familia monoparental y adopción

El mundo se divide en dos grupos: los que se emocionan con el último anuncio de Ikea… y los que lo detestan.

Bueno, y los que no lo han visto. Si pertenecéis a este grupo, podéis resolverlo ahora mismo:

No es lo ñoño del anuncio… ni lo falso que me parece (leí en algún sitio que son familias reales, enfrentadas realmente a esta situación… a mí no dejan de parecerme actores, tanto los padres como los niños).

Es esta necesidad de hacernos  sentir culpables por no pasar (más) tiempo con nuestros hijos.

Me molesta que parezca que no queremos pasar tiempo con ellos… y no que no podemos. Que trabajamos por vicio, para enriquecernos, para pagar lujos. Que escogemos horarios de mierda, empresas que nos despiden si pedimos reducción de jornada, contratos precarios, sectores donde se cierra a las 10 de la noche, sueldos mínimos que nos obligan al pluriempleo…

Que no hacemos ningún esfuerzo por conciliar.

Que preferimos el vil dinero a pasar tiempo con nuestros hijos.

Con 5 millones y medios de parados en la calle, me parece un insulto decirle a los padres – y a las madres – que podrían escoger otro horario, otro trabajo, otras prioridades.

La mayoría de padres (y sobretodo madres) que conozco pasan todo el tiempo que pueden con sus hijos. Sacan minutos de debajo de las piedras para jugar con ellos, ayudarles con los deberes, hablar. Aunque tengan que dormir menos, aunque tengan la casa sucia, aunque vayan sacando la lengua, aunque llegar a la escuela a la hora les suponga quedarse sin comer.

La mayoría de padres (y sobretodo madres) que conozco, sufren por los horarios laborales, querrían dedicar menos horas (u organizarse de otra manera) para llegar a todo, dejar a los niños por la mañana después de desayunar con ellos, esperarles en la puerta de la escuela con pan con chocolate, no perderse ninguna de las actuaciones, ninguno de los partidos, ninguna de las fiestas de cumpleaños. Por aburridas que sean, por poco que les interesen los otros padres.

Me cansa este rollo de mantenernos eternamente insatisfechas como madres… que no nos sintamos jamás lo suficientemente capaces, lo suficientemente competentes.

Me pregunto a qué responde. ¿Es una campaña en tiempo de crisis para que las mujeres vuelvan a ser amas de casa? ¿O es tan simple como que las personas insatisfechas consumimos más… incluso cuando nos dicen que no lo hagamos?

 

Anuncios

Comentarios en: "A mí tampoco me gustó el anuncio de Ikea" (46)

  1. Yo pertenecía al grupo de los que no lo habían visto. Ayer lo busqué en Internet después de leer tu post. Mi impresión fue: un anuncio que te dice no compres juquetes, compra hogar en IKEA. Reconozco que no me hizo sentir mal como madre, ni ví toda la carga que comentas (quizás pq sólo vi un anuncio publicitario).

  2. Yo lo vi y me gustó. No veo tampoco tanta connotación de que nos consideren culpables por trabajar. Los padres dicen “si, les compramos juguetes para compensar el poco tiempo que pasamos con ellos”.
    A mi me da pena no pasar mas tiempo con mi hijo pero es lo que hay .Trabajo jornada (completa) partida de 8-1 3-6, lo que implica dejarlo a madrugadores y a comedor y que mis padres lo tengan un ratito por la tarde y que yo lo vea unas tres horas al dia. Pero como yo tantas habrá que no pueden reducirse jornada y que además tienen horarios mucho mas incompatibles con sus hijos que el mio.
    Ojala España hiciera como otros paises que buscan la conciliacion laboral y familiar con horarios mas asumibles. Porque si yo trabajo hasta las seis, las cajeras de los supermercados y tiendas hasta casi las 10, es por que la gente lo demanda y nos llevariamos las manos a la cabeza si de pronto se dijera que todo cierra a las seis

    • Sí… entre otras, trabajan hasta las 10 las caj(y demás personal de Ikea)… ¿QUé habrán pensado al ver el anuncio?

      • Si trabajan hasta las diez es probable que tengan la mañana libre , vayan a turnos… Al fin y al cabo, salvo jefes explotadores (o sector hostelero) el resto tenemos las mismas horas al mes ¿no?. Vamos, que salvo maestros o administracion publica el resto tenemos complicado eso de la conciliacion laboral-familiar salvo que te reduzcas la jornada

      • Sí, efectivamente, es posible que sea así… pero las horas que tienen libres (los que trabajan hasta las 10) son difícilmente compatibles con niños de corta edad… también es posible que tengan extraños horarios partidos (yo tengo una amiga que trabajó en una cadena de librerías que abre de 9 a 21 horas y la mayoría de días trabajaba a las 9 y a las 21… el “parón” lo hacía en medio, en horarios inverosímiles (por ejemplo, de 12 a 5…) Y así todas sus compañeras, tuvieran o no hijos (y el día libre ademásd el domingo era variable, con lo que tampoco podías hacer planes fijos…

      • Imagino que las horas de mas afluencia de publico… Por eso digo que el problema es que si hay gente trabajando a esas horas es porque el resto demandamos eso.
        Tampoco seria justo priorizar los buenos horarios a los padres/madres

  3. Hace tiempo que la plubicidad va orientada a meter la mano en el corazón.Me gusta,me gusta ese tipo de publicidad,pero sabía que en este había algo que me chirriíaba y no sabía lo que era.Ahora lo sé. Graciaasss por ayudar a sacarnos esa pesada carga que nos ponemos o ponen,esa eterna imperfección como madre. Un gran abrazo.

  4. Yo añadiría otra cosa. ¡¡¡Los niños no siempre quieren estar con sus padres!!!

    Lo digo desde mi punto de vista de hija. Cuando yo era pequeña, mi madre trabajaba jornada completa y más, ya que era autónoma. Cuando llegaba el fin de semana quería aprovechar para estar todo el tiempo juntas, ir a sitios, hacer cosas… Y la verdad es que un rato molaba, pero luego era un aburrimiento total. Porque yo lo que quería era estar con mis amigas o jugar a mi bola; porque estar con tus padres supone, en parte, dejar que los aburridos adultos se entrometan, tener que explicarles cómo se juega, no poder decir palabrotas…

    En fin, que adoro a mi madre (hablo sólo de ella porque es con quien vivía, no por ningún tipo de machismo) y tenemos una relación súper sana. Ahora somos muy amigas, hablamos mucho y nos divertimos viendo Downton Abbey juntas. Pero cuando tenía 7 años nunca hubiese elegido pasar más tiempo con ella. Hubiese elegido unos patines.

    P.D: Además de este vídeo de Ikea, está el anuncio del molde de galletas. En este último, además de no empatizar, no puedo dejar de pensar la paliza a limpiar que hubiese tocado después del horneado.

    • Pues a los 7 años no sé, pero a los 10-11 que parecen tener algunos niños… desde luego, yo prefería estar con amigas, incluso leyendo sola en mi habitación. Y mis hijos, yo creo que quieren estar con nosotras… hasta que pueden estar con sus amigos, entonces no les ves el pelo…

  5. A mí me gustó y no me molestó. No me doy por aludida.
    Estamos con nuestros hijos todo el tiempo que podemos y disfrutamos juntos cada minuto. No me molesta el anuncio.
    A lo mejor va dirigido a todas las familias que tu no conoces. A las que pudiendo estar con ssu hijos no lo hacen.
    A las que en verano, aunque no trabajan, los apuntan a mil y un campamentos. A las que aunque no trabajen, los apuntan a mil actividades extraescolares….
    A las que prefieren ver a sus hijos lo justo…porque les estorban.
    A las que van a la playa con su grupo de amigos y dejan al niño con la niñera.
    Puede ser, no?

    • Seguramente esas, serán las que no se darán por aludadidas…

      • No. Seguramente esas son a las que no les afecta en absoluto el anuncio de Ikea ya que no sienten la necesidad de pasar tiempo con ellos y los niños suelen tener otra figura de apego (lease tatas o abuelos). Esto es un anuncio que apunta directa al sentimiento de culpa de la familia de clase media o media-alta que es la familia target de Ikea. La culpa vende tan bien como la envidia

    • Yo creo que esas madres (y padres) son los que justamente no se darán por aludidas…

    • Opino lo mismo. Creo que es a esas personas, a las que comenta luz, a las que Ikea les dice ¡este año no tanto juguetes: mejor reforma el salón y promételes que pasareis tardes haciendo galletas, aunque después jamás lo cumplas! Por otro lado entiendo que el anuncio haya ido directo a la línea de flotación de las madres y padres trabajadores que ya se sienten culpables a diario, pero no creo que fuera el objetivo del anuncio. ¿Cómo iba a servir la ira (que es lo que lógicamente provoca el anuncio) para acercar a esos padres a la compañía?
      A mí, que no tengo hijos, el anuncio me ha dejado bastante indiferente. Demasiado manipulado (y, si no lo esta, lástima… Es un poco mujer del César). Me gustó bastante más el primero de la misma campaña (el del niño y el molde de galletas).

  6. Menos mal que no soy la única a quien se atragantó el anuncio ajajjaajjaja empezaba a pensar que era una rara avis cuando al recibirlo por infinitésima vez por wasap no pude evitar soltar en voz alta que no le encontraba la puñetera gracia. Aunque la verdad es que no llegué a verlo por completo…me imaginé el final. Y si, me sentí culpable o vi que era la intención….anda que no. Porqué claro, están ese grupo de madres afortunadas que tienen toda la ayuda del mundo en casa y que sueltan aquello tan bonito de “le dedico poco tiempo pero de calidad. Y luego estamos la madres de la vida real, que corremos, levantamos niños, que vamos y venimos del cole, hacemos deberes, estudiamos la célula, los ríos y lo que se tercie, planchamos, recogemos lego, vamos al súper, leemos cuentos….conciliando, evidentemente, todo eso con nuestra vida laboral. Así que con perdón, ya me tengo a mi misma para recordarme a donde no llego.

    Pero puestos en temas publicitarios, los hay perores, o más surrealistas. No olvidemos que ya no como madres, sino madres “adoptivas” somos un valor en alza a tener en cuenta. Y es cuando aparecen esas perlas de “las familias adoptivas que para crear vínculos comen nocilla juntos”, la lavadora ideal para mega coladas post viaje de adopción que son la panacea para la madre recién llegada” o la, para mi mejor de todas, “esas compresas para las pérdidas de orina que le aseguran a una la tranquilidad en el viaje a por su retoño”. Eso no es que me llegue al alma, eso ya me repatea el hígado jajajajaaj

    • Recuerdo que hubo mucha controversia con estos anuncios de familias adoptivas, aunque yo soy de las que no se molestaron: me parece positivo que mi familia, tan distinta a las estándares, esté representada en la publicidad… me parece un signo de normalidad.

  7. Ostras!! qué alivio, pensé que era la única rara a quien no emociona el anuncio. Después de recibirlo por el whatsapp del grupo de madres del cole, y donde la mayoría hablaban de soltar lagrimitas mientras que a mi, además de no decirme gran cosa, me parece un montaje de principio a fin, me sentí como un bicho raro.
    En una reunión familiar hablando de él, mi sobrino ( 6 años) no se creía que los niños del anuncio hubieran elegido la carta a sus padres.

    Hablando de él en la mesa, mu sobrino de 6 años no daba crédito a que los niños eligieran la carta

  8. Yo reconozco que me entró cruzado solo por el hecho de que tabajen niños en él. Ya se que es trabajo infantil fashion pero nunca he visto necesidad de poner a los niños a vender muebles (o juguetes o turrones o lotería o…) Si son actores malo porque son niños que trabajan, si son niños reales malo porque considero inmoral exponer de semejante modo sus sentimientos. En cualquier caso la grabación de un anuncio es tiempo que podrían emplear jugando con sus padres. Así que podemos empezar por la falta de coherencia del mensaje.
    Y yo añado otro punto que me parece molesto y es la pauta de belleza infantil que marca. Si repasas el anuncio verás que los niños son monísimos, sanísimos, limpísimos, bienpeinadisimos, bienvestidísimos y tirando a rubios. Solo hay una de las niñas que no es blanca y apenas se muestra (luego sí se le da algo de tiempo a quien debería ser su madre) y que debe ser la encargada de dar el toque multirracial, el punto “moderno” lo dan dos madres solas (meterse más allá debieron considerarlo arriesgado). El patrón se repite en el folleto “juega con nuestros muebles” que acompaña a la campaña ni un niño gordo, ni un niño con orejas de soplillo, ni un niño que no sea blanco y ya ni me meto en el tema de discapacidades.
    Por lo demás, el anuncio en sí es muy bonito, la estética está muy cuidada, las ilustraciones que acompañan la campaña son muy chulas y la falta de originalidad de la fórmula es la de siempre: apelamos a la culpa, que vende muy bien, apelamos a la mala conciencia de los padres target y logramos emocionar y la codiciada lagrimilla, al final todos llegamos a la conclusión de que los “otros” tienen que pasar más tiempo con sus niños y de que a nosotros nos gustaría pasar aún más y a por el siguiente anuncio.

  9. A mí el que me gusta (ME ENCANTA, ES UN ANUNCIO MAGNÍFICO) es el de Plátano de Canarias.
    Verdaderamente brillante.
    Merece la pena verlo y probar con hijos.
    Y ver qué pasa.
    Está en el enlace adjunto:

    http://www.comunsinsentido.com/2014/12/despertador-magico.html

    PD – No tengo relación con los plátanos (salvo como postre que pelo y como con las manos), ni trabajo en la empresa, ni nada de eso.

  10. A mi me gustó. No me di por aludida en absoluto porque lo vi de otra manera. Me hizo pensar en los horribles horarios escolares que tienen nuestros hijos que no tienen tiempo para sus juegos, en la locura de vida de las ciudades grandes y las pequeñas donde con eso de que todos tenemos coche y hay medios de trasporte puedes trabajar lejos y dedicar al ir y venir dos o más horas de tu tiempo y la jornada laboral es de diez horas, pensé que esta sociedad capitalista es un asco bien asqueroso. Y pensé en los niños que tragan y no les queda otra. Y pensé en lo bien que se está en casa de uno… y ahí, reconozco que caí en el anuncio porque pensé en mi librería tan enorme y tan atiborrada de cosas y lo bien que quedaría una blanca de Ikea.
    Si no te sientes culpable no hay anuncio , ni nada que te haga sentir culpable.Es mi opinión. Y es bien verdad que hay familias, como dice alguien en un comentario, donde los hijos están por ahí, por algún lado.
    Los anuncios están bien pensados para tocar donde nos duele o donde nos gusta.

    • Pero… ¿te hacen ganas de ir a comprarles muebles? A mí no… me dan ganas de ir y escupirles la culpabilidad a la cara (ya estoy con el espíritu gruñón propio de estas fechas, je je).

      • Si vieras mi librería tan enorme que se desborda de cosas y conocieras su historia entenderías mi deseo de salir corriendo hacia Ikea. Pero no. Estoy muy unido en lo bueno y en lo malo a ella. :).
        ¿de veras ese anuncio crees que puede hacerte sentir culpable? Sigo pensando que si tu te sientes culpable, el anuncio o cualquier cosa agudizará tu emoción que es tuya. Lo que si entiendo muy bien es ese espíritu gruñón navideño.

      • Creo que está diseñado para hacernos sentir culpables, sí… y creo que detrás de este objetivo hay intenciones oscuras.

  11. A mi me gustó y no creo que sea para sentirnos culpables porque no es la cantidad de tiempo que cuenta sino la CALIDAD si el poco tiempo que tenemos libre lo pasamos respondiendo al telefono o en facebook o adonde sea sin percatarnos que nuestros hijos nos reclaman pues creo que estás personas reflexionaran un poquito mas luego de ver el video

    Ademas no creo que los niños pidan a las madres que estén en la casa ellos se dirigen a ambos padres si los tienen o mas en general a su familia (sea de mama, mamas, papas o lo que sea)

    Creo que lo unico que me decepciona sea que mas una idea genial surge de una multinacional que estudian muy bien las tácticas para hacer hablar de si

    En fin…

  12. A mí me gustó el anuncio y además es que creo que los niños, sobre todo cuando son pequeños, solo quieren que les dediques tiempo. En mi caso concreto, nuestra hija tiene el mejor juguete o compañero de juegos que se puede tener: su padre y creo que no puede tener queja alguna sobre el tema de la dedicación. Yo, por mi parte, me reduje la jornada para pasar más tiempo con ella (en detrimento de un buen puñado de euros que nos vendrían de miedo al final de cada mes 🙂 y procuro participar en las actividades que proponen a los padres porque sé que a ella le hace mucha ilusión. Yo sí conozco padres/madres que se quitan a los niños de encima en cuanto que pueden porque les son molestos y, seguramente, ellos no se verán aludidos con este anuncio. Una pena. Perderse la infancia de tus hijos creo que es triste, muy triste…

  13. Alberto Secades,me encantó el anuncio de plátano de Canarias. Graciaas!

  14. Yo tengo 41años y oí el de 30. Mis hijos de 13 y 10años oyeron todos. Es mágico!!

  15. Totalmente de acuerdo contigo, lo empecé a ver con ilusión, pensando que iba a encontrarme algo nuevo…y vaya producto más cansino, predecible y tópico.

  16. Genial todo lo que habéis vertido en los comentarios, incluídos los dos anuncios: el del plátano de Canarias (mañana se lo pongo a mis hijos para probar la magia) y este último de Cádiz, gracias Vic.

    No me hizo sentir culpable el de Ikea. Me pareció una publicidad muuuuuy inteligente y muy bien diseñada (han conseguido que hablemos de ellos en todas partes). Pero es verdad que antes de verlo me lo contaron…. y que alguien me dijo que la mayoría de los niños habían elegido la carta a los Reyes, jejeje.

    Lo dicho, me ha encantado leeros.

  17. uff yo creo que te lo has tomado muy mal o muy a lo personal, pero es que no lo veo tan grave… el único mensaje que yo veo de fondo es que nosotros a veces nos agobiamos por si tendrán o no juguetes estas Navidades, si me dará el sueldo y el tiempo para ir a comprar lo que ellos han pedido, y nos perdemos lo esencial, que es que a ellos más que los juguetes en el fondo fondo lo que quieren es que estemos con ellos, que si les traemos sólo una muñeca de la tienda de la esquina pero nos pasamos toda la tarde del día 25 vistiéndola y desvistiéndola con nuestra hija y jugando a que somos su mamá o su papá con ella, esa muñeca la hará a ella más feliz que las siete muñecas patinadoras de Frozen… ése es el único mensaje que yo veo… estoy estudiando mediación y justamente hace poco nos pusieron un video que era parecido, en el que varias madres eran preguntadas por cómo se veían de madres, bueno todas decían que les gustaría ser menos gruñonas, reñir menos y disfrutar más de las ‘tonterías’ de sus hijos pero que el día a día les imponía las prisas, y que les gustaría tenerles más paciencia, y así una tras otra, super críticas consigo mismas -porque las mamás somos muy críticas y exigentes con nosotras mismas, no es un anuncio, es la realidad- y luego les preguntaban a los hijos de esas mamás cómo veían ellos a sus mamás: bien, ninguno dijo que su mamá era gruñona o impaciente, sino que dijeron que les gustaba mucho cuando les habían llevado al cine la semana anterior, o el pastel que les habían preparado por su cumple, o que les llevaran a montar bici… o sea cosas super concretas que habían hecho con sus mamás recientemente, y eso les hacía sonreír y estaban felices con sus mamás, porque ellos tienen pensamiento concreto, no abstracto como nosotros, así que se acuerdan y son felices con los recuerdos de momentos concretos vividos con nosotras y nosotros, sin más… todas las mamás lloraban al ver lo que habían dicho sus hijos y se sentían mucho mejor después de escucharlos porque se daban cuenta de que todos sus sacrificios y horas arañadas y de sueño habían valido la pena, ellos las veían mucho mejor de lo que ellas se veían a sí mismas… y este reportaje venía de terapia familiar sistémica, no era ninguna publicidad, pero a mí me recordó a lo de Ikea… bueno, es sólo mi punto de vista claro… Felices Fiestas!

    • Sí, recuerdo esta campaña… me pareció un mensaje positivo, gratificante… el de Ikea me transmite lo contrario. Para mí el problema no es UN anuncio, es que es un mensaje que recibimos, permanentemente… y más desde que estamos en crisis. Como si alguien sacara algo de que nos sintamos culpables, insatisfechas…

  18. yo no viera el anuncio y eso que estaba unas cuantas veces colgado en facebook, pero no me dio por abrirlo hasta ahora mismo.
    comparto tu opinión y no me gusta nada. Lo veo totalmente sensacionalista.
    Un saludo.

  19. Ikea es un gran negocio y lo que quiere es vender, untarlo con una capa de sentimentalismo y paternalismo con este ultimo anuncio es lo que les faltaba. Su publicidad tufa a falsita que no veas…El anterior a este es tambien impagable, el que hacen el guarro en la cocina.
    Y escaqueandose de pagar impuestos en este país…Y hasta en el suyo de origen, el dueño vive en Suiza.
    Como dice el documental de Cadiz, el problema de muchos españoles es que pasan demasiado tiempo con sus hijos porque están en el paro.
    Y encima tiene trabajadores en el tercer mundo trabajando para ellos por medio de empresas locales sin derechos laborales de ningun tipo ni limite de edad.
    Falsos como ellos solos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: