familia monoparental y adopción

Hace pocos días, en el cole de mis hijos se votó la jornada escolar, a petición de un grupo de familias que aspiran a que sea contínua: en vez de hacer tres horas por la mañana y dos (de 45 minutos) por la tarde, hacer las 5 horas de clase seguidas.

Salió por abrumadorísima mayoría seguir con la jornada partida (a pesar de ello, imagino que los partidarios de la continua volverán a pedir que se vote el año que viene). Pero antes tuvimos un encendido debate con argumentos a favor y en contra de cada una de las jornadas.

A favor de la jornada continua estaban la inmensa mayoría de los maestros y un puñado de padres. Esgrimían argumentos educativos (básicamente, que los niños están muy cansados por la tarde), aunque en el blog más completo sobre el asunto asegura que “esta página no contiene estudios ni informes favorables a la jornada continua, simplemente, porque aunque muchos docentes afirmen que existen, ninguno de ellos ha podido facilitarnos referencias bibliográficas para encontrarlos”.

La conclusión que saqué es que la jornada contínua beneficia a los maestros, que mejoran su horario laboral; a los padres que se llevan a los niños a comer a casa (y que se ahorran, por tanto, 2 de los 4 viajes, y viven la tarde ya sin agobios); y a los niños que pueden comer en casa, con alguien de la familia.

En cambio, perjudica a los padres trabajadores (y sobretodo, a las madres, que son las que suelen renunciar a la carrera y a la independencia económica en aras de la conciliación) y a los niños que se quedan a comer en el colegio sí o sí… si igualmente vas a quedarte 7 horas en el colegio (4,5 de clase, 1/2 de recreo y 2 de comedor), es mejor que esto se distribuya racionalmente, comer a una hora razonable, tener un tiempo de descanso – juego entre mañana y tarde, no encadenar 5 horas de clase…

Por otra parte, me parece una trampa que, en un sistema educativo en el que no nos dejan decidir nada (si nuestros hijos tienen o no deberes o exámenes, cómo se enfocan las asignaturas, si la religión tiene que estar en la enseñanza pública)… sea esto sobre lo único que nos dejen decidir. Me parece muy curioso y no puedo dejar de pensar que hay intereses por parte de la Administración detrás de la potenciación de estas votaciones: podrán cerrar antes centros con el consiguiente ahorro; tendrán contentos a los maestros a los que han recortado el sueldo.

Y, dejadme ser malpensada: ¿Es inocente que este debate que implica de forma colateral que las mujeres vuelvan, o estén en casa – o trabajen a jornada reducida – se abra justamente cuando hay una crisis?

Anuncios

Comentarios en: "¿Jornada contínua o partida?" (57)

  1. Como maestra de colegio con jornada partida tengo que estar en desacuerdo con tu argumento de que el horario beneficia a los profesores. Yo no quiero la jornada continua porque mi horario sería peor. Ahora salgo a las 4. Con todo hecho comida y sin nada que recoger. Con la jornada continua supuestamente saldría a las 3, lo que no hace nadie porque al no tener clases después, te entre tienes más tiempo. Y después iría a casa me prepararía la comida y después a recoger…. Seguro que ya son más de las 4. Quién piensa que los maestros se benefician están equivocados. Se beneficiarán otros colectivos pero nosotros no.

  2. Yo tengo dos coles al lado, uno con jornada única y otro con jornada partida. Los dos son buenos pero elegí el de jornada partida porque al ser madre trabajadora lo tengo difícil para conciliar con la continua. Lo que me parece fatal es que se cambien las reglas del juego en la mitad de la partida, si el cole es de partida, que de pronto quieran cambiarlo me fastidiaria y mucho sobre todo porque no tienes la libertad de cambiarte a otro porque los cupos están completos.

    • Creo que un factor fundamental en este debate (y casi siempre se nos hurta) es el asunto del género. ¿Qué sociedad puede permitirse que los niños estén solo 5 horas en el centro escolar? ¿Qué papel tienen las madres – porque son casi siempre las madres – en esta sociedad? ¿Nos están transmitiendo que ser madre y trabajadora es incompatible? ¿A quién le interesa transmitirnos este mensaje? ¿Para qué?

  3. Yo fui a un colegio donde teníamos clase de 9 a 2 – pero de lunes a sábado. Y recuerdo el enorme placer de tener toda la tarde libre mientras los niños de los otros colegios no salían hasta las cinco. Eso sí, el fin de semana era bien corto …
    Mi hija va a un cole donde miércoles y viernes salen a la 1 en vez de a las 5. Lo cual, al ser una excepción en España, es un planazo para un montón de cosas, desde pillar la primera hora del odontopediatra, cuando no tiene otras citas, o para poder descomprimir un poco durante la semana. Pero si mi horario laboral no fuera tan flexible ni tuviera ayuda… Menuda gracia… Y a mí también me suena rara esta necesidad imperiosa de cambiar el horario cuando hay problemas mucho más graves, desde la cantidad de tiempo que los niños pasan sentados al atraco a mano armada que supone el desembolso de los libros escolares… 

  4. Muchas cosas habría que valorar sobre si la jornada debería ser de una manera o de otra. En los coles de partida les meten a extraescolares nada mas comer. En los de continua los meten toda la tarde.
    De una manera o de otra conciliar vida familiar y laboral sigue siendo irreal, pues a las 5 tampoco llego del trabajo y mis hijos quedan igualmente desatendidos. Esa no es una razón para mi. Pero si que en la variedad está el poder elegir lo que cada uno considera útil.
    Cierto que hay muchas cosas por decidir, seguramente más importantes, pero los padres tenemos derecho a ello y desde los ampas, representantes de padres en los consejos escolares y otros grupos se puede exigir y trabajar todo eso.
    Si hay algo que en educación está comprobado que tienen miedo, es a las opiniones de los padres.

    • En los dos colegios a los que han ido mis hijos, ambos con jornada partida, las extraescolares eran por la tarde, después de las clases (hasta las 5:45 o las 6). Para muchas familias es difícil, efectivamente, conciliar en estos horarios (a las 4, a las 5, incluso a las 6…)… Pero desde luego son muchas menos que las que se quedan “colgadas” si el horario termina a las 2. Terminar la jornada a las 2 es, en un porcentaje importantísimo de casos, incompatible con tener un trabajo a jornada completa.

  5. carmenchi dijo:

    Yo soy profe de secundaria en la pública desde hace 28 años, y por lo menos llevo 27 con la jornada continua. Mis colegas se escandalizan cuando lo digo, pero a mí me parece negativa esta forma de afrontar la jornada: yo tengo algún hueco en medio, pero mis alumnos ni uno salvo un recreo. Estar entre 6 y 7 horas casi seguidas sentados en el aula no me parece la mejor forma de aprender. Que yo vaya con la lengua fuera de un edificio a otro sin apenas tiempo para prepapar cosas, clases, comentar con los compañeros asuntos académicos, etc. tampoco me parece mucha calidad de trabajo. Pero a lo que vamos, la jornada de los colegios de Primaria: sí creo que hay muchos intereses espúreos en esta nueva facilidad para cambiar de una a otra jornada. Y que se intentan eliminar los comedores escolares, entre otras cosas, no me cabe ninguna duda. Al menos en Madrid, que es lo que conozco y donde no les duelen prendas para hacer y deshacer a su antojo.

  6. Pues yo soy madre trabajadora y tengo tres tardes a la semana desde las 8,30 hasta las 17,30, trabajo a 60 km de mi casa y aún así prefiero jornada continua. Por varios motivos pero sobre todo porque , en mi caso, salen a las dos,de nueve a dos seguido con media hora de recreo, siempre ha sido así, y no tiene nada que ver para los niños, salir a las dos que a las cinco. Tienen mucho más tiempo de todo. En el colegio de mi hijo ha sido siempre jornada continua, en mi provincia, hay algunos privados y concertados con jornada partida pero la mayoría son con jornada continua. Y mi hijo , que tiene bastantes deberes, si llegara a ponerse a hacer los deberes a las seis, no le daría tiempo de nada. De todos modos, también hay que decir, que mi hijo no sale a las dos y va a casa. Va al comedor, que es opcional. El que puede lo recoge a las dos y come en casa y el que no, lo deja en el comedor y lo recoge de tres a cuatro, el que puede antes y el que puede después. La hora tope son las cuatro. Aún así, lo prefiero, porque nos turnamos el padre o yo y si no podemos ninguno pues a echar mano de vecinos, que lo bueno que hay es que al ser del barrio, nos echamos una mano.

    Elena

    • PEro el tiempo es el mismo, ¿no? al menos en nuestro cole, las horas de clase son las mismas, aunque estén distribuidas de distinta manera. El tiempo para jugar, deberes, etc… es el mismo también, aunque lo distribuyas de manera distinta (si te pones a hacer deberes a las 6 es porque antes, tanto en el comedor como a la salida del cole – o en las extraescolares – has estado jugando…

      En todo caso, un exceso de deberes me parece una barbaridad, salgan a la hora que salgan… y valorar que la jornada continua les permite dedicar más tiempo… a los deberes, me parece un poco una contradicción…

  7. En la Comunidad Valenciana no tenemos opción de elegir, ahora están también preguntando a los colegios. Mi postura es a favor de la jornada continua. En mi caso, el peque sale del cole a las 5, todos los días tiene logopedia (comprendereis que no es por gusto) con lo que vamos a todos los sitios corriendo, haz los deberes, ducha, cena… cuando puede jugar? cuando ir al parque? Con la jornada continua tendría unos horarios mucho más racionales, tendría tiempo para jugar y hasta para descansar…
    Entiendo que a muchos padres les suponga un problema, pero es tan dificil el ofrecer la opción?

    • Bueno, la opción no es una opción, a no ser que haya en todos los barrios colegios con ambos modelos horarios y se pueda escoger… o te toca uno o te toca otro. Mis hijos también han hecho logopedia, terapias… y sí, es cierto que la tarde se hace corta. Pero también es cierto que cuando te pones a estas cosas, ya han tenido su ración de juego, deporte… en el propio colegio.

  8. Se me ocurre apuntar que en Finlandia (por lo que viví en los 3 meses que estuve allí de Asistente Comenius) todos los colegios tienen jornada continua, organizado de esta manera:

    Clases de 45 minutos, con 15 minutos de descanso entre clase y clase. Creo recordar que uno de los descansos era algo más largo..

    En 1º y 2º de Primaria suelen entrar entre las 8 y las 9, y salen a las 13:00.
    De 3º a 6º entran a la misma hora (8 o 9),y salen entre las 13:00 y las 14:00.
    En Secundaria la horas de entrada son iguales, pero salen entre las 14:00 y las 15:00. Siguen teniendo descansos a menudo, aunque ya algunas clases son de hora y media sin parar.

    Todos comen en el colegio (el comedor es gratis, siempre).

    De modo que salen relativamente pronto como para tener toda la tarde por delante, y al tener descansos a lo largo de todo el día no se agotan mentalmente ni se les entumece el cuerpo de estar sentados tanto tiempo seguido..

    Pero bueno.. allí es que todo está organizado de manera eficiente y de modo que ir al colegio/instituto no sea un calvario ni para padres ni para niños, ni para los maestros..

    • Teniendo en cuenta los horarios finlandeses, esa jornada podría considerarse partida, ya que comen en el colegio y salen 3 o 4 horas antes de su hora de cenar.

      • Uhm, yo considero que es partida cuando hay varias horas entre las clases de la mañana y las de la tarde.. No es así??
        En Finlandia el descanso para comer es de unos 45 minutos, y luego salen al recreo un rato y siguen con sus clases.
        La cena allí suele ser alrededor de las 4 o las 5 de la tarde. Yo por ejemplo salía del cole (primaria) a las 2pm, o las 3pm porque algunos días daba un taller de español de 2pm a 3pm, y en la casa donde me alojaba se estaba cenando al “poco” de llegar yo. Luego sobre las 9pm se toma algo ligero y al rato a dormir..

        Pero es que allí los niños van al colegio que le pille más cerca de su casa. Todos los colegios son públicos y en todos la educación es excelente, de modo que lo lógico es llevarlo al que te pilla más cerca de casa. Además, si resulta que vives a varios km del colegio más cercano, los padres no tienen que calentarse la cabeza con rutas porque el transporte es gratuito. De hecho, recuerdo que había algún niño en la escuela infantil que visité que tenían un taxi pagado por el ayto. que los llevaba y recogía del cole porque sus padres no podían llevarlo/traerlo.

        Por eso decía que, por desgracia, son muuuchas cosas las que deberían cambiar en España para que no tuviéramos que “discutir” sobre jornadas continuas o partidas.

      • Pues lo mismo que en España: clases, comida, rato de juego, clases. Solo que en un horario “adelantado” (como el resto del horario, la cena, la hora de acostarse…)

        En todo caso, me parece un sistema escolar absolutamente envidiable… y creo que el horario es el último de los problemas.

    • Si comen en el cole… y tienen clases antes y después de la comida… Hacen jornada partida, ¿no? aunque la “adelanten” con respecto a la nuestra.

      • Yo viví en Finlandia y hacen la jornada de los padres, porque también están en casa a las 5 para cenar, por eso es ideal, porque hacen la misma jornada los padres y los hijos. Para mí es como la partida, pero comen en el cole y no tienen el recreo tan amplio en la comida. La disyuntiva es hacer la misma jornada de trabajo que los padres o no, si fuese la misma no estaríamos debatiendo jornada contínua o jornada partida.

      • Efectivamente, esto es lo ideal. Yo creo que a nadie se nos escapa que las jornadas laborales en España son absurdamente largas y a menudo, mal diseñadas, y que la mayoría de nosotros preferiríamos trabajar de forma más racional (empezar y terminar antes, comer en menos tiempo…) Otra cosa es si esta jornada la queremos también para los que nos proveen de servicios, o queremos que los bancos, los comercios… estén abiertos hasta altas horas de la noche. Y que lo ideal sería transformarlo todo (y pagar el precio correspondiente por ello, que pasa por matizar el “estilo de vida español”, con comidas y cenas largas y tardías). Pero la realidad es la que es, y los que no somos funcionarios ni trabajamos en empresas grandes con sindicatos fuertes y convenios colectivos en condiciones, pocas veces tenemos la opción de racionalizar nuestra jornada laboral…

  9. Bueno, yo creo que esto de las votaciones no es tan nuevo, la verdad, desde luego ya hace años que se vota por aquí por lo que me han dicho, y se puede votar cada dos años. Personalmente soy partidaria de la jornada continua, pero me gustaría muchísimo reducirla y aumentar los descansos, esa cantidad de horas seguidas en primaria es ridículo. Pero lo de ir por la tarde a clase, sobre todo en invierno, me parece horrible, ni ven el sol. Aquí los coles que hacen continua siguen teniendo comedor y extraescolares para el que lo necesite, de todas maneras no veo cómo resuelven el tema los padres que trabajan si los niños de ambas formas en el mejor de los casos acaban a las 5? Y al menos si están en extraescolares quiero pensar que es un poco más divertido que hacer matemáticas y sociales a las 3 de la tarde…En secundaria hay un día de clase por la tarde aquí, os aseguro que no hay alumno que no diga que es el día que más odia con toda su alma (y los profesores a los que les toca esa hora, saben que es casi perdida). Yo desde luego quiero que mis hijos hagan otras cosas por la tarde, y tengo la suerte de poder hacerlo, pero si no la tuviera preferiría que estuvieran en extraescolares y no en un aula dando clase. Ahora, para mí lo más sorprendente de todo es que en los coles de primaria de aquí donde se ha votado (ando mirando justamente estos días) las familias que mayoritariamente han pedido la jornada partida resulta que son las que tienen un miembro al menos que no trabaja. Y muchos de esos niños se quedan al comedor. Para mí incomprensible!

  10. Vivo en Valencia y también esatamos debatiendo el tipo de jornada en la escuela pública (la concertada lo tiene claro, sigue con la jornada partida pues es la que demandan mayoritariamente las familias). Estoy de acuerdo con todo lo que planteas. Solo añadir que me llama la atención que entre los partidarios de la jornada contínua se hable de la necesidad de que los niños tengan más tiempo para jugar. ¿Es que el tiempo de patio a la hora del comedor no es tiempo para jugar? Para muchos niños esas dos horas de patio es el único momento del día en el que corren y juegan con sus amigos. En una sociedad que es cada día más individualista y más sedentaria, veo muy valioso ese tiempo de patio y pensando en una educación integral creo que es muy necesario que ese tiempo se incluya dentro de la jornada escolar.

    • Totalmente de acuerdo. Y pensando además que muchos niños son hijos únicos… que pocas ocasiones tienen para jugar con otros niños si pasan la tarde en casa (y que acaban, en algunos casos, enchufados a pantallas muchas horas).

  11. A mí me gusta la jornada continua, mi experiencia de niña de jornada partida fue horrible, apenas me daba tiempo a comer, iba con el postre por la calle todos los días y las clases por la tarde eran un sopor. después de comer se produce un “balón fisiologico”, lo llaman secuestro vascular,la sangre esta en sistema digestivo y llega con más dificultad a otros órganos…. De ahí ese sopor, a veces incontrolable, que nos entra después de comer. ahora mis hijos tienen jornada continua, para mí una gozada, suelen tener las asignaturas más densas al comienzo de la mañana y luego van metiendo otras que precisan menos concentración, entran a las 9h y salen a las 14h….se pueden quedar a comedor hasta las 15 o 16h…..y alargar con extraescolares hasta las 17h o 18h . además pueden quedarse a desayunar desde las 7,30.
    Dos tercios de los alumnos comen en su casa porque alguno de sus padres esta disponible a esa hora o sus familias contratan a alguien que les recoge para que coman en casas porque así lo prefieren. para ellos es una gozada y para los que necesitan comedor también ya que comen y luego tienen una hora y media de juego libre en el patio…. Yo estoy encantada y nadie en el cole quiere cambiar.
    Cierto es que nos deberían dejar decidir en muchos otros aspectos. Y que hay muchas otras cosas importantes que debatir.

    • Yo como maestra y siendo egoísta prefiero jornada partida…como dice otra maestra en su comentario, ahora salgo a las 16 y he comido (n media hora irreal q muchas veces son 20 minutos y a todo correr, pero bueno)…he trabajado en centros d intensiva y una tarde a la semana te quedas hasta las 18 y según las semanas pueden ser dos y el resto de dias te vas tarde y sin comer…vamos q a mi no m compensa…
      Como madre (aun no estamos en edad escolar pero ya nos tocará) preferiria que mi hija después d comer tuviera extraescolares que clase… Después de comer los niños están agotados..
      en un mundo ideal las extraescolares deberían ser gratuitas y así a ningún padre le pasaría la jornada intensiva (y que os aseguro que para los niños es mas productiva)

    • Si comes en el cole, tienes tiempo de sobras de hacer la digestión antes de volver a clase… Yo no recuerdo andar con sueño por la tardes en el colegio, la verdad.

  12. Como maestra de infantil la jornada partida para estas edades me parece un autentica barbaridad, desde mi punto de vista, un niño de 3-4-5 años no debería pasar tantas horas en el colegio (con o sin comedor). Es más para mi no tendría ningún sentido hasta al menos los 9 años debido a las características de los niños/as.
    En Andalucía los públicos tienen jornada contínua y para mi es la ideal: Existe servicio de aula matinal y comedor para familias trabajadoras, al igual que actividades extraescolares. En mi cole hay 1000 alumnos, unos 500 se quedan a comer en el centro, pero al 95% los recogen antes de las 4. A las 4 empiezan las extraescolares y como mucho quedan en el centro una veintena de niños/as de todas las edades.
    Yo adelantaría el horario de los colegios, empezaría a las 8 u 8:30 para terminar a la 1 u 1:30, creo que es una hora mucho mas adecuada para comer y disfrutar de la tarde.

    La jornada contínua les permite a los niños/as realizar actividades extraescolares fuera del centro, que les motiven más ( no la que hay a esa hora…), permite tener mas y mejor vida familiar (normalmente uno de los progenitores se suele pedir jornada continua por cuidado de hijo menor de 12 años), puedes salir de paseo, ir al parque, hacer los deberes, descansar y esto contando que la cena sea por ejemplo a las 8:30.
    Harina de otro costal es hablar de la “supuesta conciliación” y de la “liberación de la mujer” (el gran QUEO del siglo XX para mi).

    Y los institutos? aqui el horario de de 8 a 3, una barbaridad salir a las 3, llegar a casa vete a saber a que hora para comer!! y luego nos queremos equiparar a Europa que comen a las 12:30. Porque aqui en Andalucía NO HAY comedor escolar en institutos públicos. Es decir, con 12 años ya se considera al niño/a lo suficientemente adulto apara ir solo a casa y comer alli solo en el caso de que las familias trabajen.
    Yo si creo que en los institutos deberían entrar de 8 a 1 y comer obligatoriamente alli (cafetería, comedor, comida que traigan de casa) y luego por la tarde dedicar por ejemplo de 2 a 4 técnicas de estudio y hacer los deberes… pero en fin son mis ideas, y , de momento, nadie me ha pedido opinion cuando hacen las leyes nuevas 😉

    • A mí que trabajo mañana y tarde, este horario me supondría prácticamente no ver a mis hijos. Ahora nos levantamos y desayunamos todos juntos (entran a las 9:30) y cuando llego a casa (entre las 18:30 y las 20:30 según el día) aún tenemos un rato en común… si tuvieran que levantarse para llegar al colegio a las 8:00, tendrían que acostarse tan pronto que por la noche prácticamente no les daría más que el beso de buenas noches, y las mañanas tampoco nos cundirían igual (a no ser que les levantara a las 6:30, que como que no).

      Creo que son horarios bastante incompatibles con la vida laboral, tal y como es en España, y sobretodo, con el concepto de “mujer trabajadora”

  13. Continua, por favor. Yo tambien recuerdo con horror la jornada partida, que en invierno se salia casi de noche, que no daba tiempo a nada. Que los ninios se puedan recoger temprano y hacer los deberes o jugar con tiempo.

    • Pues yo hice jornada partida y no tengo esa sensación, al contrario, comía tranquila, jugaba un rato y vuelta al cole y cuando comía en el comedor, lo pasaba genial con mis amigas.

  14. Estoy totalmente en contra de la jornada continua. Pienso en cuando iba al instituto lo poco que rendía ya en las últimas clases y la poca o nula atención que prestaba. Y por lo único que los gobiernos proponen la jornada continua es, para entre otras cosas, acabar con las becas del comedor, ya que éstas desaparecerán.

    • Yo también veo el cambio a la jornada contínua como un nuevo recorte. En mi comunidad en septiembre y junio las clases son sólo por la mañana y no hay ni becas ni ayudas de comedor. No es descabellado pensar que, si pasamos a la jornada contínua, se eliminarán becas y ayudas todos los meses del curso y que mantendrán el servicio de comedor y extraescolares hasta las 5 (la hora de salida ahora) para las familias que puedan pagarlo.
      Al final, este es un debate sobre qué tipo de escuela pública queremos, una escuela gratuita que garantice la igualdad de oportunidades o una escuela en la que parte de los servicios estén privatizados y a los que determinadas familias no puedan acceder.

      • Estoy de acuerdo, esta es la otra pata del debate (más allá del asunto de la mujer trabajadora). No deja de ser sintomático que la inmensa mayoría de las escuelas concertadas tengan jornada partida y, en muchos casos, más horas de clase que las públicas… No es que sea partidaria del exceso de horas de clase, pero creo que esta diferencia no es inocente en absoluto y responde al objetivo de crear dos modelos diferenciados de escuela, de alumnos, de ciudadanos.

  15. Yo también recuerdo la jornada partida como un sobreesfuerzo, además en nuestra provincia hace mucho calor y los meses de mayo y junio son duros. A mí me parece que la continua es mejor para los niños, pero si se planteara con más descanso y recreo, me parece que un recreo de media hora para niños de 3, 4, 5 años e incluso para los mayores es muy pero que muy poco. Pero entrando en el debate de la conciliación me resulta difícil plantearlo desde la necesidad de los padres, sé que el trabajo es necesario en la sociedad en la que vivimos, pero no tengo tan claro que sea la fórmula más adecuada para criar, me parece que los niños necesitan de alguien que esté con ellos el mayor tiempo posible y eso no es compatible con los horarios laborales actuales, no quiero decir con esto que la mujer haya de volver a quedarse en casa como lo hicieron anteriores generaciones asumiendo el rol que les tocaba, yo creo que ahora, sin asumir ese rol, se pueden encontrar fórmulas para conciliar la vida laboral y familiar, pidiendo quien pueda reducciones de jornada, excedencias, trabajando en casa, etc. y esto no sólo lo puede hacer la mujer…

    • Efectivamente, no sólo puede hacerlo la mujer; pero lo hace en la inmensa mayoría de los casos (también es quién se pide horas para llevar a los niños a los médicos, quien va a las reuniones de la clase, quien mayormente participa en las ampas, quien va a los espectáculos con horarios imposibles…) Esto sin duda genera una desigualdad que pagamos, quizás no lo vemos cuando los niños son pequeños (o nos compensa) pero que con los años sí nos afecta y empobrece (tanto a nivel económico como profesional).

      Por otra parte, pedir excedencias, reducir jornadas… trabajar en casa… es algo que no está al alcance de todas las personas trabajadoras, en muchas empresas lo último es imposible y las dos primeras cosas significan ser condenada al ostracismo, o al paro. Y esto tampoco lo podemos perder de vista.

      • Y que si ya ganas 600 euros con jornada completa, a ver que te queda si la reduces, que eso de las reducciones de jornada está muy bien para los que ganan un sueldo digno y te puedes permitir reducir 200 euros del sueldo que no pasa nada, pero cuando está tanto el padre como la madre cobrando el sueldo mínimo interprofesional, a ver quien se puede permitir la conciliación. Entonces solo pueden tener hijos los que ganen un sueldo que se lo permita? Porque operarios,cajeros de supermercado, limpieza y dependientas de grandes almacenes son necesarios, no todos tenemos la posibilidad de teletrabajar desde casa o reducirnos el sueldo.,

      • Pues sí. E incluso aunque te lo puedas permitir económicamente, ¿qué consideración y futuro tienes en muchas empresas?

  16. yo podía elegir por zona 2 colegios para mi hija, uno concertado con mucha mucha fama y jornada partida y uno público, con buena fama (pero no tanta como el otro) con jornada continua.
    elegí el público por dos razones: trabajo fuera de casa y aunque me he cogido una reducción de jornada al menos puedo seguir trabajando.. con un colegio a jornada partida no podría trabajar ni de coña, sería un horror la de viajes que daríamos todos
    la segunda razón, es que mi hija tiene 3 años, y si también fuera al cole por la tarde, cuando estamos y disfrutamos de la niña? sólo para darle de comer, bañarla y darle la cena?
    creo que debería haber colegios públicos que ofertaran las dos opciones, para que las familias pudieran elegir
    lo que me queda claro es que hay una campaña de acoso y derribo para que las madres SE QUEDEN EN CASA CRIANDO y dejen puestos de trabajo libres… (hay mucho paro masculino)
    si no no se entienden esas campañas de lactancia materna tan agresivas y esas madres dando teta a niños con todos los dientes ya fuera, esos duros horarios laborales, esa poca conciliación familiar que hay en España.
    saludos
    isabel

    • Mis hijos van a un colegio a jornada partida y yo trabajo (a jornada completa)… como muchas de las madres y padres del colegio. Para esto están los comedores escolares… porque, efectivamente, llevarlos a comer a casa es incompatible con la mayoría de horarios laborales (incluidos intensivos o reducidos). Mis hijos salen del colegio a las 16:30 y la verdad es que aún nos quedan bastantes horas por delante para disfrutar de y con ellos: jugar, hablar, cocinar, estudiar, pasear… y por supuesto, duchas y cenas y cuento antes de ir a dormir…

      Por lo demás, lo que dices en el último párrafo, no puedo estar más de acuerdo. Y además es “tendencia” hacernos sentir culpables a las madres que trabajamos (y queremos trabajar) como malas madres, que no queremos lo suficiente a nuestros hijos, egoístas, que priorizamos el dinero “para pagar caprichos” (como si la mayoría de personas no trabajaran para pagar lo necesario…) a la crianza…

  17. Estoy muy de acuerdo con tu teoría de la “conspiración”. La realidad es que una mujer (con pareja o no) que tenga hijos pequeños y un trabajo con una jornada normal (que en España no suele terminar antes de las 18:30), tiene muy difícil compatibilizar su vida laboral y personal.
    Yo aún no tengo hijos, pero quiero. El problema: no tengo familia en la ciudad en la que vivo, por lo que nos tendríamos que encargar mi chico y yo totalmente solos. Los dos tenemos el mismo horario y sueldo. ¿Solución? Uno de los dos tendría que reducirse la jornada y, en caso de que los colegios fuesen intensivos, reducirla a la mitad. ¿Adivinas quién de los dos se supone que debería hacer esto?
    Para mí está totalmente ligado a la voluntad de determinado movimiento político de que las mujeres vuelvan a las casas. Menos competencia. Menos subvenciones como becas de comedor. Menos mujeres en el panorama social.

    • Bueno, hay una tercera opción (la que usé yo mientras no tuve pareja) que es “externalizar” parte del cuidado: canguros, extraescolares, acogidas… en mi caso, renunciar /reducir el trabajo era inviable, y esta fue la solución.

      • Sí, está claro que el día que tenga hijos será esa la solución, pero no es una opción apta para todos los bolsillos.

      • No… pero reducir jornada o dejar de trabajar tampoco… y uno tiene que calcular también a medio plazo…

      • Desgraciadamente muchas familias no se pueden permitir la tercera opción con sus sueldos, así que o tienes abuelos o la mujer a casa.

      • Es cierto, a veces económicamente lo más viable (o lo único viable) es que un miembro de la familia, casi siempre la mujer, deje de trabajar o renuncie a buena parte de su jornada y salario. Pero también creo que, dentro de lo posible, no hay que pensar sólo en términos económicos. Que aunque a corto plazo salga más a cuenta renunciar al trabajo, los niños crecen, y esta renuncia la pagamos con las dificultades para incorporarnos posteriormente al mundo laboral, pérdida de independencia económica, etc…

      • Al hilo de esto, el otro día hablaba con unas conocidas, mujeres sin estudios universitarios y con trabajos de sueldo mínimo interprofesional (para mí trabajos muy necesarios e imprescindibles en la sociedad, si todos somos ingenieros no comemos aunque tengamos internet) y me decían que solo “las estudiadas”pueden permitirse tener hijos de soltera y desgraciadamente tengo que darles la razón, a ver como crías o concilias con el SMI y sin ningún tipo de servicio gratuito como hay en Finlandia, allí las mujeres pueden tener hijos cuando quieran independientemente de su situación económica, de hecho muchas conocidas mías los tenían en la universidad, con 23 años porque es la época que mas tiempo tienes para dedicarles y en ningún momento había consideraciones económicas, las necesidades básicas de los niños están resueltas. Aquí es impensable y sin abuelos o vecinos altruistas, una mujer que gane el SMI no puede ni plantearse muchos de nuestros debates sobre crianza o conciliación o que su única solución para tener hijos sea “encontrar un marido” cuando todos los trabajos son necesarios para el bienestar de nuestra sociedad.

      • Sí… o tener el colchón de la familia…

  18. es todo una grandísima trampa
    no es justo nada para nadie
    queremos tener hijos y tenemos que hacer malabarismos: que si la edad y el reloj biológico, que si encontrar o no a una pareja con quién tenerlos y compartir responsabilidades y alegrías, que si tener un mínimo de ingresos regulares para poder manternerlos
    vivimos al límite
    ser madre en España es una temeridad, una gloriosa temeridad: cuantas mujeres se la siguen jugando?? en cuanto reclamas un poco de conciliación laboral, flota la amenaza de despido en el aire, no siempre, pero casi siempre
    no sé cuál es la solución
    supongo que arriesgarse y tirar para ‘adelante
    pero está claro que en este país es duro, muy duro ser madre
    mis amigas las que viven en otros países de la UE lo tienen mucho más fácil, en serio
    saludos
    isabel

  19. Sin dudarlo jornada continuada. No conozco ninguna familia cuyo trabajo cuadre con el de los colegios, todos tenemos que hacer malabarismos (padres y madres). Estoy convencida que es un horario más razonable para los niños. A las cinco o seis con todo hecho: deberes y extra escolares. Ahora esto se consigue a partir de las ocho o las nueve y los crios están ya reventados. Cenar y a la cama. En junio que hay unos días de solo mañana es un lujazo. Toda la tarde libre.
    El hecho de que esta jornada sea poco compatible con la de los padres es otro tema que no debería condicionar para nada los horarios escolares. Tan solo se tendría que valorar lo mejor para el niño. Y como decía no hay horario laboral que cuadre con el colegio.
    Aunque no tiene nada que ver me recuerda al tema del comedor, cuando oigo a familias hablando maravillas de dejar a los niños a comer. Si no hay más remedio se quedan, pero de ahí a decir que es mejor que comer en casa… aunque si así nos quedamos más tranquilos, lo entiendo.

    • Ya conoces a una: la nuestra. Yo puedo llevarlos por la mañana, y N. recogerlos. La jornada partida nos, nunca mejor dicho, partiría la organización familiar… Y como nosotros, la mayoría de familias de nuestro entorno pueden organizarse, con dos horarios laborales, para que sus hijos hagan la jornada escolar de 9:30 a 16:30. Sin que ninguno deje de trabajar, lo que no es poco…

      Nuestros hijos a las 6 no han hecho deberes, pero sí extraescolares y esta hora y media de juego con amigos tan necesaria que muchos niños que pasan la tarde en casa (y más si son hijos únicos) no tienen…

  20. Nuestro horario escolar empieza a las nueve y acaba a las 17:30. Sigo sin ver que sea mejor para los niños la jornada partida. Si veo que es mejor para la organización familiar en algunos casos. Lo que también es bueno para los niños, es evidente. Me alegro que sea vuestro caso.

    • Yo creo, y creo que lo he dicho, que es mejor si los niños tienen que quedarse, sí o sí, en el colegio. QUe tiene más sentido 3 horas de clase, comer a una hora razonable, un descanso / juego / desconexión, otras clases y luego, si se tercia, las extraescolares… que hacer 5 horas seguidas de clase sin apenas descanso, comer tarde (y agotados) y luego tener un par de horas de juego hasta que les recojas, que pueden ser 3, o 4, si les sumas las extraescolares… Otra cosa es que esto se compense si se les puede recoger para comer en casa y pasar el tiempo con la familia (aunque yo creo que el tiempo con otros niños es fundamental a esta edad).

    • De todas formas, entre el horario de mis hijos y el de la tuya hay 1,5 horas de diferencia… y sí creo que esta 1,5 horas de más que tu hija está en el colegio marcan realmente una diferencia (quizás más que entre la jornada intensiva y una partida como la nuestra).

  21. Adriana Calderón. dijo:

    Buen día: soy Adriana, de Colombia; ya te había hecho un comentario alguna vez. Me disculpo si es muy largo este comentario. Leyendo sobre sus jornadas escolares me sorprendo mucho, y creo que tú y tus lectores lo harán cuando les cuente la mía: cuando iba al colegio privado (escuela, instituto: acá le llamamos colegio o institución educativa) entraba a clases a las 6:30 am y acababa clases a la 1:00 pm; cuando iba a colegio público (los últimos tres años, lo que en España sería el último año de la ESO y el bachillerato), entraba a clases a las 6:00 am (¡!) y salía a las 12:30 pm, además de tener durante algunos días de la semana la jornada contraria, en donde nos daban clases de educación física y las técnicas (estudié en un colegio técnico). Esto vendría a ser jornada continua, que es prácticamente la única que existe en Colombia y la única que yo conocí. Conociendo la experiencia en España, me sorprenden varias cosas: lo temprano que iniciamos jornada escolar en Colombia (6:00am) y la inexistencia de la jornada partida, excepto algunas (muy pocas) instituciones privadas que suelen ser colegios extranjeros (colegio británico, suizo, francés, etc.). En realidad, no se pensaba cuál es mejor o peor porque era la única opción, además que los colegios públicos suelen tener doble jornada: esto quiere decir que por la tarde otros niños empezaban su jornada escolar, de 1:00 pm a 7:30 pm. En teoría, los que estudian por la mañana, hacen sus tareas (“deberes”) y sus extraescolares por la tarde, y los que estudian por la tarde lo hacen por la mañana. Teníamos dos descansos, uno muy corto, de unos 15 minutos, y otro de media hora. En los colegios públicos simplemente no hay opción porque cada jornada funciona casi que como un colegio diferente, con su planta profesoral, y necesita usar las instalaciones. Después de tantos datos doy mis impresiones: siempre he creído que a las 6:00 am es demasiado temprano, pero es algo común en Colombia, incluso en la universidad veo y vi cursos a esa hora; en segundo lugar, la jornada continua nunca me pareció especialmente agotadora, siempre tenía las energías para ir a mis clases de música; en cuanto a mi familia, nos funcionaba muy bien, porque mi mamá es maestra y llegaba solo un poco más tarde a la casa de lo que nosotros salíamos del colegio, mi papá podía estar más temprano a recibirnos y a arreglar las cosas pendientes del almuerzo (después volvía a su trabajo hasta las 5:00 pm.), y siempre caminamos al colegio, solos desde los 8 o nueve años. Cabe decir que crecí en una ciudad muy pequeña donde mi papá podía ir a almorzar a nuestra casa al mediodía y era seguro y normal que fuéramos caminando al colegio. Solo un par de comentarios finales: yo apreciaba mucho mis tardes “libres”: las podía disfrutar leyendo como loca o en clases de canto o música con otros niños y niñas; durante un año estudié en jornada continua por la tarde y fue horrible: llegaba después de almuerzo sin ganas de estudiar y nunca aprovechaba la mañana (siempre he sido poco madrugadora). Ahora que ya estoy en edad de pensar en hijos, entiendo que la situación de mi familia era privilegiada, el hecho de que mi mamá fuera maestra y que viviera en una ciudad muy pequeña con familiares muy cerca facilitaba las cosas; hoy por hoy, si me planteara tener hijos, no tengo la más mínima idea de cómo lo haría: trabajo de 7:30 a 5:30, vivo en una ciudad grande y lejos de mi familia. Eso no cuadra con el horario de NINGÚN colegio.

    • Muchas gracias por toda esta información, no tenía ni idea… echando cálculos, tu jornada intensiva es prácticamente igual que la de mis hijos, solo que 3 horas antes… excepto que en esa jornada, ellos tienen parones más largos, para comer, descansar y jugar. Y aunque a ti te quedara una tarde más larga por delante, por lógica infiero que también debías acostarte bastante antes…

      A mí, ya te digo, me mataría esta jornada, absolutamente contraria a la mía…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: