familia monoparental y adopción

La última entrada, mucho más controvertida de lo que esperaba, señalaba algunas diferencias que yo he encontrado entre los hijos únicos y los que tienen hermanos. Diferencias que he percibido entre el hijo único que fue B. antes de que A. entrara en nuestras vidas y los hijos con hermanos que tengo ahora. Diferencias que seguramente no habría percibido (y tal vez me molestarían si otro las señalara) si me hubiera quedado como madre de hijo solo…

Esa entrada tiene una secuela, otras particularidades de ser hij@ únic@, que señaló la autora del magnífico blog Cuaderno de Retazos, y madre de la (hija) única Flor de Canela.

(Por cierto, de su blog he tomado prestada también esta preciosa imagen. No lo consideréis plagio sino homenaje).

https://cuadernoderetazos.files.wordpress.com/2010/02/wang-yi-guang-e78e8be6b282-e5858911.jpg?w=648&h=644

Si fueras hij@ sol@ recaerían sobre ti todas las expectativas de cada miembro de la familia.

Tu espacio de intimidad seria muy escaso, vivirías en el punto de mira de todos y se invadiría sin contemplación tu espacio personal y no te podrías enfadar porque siempre te guardan el trozo mas grande de las tartas.

Te sentirías asfixiad@ por tanta atención porque no hay nadie que te quite por un rato la atención de tus padres.

No podrías aprender y practicar en casa, al resguardo del mundo, cosas tan básicas como negociar, compartir, aprender a defender lo tuyo, enfadarte y pelearte para luego amigarte, guardar secretos…

La soledad seria la eterna acompañante en tus juegos y aprenderías a hablar solo y a contestarte a ti mismo…

Si fueras hij@ sol@ no te librarías de riñas y de que te dijeran que no porque no se entendería que no fueras perfecto, complaciente.

Anuncios

Comentarios en: "Si fueras hij@ unic@ (2)" (14)

  1. Muy de acuerdo… y soy hija única ademas de adoptada!

    • ¿Y crees que ser adoptada añade todavía un plus de expectativa?

      • lo que me parece -al menos en mi caso pasó- es que puede tener el riesgo de que los padres se pongan el pressing de plantearse si son buenos padres o no más de lo habitual, mi madre me preguntaba muchas veces si había sido una buena madre, como si tuviera un plus de responsabilidad que una madre bio no se plantea tanto, no sé… pero no soy un buen ejemplo porque mi madre focalizó en mí todas sus expectativas, esperanzas, inquietudes, temores, orgullos -además enviudó pronto-… me agobió vaya… yo sentía demasiado pressing sobre mí misma, todo lo que yo hacía era visto con cien ojos y me hubiera gustado que ella hubiera diversificado más sus intereses, que no se hubiera centrado tanto en mi persona… quizá por eso yo soy una madre mucho más autónoma y potencio mucho la autonomía de mis hijos, y quizá por eso también quise tener un segundo hijo, porque no quería que mi hijo mayor tuviera el agobio de hijo único que yo viví que cada cosa que me pasaba a mí parecía que se parara el mundo… te sientes muy amado, pero a veces preferirias que te dedicaran un poquito menos de tiempo, que te dejaran más a tu aire, parece pretencioso decirlo cuando hay niños que mueren porque les hagan caso y nadie les hace, pero bueno cada uno lidia con sus circunstancias de carencias y excesos…

      • Gracias por compartirlo. Es que a veces tengo la sensación de que las madres adoptivas nos ponemos un listón aún más alto que el de los padres biólogicos, quizás porque nos sentimos más observados o cuestionados….

  2. Pues yo soy hija unica y no siento que sobre mi hayan caido todas las expectativas de cada miembro de mi familia.
    No siento que mi espacio de intimidad haya sido escaso o que hayan invadido mi espacio personal.
    No me he sentido asfixiada por la atencion de mis padres.
    He sido capaz de aprender a negociar, a compartir, a enfadarme y a guardar secretos aunque esto no lo haya aprendido en casa (existen las familias extensas, amigos, colegios…).
    Y la soledad nunca a sido mi eterna acompañante, ni tuve la necesidad de aprender a hablar sola.
    En realidad creo que si le preguntara a mi hija opinaria lo mismo que yo.
    Al final depende de la educacion que recibas mas alla del numero de miembros de una familia.
    Porque por esta regla de tres seria lo mismo decir que los niños que solo tienen una madre o un padre tambien tienen carencias por no estar educados por un padre y una madre??
    Me parece un poco absurdo y seguramente si se preguntase a todo el mundo probablemente muchos niños con hermanos a lo mejor se han sentido en su vida como describe la autora de cuaderno de retazo. Porque al final todo depende de la educacion y atencion que recibes de tus padres…
    Quien no conoce niños con hermanos mal criados, con fallta de atencion de sus padres, caprichosos y mal criados!!!… Yo conozco algunos! 😃

    • Claro… seguro que esto es aplicable a cada forma de familia. Sin duda los niños que tienen muchos hermanos también sienten que tienen muchas carencias (aunque sean distintas). Y, ¿por qué no?, los hijos de monoparentales… ¿y quizás algún hijo de padre y madre y familia tradicional (herman@ del otro sexo rubi@ y perro) se ha sentido ahogado por el peso del tópico?

  3. Yo no he sido hija única. Y nunca pensé que tendría sólo un hijo. Pero la tengo, y coincido con la autora.
    Aun sin pretenderlo, toda mi atención, dedicación, alegrías y frustraciones pasan por mi hija.
    Aunque intente no hacerlo, aunque intente cubrir las necesidades de que comparta su tiempo con más niños. Pero ser hija única de madre monoparental influye. No comparte, todo gira en función de ella. Yo estoy absolutamente disponible para extraescolares, para que vengan amigos, para caprichos y eso unido a un nivel de exigencia alto, para evitar que se convierta en una niña ñoña y malcriada. Es una constante contradicción.
    Y creo que influye el hecho de junto a lo deseados que han sido, está el hecho de que no comparten absolutamente nada, bueno, malo, o regular.
    Mi vecina de niña (vecina de las de antes en la que se pasaba de una casa a otra sin problemas, con lo que convivías con otros niños) , con una gran familia extensa, vivió completamente ahogada por sus padres. Por unos maravillosos padres, llenos de amor. De un amor extremo. Hasta el punto que de jovencita empezó a tener graves crisis de ansiedad por la protección absoluta a la que estaba sometida. Y no fue hasta que murió su madre (y repito que era una madre entregada, y adoratriz de su hija), que no pudo ser persona.

  4. Pero hay que pensar si eso es así porque quizá vosotros estáis alimentando eso. Quiero decir que no es por el hecho de ser hija única. Puede que al tener sólo uno, tiendas a la sobreprotección, pero vuelvo a decir que no es lo mismo un hijo biológico que uno adoptado, no se pueden equiparar, no podemos comparar sus experiencias con las nuestras cuando teníamos su edad, hemos podido tener problemas de niños pero no un abandono. Desde el punto y hora en que no han tenido una madre tras nacer que se ocupe de ellos( si el abandono ha sido tras nacer), no puede ser igual, juegan en otra liga; mientras unos niños llevan ya andados 10 km ellos acaban de salir. Si estamos de acuerdo en eso, muchas veces se confunde atención a ese hijo y atención según su madurez emocional (que en muchos casos no es la cronológica) con sobreprotección.
    Mi hijo por ejemplo tiene 10 años pero emocionalmente es muy infantil.Pues hay ciertos comportamientos que no serían propios de un niño de 10 años, más bien de uno de seis o siete, y exigen una respuesta por mi parte para un niño de seis o siete. Y eso a ojos ajenos puede parecer que lo estoy sobreprotegiendo pero si no está preparado no lo está.

    Yo sigo sin ver la identificación de hijo único con niño que no comparte y que es egoísta. Y creo que responsablemente uno debe asumir cuántos hijos es capaz de criar, entendiendo por ello, darle a cada uno lo que necesite, no solo lo material. Y si uno se siente desbordado con uno porque ve que el tiempo se le acaba pues con uno se queda, que se puede con dos pues dos (hablo de adopción). Y a medida que van pasando los años y los niños van cumpliendo años, la problemática que puede haber ( que no digo que la haya pero puede haberla), es más complicada. Ahora hablamos del colegio, de la falta de rendimiento, de los problemas de atención y aprendizaje, luego seguramente nos reiremos de esto. Y cuando tengan 20 años pues será otra cosa , aunque esperemos que ya tengan una madurez suficiente. Con ello quiero decir que bueno, cuál es el tiempo para esperar entre un hijo u otro?. En unos casos tres años, y en otros 15. Y la verdad, en el último caso, yo ya no me planteo un hermano.

    Elena

  5. cada caso será cada caso, pero bueno yo sí viví ese agobio de ‘exceso de atención’ por parte de mi madre, como digo… lo que sí hizo muy bien fue educarme en compartir y saber perder, o al menos saber encajar golpes… traía amigas mías a casa a dormir todo lo que podía y convivía con mis primos -que eran 9 hermanos- también todo lo que podía, y cuando de mayor compartí piso con dos amigas al principio era raro lo de ‘compartir’ espacios en la casa, que alguien me tocara a la puerta del baño porque quería entrar, pero luego me acostumbré y lo viví muy feliz, era como tener hermanas de pronto, era maravilloso… y bueno, parte de ese ‘agobio’ que experimenté cuando crecía sí que influyó para que, al terminar la carrera, decidiera irme de España y vivir fuera un tiempo, necesitaba desesperadamente salir de la órbita vital de mi madre y vivir fuera de su radio de control, tal cual…

  6. Pero ese agobio del que hablas yo también lo experimenté por parte de mis padres y somos tres hermanos. Quiero decir que forma parte de la manera de educar y ser de los padres que te toquen y no de ser o no hijo único.

    Elena

    • Seguro que la manera de ser de los padres es fundamental ahí: yo también conozco a padres de más de un hijo muy agonías, sobreprotectores, sobrepreocupados… pero sí es cierto (o al menos así lo he experimentado yo al pasar de un hijo a 2, y luego a 4), que con el aumento del número de hijos todo se relativiza mucho. La presión se reduce (quizás porque se reparte). No quiero imaginarme a estos padres sobreprotectores de 2 o 3 hijos si solo tuvieran uno…

  7. La idea que me ha venido a la cabeza al leer estas dos entradas es que este tema del hijo único está muy manido. Se podría hacer una entrada similar sobre el mayor de tres hermanos, o que me dices del del medio, por no hablar del pequeño. Y las variantes sobre si se llevan muchos o pocos años entre ellos, si los padres son muy mayores o muy jóvenes… en fin, se llega a la conclusión de que cualquier cosa dicha en estas entradas sobre el hijo unic@, aplica a cualquier otr@ hij@, según qué condiciones.

    • No sé si está manido o no, lo que te puedo decir es que me ha sorprendido la cantidad de comentarios y susceptibilidades que ha generado… Y sí, muchos de estos temas tienen también espacio para reflexión. Quizás algún día me anime a hacerla…

  8. anonimo dijo:

    Interesantes entradas quiza no radica en ser solo o tener hermanos….quiza radica en la mirada de los padres y si se atiende la necesidad del niño o la del adulto….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: