pintar “saliéndose” todo lo que quiera, le leeremos todos los cuentos con los que le apetezca volar…las letras y los números no se vendrán de vacaciones con nosotros.

    • A mí me parece un drama esta necesidad (impuesta por profesores pero también aceptada, y a veces, hasta exigida, por padres) de mantener durante las vacaciones las obligaciones escolares… claro que asentar los conocimientos es importante, pero ¡es que hay cientos de posibilidades a lo largo del día, en la vida cotidiana, de hacerlo!

      En fin…

  6. Estoy de acuerdo en todo, a mi me sacan de mis casillas esos padres que dicen que en el centro x el nivel es bajo porque no pasan a primaria leyendo y nos critican a los que los llevamos allí. Tres narices me importa que a mi niña, en segundo, no le hayan enseñado a multiplicar… ella solita ha aprendido con cuatro consejos y no pasa nada si otros niños no saben porque nadie se lo pide llegará el día en que su cabecita haga un click y lo entiendan y sepan… Pero para gran parte de la sociedad somos malos padres por llevarle a este centro con tan poco nivel.

    • Yo recuerdo en mi infancia que en mi colegio siempre íbamos “una regla” por detrás. Aprendíamos a sumar en 1º, a restar en 2º, a multiplicar en 3º y a dividir en 4º… esto nos daba tiempo a consolidar los conocimientos, a practicar mucho, a dedicar tiempo a otras cosas… pero los niños de los otros colegios del barrio se reían de nosotros porque íbamos “retrasados”… no creo que ahora haya mucha diferencia entre ellos y nosotros, la verdad (ni la había al entrar en el instituto…)

  7. yo soy profe y madre y mi opinión es que hay X niños que pueden aprender a leer entre los tres, cuatro o cinco años y hay otros que no pueden hacerlo antes de los seis. Pero me parece igual de absurdo retrasar el aprendizaje a unos como machacar a otros. La educación debe centrarse en la individualidad de cada alumno y no tratar a los niños como rebaños. Pero ya se sabe que cada vez es más difícil realizar una enseñanza personalizada porque las aulas están saturadas, el personal ha descendido y el gobierno marca un curriculum cada vez más centrado en sus intereses y no en el de los niños.

    • La diferencia es que si pones a los niños a aprender a los 6 años, todos pueden; y los que podían antes, probablemente, han aprendido por su cuenta; al revés, en cambio, fuerzas a los que son incapaces… e incluso impides a los que lo son hacer otras cosas igualmente importantes y necesarias para el desarrollo. A largo plazo (e incluso a medio) no hay diferencia entre los niños que han empezado a aprender a los 4 y los que han empezado a leer a los 6.

      Por otra parte, efectivamente, la masificación hace difícil una enseñanza más personalizada; pero también tiene mucho que ver la filosofía del colegio, la capacidad de los maestros, el proyecto educativo (y también la actitud de los padres, por supuesto, que a menudo son los primeros que exigen que sus niños aprendan a la carrera, tengan muchos deberes, etc). En mi barrio hay colegios públicos de metodología “tradicional” y colegios públicos con esta metodología que me gusta a mí, sin libros, sin deberes, sin prisas en introducir los contenidos… Ambos tipos de colegios tienen las mismas ratios de alumnos, los mismos recursos. Y los mismos objetivos curriculares; pero unos los enseñan de una manera y otros de otra. Curiosamente, por cierto, los profesores de los institutos del barrio aseguran que los niños que vienen de la pedagogía no tradicional llegan todos muy bien preparados al instituto.. mientras que los que vienen de los colegios donde se enseña a la manera “de siempre”, hay grandes desniveles entre los niños que se han adaptado a este sistema y los que se han quedado por el camino.

  8. Precisamente comentaba esto la semana pasada con una amiga.
    En su día, ella, que “sólo” era maestra, me comentó cómo en nuestro antiguo colegio (donde trabajaba por entonces) había niños a los que estaban estimulando para que empezasen a reconocer letras y sílabas desde los 3 años. Le pareció una idea muy buena. Ahora, mi amiga es madre y ve como su peque llega a casa con un tremendo cansancio y estrés porque en el segundo curso de preeescolar, su profe ya pretende que su clase lea palabras sueltas y las escriba al dictado. ¡Incluso les mandan deberes! Vale que son del tipo: un dibujo, recortar… ¡Pero sin son niños que tienen jornada partida y llegan a casa a las 5:30 de la tarde!…
    Se nos está yendo un poquito la cabeza con este tema. Cada niñ@ es un mundo, y, a los 4, 5, 6 años, incluso la diferencia entre l@s niñ@s que han nacido a principios de año y a finales se nota…

    • Para mí lo peor no es que lleguen cansados: es que hacer estas cosas les quita de otras igualmente importantes y necesarias para el desarrollo, incluso el académico… subirse a los árboles, ensuciarse, correr, organizar juegos con los compañeros, jugar, jugar, jugar…

  9. Ay!!! El colegio, solo te digo que estoy pensando muy seriamente irnos a vivir debajo de un cocotero en una isla desierta, no te digo más…

  10. En cuanto comente me leo la entrevista completa, que estoy segura me va a encantar 🙂

    Hace 4 años acabé la carrera de magisterio de educación infantil. Y aún recuerdo horrorizada mi primer mes de prácticas en un aula de 1º de infantil, es decir, niños de 3 años. Esos niños pasaban horas (sumando todos los ratos a lo largo de la jornada) sentados frente a un pupitre haciendo fichas.. Bien tenían que pintar algo, o seguir la línea para formar un dibujo, o colorear los triángulos.. La mayoría no sabía ni coger el lápiz.. Muchos de ellos se desesperaban al ver que algunos compañeros acababan antes y se podían ir a jugar, mientras ellos seguían ahí con la dichosa ficha.

    ¿Todo eso para qué?? ¿Para conseguir que aborrezcan el colegio desde el 1er curso? ¿Que odien coger un lápiz? ¿Que no quieran saber nada de las letras o los números porque los tienen martirizados a diario con el temita??

    En serio, ¡¡que tienen 3 años!! Esos niños deberían haber estado jugando con materiales que les ayudan a aprender, pero de otra manera..

    Cuando acabé la carrera me fui 3 meses a Finlandia con una Ayudantía Comenius, y me enamoré de cómo trabajan en los colegios de ese país. Obviamente fui porque conozco los resultados del informe PISA, y no podía dejar de experimentarlo en persona!

    En las escuelas infantiles (donde van desde que aún no tienen un año hasta que cumplen 6) los niños juegan, todos con todos sin separarlos por edad. Tienen camas para dormir porque con 3 y 4 años los niños necesitan descansar. Son escuelas que te hacen sentir en casa: sofás, sillas.. mesas, estanterías.. todos andando en calcetines por allí.. El ambiente que se respira ahí dentro es de tranquilidad, de felicidad, de seguridad.. de amor..

    Luego, a los 6 años entran al colegio y es durante ese curso que aprenden a leer y a escribir “en serio”. Digo “en serio” porque antes de esa edad los niños ya han tenido contacto con libros, cuentos, etc. La mayoría, o muchos, o algunos.. saben escribir su nombre, reconocen letras o palabras.. pero porque las ven escritas, preguntan.. No por obligación. Además, el hecho de que todo en la televisión esté subtitulado ayuda muchísimo a que se familiaricen con las letras, y luego con la lectura.

    Así que sí, en un solo curso escolar es más que posible aprender a leer y escribir. Y con 8 años la gran mayoría es capaz de decirte algunas cosillas en inglés. Con 10 años puedes mantener una conversación decente con ellos en ese idioma.

    Pero es que allí los niños con algún problema de aprendizaje tienen a una persona asignada que les ayuda en clase a tomar apuntes, o a entender algo que no comprenden. Y si hay un grupo de alumnos que necesita apoyo extra con una asignatura, el propio maestro es el que organiza clases de apoyo en el mismo colegio después de la jornada escolar, y gratis, claro.

    En fin, que me pongo a hablar de Finlandia y no paro! Sólo quería dejar claro que no por aprender (oficialmente) a leer y escribir con 7 años se está bloqueando a los niños para que no lean antes; tampoco leen más lento ni comprenden menos. Si acaso, sería al revés.

    Y ahora sí lo dejo ya, mis disculpas Madre de Marte!

    Besicos desde Bélgica!

    • Muchas gracias por el punto de vista profesional!!

      Mi hijo pequeño fue a una escuela infantil (hasta los 3) que era exactamente como describes. Un gran espacio que compartían niños de 0 a 3 años (en teoría podían seguir hasta los 6 pero pocos lo hacían), donde tenían zonas con juguetes, pinturas, una cocina donde a veces hacían galletas o pan, una zona con colchones donde dormían cuando lo necesitaban (no a horas fijas ni les despertaban si necesitaban seguir durmiendo), un patio con árboles y un huerto… no había una hora para salir al patio: los niños escogían si dentro o fuera, si pintaban o jugaban, etc etc etc. Y los mayores ayudaban a los pequeños, y los pequeños aprendían de los mayores… fue una especie de oasis educativo…

  11. No se que significa que un niño puede “autorregularse” en su aprendizaje. Y si hablamos de la educación nórdica hay que hablar del sistema completo, es decir de cómo se trata a un niño desde que nace hasta que ingresa en el sistema educativo. Aquí con cinco o seis meses ya se le lleva a la guardería. Y no se ha parado hasta que se han adminitido a los niños de dos años en los centros escolares ¿por los niños? no, estoy segura que es por nosotros los padres, que tenemos que trabajar. Creo que todo va unido.
    Y lo que me parece tremendo es que te digan en tercero de infantil que el objetivo no es leer, sino conocer la letras y los números y luego en primero de primaria se le obligue a aprender a leer en el primer trimestre. Yo aprendí a leer, sumar y restar sin cumplir cuatro años y no se cómo, nadie me exigía nada, era un centro donde estabamos niños de tres y de doce en la misma clase. Y lo gracioso es que que luego se me olvidó sumar y restar. Y me costó en el nuevo colegio un montón aprender. No me cabe duda que aquella monja gruñona consiguió que mi mente se cerrara a cal y canto.

    • Sí, efectivamente, el sistema es un ente global. A mí me sorprende que muchos colegios tienen una metodología muy distinta en primaria que en infantil, y el salto es enorme… algunos niños se pierden en él.

      Yo me he dado cuenta de que mi hijo mayor saca las cuentas bien cuando lo hace espontáneamente (con los cambios de la compra por ejemplo), pero se bloquea cuando son problemas de la escuela… algo para reflexionar también…

  12. No he leído todas las respuestas, por lo que pido disculpas si ya esta dicho.

    Yo creo que deberían arrasar aprendizajes dando la oportunidad como dices de aprender antes a los que sientan curiosidad. También creo que ha ir que revisar los contenidos, creo que sería más útil una clase de costura, cocina…que muchos otros conocimientos que obligan a memorizar. Es decir, ofrecer optativas útiles y prácticas y que a los niños les motive más. En química hacer jabón, en biología poner un huertito…se qué algunos coles lo hacen pero son pocos.

    • Totalmente de acuerdo. Y además, pienso que estas actividades (en mi cole, por cierto, se hacían: bricolaje, carpintería, costura, punto, macramé, cocina…) permiten ejercitar los conocimientos teóricos de matemáticas, de lengua, incluso de asignaturas como historia o geografía, física o química….

  13. Yo estoy bastante contenta con el sistema del colegio de mi hija mayor. En este último año de infantil nos dijeron que empezarían a enseñarles letras pero sin que el objetivo fuese que acabasen leyendo. Mi hija venía cantando canciones sobre “el rey U” o la “princesa i”. No sé cómo pero sin decirle nada, ni ponerme con ella ha acabado leyendo.Estos 3 años los ha disfrutado tremendamente, ha jugado, dormido la siesta, amasado su propio pan, plantado flores, excursiones a la playa y entre pitos y flautas ha aprendido algunas cosas. Pero lo más importante para mí es que ha sido muy feliz y quería ir al cole cada día.
    Y estoy de acuerdo con el comentario del médico. Yo soy médico y fui una buena estudiante que sacó la carrera en 6 años con buenas notas. Pero no disfruté mi vida universitaria. Hoy me arrepiento porque lo cierto es que cuando alguien se entera me pregunta que si tengo especialidad y cuál, no cuanto tardé en sacar la carrera.

    • ¡¡Que buena pinta tiene este colegio!! para mí la idea clave es esta: haciendo todas estas cosas, se aprende, y mucho. Debemos desterrar aquello de “la letra con sangre entra”…

  14. Aqui en USA en las escuelas publicas tambien es bastante estructurado el aprendizaje, aunque varia un poco de estado a estado. Yo veo como las maestras tratan de “motivar” (lease presionar) a los chicos -y padres- que van mas atrasados para que se pongan a tiro. Yo es que la verdad no les hago caso y dejo que cada uno de mis hijos fluya a su ritmo. Mi hija pequeña, que ademas es extermadamente timida, recien ahora a los 6 y medio se le desperto sola la curiosidad por aprender a leer y lo esta haciendo por su cuenta en casa. Ademas tengo dos niños con dificultades de aprendizaje y veo cuanto los frustra la presion escolar. Mi hija adoptada mayor que va a cumplir 8 ( en realidad 10) todavia no puede leer. Menos mal que tuvimos la inteligencia de ponerla tres grados menos de los que le corresponderia por su edad biologica porque sino estaria sufriendo mas de lo que ya lleva.
    Y es que hay que considerar todos los factores: nuevo idioma, nueva cultura, problemas de hiperactividad y concentracion, inmadurez emocional, etc.
    Pero claro, en la escula eso no lo tienen en cuenta, y aunque yo le repito a ella que ya va a aprender como todo el mundo, la curricula escolar no la espera…
    Tambien cada vez tienen menos tiempo de recreo y menos actividad fisica porque la cantidad de contenidos ha aumentado muchisimo y claro de algun lado hay que sacar esos minutos para “alcanzar” todos los objetivos del año escolar.
    La verdad que yo hace rato que deje de preocuparme si mis hijos leen a la edad esperada, sera el tema de la adopcion y la familia numerosa que me ha quitado todo eso de la cabeza. Porque seamos sinceros hay cosas MUCHO mas importantes de las que preocuparse…

    • Yo tampoco me preocupo demasiado por el hecho en sí de que vayan “tarde”, tengo claro que todos los niños acaban llegando… lo que sí me preocupa es cómo esto les afecta a ellos, a su autoestima, a sus ganas de aprender… Por mucho que yo les cuente que la edad en la que empiezas a leer no es importante (que yo aprendí más tarde que ellos y leo muchísimo), por más que les explique que esto del colegio es como una carrera en los que ellos se incorporaron más tarde y por tanto es normal que vayan por detrás, o que cargan más peso (por su historia previa) que sus compañeros… ellos no pueden evitar compararse, pensar en lo que deberían ser capaces de hacer… y sacar su frustración a veces de forma expansiva (lo cual agrava los problemas).

      En lo que sí estoy de acuerdo es que, cuántos más niños tienes… más relativizas las cosas. Esta es una de las grandes aportaciones dela familia numerosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: