familia monoparental y adopción

Hemos debatido en un par de ocasiones sobre abandono y adopción de perros y sobre si esa palabra (adopción) es o no adecuada cuando se aplica a animales. Trazamos paralelismos entre ambas cosas, y yo, en aquel momento, confesé que estos paralelismos no siempre me parecían inadecuados.

Pero sí me lo parecen en este spot, que pertenece a una campaña para que la gente no regale cachorros en Navidad – y para que los “adopte” en vez de comprarlos.

La primera vez que lo vi se me giró el estómago. Luego no he querido volver a verlo.

¿Se puede comparar el abandono de un niño con el de un perro? ¿Tiene la misma dimensión moral tirar a la carretera a un animal, por muy “de la familia” que haya sido, que a tu propio hijo? Cuando a alguien le abandonan “mal” (si es que se puede abandonar de otra manera), se suele decir que “le han abandonado como a un perro”, pero, ¿existe la posibilidad de hacer la frase al contrario? ¿Decir que al perro “le han abandonado como a un niño”? ¿No es esto frivolizar con el dolor que causa el abandono?

¿Cómo se siente un niño que ha sido abandonado – un adulto que fue abandonado de niño – cuando ve estas imágenes?

Anuncios

Comentarios en: "De perros, niños, abandonos, adopciones" (58)

  1. Es una lucha perdida. Siempre puntualizo que no es lo mismo cuando alguien te dice que “ha adoptado un gato”, más que nada porque los niños ven la ligereza con la que se hace. Pero la gente no ve esta diferencia, lo que es muy revelador de lo que piensan sobre las adopciones de niños…

    • Pues igual será esto.

      Yo estuve discutiendo ayer sobre este spot con varias personas. Y creo que si no tienes cerca alguien que ha sido abandonado, hay una capa de sensibilidad a la que es difícil llegar… y me preocupa.

      Y sí, efectivamente, lo más preocupante es que para mucha gente, no es que adoptar un gato sea igual que adoptar un hijo… es que adoptar un hijo es igual que adoptar un gato.

  2. A mi que no me presenten al creativo de este spot… mira que suelo tener aguante, pero no he podido terminar de verlo

  3. Creo que se han pasado 3 pueblos, este anuncio es para denunciar, por menos empresas han tenido que retirar sus anuncios y pedir perdón públicamente. Yo soy de las que piensa que no hay problema por utilizar la palabra adopción para hablar de animales, las palabras tienen muchos significados y matices y porque se utilice en el contexto de los humanos y también en los animales, son contextos distintos y por lo tanto la palabra tiene matices distintos. El problema de este anuncio, a mi juicio denunciable, es establecer el paralelismo de abandonar a un hijo y abandonar a un perro y no me parece apto para el público infantil, sádico es la palabra más sutil que se me ocurre, la verdad. yo voy a poner un comentario en el youtube y creo que todos deberíamos hacer lo mismo

    • Yo pensé lo mismo cuando lo vi (además de que jamás, JAMÁS, “compraría” lo que venden, o se lo “compraría” a ellos… por muy de acuerdo que esté con el fondo del mensaje). Pero en mi entorno, en cambio, les pareció que era una exagerada, que vale, no era de muy buen gusto, pero no había para tanto…

      • En realidad madre, yo por lo menos, tengo la sensacion de estar sola en esto, cuando dices que por favor ese concepto no, no en este solo, sino en muchas questiones que se generan en torno a la adopcion, siempre o casi siempre obtengo la misma respuesta, mujer que sensibles y exageradas sois las madres adoptivas, todo os sienta mal. En general quien no esta en este carro ni tiene idea ni intencion de tenerla.

      • Estoy de acuerdo. Y lo mismo me pasa con el racismo, con la homofobia, con el clasismo, con el sexismo… cuando son sutiles, siempre te acaban diciendo que te la coges con papel de fumar.

        Espero seguir haciéndole muchos años, no perder la sensibilidad hacia las injusticias y las discriminaciones, por “micro” que sean…

  4. Doy por sentado que tenéis hijos, como yo. ¿Pero habéis tenido un animal en la familia alguna vez? Una persona que trata mal a los animales no puede ser buena persona. Y si no es buena persona…pues es capaz de cualquier cosa. Y no comparo un niño con un animal, pero tengo claro que los perros cuando son abandonados también sufren.

    • Sí, en mi familia ha habido animales, a los que hemos querido mucho, y hemos sufrido cuando murieron. Y estoy de acuerdo en que una persona que trata mal a los animales no es buena persona, pero creo que este no es el tema que discutimos… lo que quiero discutir (yo al menos) es cómo alguien puede ser sensible al dolor de los animales y tan insensible al dolor de (algunos) humanos…

      Es posible que los creativos del anuncio también tengan hijos (y los quieran mucho). Pero estoy convencida de que no tienen hijos adoptados.

      • Pero yo no creo que el anuncio esté diciendo que hay que “proteger” más a los animales que a los niños. Ni creo que estén menospreciando a los niños adoptados porque se utilice ese verbo también con animales. O yo por lo menos no lo veo así.
        Pero bueno, la interpretación de cada uno es muy subjetiva y muy válida.

    • Maite, para mi el anuncio tiene imágenes durísimas no pq el perro sufra (que también) sinó porqué mi hija estuvo allí (de manera muy distinta, pero allí). No puedo ni imaginarme que podría pasar por la cabecita de mi hija si lo viera. Yo creo que si tuvieras una hija que ha pasado por ello tu interpretació subjetiva variaría.

      IMPRESENTABLE el anuncio. Y sí, compara un perro con una niña.

  5. Hola Madre de Marte,
    Para mí el acto de abandono es exactamente el mismo, sea para con un animal, para con una persona mayor que nos necesite o de un niño. Es la acción de abandonar lo terrible, la ausencia de amor, de responsabilidad. No tanto específicamente contra quien se realice y el sufrimiento que les genera 😦
    Qué spot tan duro y tan desacertado, no lo conocía.
    Un abrazo,

  6. Yo he tenido perros desde que nací. Perros, serpientes, patos, conejos…
    En casa siempre han sido miembros de la familia.
    Pero también soy madre. Madre adoptiva.
    Y aunque lo de hablar de adoptar animales no me parece mal, y creo que mis hijos tienen claro una cosa y otra, este anuncio… Me parece que está muy al límite.
    Y no quiero que mis hijos lo vean.

  7. Simpre que oigo la palabra adopción con respecto a los animales me rebelo y si puedo respondo.
    No he podido acabar de ver el video. No me ha gustado nada. Me ha indignado.

  8. Yo tampoco he podido termianr de verlo.
    Para empezar, la dedicatoria ya me repatea: “Dedicado al perro Excalibur”.
    Igual que me repatea escuchar a la dueña de Excalibur decir que “el perro era mi hijo”……

    En cuanto al anuncio en sí, no hay por donde cogerlo.
    Frivoliza con la imagen del niño abandonado y equipara el abandono de un perro cn el de la niña….
    Impresentable.

    Tengo 2 perros y en mi casa siempre ha habido animales…y eso de que “una persona que trata mal a los animales es capaz de cualquier cosa”….por Dios…
    Ya ves, Hitler adoraba a los perros, así que….ese argumento falla….
    Mis perros no duermen dentro de casa, no les pongo abrigos ni chubasqueros cuando llueve, todos los días cuando nos vamos de casa se quedan solos más de 8 horas…
    Para nada son comparables a un niño.
    Y eso que los queremos mucho, muchísimo , pero…todo tiene un límite…..

    por último, lo de “adoptar perros”….me chirría. Los perros no se adoptan. Se va a una perrera y se cogen.
    Es fácil:
    _Ese perro es comprado?
    -No. fui a la perrera y lo cogí/ No, es de la perrera.

    Igual es que mola más decir “lo adopté” que decir “es de la perrera”, com se dijo toda la vida…es más in….

    Me niego a aceptarlo.

    • Efectivamente, hay diferencias muy claras. Yo pensaba ayer en cómo nos afectó (sobretodo a mi padre y a B.) la muerte de nuestro perro, hace un año. A mi padre es de las pocas veces (creo que solo esta y otra) que le he visto llorar. B. aún lo añora. Pero pienso en lo que habría representado la muerte de una persona de la familia, no digo ya de un niño… lo devastados que nos habría dejado… cómo nunca nos habríamos recuperado del todo… Definitivamente, no es lo mismo. Y si alguien dice que un perro es “el hijo que no tuvimos”… es porque, efectivamente, no tiene hijos.

  9. Estoy de acuerdo en que el anuncio es de bastante mal gusto, sobre eso no tengo nada más que añadir.

    Pero yo no veo el problema en que se hable de “adoptar a un perro”. Obviamente no tiene las mismas connotaciones que cuando hablas de “adoptar a un niño”, hay muchos matices que los diferencian, pero no creo que sea necesario usar otra palabra. Las palabras tienen distintas acepciones, y según el contexto pues una misma palabra significará una cosa u otra, y ya está, no hay más.

    Saludos!

    • A mí tampoco me molesta. Me parece comparable a decirle a mi hijo cuando no encuentra una cosa: ¿Estás ciego? No hay confusión posible entre esta expresión y una discapacidad…

    • Pues a mi no me gusta. Sitúa en un mismo plano a un niño adoptado y a un perro. Y lo más importante, habría que saber qué opinan las personas adoptadas, no creo , sinceramente, que les agrade. A ver si alguien adoptado se asoma a esta ventana.

      El anuncio un horror, y sí, yo también haré todo lo posible para que no lo vean mis hijos, lo cual me parece razón suficiente para que lo retiren. También comentaré en youtube.

      Gracias.

      • No me gusta la palabra adoptar para animales.

        Imagino lo que podría pasar por la cabeza de mis hijos si , por ejemplo, me encontrase en la calle con un amig@ y me dijese ” ¿sabes, voy a adoptar un perro? , o el clásico de, “A mi hija le encantan los perros, vamos a adoptar uno para ella”. O “Como la niña ha sacado muy buenas notas le vamos a regalar un hámster”. O “si te portas bien te compramos un gatito” ¿En qué se parece eso a una adopción?

        ¿Cuántos animales llegan inicialmente a las familias como regalos para los peques? ¿premio por las notas? ¿Cuántos llegan como animal de compañía? ¿Como capricho? ¿Es así en la adopción?

        No sé, puede que tenga que empezar a preparar a mis hijos para esta nueva acepción con respecto a traer animales a casa, pero NO ME GUSTA.

        Adoptamos por egoísmo sin duda, o así debería de ser, pero traemos animales a casa en infinidad de ocasiones porque nos gustan o servirán de entretenimiento para ratos de ocio. No se adoptan los animales, con todo lo que implica la adopción.

        Y sé, que los que tenéis animales los queréis por encima de todo, pero daríais la vida por ellos?.

        No concibo el abandono de los animales, pero no es comparable al abandono de un niño.

      • Pero es que yo no veo que los sitúe en el mismo plano. Simplemente coincide la palabra.

        Es como si pensásemos que es lo mismo una obra teatral que una obra de albañilería sólo porque se definen con la misma palabra. Tienen distintos significados, igual que los tienen adoptar a un niño y adoptar a un animal.

      • En el anuncio, las imágenes de la niña abandonada se solapan con las del perro abandonado… si esto no es colocarlos en el mismo plano…

      • No, no me refería al anuncio, sino a la palabra “adoptar” que entiendo que es de lo que habla Nuria.

      • Antes que nada, comentarles que yo SOY ADOPTADA y que este anuncio (ni muchísimo menos el uso de la palabra “adopción” para animales) en ningún momento me causa ningún sentimiento negativo, no me siento triste y no siento que menosprecie de ninguna manera a nosotros los adoptados.

        Si estoy de acuerdo que el anuncio quizás es muy fuerte y la verdad es que el final cuando los atropellan me sobra, tanto por la niña como por el perro. Pero en general no me parece un anuncio malo. También estoy de acuerdo que es un anuncio muy fuerte para cualquier niño y quizás para algún niño adoptado que tenga algún tipo de inseguridad si que le pudiera llegar a afectar. Pero en mi caso (y el caso de una niña adoptada de 8 años que conozco) cuando vi el anuncio por primera vez, jamas me vi reflejada de ninguna manera, jamas me sentí triste por ser adoptada (y haber sido “abandonada” alguna vez) de hecho en ningún momento lo relacione con la adopción de niños.

        Ademas, nunca he escuchado el caso en que se abandone a un niño en una carretera (no digo que no exista, simplemente que nunca he conocido un caso así). Desde pequeña he sido voluntaria en un orfanato y he escuchado muchas historias de como los niños han llegado ahi. La grandísima mayoría fueron dejados en un iglesia, en un hospital o directamente en las puertas del orfanato, sitios donde sabes que al menos recibirán primeros cuidados y la posibilidad de ser adoptados en un futuro (cercano o lejano); sin embargo la insensibilidad por los animales es tan grande que a ellos en su mayoría los dejan atados a algún sitio, tirados en el campo, al lado de las carreteras etc, lugares donde sabes que al menos que tengan la suerte que alguien los vea y los recoja, morirán .

        En cuanto a eso de llamar a los perros, gatos u otras mascotas “hijos” o compararlos con humanos, mi madre desde que yo era pequeña dice que una de las perritas que tenemos en casa es mi hermanita (la otra perrita era “mi hija”), pero siempre en plan gracioso y cariñoso, y aunque se que ella se la quiere con locura, en ningún momento he sentido que la perrita fuera lo mismo que yo, ni mucho menos que la quisiera igual o mas que a mí.

        Esa otra perrita, la mía, la que era “mi hija” murió hace tres años, y yo aun la hecho muchísimo de menos, aun aveces lloro por ella y cada día desearía que estuviera aquí. Si bien es cierto que si muriera mi madre, mi padre, mi pareja, mis abuelos o mi hermana estaría mucho mas triste y destrozada que por mi perrita, y me costaría millones de veces mas superar la perdida, pero no es por el hecho que sean humanos, sino por la relación tan cercana y por el inmenso amor que les tengo. Conozco otros humanos (incluso de la familia) por los cuales no me sentiría tan triste.

        Y ya para terminar, este spot fue hecho con el apoyo de protectoras y de gente que ama a los animales y que su mayor interés es proteger a los animales. Pero eso no significa que no les interese los niños, o que menosprecien a los niños que han sido abandonado.

        Por ejemplo, yo tengo tres grandes causas que son las que mas me interesan, y esas son la protección y ayuda a los niños huérfanos o en situaciones de pobreza, la protección y derechos de los animales y la protección para los adultos mayores. Mi tiempo y mi dinero siempre sera dedicado a estas tres causas, no sere voluntaria de alguna asociación para víctimas de abuso de pareja, personas que se están rehabilitando de las drogas o personas con enfermedades mentales, y eso no es porque menosprecie esas otras causas, o porque piense que no son importantes, sino porque aunque se que esas causas son importantes y se que esas personas merecen todo el apoyo que reciben tengo otras tres causas las cuales para mi en lo personal son mas importantes.

      • Gracias por tu punto de vista. Un abrazo!!

  10. Adoptar significa recibir y hacer propio, ya sea alguien o algo (por ej. una doctrina), por lo que es perfectamente utilizable con animales cuando los consideras parte de tu familia. Porque se puede considerar a un perro o a un gato como miembro de la familia, e incluso puede que los quieras más que a muchos familiares humanos…

    Además, cuando adoptas un perro o un gato no vas a la protectora, lo “coges” y ya. Se firma un contrato con el que te comprometes a esterilizarlo, vacunarlo, etc. Se comprueba dónde y cómo vives, se hace un seguimiento del animal, etc etc. Y en muchos casos lo que ocurre es que el animal sigue siendo “propiedad” de la protectora, por lo que tienen derecho a reclamarlo en caso de maltrato, desatención, etc.

    Por otro lado, el hecho de que una persona les considere más o menos cercanos es cuestión, supongo, de sensibilidades, educación, etc. Luz, por ejemplo, ha comentado que sus perros no duermen dentro de casa. Para mí eso sería impensable si tuviera perros.

    Yo tengo dos gatos, y aún no tengo hijos (ni sé si llegaré a tenerlos por circunstancias personales..), por lo que mis gatos son para mí “mis bebés”. Y no, no estoy loca. Son simplemente dos criaturas a las que “rescaté” de la calle y que me “rescataron” a mí de la soledad del expatriado… Yo asumí la responsabilidad de hacerme cargo de ellos, pasara lo que pasara y mientras vivan. Y es lo que entiendo que se hace cuando se decide tener (de una forma u otra) un hijo: Te planteas la cuestión, sopesas ciertas cosas, tomas la decisión y actúas en consecuencia. Y es una decisión de por vida, como debe serlo el adoptar un animal. La única diferencia sería que normalmente el perro o el gato vivirán entre 10 y 20 años, y un hijo debería vivir mucho más que nosotros.

    En cuanto al comentario de Hitler que hace Luz, he de decir que una cosa es que todo el que maltrate animales sea mala persona y por tanto capaz de cualquier cosa, y otra que todo el que (supuestamente) adore a los animales sea buena persona. Es decir, puedes adorar a los perros y aún así ser un hijo de…. Pero si maltratas animales, no es posible que se te considere buena persona. Es lo que yo entiendo que Maite Valls ha querido decir, y con lo que estoy de acuerdo, por cierto.

    Y también estoy de acuerdo con lo que dice Pilar respecto al acto de abandono en sí, que es lo que yo entiendo en el anuncio. Está intentando hacer entender a los padres y madres (que son los que irían a la tienda a comprar el cachorrito de perro o gato – que será abandonado en muchísimos casos cuando se planeen las vacaciones, o cuando crezca más de lo que pensaban o cuando llore porque quiere jugar, o cuando arañe muebles porque nadie le ha enseñado a usar el rascador..), que adoptar un perro o un gato es acogerlos como otro miembro más de la familia, como ellos hicieron – obviamente – con sus hijos, y no como “algo” que puedes dejar tirado cuando no te venga bien que esté ahí… La intención supongo es que vean el paralelismo: ¿abandonarías a tu hija cuando llora cada noche durante meses y tú no puedes dormir? ¿abandonarías a tu hijo cuando lleva meses protestón y diciendo que “no” a todo? ¿o cuando entran en la adolescencia y discutís más que habláis? No, ¿verdad? Pues a un perro o a un gato tampoco se le abandona. Nunca.

    Y es que solo el año pasado, en España, se recogieron casi 150.000 perros y gatos en protectoras. Ciento cincuenta mil en un año. Eso sin contar los que fueron tirados al contenedor o a la acequia, los que viven en colonias callejeras, etc. Ni los que ya estaban en esas protectoras… Además, al menos el 25% de los perros y el 50% de los gatos recogidos tenían menos de 4 meses. O sea, cachorros..
    De ahí que no sólo pidan que no abandones, sino también el eslogan de “no compres, adopta”. Porque hay cientos de miles de animales buscando un hogar..

    Así que sí, considero que el anuncio es muy duro, pero también que a veces hay que dar un buen tortazo para que muchos espabilen y se den cuenta de lo que hacen mal. Y además, no me parece tan diferente de las campañas de la DGT, que seguro que también hieren otras sensibilidades pero, por brutales, pueden ser más efectivos..

    Y para terminar.. Madre de Marte, perdón por el rollazo!! y saludos desde Gofrelandia!

    • A algunos niños sí se les abandona: a los hijos de muchas de nosotras, por ejemplo. Y cuando te toca de cerca, lo siento, pero la comparación es horrible. Inadmisible. Por mucho que esté mal abandonar un animal (y yo creo que lo está, sin duda), no se puede comparar con abandonar a un hijo.

      Tampoco me parece comparable con los anuncios de la DGT, que hablan, otra vez, de vidas humanas. Creo que, igual que hay una diferencia fundamental entre un objeto y un animal, también la hay, igual de fundamental, entre un animal y un humano.

      A mí este anuncio me despierta exactamente lo contrario de lo que pretende. Estando de acuerdo con el mensaje de fondo (nunca se debe abandonar a un animal, cuando lo adquieres adquieres una responsabilidad que hay que asumir), este anuncio me hace ponerme en contra de los que lo han hecho, y pensar, por ejemplo, que nunca les “adoptaré” un perro o un gato a ellos. Porque esta sensibilidad que tienen hacia los animales abandonados, me habría gustado que la tuvieran, también, hacia los niños abandonados.

      Y también me pregunto si el anuncio llega realmente a alguien: a parte de los que estamos de acuerdo, nos pone en contra… ¿y de verdad creéis que alguien capaz de tirar un perro en una carretera tiene sensibilidad para que este anuncio le afecte?

    • Por Dios…
      equiparas tu decisión de recoger un gato de la protectora con la decisión de adoptar a un hijo??????

    • “La única diferencia es que el gato vive 10 años y un hijo debería vivr más que nosotros”……
      Si piensas de verdad eso que has escrito, creo que no estás bien….

      • Dado que estoy totalmente de acuerdo con ella ya somos dos las que ‘no estamos bien’.

      • En ningún caso Raquel ha dicho que un hijo tenga las mismas necesidades que un gato, ni que implique lo mismo a nivel afectivo, personal o familiar. Lo que ella ha comparado es la fuerza del compromiso (irrompible en ambos casos). Hasta ahí ha llegado su comparativa y creo que tus palabras han estado fuera de lugar.

      • Yo, que creo que en ambos casos hay compromiso y responsabilidad, no creo que estos sean lo mismo en los dos casos. Me parece muy ilustrativo el ejemplo que ha puesto Cova: si la convivencia entre tu animal y tu hijo es incompatible, por razones realmente serias, ¿es igual de fácil la decisión de renunciar a uno o al otro? Yo creo que no (y no entendería que alguien pensara que sí, que es lo mismo dejar un gato en casa de unos amigos o familiares o llevarlo a un sitio donde le busquen una familia… que dejar a tu hijo a vivir con los abuelos, o llevarlo a un orfanato).

    • Estoy de acuerdo contigo, en casi todo. Solo añadir que el anuncio me parece bastante horrible y el mensaje es burdo. Tan burdo que creo que queda incomprensible. Puedo entender que despierte susceptibilidades, y desde luego comprendo que pueda llegar a provocar rechazo. Una pena porque el fin que se pretende (evitar el abandono de animales) me parece tremendamente loable.

      • Copio textualmente: “La ÚNICA diferencia sería que normalmente el perro o el gato vivirán 10 y 20 años y un hijo debería vivir mucho más”….
        Reitero lo dicho.
        Si pensais eso entre tener un perro y tener un hijo es que no estais bien.
        Y tengo 2 hijos.
        Y tengo 2 perros a los que adoro, cuido, paseo,alimento, llevo al veterinario y hacemos felices jugando con ellos, y compartiendo con ellos un montón de horas, juegos, paseos y excursiones.
        Y no…no duermen en casa. Algo que es impensable para Raquel, pero duermen en un sitio amplio, grande, a cubierto, ventilado,seco, iluminado…..
        Osea que….el no dormir en casa no es por que no los queramos es porque duermen en “su” casa.
        Tengo una amiga que tien 2 caballos a los que adora y que tampoco duermen en casa….Impensable también?

    • Estás humanizando a los perros y eso es un gran error, yo tampoco la tengo a la perra dentro de casa, ni la dejo que suba a sofá y camas. Antes lo hacía y ahora no. El porque? Porque voy a ser madre y estoy harta de limpiar pelos y más pelos y considero que con un recién nacido no es muy higienico tener pelos en la comida y en la ropa por muy limpio que esté el perro y pocas personas tienen la casa limpia con animales, creo que ya tendré bastante trabajo con el bebé como para añadir trabajo de más. Así que no, los perros son perros y los hijos son hijos y hay claras diferencais al respecto y abandonarlos nunca, además ella tiene una habitación para ella sola cosa que no va a a tener ni mi hijo.

  11. Que anuncio más horrible. Quien habrá sido el creativo que ha tenido esta brillante idea? Esto lo emiten por la tele? Estaré muy pendiente de que mi hija no lo vea.
    Sobre la palabra “adopción”, creo que somos nosotros, los que hemos adoptado un hijo, los que entendemos que no es lo mismo adoptar un hijo que “adoptar un perro”. Pero yo diría que la mayoría de la gente no ve esa diferencia. A mi, personalmente, no me gusta esa expresión.
    Por curiosidad, he buscado “adoptar” en la RAE y hay la siguiente definición, entre otras: “recibir como hijo, con los requisitos y solemnidades que establecen las leyes, al que no lo es naturalmente”, ninguna acepción hace mención de la adopción de animales.
    Lo del “hijo que no lo es naturalmente” sería otro tema…

    • Quizás podrían cambiar “naturalmente” por “biológicamente”, la verdad… Además, si no recuerdo mal, un hijo “natural” es, o era (cuando esto tenía importancia), un hijo nacido fuera del matrimonio…

  12. No entiendo las comparativas absurdas, y la que refleja el anuncio lo es. Y es dura. Tengo una perra recogida de la perrera y no me molesta en absoluto el tèrmino adoptar referido a perros u otros animales. Mi perra forma parte de la familia, pero la quiero como perra que es, a mi hija como hija y a mi pareja como pareja. Tampoco entiendo a quien considera o trata como niños a los perros, suelen convertirlos en seres infelices y no les dan lo que necesitan, no les dejan ser perros. Por otra parte me repugna por igual el maltrato animal que el de personas, especialmente de aquellos que no pueden defenderse ( no creo que sea incompatible sentir repulsión por ambos)no dejo de pensar que quien maltrata a un perro lleva dentro el germen de la maldad y puede repetir lo mismo con una persona. No dejaría que alguien así se acercara a mi hija.
    Este anuncio es reflejo de parte de la sociedad que compara la adopción de niños con la de animales, que deja entrever que un hijo adoptivo es menos importante que uno biológico. Repito, me parecen comparaciones absurdas. Nadie se para a pensar si quiere màs a su madre o a su padre, a su pareja o a su hermana, pero siempre se compara el afecto de un niño y un perro. Creo que es porque los dos son seres dependientes de nosotros a los que proteger, y se puede querer a los dos, no veo la necesidad de comparar o elegir, cada uno en su papel: a mi hija la quiero como hija y a mi perra como perra. No hay màs.

  13. Estoy de acuerdo con todo lo que escribiste y ademas diria que es horrible que no solo utilicen una niña para un video así con el riesgo de strumentalizar la niñez sino que niños en general deban de tragar con imágenes tan duras como si el mundo ya no fues repleto de tanta crueldad y necesitaramos tambien de ficción cruel que horror!

  14. No me molesta la palabra “adopcion” usada para un animal, me parece correcta. Supongo que cualquier persona bien centrada se da cuenta que no es lo mismo adoptar un animal que un ser humano.
    Me parece que el comercial es bastante bestial por mas que la idea fue probablemente causar un fuerte efecto para que la gente no tire animales a la calle.
    No se quien puede pasar semejantes imagenes en la television, aca (USA) seria una pelicula R, es decir restringida, solo para adultos, y va mas alla de la comparacion entre perro y niño.
    No es solo terrible por la implicacion del abandono de un ser humano, sino tambien por la escena de un automovil atropellando a un niño. No se a quien se le ocurrio, pero no solo dudo de su buen gusto sino de su sensibilidad como ser humano.

    Hay muchas maneras de sensibilizar a la gente hacia los animales sin mostrar semejante brutalidad. Aqui en general los que hacen campañas de ese tipo suelen mostrar las condiciones en que estan los animals rescatados de la calle, que si bien no son imagenes agradables, tienen mas sentido.

  15. Ese anuncio es indignante por un montón de motivos:

    1º) compara churras con merinas. Porque, digan lo que digan, no es lo mismo abandonar a un animal que a un ser humano. Pongo un ejemplo: tienes un gato (no comprado, sino recogido de la protectora de animales) y, tiempo después, tienes un hijo. Esto en principio es totalmente compatible, pero resulta que tu hijo tiene tal alergia a los gatos, que le dan ataques de asma todo el tiempo. Obviamente, no pueden convivir. En ese momento, le buscas un nuevo hogar al felino, con ayuda muy posiblemente de la protectora. Ahora sustituye “gato” por “niño”. La historia cambia, ¿eh?

    2º) es una chorrada poner el ejemplo del abandono, como si sólo abandonasen animales los que los compran. Un montón de gente que “adopta” (entre comillas) una mascota tampoco está a la altura.

    3º) emplear la palabra “adopción” me parece que puede confundir mucho. Yo tengo un gato desde hace tiempo. Contacté con una asociación porque no quería ir a una tienda de mascotas, y a las dos semanas lo fui a recoger. La verdad es que no sé qué palabra usar, ya que no lo compré, pero no me gusta nada emplear el término “adopción”. Quiero mucho a mi gato, pero no es mi hijo, es simplemente mi gato. Me resulta tan frívolo decir que lo adopté, como la gente que dice que es la “mamá” de su animal de compañía.

    Uy, perdón por la parrafada! 😛

  16. Me he quedado sin palabras.. ¿cómo se atreven a utilizar la imagen de una niña abandonada? ¿cómo pueden compararlo? ¿cómo pueden mostrar un atropello de una niña de esta forma? Me encantan los animales, pero me molesta y me causa total rechazo aquellos que los sitúan al mismo nivel que las personas.. Jugar con la comparación entre el abandono de un niño y un animal… demuestra a mi parecer una falta tal de empatía y sensibilidad que me parece simplemente repugnante…

    Maria

  17. Vaya por delante que el anuncio me parece francamente horrible y completamente desacertado .
    Me imagino que querían hacer un anuncio “destroyer” para concienciar, pero no creo que la gente que abandona animales se conciencie por ese vídeo, los abandonan y los seguirán abandonando, porque aun estamos a años luz de otros países mucho mas civilizados en este sentido, donde tampoco hay toros ni fiestecitas populares que entrañen sufrimiento de los animales para gozo de los humanos tan evolucionados ellos.

    Sobre que esté dedicado a Excalibur, pues me parece muy bien que se lo dediquen.
    Vaya cagada hicieron con el perro, como tantas otras en esta historia.

    Y que haya gente- como la enfermera y su marido- que considere a sus perros o gatos como hijos, pues también me parece muy bien. Mejor eso que no que les maltraten o abandonen, digo yo.Cada cual es libre de hacer lo que quiera con sus sentimientos y afectos.No le voy a decir yo a nadie a quien y como ha de querer.

    Sobre la palabra “adopción” referida a animales, pues para mi cambia mucho su uso cuando se tienen animales en casa ( me refiero conviviendo, no esos que están en casitas o agujeros fuera , sin poder entrar en la casa y sin convivir por tanto realmente) , de si son queridos y de si permanecen para siempre como en el caso de los mios -que menuda mochilaza llevaban algunos- y que son parte de la familia. Mis hijas ” adoptadas” usan espontaneamente esa palabra para los animales , y para ellas es totalmente positiva, quizas porque en nuestro caso significa amor y permanencia.
    Tal vez en el caso de un niño o niña que no tenga animales conviviendo con la familia y no sepa lo que se les puede llegar a querer, o que haya tenido bichos pero hayan sido abandonados por sus padres, posiblemente la palabra tenga una connotación mas negativa…sobre todo en el caso de un niño o niña adoptados.
    En casa tenemos conviviendo con nosotros cuatro perros y un gato, todos ellos “adoptados”. Tenia animales antes de tener hijos, durante y después.
    No me imagino la vida sin mis hijos, aunque tampoco me la imagino sin un ser de cuatro patas que me recibe siempre contento/a como si no me hubiese visto en años, que no se queja porque la comida sea la misma cada día, ni por pasear por el mismo sitio muchas veces.

  18. Madre mia que aberración! no sé ni que decir… me he quedado en blanco, con mal cuerpo… este anuncio es para las redes sociales o sale en la TV?


  19. Por cierto, este es el canal de youtube del director de este spot y donde fue colgado originalmente yo ya lo he votado negativamente, pero hay muchos comentarios positivos..

    • Sí, es que hay mucha gente que lo encuentra estupendo… y que no son capaces de entender por qué a otros nos horroriza. A mí me han llegado a decir que “los que lo critican es que no lo han entendido” (en vez de pensar que tal vez sea el anuncio el que no comunique)…

  20. Seguramente poco podre decir que no hayáis dicho ya vosotras. Vaya por delante que no he visto ahora el anuncio: creo que a lo vi hace tiempo y no me apetece hacerlo de nuevo. Comparto mucho de lo comentado aquí: sobretodo el que no me gusta la palabra “adopción” cuando se habla de animales, aunque alguna vez pueda utilizarla. Y en este punto no puedo evitar preguntarme si hay algo de cierto acerca de que las madres adoptivas somos muy sensibles a los comentarios que de algunas forma hagan referencia de la adopción. Si somos muy exageradas o susceptibles no sé…. Eso es algo que no puedo evitar preguntarme a veces. Porqué esa es la sensación que he sentido cuando en otros momentos se ha protestado por otros temas parecidos, por cosas que nosotros percibíamos como poco apropiadas, como una discriminación….. La sensación de exagerar algo que seguramente era mucho más simple. Y eso es algo que sí que me planteo…el quizás no buscar cosas donde no las hay… que no es este caso….

    Pero es cierto que el post de hoy me ha he hecho recordar, el momento en que, años atrás, nuestro gato entró en casa. Era un momento no precisamente fácil en términos adoptivos. Nuestro hijo, que tendría unos 7 años y llevaba en casa unos 6, había empezada a hacerse muchas preguntas; preguntas demasiado grandes para un crio tan pequeño. Y en ese momento más que nunca, quería separar “el niño” del “gato”. No sé porque´, pero para nosotros era importante en ese momento hacerlo. Al niño, lo habíamos adoptado, y el gato lo íbamos a comprar. Era así de claro y de diferente. Pero es cierto en que, visto los precios de los felinos en cuestión nos pareció una indecencia pagar un dineral por un gato, habiendo tantos gatos que necesitaban una casa. Encontramos una solución intermedia: compramos el gato en una tienda que tenían una camada sin raza y que los ofrecían igual que en una perrera, pagando los gatos de la vacuna y el desparasitado. Os parecerá una tontería, pero lo compramos, no lo “adoptamos”. Y me alegro, en ese momento, de haberlo hecho así. Aunque haya quién no lo entienda ni lo comparta

    • No creo que las madres adoptivas seamos excesivamente sensibles. A mi hija de 11 años le molesta y mucho. Y me consta que a más adoptados adultos y no tan adultos, también les duele y les indigna que se utilice la palabra adopción con perros, gatos, muñecas…

    • No sé si somos demasiado sensibles… o si otros lo son demasiado poco. Supongo que depende de quién lo mire, claro. Y yo sí entiendo la necesidad de hacerle a entender la diferencia a un hijo entre su entrada en nuestras vidas y la de un animal. Por mucho que se le quiera, y muy de la familia que se le considere.

  21. Lo malo es que alguien me confunda y pretenda hacer que yo le de la patita cuando le venga en gana…

  22. Qué curioso… el otro día se me pasó por la cabeza algo similar, pero no tengo la habilidad para expresarlo tan bien como tú y creo que no lo medité bien hasta que he leído tu entrada.
    Toda la vida tuve perro y nunca compré ninguno, siempre me los dieron, alguien que lo regalaba…Ahora mismo hace un mes escaso que tengo uno “nuevo”, uno al que su familia no podía cuidar. Y estoy encantada con él. Tiene que adaptarse a nosotros y nosotros a él. Es asustadizo y poco a poco va cogiendo confianza y enseñándonos sus gracias. A veces se comporta de forma muy extraña…y aún no sabemos porqué. Pero yo jamás pensé que había “adoptado” un perro.
    Nunca se me ocurrió asociar este término a un animal hasta hace unos días que me ocurrió algo muy simple. Tengo una alerta en Google que me avisa de las entradas en la red relacionadas con la “adopción nacional” y cuál fue mi sorpresa mezclada con un poco de dolor e irritación cuando en la entrada empezaron a aparecer noticias de perros adoptados; que si en tal perrera tienen perros para adoptar, que si el perro de no sé donde ha sido adoptado después de 8 años… Realmente me produjo una sensación muy rara en el estómado. ¿alerta sobre la “adopción nacional” y me hablas de perros? ¡qué poca sensibilidad!! (firma una amante de los perros y futura madre…)

  23. Hola Madredemarte, econontre este corto en las redes https://www.youtube.com/watch?v=3PKn0hL9aBs#t=39 , que da el mismo mensaje del que se habla en este post, me parecio fuerte!!!… “Gift es un corto que te hará pensar sobre la tenencia responsable de animales. Y es que, en una cultura donde todo parece ser desechable, nos estamos acostumbrando a aceptar sin prejuicio conductas totalmente cuestionables; como adoptar un cachorro porte te parece adorable, y abandonarlo cuando crezca. Pero lo cierto es que, si decides tener una mascota, debes comprometerte”

  24. Especímenes puro y duro de salón de peluquería. …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: