familia monoparental y adopción

Desde que llegue a mi nuevo barrio, un misterio me tenía en zozobra.

Todas las mañanas, al dirigirme al tren, veía, en una acera, lo que parecía una fila de jubilados. Casi todos hombres, casi todos bastante mayores, aunque quizás alguno de alrededor de 60.

Lloviera, helara, hiciera sol.

¿Qué era esta fila, que está ahí, en su sitio, día tras día, sin faltar uno? Pensé que igual esperaban que abriera algún comercio… pero no había nada cerrado. Pensé que esperaban un autobús que les llevara a algún sitio… pero la parada está 100 metros más abajo, y además, estaban igual a las 9:40 que a las 10:15. Que esperaran al capataz que escogía a los que iban a trabajar este día quedaba descartado por su edad…

Hoy, después de muchos meses, finalmente se ha desvelado el misterio.

Ha aparecido un chico, ha rellenado un dispensador de prensa gratuita, y la fila de jubilados, ordenadamente, han ido cogiendo cada uno su ejemplar (o sus ejemplares… “yo me llevo tres”, ha dicho uno)…

…y se han ido.

Anuncios

Comentarios en: "La fila de los jubilados" (8)

  1. Pues lo primero que me ha producido, así, de repente, es mucha ternura.
    Luego habrá más lecturas, claro, pero me ha parecido enternecedor.

  2. A mi también me ha producido ternura. Y es que unos jubilados de la familia que viven relativamente cerca unos de otros recogen siempre la prensa gratuita; forma parte de su rutina diaria. Y si saben que uno está pachucho se la llevan siempre. Es una excusa más para hacerle una visita.

  3. Pues a mi me ha sorprendido incluso la revelación del misterio…., aquí eso no pasa, quizá es que somos una pequeña ciudad con otras huellas en nuestro ADN

    • Os parecerá absurdo, pero de verdad que llevaba meses dándole vueltas… y nadie conseguía explicármelo (de hecho, la mayoría de la gente a la uqe he preguntado no se había fijado en la cola en cuestión)…

  4. Cerca de donde vivo hay un ikea que como sabéis muchos dan café gratis con la tarjeta ikea family, pues siempre hay un grupo de jubilados por las mañanas bebiendo cafes y leyendo la prensa en la cafetería. Mi abuelo no hace eso pero madruga cada día para estar 5 minutos antes de que abra la panadería y comprar el pan de la primera hornada, cada uno sus cosillas!
    En Estados unidos dan mucho más valor a los mayores, hay programas de voluntariado específicos para que estén ocupados unas horas (ellos son los voluntarios), cuidando jardines comunitarios, ayudando en museos (el mejor guía que he tenido)…y me parece genial, están acompañados, reconocidos y encima no tienen tiempo de pensar en sus dolencias

  5. Pues a mi lo que me da es pena, igual lo que les ocurre es que su pensión no les permite comprar el periódico de su elección, a la hora que quieran.

  6. Jejejej pobrecillos lo que querian era su periodico diario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: