familia monoparental y adopción

Bebé, niña, negra

Cuando hace pocos días discutíamos sobre el azar y el destino, en un grupo de padres adoptivos surgió el asunto de la elección de sexo de nuestros hijos. Recordé que sobre esto escribí hace años, pero no recordaba que los comentarios que hicimos al respecto también tenían su jugo. He hecho un mix de lo que se dijo en aquella entrada para comentarlo aquí.

“Quiere que sea bebé, niña, negra”, me dice A. de una chica que pretende hacer una kafala en Marruecos.

Este tipo de comentarios me siguen encendiendo la sangre. Y espero que lo hagan mucho tiempo: que me sigan escandalizando los que confunden la adopción (la maternidad) con un supermercado de niños.

A. me dice: quiere niña porque ya tiene un niño, y quiere que sea negra porque su primer hijo lo es.

¿No os resulta curioso que en el sexo elijan la diversidad y en la etnia la igualdad? ¿No sería más lógico que si piensas que es mejor que sean “iguales”, pienses que también es mejor que lo sean de sexo… y si es más guai que sean “distintos”, que lo sean también de raza?

Es como la gente que quiere adoptar una niña “porque en su país de origen las niñas están peor tratadas”. Si adoptamos en función de la necesidad de los niños… ¿Por qué insistimos en adoptar niños – perdón, niñas – diminutos y sanísimos? ¿Y es menos importante evitar que un niño se convierta en machista que que una niña sufra los efectos del machismo, por ejemplo?

“Llevarte a un niño a tu país y educarlo contra el machismo, no cambiará para nada la realidad de las niñas y las mujeres en su país de origen”, me dijo alguien. Es cierto. Llevarte una niña, tampoco. Las mujeres de su país de origen seguirán viviendo igual de mal que antes de que tú adoptaras. Le cambias la vida a la niña, por supuesto; pero es que si te llevas a un niño, también. Y si lo que quieres, si la razón por la que adoptas, es mejorarle la vida a alguien que la tiene mal… ¿por qué una niña sana y pequeña? ¿por qué no una niña, o un niño, mayor, discapacitado, enfermo…?, estos sí que tienen difícil ser adoptados, y a estos sí que les mejoras la vida si les sacas de un orfanato…

Sin hablar del problema de los niños (varones) que se quedan en los orfanatos de algunos países porque la gente prefiere esperar años para tener su “niña soñada”…

Lo que más me cuesta de entender, es que uno puede no sentirse preparado para ser padre de un niño mayor, de un niño enfermo, o de un niño con otro color de piel, pero, ¿puede alguien sentirse preparado para adoptar una niña y no un niño? Y si es así, ¿no deberían analizar estas personas más a fondo?

Cuando empecé mi primera adopción, en Etiopía, en la ecai me dijeron que habían dejado de preguntar las preferencias, porque el 80% quería niña… y el otro 20% decían que les daba igual. Con lo cual tenían enormes problemas para asignar niños (que eran el 60% de las criaturas disponibles). En Marruecos, más del 90% de las criaturas adoptables son de sexo masculino… y aún así, cada semana los que se dedican a informar sobre esto reciben peticiones y preguntas sobre “qué hacer para kafalar niñas”… y a lo largo del tiempo que llevo “relacionándome” con la kafala, he visto gente capaz de hacer cosas surrealistas por kafalar niña (esperar… pagar… aceptar perfiles “peores”…). En España no se puede elegir sexo… pero sí mostrar preferencia. Así que es posible que a los que prefieran niña, se les asigne un niño… pero también sucede que a los que no muestran preferencia, se les asigna siempre niño. O eso dicen. Y así ha sido en los casos que yo conozco.

En cuánto a los hijos biológicos, al margen de las apreciaciones personales (yo en mi entorno sí he detectado una preferencia clara por las niñas), se publicó hace algún tiempo un estudio que constataba lo siguiente: hay más hijas únicas que hijos únicos. Es decir, los que tienen niño, en mayor medida, tienen un segundo hijo, se supone que con la esperanza de “la parejita”… mientras que los que tienen niña, se conforman en mayor medida con esa sola criatura.

La diferencia es que los que tienen hijos biológicos, tengan las preferencias que tengan, no se sienten legitimados para escoger el sexo de sus hijos.

Las preferencias no tienen nada de malo… pero me parece preocupante que el 80% de los adoptantes quieran adoptar una niña. Nos echamos la mano a la cabeza porque en China desechan a las niñas, pero, ¿somos mejores que ellos?

Anuncios

Comentarios en: "Bebé, niña, negra" (49)

  1. Muy buena reflexión y análisis. Yo tengo tres hijas, solo mostré preferncia en la segunda adopción por que pensé entonces que solo tendría dos y preferí que fueran del mismo sexo. Obiamente cuando optemos por la tercera adopción, elegimos un país en el que entonces, año 2005, pocos niños se adoptaban, pero no mostremos preferencias. Recuerdo que en aquella época, algunas familias rechazaron asignaciones por haberles sido asignado varón, un escandalo bajo mi punto de vista, pero que recibía la comprensión de muchas familias que estaban en pleno proceso, pues el argumento generalizado era que habian elegido el país y les habian dicho en las ecais, que solo se asignaban niñas y se hanian hecho a la idea desde el principio que tendrian una hija, no un hijo.
    Luego yo lo que me encuentro en la calle…, comentarios del tipo “tu si que has sabido hacerlo, con tres hijas no estarás nunca sola”.
    Socialmente a las hijas se las sigue considerando un seguro de “buena vejez”, que te ván a cuidar.
    Entre otras cosas…

    • Sí, supongo que la idea es que son menos conflictivas, más dóciles, y sigue pensándose que se ocuparán de los padres en la vejez (y así es todavía estadísticamente, aunque a saber cómo será cuando nosotras lleguemos a ancianas…)

      Yo con mi primer hijo no tenía preferencias (aunque nadie se lo creía, todo el mundo consideraba que lo “natural” era preferir niña), y con la segunda adopción, sí creía que tenía algunas ventajas que fueran del mismo sexo (heredar ropa, compartir habitación… quizás algunas afinidades, aunque no ha sido el caso de mis hijos, no pueden ser más distintos). Pero una cosa es la preferencia y otra rechazar un niño que no responde a estas preferencias…

  2. Yo leí una vez que el mayor número de familias numerosas se daba cuando el primero y el segundo eran chicos y observando la verdad es que creo que es así… ¿Sabéis cuanta gente sale echa polvo de la ecografía en la que le confirman que es un niño? Incluso personas en Reproducción asistida que lo han pasado fatal para lograr el embarazo.

    • La verdad, está más allá de mi capacidad de comprensión…

      • coincido con eva Maria, he visto familias con 3 y 4 hijos varones, pero el que tiene 2 niñas o incluso 1 para, no se porque, conozco un caso de una chica que salio llorando y el mosqueo le duro dias, porque su segundo hijo era varon tambien. En nuestro caso ya nos dijeron que el pais salvo alguna excepcion daba en adopcion varones, asi que nos hicimos a la idea de que seria niño y niño fue, pero tampoco teniamos preferencias.

      • Sin ir más lejos, la de la infanta… curiosamente, hace un par de generaciones, era al revés, el deseado era “el heredero”…

      • evambernal dijo:

        Una vez justo me lo dijeron cuando a Aitana le habían encontrado unos quistes en el cerebro en la eco de las 28 semanas… yo sentí que vivíamos en universos paralelos… luego se dieron cuenta y me pidieron disculpas por que algo les dije, me dolió tanto por la coincidencia en el tiempo…

      • No me extraña… si lo piensas bien, entristecerte porque el sexo de tus hijos no responde a tus expectativas, es tan frívolo…

  3. Pues yo no sabía que se podía elegir. Y “por ser la excepción a la regla” en mis dos adopciones me asignaron niñas y nunca dijimos que preferíamos sexo femenino. A mí me parece que en esto uno debe de pensar como cuando está embarazado, al principio puedes pensar que te gustaría que fuera niña o niño, pero no está en tus manos y te toca lo que te toca. Me parece de pena que se pueda elegir sexo. La edad debe de ser la que te toque por CI ( y yo reconozco que en mi segunda adopción que fue por Pasaje Verde prefería que no fuera un bebé, pero no tuve nada que decir). Lo de sano o no si entiendo que se debe poder especificar pq no todo el mundo está preparado para aceptar NE.

    • A mí personalmente me angustiaron las elecciones que tuve que hacer: la de país, aunque por ser monoparental muchos quedaban descartados de entrada, la edad (en mi caso no había límites por abajo por edad, era muy joven; por arriba me costó mucho poner un límite, me sentía capaz de ahijarme igual un bebé que un niño de 6 años)… ¡¡como para ponerme a elegir sexo!!

      • Yo no tuve muchas opciones para elegir país pues cuando empezamos los trámites sólo llevábamos 2 meses casados y no nos admitían en casi ningún sitio, así que recuerdo que me quedé con India y Kazajstán. Llamé a una ECAI que tramitaba India y no me lo aconsejaron por la situación política del país. La segunda vez fue cosa de la trabajadora social que nos hace los seguimientos de la mayor que cuando le comentamos que estábamos pensando ampliar la familia nos habló del Pasaje Verde. Fuimos a una charla y nos convenció el programa de NE que tenían en China y por eso tengo dos nenas asiáticas (aunque en Kaz podría haber sido rubia de ojos azules).

      • Yo sí tuve la sensación de haber tenido opciones, fui descartando países como en círculos concéntricos, primero, claro está, los que no aceptaban monoparentales (estos más bien me descartaron a mí), luego fui rechazando otras características que me gustaban menos (estancias largas, varios viajes…) hasta que finalmente me quedé con Etiopía… en mi segunda adopción fue más fácil, porque al cierre de Etiopía básicamente podía adoptar en Marruecos o Rusia y no tuve ninguna duda en quedarme con Marruecos (por proximidad, por precio, por todo).

        Kazajstan es una opción que valoré también cuando se alargaron de golpe los plazos en Etiopía. Mi ecai acababa de abrir en este país y me lo propusieron… lo pensé y me di cuenta de que me resultaba muy difícil renunciar a la idea de un hijo etíope cuando ya había estado leyendo sobre el país, empapándome de historia, cultura… y preferí esperar… pero siempre he sentido cierta proximidad con este país, con la idea de que un hijo mío podría haber sido de allí.

  4. Muy buena entrada Madre. Yo creo que tener una preferencia, puesto que es fruto de la fantasía, es humano, irracional y muchas veces inevitable. Como comentais, pasa tanto en la adopción como en los embarazos. Pero una cosa es tener preferencia y otra es, digamos, ejercerla como derecho. Y eso ocurre exclusivamente en la adopción. ¿Cuanta de la gente que elige adoptar una niña vería bien que se pudiera elegir el sexo de los embriones en la reproducción asistida?

    • Totalmente de acuerdo. A mí lo que me chirría es que a veces, estos mismos padres que creen que pueden elegir hijo… luego se quejan cuando alguien trata su parentalidad con una distinta consideración a la que tienen las familias biológicas…

  5. Carmen Xiao dijo:

    Yo conozco a una familia que rechazó una asignación (de China) porque era una niño, y ellos habían elegido China precisamente porque “siempre dan niñas”. En la tanda siguiente fueron asignados otra vez (nunca pude entender que les admitieran ese rechazo y no les retirasen directamente el CI). Con su segunda asignación se conformaron, aunque la niña “era poco china” y ellos soñaban con su “tesoro chino”. En fin, a día de hoy, aunque mi contacto es esporádico y distante, tienen una “muñequita” llena de lazos y sedas, vestida de “china” a la menor oportunidad y ……… bueno, os podéis imaginar.
    Lo malo de esta familia es que no es tan raro. En mis años de espera mantuve contacto con muchos foros de adopción en China, y la mayoría tenía una actitud de este tipo, sin ser tan extrema cmo la de esta pareja, gracias a Dios. Lo que sí se desprendía de muchas, es que adoptaban a China porque iban “a por la niña”.
    Triste, muy triste. Feo, muy feo. Pero las Comunidades, en general, lo permiten. No se debería preguntar qué prefieres.

    • Parece lógico que si prefieres una niña, esta sea una razón para escoger un país como China (aunque para mí no sea lógico preferir niña, claro). Pero lo curioso es que en países donde la mayoría son niños… sigue habiendo gente que los escoge… ¡¡porque prefiere niña!! Es el caso de Marruecos, donde el 90% de las criaturas kafalables son varones, pero hay un porcentaje de familias que adoptan allí que lo hacen, entre otras razones, porque se puede “escoger” criatura, y esto les permite escoger una niña…

  6. Yo tenía un niño, y me asignaron un niño, a mi me pareció genial tener dos niños, me daba realmente igual y lo que me importaba era su salud como cuando tuve al mayor… pero curiosamente muchísima gente me ha preguntado con lástima si no me dejaron elegir una niña ya teniendo niño, me enciende y no lo comprendo…me saca de mis casillas…estoy encantada con mi peque…como alguien puede pensar que lo rechazaría por su sexo…pero claro parece ser que casos hay por lo que contáis..

    • A mí también me lo han preguntado muchas veces, que el primero me lo “colaran”, pase, pero ¿el segundo? ¿cómo no exigí niña? Y yo sinceramente, no tenía preferencias en el primero, pero el segundo sí prefería que fuera del mismo sexo…

  7. En mi primera adopcion de dos, como aqui hay que poner preferencias, puse al menos una niña pero no bebes, aunque igualmente aceptaba cualquier sexo o edad. La primera asignacion fue una niña bebe, a pesar que pusimos preferencia de niños mayores. Obviamente no rechace la asignacion a pesar de que no tenia en mente criar un bebe.
    En su momento todos me felicitaron porque eso es lo que mayoria pedia, niña, bebe, sana…
    La segunda asignacion fue un varon de 3 y tambien acepte.
    Me seria imposible rechazar una asignacion, no importa lo que fuera.
    En mi tercera adopcion pedi una niña/o mayor que estuviera en lista de espera y me enviaron los datos de una niña que ya habia sido rechazada antes porque no era “el sexo pedido” y esa fue la que termino siendo mi hija.
    Personalmente creo que las niñas son mas complicadas de criar, contrariamente a lo que la gente piensa, al menos esa ha sido mi experiencia. Una de las teorias por la que la gente pide mas niñas, es porque la opinion de la madre tiene mas peso en el momento de adoptar.
    De todas maneras, sea cual sea el niño/a adoptado, edad, sexo, o estado de salud, no hay manera de saber como sera la adaptacion a la familia en el largo plazo.

  8. Yo también conozco familias que hasta que no han tenido la niña no han parado, pero no termino de comprender por qué ese entusiasmo por las niñas. ¿Cómo es posible que el 80% de los adoptantes quieren una niña antes que un niño?, ¿no se supone que van a ser padres/madres y que solo ese mero hecho ya tiene que bastar?, ¿qué hay detrás de esta preferencia?

    A ver, comprendo que cuando vas a adoptar o te quedas embarazada tengas tu preferencia, porque lo has imaginado, porque en ese momento te apetece o por lo que sea, pero no veo la desilusión si sale niño en vez de niña, total, experimentas de la misma forma el ser padre/madre que es de lo que se trata, ¿no?

    • Yo puedo entender que uno tenga preferencias, pero me resulta difícil entender que la mayoría tenga preferencia por uno de los sexos, lo entendería si fuera 50%-50%, pero 80%-20%… me resulta incomprensible.

      También me pregunto cómo deben sentirse estos niños cuyos padres han expresado a diestro y siniestro su disgusto por su asignación, por no ser del sexo deseado…

      • Cuando la gente justifica su preferencia por la niña salen ideas a veces opuestas: hay quien quiere una hija porque sólo tuvo hermanos, y los que prefieren niñas porque en su casa son sólo hermanas. Al final el resultado es la preferencia por la niña en proporción 80%-20%, como dices. Y en nuestra sociedad no hay razones económicas, como que nuestro sustento en la vejez vayan a ser nuestras hijas. ¿Alguien de hoy en día se imagina viviendo en casa de su hija en la vejez? Yo creo que el desequilibrio en la preferencia nos indica que detrás de esa supuesta “preferencia personal” hay mucho de estereotipo social. ¿Qué nos viene a la cabeza cuando pensamos en nuestros hijos? ¿Qué cara les ponemos? Estoy segura que la publicidad nos influye mucho y que esa idea preconcebida de niña dócil, familiar, tranquila (niña objeto, al fin de cuentas) nos la están metiendo subliminarmente a diario.

      • Pues sí. O “quiero niña porque ya tengo un niño” o “quiero niña porque tengo una niña y se llevaran mejor” (pero no a la inversa, no dan las mismas razones para preferir niño…

  9. Yo no expresé preferencia ni nadie me preguntó por ella, ni en sexo ni en edad. Y en la entrevista en el país lo mismo, con lo que sabía que me asignarían niño y ” mayor”, y así fue. Con Ci de 0 a2 me asignaron un niño de casi siete. Y ni se me pasó por la cabeza rechazarlo. Pero por desgracia he conocido gente que ha esperado mucho por la niña pequeña y sana ” porque yo pago y yo exijo”

    • Tampoco es normal tener un ci de 0-2 y que te asignen un niño de 7, no?
      Sobre lo del sexo yo creo que directamente, en las entrevistas para conceder la idoneidad no deberían ni preguntarlo.
      Nosotros, en nuestras 2 adopciones contestamos lo mismo: nos da igual.
      La primera es niña y el segundo es niño y genial, pero igual que si hbieran sido 2 niñas o 2 niños.
      Esa pregunta la deberían eliminar o ….al que no conteste “me da igual” no cdarle el CI, directamente….

      • Supongo que no es normal, y que es una razón legítima para rechazar una asignación, aunque yo creo que la habría aceptado igualmente… habría pensado que si me han asignado esta criatura es porque es la que le tocaba ser mi hijo…

    • Tengo unos amigos que adoptaron en nacional y no expresaron preferencia ni de etnia ni de sexo… unos conocidos suyos, también de nacional, les dijeron: “¿sois tontos? ¡¡Así seguro que os asignan un niño!!” (y así fue).

    • Pues en mi Comunidad no hubieran aceptado la asignación, porque son superestrictos con el rango de edad.En mi segunda adopción por edad nos tocaba de 4 a 7 pero teníamos a la mayor de 4 y como tenía que ser una año menor que ella nos dieron un CI para un menor de !sólo 3!. Lo mejor fue al principio que nos dijeron que esperásemos a que la mayor cumpliera 5 para adoptar uno de 4 y estar en rango. Así que si había un peque de 3 teníamos que esperar a que cumpliera 4 para adoptarlo? Era de locos y no había manera de modificarlo, sobre todo ni de coña nos dejaban aumentar la edad. Al final nos asignaron una peque de 19 meses y dieron el sí (yo creo que por ser de PV).

      • Yo he conocido casos de los dos, casos en los que han sido muy flexibles y han aceptado un rango muy distinto, y otros en los que ha sido inamovible.

        Lo que tu cuentas le pasó a una amiga mía, por su edad, tenía que adoptar a un niño de unos 7 años, por la edad de su hijo (7), uno de máximo 6… finalmente, le dieron un CI 5-7 muy estricto, sin posibilidad de asignar ni por arriba ni por abajo. En aquel momento en Marruecos yo había conocido a un niño que estaba a punto de cumplir 4 años, se lo comenté, no podía ser… pero si hubiera esperado un año (el CI tiene una vigencia de 3), entonces, con 5, si lo habría podido adoptar. No puede ser más absurdo… Finalmente, adoptó a un niño que acababa de cumplir los 5, que se lleva 2 años con el hermano.

  10. Pues a nosotros no nos preguntaron si queríamos niño o niña en el CI… Y no me hubiera parecido nada lógico que lo hicieran.. Nuestras entrevistas fueron para nacional …

    A nosotros nos asignaron una niña, bebé, recién nacida, sana….Lo que muchos sueñan… Y no era el perfil que teníamos.. porqué nuestro perfil era mucho más amplio.. pero los técnicos cuando fuimos a recoger a nuestra hija nos comentaron que al tener ya dos hijos pequeños consideraron que era el más idóneo…

    Más de una vez nos han comentado que claro “adoptasteis porqué querías la niña… ” y así lo asegurabais.. Como si la adopción fuera una vía para conseguir el hijo ideal.. Son esos comentarios que me hacen hervir la sangre (pero a los que no respondo…) porque revelan un enorme desconocimiento de la realidad de la adopción (aunque es verdad que hay gente que cree que puede escoger… pero escoger sexo no significa tener un hijo ideal…) y de nosotros…

    Una cosa es tener preferencias… y la otra es poder elegir y descartar.. La gente que sólo quiere niñas o sólo niños, o sólo hijos negros (puedo entender que quieras que tus dos hijos sean de la misma raza para que compartan parte de su identidad….. pero el primero…) , o sólo blancos… o sólo… esta buscando un hijo ideal que no existe… y ahí sí que surge según mi parecer un riesgo evidente de la que adopción acabe fracasando. Ese debería ser un indicador en mi opinión para que no se concediera el CI.

    • Hace poco, una madre del cole comentaba que a estas alturas ya no iría a por el tercero (tiene 2 que se llevan casi 9 años), pero que se quedaba con el gusanillo de no haber tenido una niña… y otro padre le dijo “Pues adoptas y así te aseguras de que es una niña”. Me lo quedé mirando muy seria, y le dije: “¡Ala!, que los hijos no se escogen, ¿o te crees que la adopción es un supermercado?” Sé que no lo dijo con mala intención, pero pensé que era importante que no siguiera pensando que los niños te los asignan a la carta…

    • Yo cuando tramitaba la segunda adopción también pensé que mejor otro hijo asiático para que mi familia no pareciera la ONU, pero ahora que tengo a mis dos hijas asiáticas, al ser una de Kazajstán y otra de China, veo que son completamente distintas físicamente (hasta en los ojos) y desde luego poco comparten a nivel cultural.

      • A mí también me daba un cierto apuro lo de parecer una familia Benetton… y al final, hemos terminado con un hijo negro, uno magrebí, una niña morenita y un niño rubio de ojos azules… si mi hermana acaba adoptando en un país de Asia, como tiene intención, ¡habrá que ver las fotos de los encuentros familiares!

  11. Por azares de mi adopción, llegó un momento en el que alguien me preguntó si prefería niño o niña. Y dije niña. Y me asignaron niña. Si hubiera dicho niño, me hubieran asignado niño. Las dos posibilidades estaban allí, y ninguna era más difícil que la otra. Niños y niñas del orfanato tenían edades y perfiles similares. Explico mi motivación, porque veo que nadie la menciona: en mi humilde parecer, siendo madre soltera, una niña resiente menos la “falta” de un padre. Pongo comillas: sé que una madre soltera es perfectamente capaz de criar chicos sin que el niño sienta que le falta de nada. El hecho es que en aquel momento me pidieron una opinión (o una elección) y la hice basada en esa motivación. Yo me sentía más segura y más capaz de criar a una niña. Obviamente, si no me hubieran preguntado, no hubiera respondido.

    • Yo creo que lka falta d eun papá (varón) la siente o no la siente igual un niño que una niña.
      cuándo se muere un papá lo pasan peor los niños y si se muere la mamá lo pasa peor la niña?
      No creo

    • Creo que es una idea bastante extendida. Yo también sentí que criar una niña sería más fácil siendo monoparental… pero a la vez, creo que criar niños es más enriquecedor. Como es más fácil criar a un niño blanco, pero más enriquecedor criar un hijo negro…

  12. Te entiendo perfectamente Kaktus, yo no mostré preferencia en ninguna de mis dos adopciones, no me parecía ético ni me lo preguntaron tampoco, tengo un niño y una niña, pero me he planteado lo mismo que tu al criar a un hijo, la necesidad de la figura del varón/padre en el que reflejarse, mas que en el caso de la niña, que con 4 años me copia en todo (hasta en lo malo…) y probablemente en tu circunstancia pues haría lo mismo, no se. Lo que sí decidí en mi segunda adopción es que el segundo fuese negro como el primero, y volví a un país africano por eso, me parecía que ambos comprenderían y se apoyarían en la difícil tarea de vivir en un mundo rodeado de blancos, es una motivación que por supuesto si me asignasen a un niño “blanquito”, que los hay también, no iba a rechazarlo,tal y como dice madredemarte en otra entrada, es el azar y el destino

    • Yo también pensé que sería una ventaja un segundo hijo negro, y si hubiera sido posible que mi segundo hijo lo fuera (en su país hay niños negros en adopción), lo habría tenido en cuenta… finalmente fue blanco, y llegué a la conclusión de que, esto también, nos enriquecía como familia….

  13. Cuando inicié el proceso para la obtención del CI tuve que rellenar un impreso dónde me preguntaban si tenía alguna preferencia de sexo (puse que si, niña, pensando que como mujer sola me sentía, como ya se ha dicho, más capaz de afrontar la educación de una niña). También me preguntaban si aceptaría un menor del otro sexo, caso de tener preferencias (puse que sí, la verdad es que pensé que era una pregunta tonta: ¿cómo iba a decir que no? Por lo que decís quizás no era tan tonta).

    Al tiempo me asignaron un niño y recuerdo que la noche después de conocerlo (con emociones múltiples y jet lag) de golpe pensé en mi preferencia por una niña y recuerdo haberme rebelado contra ese pensamiento porqué no cambiaba a ese niño de casi 5 años por nadie del mundo. Al final no pude adoptar a ese niño y me asignaron a una niña. Tampoco la cambiaría por nadie del mundo.

    En cuanto a los comentarios de personas ajenas al mundo de la adopción, a veces son deplorables. Dos personas me preguntaron como había elegido a mi hija. A las dos les respondí que me la habían asignado. Una se quedó patidifusa y me pidió disculpas diciendo que pensaba que…., la otra puso cara de ‘menos mal’ diciendo que ella no podría elegir a un hijo y pensaba que los padres adoptivos teníamos que hacerlo. Lo que me sorprendió fue que las dos personas tenían muy claro que los padres adoptivos escogíamos a quien iba a ser nuestro hijo (como mínimo en adopción internacional). Otro comentario me lo hicieron en la pescadería una señora que comentó de una vecina que como ‘estaba puesta en eso de la adopción’ (ya tenía una hija adoptiva, de nacional) le habían asignado un bebé. No dije nada pero todavía estoy con los ojos como platos y sin capacidad de respuesta.

    Ya para acabar decir que esta entrada me causa mucha desazón. Entiendo la mirada que recibimos mi hija y yo por parte de una persona que había adoptado un varón en China (mirada que parecía contener cierta envidia) y la posterior, henchida de orgullo, que dirigió a su hijo. No entiendo otras cosas que habéis explicado en el post y en los comentarios.

    • Yo pienso (e igual me equivoco) que me habría sentido culpable de haber tenido y expresado una preferencia y haberme encontrado con un hijo de un sexo, de una etnia, de una edad… distinta a la que prefería. Procuré no hacerme ninguna idea cerrada más allá de los límites de mi CI (que hacían difícil que acabara adoptando a un niño blanco de 8 años, por ejemplo), aunque claro, lo cierto es que después te das cuenta de que más allá de estos datos, sí te haces muchas ideas, que van surgiendo cuando tu hijo no cumple las expectativas que tenías (aunque no creyeras tener ninguna).

      Yo creo que estas miradas, de una manera u otra, las recibimos todos. Yo también me siento valorada a veces como “Familia Benetton”, una imagen que está tan alejada de mis emociones, de mis proyectos!!

      • Yo creo que las preferencias son eso, preferencias, y no tienen pq llevar a la culpabilidad. Otra cosa son las posibles comparaciones, o lo que sea, por experiencias previas. Yo pensaba que cuando me harían la segunda asignación tendría problemas recordando el primer niño que me asignaron. Creo que nunca olvidaré a ese niño, y sí tuve problemas después de recibir la segunda asignación: en mi vida he experiementado un miedo tan atroz a una posible segunda pérdida.

      • Tiene que ser tremendo. Y el riesgo a que el miedo a esta pérdida te dificulte la vinculación…

        Yo conocí a una chica cuyo primer hijo asignado, con el que había convivido durante bastantes semanas en el orfanato, murió. Recibió otra asignación, y le cambió el nombre… para ponerle el nombre de su primer hijo. Me pareció que algo ahí no funcionaba, que había un duelo necesario que no había hecho. Y estoy segura de que el tiempo colocará las cosas en su lugar, y que este niño será querido por ser quien es… pero aún así, no me parece un buen comienzo, a mí no me gustaría sentir que fui el sustituto de otro niño ideal que no pudo quedarse…

        (Obviamente, creo que es una historia muy distinta a la tuya, eh?, sólo que me la has hecho recordar)

  14. Estoy totalmente de acuerdo con tus reflexiones, Madre. No puedo añadir nada más.

  15. Yo adopté en Honduras, pais que si deja elegir el sexo del menor pero ni se me pasó por la cabeza la idea de elegir sexo a sabiendas de que, como los americanos (y bastante extranjero) si lo hacen (eligen chica, se entiende), me iban a asignar a un varón casi con toda probabilidad.
    Si uno mira las estadisticas de adopciones ese pais mas o menos hay igualdad entre niños y niñas asignadas asi que si la gran mayoria de que la gente que conozco (monoparentales sobre todo) tiene un varón es bastante sospechoso.
    Ahora tengo acceso a una lista de espera no oficial y si te pones a leerla ves bastante gir/boy (todos los españoles, aunque se que varios (no en lista) tienen el solo niña). Bastante americano tiene el “girl” y además estan orgullosos de poder ponerlo, no os creais. SObre todo en el caso de los niños mayores de 3 años donde la cosa ya es exagerada. Me hace gracia porque todos los americanos son supercreyentes y adoptan mucho porque creen que es poco mas que una accion solidaria. Aparte de mi opinion sobre eso, me hace “gracia” que su solidaridad solo llegue a niñas sanas menores de 6.
    Los niños con alguna patologia, hasta ahora solo han salido a través de agencia y siempre a USA/Canada.
    Cada uno tiene su opinión, pero la verdad que elegir el sexo a mi me parece poco etico. Por no decir que descartar a un nene por raza, patologias poco graves tampoco me parece muy normal, pero bueno…
    Yo he tenido suerte que hasta ahora no he tenido ningún comentario negativo hacia Abraham (referente a ser chico y de casi 4)

    • En algunos países, los niños, sobretodo si no son bebés, están en las listas de necesidades especiales solo por ser niños, y hace tiempo alguien me pasó un vídeo (americano) con argumentos a favor de adoptar varones, debido a que eran los que se quedaban en centros de menores mientras las niñas sí salían en adopción. Y creo que esto también es algo a tener en cuenta: qué pasa con los niños que rechazamos, qué es de ellos, dónde van a parar.

  16. Soy monoparental, en mi primera adopción no tenía ninguna predilección de sexo o raza, sólo quería ser madre, aunque reconozco que prefería bebé y puede que una cierta tendencia a varón. Cuando decidí embarcarme en mi segunda forma de ser madre si tenía claro que prefería que fuese también adoptado (creo que es más fácil para ellos que ambos sean adoptados) y que también fuese negro (como mi primer hijo) y creo que también mantenía esa cierta tendencia a varón. En ambos casos me asignaron varón el primero bebé, el segundo no tan bebé y no me veo madre más que de estos mis hijos. Cualquier otro sexo, color, raza, edad hubiese sido igual de bienvenida.
    No entiendo la elección de sexo en la adopción, mi ECAI no la contemplaba y así creo que debería ser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: