familia monoparental y adopción

Memoria

Es una pregunta muy corriente entre los padres adoptivos cuánto recuerdan nuestros hijos, y cuánto imaginan, cuando hablan de su pasado. Muchas veces, no podemos saber qué base real tiene lo que nos cuentan… pero yo tengo la suerte de haber podido conocer buena parte de la historia de mis hijos, y he alucinado al descubrir que eran capaces de narrarme episodios reales que habían transcurrido… en algunos casos, cuando tenían menos de un año de edad. En otros casos, claro, la conexión no la conozco… Una de estas historias es la que conté aquí:

Hace algunas semanas, estaba con mi hijo pequeño viendo fotos de cuando fuimos a buscarle. De repente, ve un niño del orfanato y grita: “¡K!”. Inmediatamente, se tapa la boca, y me pregunta: “¿Quién es este?”. Yo le digo que, efectivamente, es K., y le pregunto si se acuerda. Me dice que sí con los ojos bajos.

Seguimos mirando fotos, no me dice recordar nada más (hasta que ve a su hermano), y hablamos del orfanato, de su pueblo, de si un día volveremos… Me dice: “A la playa sí, a la casa donde yo vivía no”. Le digo que si vamos, iremos sólo de visita, a que vean cómo ha crecido y que tiene una familia que le cuida, pero me dice que ni hablar.

K. es un niño de su edad, del que no recuerdo haberle hablado jamás (de otros niños sí hemos hablado). De hecho, ni siquiera recordaba su nombre hasta que él lo dijo. Mi hijo llegó de su país de origen sin hablar, no recuerda su idioma de origen, jamás había dicho el nombre de K.

Qué curiosa es la memoria, ¿verdad?

Anuncios

Comentarios en: "Memoria" (7)

  1. caja de secretos lamemoria, qué increíble… en teoría no recordamos nada que haya sucedido antes de cumplir los tres años, pero supongo que algunas experiencias quedan ahí aunque no sepas por qué… yo no tengo ningún recuerdo anterior a mi adopción claro porque me adoptaron recién nacida, pero sin embargo recuerdo que con ocho años o así yo imaginaba historias de que vivía en una granja muy grande en Africa donde yo acogía a niños que no tenían papás y estaban solos… yo no sabía ni remotamente que era adoptada, así que por qué tendría aquellas fantasías? será que escuchaba conversaciones cuando mis padres todavía pensaban que yo no entendía nada y hablaban delante de mí y entonces por eso quedó en mi memoria? nunca lo sabré… pero ésa era mi fantasía… y durante muchos años la tuve… sin saber que era adoptada…

    • Yo tengo un recuerdo datado a los 2 años y 10 meses, el nacimiento de mi hermana. Y alguno que seguramente es anterior, aunque menos fácil de datar… pero estaba convencida de que para que hubiera memoria, tenía uqe haber lenguaje, que no podíamos recordar cosas de antes de hablar, a no ser que nos las hubieran contado… mis hijos han puesto a prueba esta certeza.

      Contaba Nancy Verrier la historia de una mujer, adoptada, que estaba fascinada con las películas carcelarias… la hacían sentir cómoda, segura. Cuando buceó en sus orígenes descubrió que sus primeros meses los había pasado con su madre biológica… en una cárcel. Es alucinante también, ¿verdad?

  2. No se tienen recuerdos conscientes hasta los dos o tres años pero sí inconscientes. Es lo que se llama la memoria implícita, cosas que se quedan ahí grabadas,para lo bueno y para lo malo. En el caso de nuestros hijos, pueden ser cosas muy primitivas como el hambre, la sed, la necesidad de contacto físico…se queda grabado en el cerebro y sale cuando menos se espera.

    Elena

    • Yo pensaba lo mismo que tú… hasta ese día. Los recuerdos de mi hijo mayor son muy explícitos, muy concretos y muy ajustados a lo que pasó… Me describió palabra por palabra una vivencia realmente traumática, que sucedió cuando él tenía pocos meses. Y no tenía nada de difuso ni de abstracto.

      • Por otra parte, la narración de la entrada sucedió cuando mi hijo pequeño tenía unos 3 años… lo que él recordaba, había sucedido antes de los 2… e incluyó el nombre de ese niño, que yo había olvidado (que jamás habíamos, por tanto, repetido en casa), y que él no pronunciaba en Marruecos… porque allí no hablaba todavía…

  3. Cuando llegó mi hija me demostró con movimientos y con palabras que recordaba épocas que por edad no podía recordar. Yo no entendía apenas ruso; siempre he pensado que si lo hubiese entendido quizás sabría cosas que no sé y que ella no recuerda. Y lo que me sorprende es que hay cosas de su primer año aquí (llegó con cuatro años) que parece ser que no recuerda. Si la memoria es realmente curiosa y selectiva.

    • Sí, es curiosa. Posiblemente, recuerdos que entonces eran muy claros, ahora, de no expresarlos, de no compartirlos… se han vuelto mucho más difuminados, o incluso han desaparecido… Por esto es fundamental, si podemos, apuntar lo que nos cuentan, lo que hacen… para convertirnos en su memoria (nosotros también acabamos olvidándolo o tergiversándolo…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: