familia monoparental y adopción

Mañana quién sabe

La casualidad hizo que llegara a mis manos el libro “Mañana quién sabe”, las memorias de Lisa Lovatt-Smith, una editora de Vogue reconvertida a capitana de una ONG en Ghana.

Una infancia muy distinta a las convenciones de la época, con una etapa en acogida, una juventud trepidante en el mundo de la moda, una hija que llegó cuando menos la esperaba, simplemente porque no pudo mirar hacia otro lado, y que no le puso las cosas nada fáciles… y una evolución en el mundo oenegero digna de encomio, empezó fundando orfanatos y terminó ayudando a cerrar los que había, y ayudando a los niños a volver a sus casas, después de descubrir el negocio sucio que eran muchos de ellos: campos de trabajo forzado para niños y adolescentes y granjas de bebés destinados a la Adopción Internacional.

Extraigo solamente lo que le dijo un funcionario de la Embajada de Estados Unidos:

“La cuestión es esta: yo soy el encargado de legalizar las adopciones, y muchas veces entrevisto a las madres biológicas. A veces, estas mujeres saben que sus hijos no van a volver, a veces no. Pero, en todos los casos, han recibido dinero de un intermediario. Son estos intermediarios los que se hacen ricos, y suelen tener vínculos con los orfanatos privados. (…) Si los niños encajan en lo que Estados Unidos define como huérfano, realmente no podemos decirles que no a las familias de nuestro país. Y Estados Unidos define como huérfanos a los niños ‘abandonados o desatendidos’: cualquier bebé que venga de algún tipo de orfanato sirve. Se le considera automáticamente huérfano, por haber estado interno allí aunque fuera sólo un día. (…) Sabemos que es un negocio , pero tenemos delante a un ciudadano de nuestro país que, en muchos casos, ya se ha encariñado con el bebé, se ha pasado tres meses en un hotel, ha pedido permiso en su trabajo. Lloran, quieren al bebé, y son nuestros contribuyentes, los que nos pagan el sueldo. Además, todo es legal, ¿qué vamos a hacer nosotros?”

Anuncios

Comentarios en: "Mañana quién sabe" (31)

  1. Que triste!!!!

    Solamente leer la opinión de una de las personas que aprueba las adopciones en Ghana puede decir eso…………….

    • No es la persona que aprueba las adopciones, es un funcionario de la Embajada norteamericana que, entiendo, tramita pasaportes y visados. La adopción ya está aprobada (por alguien que también lo sabe y lo admite, claro).

  2. Q espanto!!! Ni las mercancias son tan baratas de importar…

  3. Pues en los EEUU despues que hayan adoptado al niño por capricho, algunos no les regularizan como ciudadanos americanos, y luego estos niños a partir de los 18 años son deportables, por que para los EEUU solo son inmigrantes, de los cuales si comenten cualquier falta son deportables y ya esta!!.. http://lightofdaystories.com/2015/03/03/the-deportation-of-international-adoptees-must-stop/

    • Yo no creo que los niños se adopten por capricho… creo que es más complejo que esto. QUe las motivaciones pueden ser perfectamente correctas aunque el proceso sea irregular y los padres prefieran mirar hacia otro lado en cuanto a adoptabilidad.

      Lo de que sean deportables no lo entiendo. ¿En la legislación americana la adopción no te convierte en hijo igual de legítimo que uno biológico?

  4. Tengo ganas de leer el libro. Yo hablé varias veces con Lisa hace unos 10 años, cuando comencé mi proceso de adopción, y ella incluso me comentó un poco cómo adoptar algún niño de su orfanato. Pero es cierto que ella sí conocía a la perfección las circunstancias de cada uno de los niños que allí estaban y le faltaban camas. Es una persona muy interesante, la verdad, me alegra que vuelva a la palestra.

    • Es muy interesante ver la evolución de su relación con la adopción. Merece la pena leerlo. Y los tejemanejes de los locales que trabajan en el asunto…

  5. Cuando, hace ya casi 11 años (como pasa el tiempo!), me estuve informando sobre las diferentes opciones para adoptar, fui a una ECAI de Barcelona que trabajaba en Etiopía. Esta ECAI tenía su propia casa de acogida en Addis Abeba, a donde llegaban los niños adoptables… no sé, no me acabó de convencer, aunque entonces sabía poquísimo sobre adopción, se me hizo raro…

    • Sí, es raro. Muchos de los niños adoptados a través de esta ecai no estuvieron nunca en un orfanato, solo de forma nominal… llegaron desde sus casas a la casa de acogida, y de allí, a sus nuevas familias. Y como cuenta Lisa Lovatt-Smith de Ghana, muchas de estas familias también han preferido no saber…

      • Es posible saber cual es esta Ecai? No hay muchas… creo que solo pueden ser 2 o 3…

      • Hace 11 años sólo había una… creo que sólo había una en toda ESpaña. Pero sinceramente, creo que todas funcionan de modo bastante parecido, con el mismo personal, y los mismos métodos.

      • La misma ecai que entro como elefante en cacharreria en el pais de mi hija, la misma que me hizo esperar 6 anios porque primero iban los que pagaban a ecai y facilitador y los de protocolo publico real que nos dieran, la misma que provoco un conflicto con francia porque los espanioles (bueno, solamente sus clientes) se llevaban los crios y no dejaban nada a los franceses acostumbrados al protocolo publico de verdad (sin pagar nada quiero decir)

  6. Bastardo dijo:

    No hace tanto en el país vasco pasó algo parecido. Familias con dinero y personas con pocos escrúpulos convirtieron sus sueños en realidad. Hoy los frutos de todos aquellos que jugaron a ser Dioses deambulan por los mostradores de información de las diputaciones preguntando por un origen que jamás les será rebelado. Pequeños caprichitos secretos creados para una satisfacción siempre ajena. Hoy odio todo lo que dodea la adopción, mañana haré un esfuerzo por entenderlo. Detrás de un niño huérfano casi siempre hay una madre huérfana que jamás será adoptada…

  7. Bastardo dijo:

    “…pero tenemos delante a un ciudadano de nuestro país que, en muchos casos, ya se ha encariñado con el bebé, se ha pasado tres meses en un hotel, ha pedido permiso en su trabajo. Lloran, quieren al bebé, y son nuestros contribuyentes, los que nos pagan el sueldo. Además, todo es legal, ¿qué vamos a hacer nosotros?”

    Lloran, quieren al bebé y son contribuyentes. ¿Qué más se les puede pedir?……….

  8. Que mal cuerpo me ha quedado. Lamentablemente cuando algunos de estos niños se hagan mayores buscarán y descubrirán que su adopción al menos por una de las partes fue un engaño.. Pero me niego a creer que siempre lo sea por ambas. Creo que muchos padres adoptivos desconocen el origen no ético (aunque a veces legal) de sus adopciones. Si lo hicieran, quiero creer que mucha gente renunciaría. Una de las razones por las que nos decidimos por la adopción nacional fue las mayores garantías que esta ofrecía. Y aún así a veces siento que quizás si alguien hubiera apoyado a la madre de mi hija, no tendría que haber renunciado a ella.. y eso me hace sentir un nudo en el estómago…

    Descubrir que tu origen no ha sido limpio, que la historia podría haber sido muy distinta tiene que ser demoledor y puede llevar además a romper lazos con tu familia adoptiva que seguramente (y quiero creer que en la mayor parte de los casos es así) nunca quiso participar de un hecho como este.

    Y yo a pesar de todo.. continúo creyendo que la adopción y/o el acogimiento son mecanismos privilegiados para proteger al menor…

    maria

    • Yo también creo que muchos padres adoptivos desconocen las irregularidades en la adopción de sus hijos… pero también creo que muchos las desconocen porque prefieren mirar hacia otro lado. Yo he alucinado a veces con los comentarios al respecto de padres que estaban en proceso en países donde había información suficiente como para poner en duda todo… y que seguían adelante a pesar de todo. QUe escogían no saber.

  9. Una vez más, la incertidumbre y sobretodo la desazón de saber que estoy en el lado de los que fomentaron que en ocasiones el sistema fabricara huérfanos o abandonos donde no los había o donde podría haberse trabajado para que no tuviera que haberlos. Sin duda, duele.
    Aunque en nuestra adopción no haya habido irregularidades, de lo cual por otro lado nunca tendremos la certeza completa, el simple hecho de solicitarla nos convierte en parte del mecanismo que en muchos casos ha llevado a que algunos niños hayan salido de sus familias biológicas para venir a hacernos felices.
    Me siento fatal, es algo con lo que he de lidiar para siempre.
    Gracias por traerme de vez en cuando a la dura realidad.

  10. Yo lo tuve clarisimo, no, no lo volveria a hacer.

  11. Me ha gustado el testimonio, lo que cuenta es terrible. Ocurre demasiado y hay que luchar en contra de ello. Lo que no me gusta es la generalización. Supongo que habla de Ghana, pero parece que hable de todo el Mundo. Y aquí no estoy de acuerdo.
    No siempre hay fraude, no todas las ECAIS son iguales (aunque la mayoría de las que hacen las cosas bien terminan cerrando), y sobre todo, no estoy de acuerdo en que “no hay huérfanos y los orfanatos los fabrican”.
    Aunque hay casos en que funcione como cuenta, en muchas partes lo de “vender a los niños” se hace haya orfanatos o no. Los niños que trabajan y duermen en la tienda o fábrica, las niñas que prostituyen, las criadas-esclavas. Todo esto son niños vendidos. Por supuesto, no justifica que alguien adopte a sabiendas (o sin informarse) a un niño en esta situación, pero el riesgo de abandono no lo crea la adopción, simplemente se aprovecha de la situación.
    Yo lo enfocaría más en alertar de la fragilidad de un proceso así, de lo que hay que vigilar, contar que no hay que confiar en que la ECAI está hecha “para ayudar a los niños” solo porque ellos lo dicen. Culpabilizar a todo el mundo puede ser tan malo como pensar que cualquier proceso de adopción se hace bien y sin ningún interés más allá del bien del menor.

    • No, si lees el libro, habla de situaciones muy concretas, no solo el país, sino orfanatos concretos. Merece la pena, de verdad, no todo es extrapolable, pero se aprende mucho.

      • Sin duda, lo leeré.
        Gracias

      • Seguro que si, gracias de nuevo por la info! Del resumen parece lo contrario. Nunca se habla suficiente de estos casos, que son terribles.

      • Igual me ha traicionado el subconsciente 🙂 Ella descubre que algunos de los orfanatos con los que trabaja son negocios con ánimo de lucro y muy poca preocupación por los niños… y que por mucho menos dinero del que se destina a tenerlos institucionalizados, se les puede hacer regresar a sus casas, donde les quieren. No todos los niños, pero sí muchos… creo que esto es así en muchos lugares de África, pero por supuesto, no en todos los países, ni en todos los orfanatos, ni para todos los niños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: