familia monoparental y adopción

¿Qué es la religión?

¿Cómo hablar de religión?

Aunque yo soy hija de padres profunda, radicalmente ateos, de que fui a uno de los pocos colegios laicos de la España de los 70, de pequeña conté con una abuela muy religiosa y tengo la sensación de que aprendí sobre la religión por ósmosis. Fui a misa en bastantes ocasiones (además de que todas las bodas y bautizos de la época eran en la Iglesia), tuve referencia de las historias que había tras las festividades religiosas, oí canciones de Iglesia, me relacionaba con niños que hacían la comunión…

No recuerdo tener que preguntar nunca al respecto.

Incluso pasé una etapa de conversa: la influencia de mi abuela me hizo, temporalmente, creyente, y yo intenté convencer a mis padres de que me dejaran bautizarme, hacer la comunión. Pretendía salvarme, y salvarlos.

Ahora agradezco que ellos me explicaran que era una decisión que podría tomar cuando tuviera la madurez suficiente, si aún pensaba lo mismo.

Cuando los niños empezaron a preguntar por cosas relacionadas con la religión (¿por qué canta el muecín? Está rezando. ¿Qué es rezar? Hablar con Dios. ¿Qué es Dios? Un ser imaginario que algunos creen que lo hizo todo. ¿Y por qué lo creen? Es su religión. ¿Qué es religión?)… me di cuenta de que es muy difícil explicar qué es la religión desde una perspectiva no creyente.

Una amiga antropóloga me dio una definición magnífica que uso desde entonces: “la religión es una forma de control social”. A la que añado: que servía para explicar lo que no se entendía del mundo cuando se tenía mucha menos información que ahora.

Anuncios

Comentarios en: "¿Qué es la religión?" (30)

  1. Pues creo que es más complejo. Sobre todo la última frase.
    Obviamente sirve para controlar la sociedad, pues influye en la visión del Mundo. Pero también da respuestas a la religiosidad de la gente, que es un sentimiento que forma parte de las personas.
    Yo creo que hay que contar que las personas nos hacemos preguntas, y que muchas no tienen respuesta. Y que las personas respondemos (o no) estas preguntas de distintas formas. Porque el muecín o las abuelas no rezan porque si, ni tampoco porque están controladas socialmente (aunque eso influya en la forma en que lo hacen), sino porque creen que sus preguntas, las mismas que se hacen nuestros hijos, se responden de una forma determinada.

    En cuanto a que ahora hay “más información”, pues si, sobre todo de como funcionan las cosas, pero del porqué último. Siempre se puede hacer como los niños y hacer otra pregunta, hasta que te encuentras sin respuestas, y aquí es donde entran las creencias, aunque se sea ateo y la respuesta sea “eso no lo sabe nadie” o “ya se descubrirá un día”.

    • Te entiendo, y entiendo la necesidad de espiritualidad, incluso de creer en Dios… me cuesta sin embargo casar esta necesidad individual con el hecho colectivo de la religión, con creer que para que tu Dios te haga caso tienes que compartir rituales, comportamientos, creencias…

      • Es que no tienes por que creerlo, claro. Todo lo que digo se puede defender desde el ateismo más militante.
        Lo que digo es que para entender los motivos de la gente, creo que la respuesta debe ser más compleja. Cuendo se lo cuento a un niño, suele no entender nada, y muchas veces les disgusta, pero es que es una pregunta complicada 🙂

      • Sí, es muy complejo. Por esto decía que sería mucho más fácil tener alrededor a gente creyente para que pudieran explicarles, de primera mano, esta manera de vivirlo…

  2. Yo creo que la religión sirve, servía, para dar respuestas, para dar explicación a hechos que no se sabe, sabía, porque ni como se producían, porque no saber produce inseguridad y da miedo. También creo que algunos espabilados se aprobecharon de esa necesidad de saber, de ese miedo de las personas ante lo desconocido para controlar al resto. Creo que tener fe es creer en lo que no se ve y por tanto creer en que el mundo lo hizo Dios o Alá, es dar una respuesta a una pregunta de una manera sencilla. Creer en el cielo es el mejor ejemplo porque ayuda a las personas a no tener miedo, o tener menos miedo, a la muerte. Entonces alguien inventó el infierno y tuvo a miles de generaciones sometidas. ¿Como explicar esto a un niño? Yo de momento solo le he contado que es la fe y contestado preguntas concretas con ironia pero desde el respeto. No es fácil.

  3. un tal Karl, decía muy sabiamente” la religión es el opio de los pueblos”

  4. educar en el ateísmo, negando la parte espiritual o trascendental de individuo que es una emoción o percepcion real en todas las culturas y épocas , o educar en el católicismo o en el islam me parece similar. No puedo dar esa visión de Dios a mi hija, ni negar el hecho religioso, xq no se si existe o no. El como se ha utilizado la religión no me dice nada sobre la existencia de Dios, no hay nada real o imaginario, que no se haya utilizado por unos pocos para manejar al resto. Hablar de Dios como un ser imaginario, me parece una idea atea y la verdad que como digo no se la puedo dar a mi hija xq ignoro si es cierta. La indefinición del agnóstico no es bien vista por ningún bando, pero…

    • Esto es educar desde el agnosticismo, ¿no? Yo a los míos les cuento que hay gente que cree y gente que no cree (y por tanto, lo consideramos imaginarios) y que ellos tendrán qué decidir si creen, o no, o no saben no contestan… por ahora, el único que se ha manifestado es B. y le gusta el budismo, bueno, su particular concepción del budismo: “Si eres bueno, vas al cielo, si eres malo vuelves a vivir… yo seré muy malo para vivir muchas veces”.

      Porque esta es otra… creo que hay que explicarles que hay muchas maneras de creer, muchas religiones, y que a menudo la que nos cuadra corresponde al hecho casual de haber nacido en un sitio y no en otro…

  5. Pués yo debo ser agnóstica también y por el momento me limito a dar a mi hija acceso a historias relacionadas con la religión que forman parte de nuestro imaginario colectivo, de nuestra cultura… Intentaré también que acceda a otras historias relaciondas con otras culturas religiosas. Todavía no me ha formulado preguntas complejas de responder. La única quizás la de quién es dios y la repuesta ‘hay personas que creen que es Jesús, el niño que nace por Navidad’ le ha servido. Mi madre era profundamente religiosa y respeto mucho a las personas que tienen fe. Creo que la fe como la vivía mi madre (y me imagino que otras personas) proporciona espiritualidad, trascendencia, serenidad… Un último apunte: mi madre era profundamente católica (así la habían criado), pero tenía muy claro que si hubiese nacido en otra parte del mundo habría sido ‘otra cosa’ que le habría proporcionado lo mismo.

    • Creo que es fantástico tener alrededor a personas que sí son creyentes, de una manera u otra, en una u otra religión, para que nuestros hijos puedan acceder a ello de primera mano. Yo les transmito aquello en lo que yo creo, pero echo de menos gente como mi abuela, que les habría transmitido una realidad muy distinta…

  6. Para mi la religión no es nada más que la búsqueda de respuestas a las grandes preguntas que nos hacemos. Es una de las formas de expresar la voluntad de trascendencia.

    Intento transmitir a mis hijos la idea de que no sé si “Dios” (en sus distintas formas y expresiones) existe o no. No tengo respuesta a esa pregunta. También intento educarles en el respeto a las distintas respuestas que los pueblos y los individuos han dado a esa misma o mismas preguntas. Desde mi punto de vista, la religión no es de por si un instrumento creado para dominar, aunque se haya utilizado y se utilice para ello. Intento que entiendan que buscar respuestas, y creer en alguna de ellas forma parte de la naturaleza humana. No es negativo no compartir dichas respuestas. Lo que es negativo es intentar imponer dichas respuestas a los demás y discriminar a partir de ellas… También intento explicarles que la respuesta elegida muchas veces viene determinada por la sociedad en la que vives, por eso aquí hay muchos cristianos y en otros países las personas tienen otras religiones como referente..pero que al final lo que buscan y las respuestas que ofrecen las distintas opciones son muy similares.

    Acaben siendo creyentes, ateos o agnósticos lo que sí quiero transmitirles es el respeto a todas las opciones y el reconocimiento (y eso sí que es una creencia por mi parte) de que somos mucho más que un cuerpo y una mente, somos seres espirituales y trascendentes. Y esa trascendencia puede interpretarse religiosamente, pero también puede no serlo. Creo que mis hijos sean conscientes de que lo que hacemos no sólo nos afecta a nosotros, sinó a nuestro entorno, y a nuestro mundo y a las personas que habitarán en el futuro… y somos responsables por ello. Creo que sean conscientes de que en la vida hay cosas mágicas, inexplicables desde el punto de vista científico y tenemos que estar abiertos a ellas…

    • “Creo que mis hijos sean conscientes de que lo que hacemos no sólo nos afecta a nosotros, sinó a nuestro entorno, y a nuestro mundo y a las personas que habitarán en el futuro… y somos responsables por ello”. Estoy de acuerdo con ello, y estoy convencida, de hecho, de que la religión no es necesaria para compartir esta creencia. De hecho, a veces es un inconveniente: precisamente porque (según creo yo) no tenemos otra vida, tenemos que vivir de la forma más honesta en la que tenemos, de la forma más responsable…

      Yo creo que la religión nació, en primera instancia, para dar respuestas a preguntas que no la tenían, preguntas relacionadas con la vida, la muerte, el clima, el destino, la incertidumbre, las cosechas, etc etc etc. Pero sí creo que las grandes religiones monoteístas están establecidas como una forma de control social que somete a unos y da poder a otros.

    • Totalmente de acuerdo contigo. Me gusta como has expuesto lo que yo también pienso y siento.

  7. Yo soy católica porque nací en España, si naciese en Finlandia sería protestante y si naciese en el áfrica subsahariana pues no lo sé.Educo a mis hijos como me han educado a mi,cuando somos pequeños ibamos con nuestros padres a donde iban ellos, tanto si era ir a misa como a las fiestas del marisco y a medida que crecimos cada uno por su camino. De los 5 hermanos que somos ahora de adultos, uno es de “la obra”, otro ateo,otro es un tema del que pasa ampliamente, pero no se define, otra con fe ciega como mi madre, yo me defino católica pero no estoy de acuerdo en muchas de las interpretaciones de la jerarquía sobre las enseñanzas de Jesús, me gusta sacar mis propias conclusiones, y tampoco las que han puesto la jerarquía (celibato, confesión,ir todos los domingos a misa y fiestas de guardar…).La fe es un sentimiento complejo y aunque mis hijos son pequeños, como dice mi madre, al final cada uno en este tema sigue su camino. Lo que si debatiré cuando sean mas mayores con ellos es la diferencia entre la fe y la fe ciega (ahí es donde reside el control de masas, tanto en la religión como en la política o como en la pareja). Me gustaría que eligiesen su camino, el que sea, pero siempre con espíritu crítico, la fe ciega en cualquier ámbito de la vida: familiar, politica o religiosa es desde mi punto de vista la anulación del propio ser.

  8. Hace poco escuche algo al respecto. Era una madre que se declaraba agnostica y sus niños le preguntaron un dia (no me acuerdo a santo de que) ¿nosotros que religion tenemos? A ella se le ocurrió decir : En esta casa practicamos un estricto respetolicismo. Me encantó la idea. Particularmente me gustaría criar a mis hijos en esa religión y compartir también mis propias creencias, aunque luego ellos tomen sus decisiones

  9. Yo pienso un poco como bone, soy catolica por aprendizaje pero muy critica con segun que actitudes y formas de transmitir la fe, y añado que si Jesus realmente existio, la idea que yo tengo de el, es de una persona sobre todo tolerante, y que no juzga a los demas. Totalmente de acuerdo en que hay que educar en el criterio, es verdad que a veces tener fe, facilita un poco la vida, para dar respuestas a preguntas, o cuando deseas algo mucho…, mi hijo que muestra interes por la religion, siempre le he dicho que cuando sea mayor podra decidir, como en muchas otras cosas, pero me da la sensacion que a el tener fe lo reconforta de alguna manera. Me pregunta si yo creo y le digo que yo creo en las personas, en las buenas personas tolerantes y respetuosas con el resto, y que para mi eso es creer en Dios, y que alomejor las personas buenas llevan un trozo de Dios en su corazon.

  10. Yo soy atea de convicción y en cuanto tuve palabra para negar lo que me parecía absurdo, lo hacía con toda la sinceridad e inocencia de una niña de 4 o 5 años. Ahora soy más diplomática pero sigo pensando lo mismo. Al igual que los padres católicos transmiten sus creencias y sus visitas a la iglesia, yo transmito mi ateismo e informo a mis hijos sobre los otros niños del parque al que habitualmente vamos (mamás con hiyab, niños con kipa, los creyentes en chamanes y los cristianos que no son mayoría en absoluto). Ellos decidirán por supuesto, pero no están recibiendo una educación en valores que ordene ningún dios, así que veo difícil que pasando unos años alguien pueda determinar lo que se ponen en la cabeza, limitar su vida sexual, lo que comen o sus actividades del sábado o domingo; bastantes obligaciones tenemos ya.

    • Estoy de acuerdo contigo. Mi problema no es transmitirles lo que yo pienso… sino explicarles, desde un punto de vista a-religioso, cosas que, explicadas desde la religión, son muy sencillas…

  11. Hola, cuánto tiempo.

    Creo, Madre, que una cosa es explicar qué es la religión y otra muy distinta opinar sobre ella. La frase de tu antropóloga es un juicio, que se puede compartir o no, pero un juicio.

    La realidad que se juzga es más que eso; puede (y debe) explicarse de otro modo si de verdad se quiere enseñar. Aunque esa explicación incluya opiniones, por supuesto.

    Besos.

  12. Tengo una hija adulta y dejé que eligiese ella misma si quería ir a religión o a ética -eran esos tiempos-. Excepto en uno de los cursos, que le picó la curiosidad, eligió religión como la mayoría de sus compañeros, o sea, por puro mimetismo.

    Quizá yo ahora no actuase así porque pienso que está sobrevalorado eso de respetar la religión, pero tampoco salió tan mal. A ella también le llevaba su abuela a misa de vez en cuando, pero como lo que vio en casa fue que no había por qué creer en nada, y ya recibía información en el cole y de mi madre, pues apenas me hizo preguntas y ahora pasa de religiones, no sé si por comodidad, convencimiento o las dos cosas,

    La clave es enseñar a pensar, eso creo que lo hice bien.

    • Qué es religión? Creo que se están confundiendo términos en este post. Religión, iglesia, creencia, fe, espiritualidad…………lo difícil no es que nuestros hijos construyan, con tiempo, una idea sobre la muerte y la transcendencia o no de ellos mismos, lo complicado es que en las escuelas se equiparen religión y ética y que además los niños tengan que elegir. La ética forma parte de todas las personas crean o no en algún tipo de transcendencia del ser humano. En lo que respecta a la institución que monopoliza la particular religión que se patrocina desde nuestro estado “laico”, la Iglesia Vaticana, sí, ejerce su poder para, entre otras cosas, intentar cambiar el estado de las cosas para su propio beneficio. Pienso que a esto se le puede llamar control social.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: