familia monoparental y adopción

El sábado nos desplazamos hasta la Sierra, al pueblo donde R. iba a ser investido alcalde.  Nos encontramos en la puerta del Ayuntamiento, con nervios y sonrisas y alguna lágrima furtiva. Con los móviles en ristre, siguiendo las investiduras en nuestras otras ciudades, con el corazón en un puño por si algo se torcía, por si alguien decidía no dejarles gobernar.

Fue un día emocionante.

Aún no sabíamos que no les iban a dejar los 100 días de cortesía que se supone que todo gobernante merece, qué digo 100 días… ni 100 horas. Ni 100 minutos, si me apuran.

No lo veríamos hasta el domingo, pero ya se estaban publicando los tuits de Guillermo Zapata, los chistes de humor negro (y malo) que 4 años antes, cuando no sabía que iba a ser concejal, cuando su Twitter lo seguían solo personas cercanas, intercambió con Vigalondo.

No me gustan los chistes racistas (ni machistas, ni homófobos), no los río ni los suelo tolerar en mi entorno, aunque en mi vida sí hay un lugar para el humor negro, siempre en petit comité, siempre contextualizado. No me hicieron gracia los chistes que citó Zapata, alguno, lo confieso, ni siquiera lo entendí.

Pero todavía entendí menos que lo lincharan por ellos. Que lo lincharan los mismos, por cierto, que hace unos meses se rasgaban las vestiduras al grito de “Yo soy Charlie Hebdo”. Al parecer, hacer chistes sobre escolares secuestradas y violadas no merece la misma condena que hacerlos de víctimas de ETA. Quizás porque son nigerianas.

Seguí con interés la evolución de la historia. La explicación de Zapata sobre los chistes me pareció razonable, sus disculpas me parecieron sinceras. Y el argumento de que dimitía porque lo importante no es el cargo, sino las ideas, impecable.

Pero creo que no deberían haberles dado su cabeza.

Porque no se van a conformar con esto, porque van a pedir más. Más carne, más sangre. Son un pozo sin fondo, rabiosos porque les han arrebatado el poder que creen que les pertenece por derecho divino.

Creo que Carmena se ha equivocado con la dimisión de Zapata. Como dice mi hermana, todos conocemos personas que hacen chistes de negros, o de violaciones… pensamos que son unos imbéciles, nos guardamos de aceptarlos como amigos… pero no pedimos que los metan en la cárcel, o que les despidan de sus trabajos.

La justicia penal debe aplicarse a los delitos; para los errores, pedir disculpas, rectificar… y hacerlo mejor la próxima vez.

Por ejemplo, cuando les pidan la cabeza del siguiente:

“Hubo errores y no conecté con el tono de la campaña y polaricé y contribuí con mis críticas a mi rival a provocar rechazo”. Esto lo dijo ayer Esperanza Aguirre.

Pero yo tengo la sensación de que no han aprendido nada,  siguen haciéndole la campaña a Podemos. Porque con cada paletada de mierda que les tiran, les hacen ganar votos.

Esta mañana, un compañero de trabajo que no se esconde de votar al PP, clamaba indignado: “¿Se puede hacer esto en democracia? Si ganamos, vale, si no ganamos, empezamos a sacar mierda y no dejamos gobernar a los otros… Esto no vale. No puedes creer en la democracia sólo si ganan los tuyos”.

Lo sabremos en noviembre.

Anuncios

Comentarios en: "13 J y los días de después" (18)

  1. No se puede consentir a quien ostenta un cargo público que haga chistes racsitas o del tono de los que hizo este señor.
    Totalmente de acuerdo con que se haya pedido su dimisión.

    • Lo curioso es que lo hizo hace 4 años, cuando no era cargo público y no estaba en el ejercicio de sus funciones, era en su cuenta personal.

  2. Yo también estoy totalmente de acuerdo con su dimisión. Para mi la renovación democrática pasa por el respeto, y hay límites que son incuestionables. No podemos esconder detrás del escudo del humor negro determinados prejuicios. Es inadmisible reírse de las víctimas, sean de ETA o de Boko Haram. No podemos caer en la trampa de aceptar determinadas actitudes por qué son de los nuestros, por qué defienden los ideales que nosotros compartimos. Si estos mismos chistes los hubiera hecho uno del PP lo habríamos aprovechado para tildarle de facha, racista, insensible.. No podemos medir con doble rasero. Según mi parecer, Carmena tendría que haber sido aún más taxativa… Si defendemos una nueva manera de hacer, que nace para mi de otra forma de ser, no podemos tolerar el total menosprecio a determinadas personas o colectivos.

    • No ostentaba un cargo público cuando lo hizo. Han pasado 4 años. La gente cambia, evoluciona, aprende… no podemos ser rehenes de un mal momento si es esto, un mal momento (estoy convencida de que si este hombre tuviera algo más censurable, los detectives que ha puesto el PP a investigarle lo habrían sacado hace mucho).

      Los chistes no eran suyos: los citó en el contexto de una conversación sobre los límites del humor. ¿Son malos? Sí. ¿Son escandalosos? También, aunque el humor casi siempre lo es. Lo peor es que son dolorosos para las personas afectadas… que no hay distancia suficiente (como decía Woody Allen, el humor es tragedia + tiempo). Pero ha dado explicaciones, se ha disculpado (también con los propios afectados)… Es mucho más de lo que han hecho las personas de otros partidos, que, en general totalmente en serio, han dicho cosas igual de insensibles, y no solo siguen en sus cargos sino que se reafirman en sus comentarios hirientes.

      Y aún se atreven a dar lecciones de moral.

      • justamente porque los otros no dimiten y siguen sinvergüenza en sus cargos un nueva forma de hacer política debe hacer lo contrario…Demostrar que no se van a tolerar determinados comportamientos es para mi fundamental. Para mi no es significativo si cuando hizo esos chistes estaba o no estaba en el cargo, para mi es significativo que fue capaz de hacerlos… Y sí, todos podemos equivocarnos pero hay errores que si quieres ser representante público no puedes permitirte. Quizás peque de ingenua pero nuestros representantes deberían tener comportamientos intachables éticamente. Por ahí empieza la nueva política. Y sí, también es verdad que no me parece ético ni democrático que no sepas hacer de oposición e intentes hundir al otro… con toda clase de artimañas. Pero eso no sirve de excusa para proteger a una persona que a mi parecer no cumple con los requisitos necesarios para realmente hacer una nueva política

      • Pues yo creo que hacer dimitir a alguien por haber compartido (que no hecho) unos chistes poco delicados hace 4 años nos dejaría sin políticos… sin empleados… y sin libertad de expresión. Todos los políticos de España están borrando estos días su timelime de Twitter, porque incluso siendo políticos y políticamente correctos, han escrito cosas que sacadas de contexto, les pueden poner en la picota.

        No podemos ser rehenes de lo que hicimos en nuestro pasado, si hemos cambiado, aprendido, rectificado, como parece ser el caso. Para mí, la explicación y las disculpas son suficientes. Otra cosa sería que siguiera sosteniéndolo, entonces, efectivamente, no lo querría haciendo política. Ni oposición.

  3. Hay que reconocer lo bien que lo hacen, lo bien que logran machacar a alguien, acabar con él… todavía no entiendo el proceso, las artimañas y puntos que nos tocan… pero lo logran (y no me gusta el humor negro, no me gusta el humor Charlie Hebdo)

  4. voy a pedir aquí perdón públicamente 😉 y deberían retirarme la custodia de mis hijos, yo también he hecho chistes de negros, de catalán, gallego y vasco, y de Lepe antes de tener a mis hijos, cuando ni me planteaba la cuestión racial como me la planteo ahora, y aun planteándomela, yo no los cuento, pero no censuro a quien cuenta un chiste de negros, dependerá del contexto y el lugar, como todos los chistes y el humor. Me parece super hipócrita defender la libertad de expresión “Je suis Charlie”, y tener la libertad de hacer unos dibujos que a millones de personas musulmanas les resulta ofensivo y resulta que Rita Maestre no tiene la libertad de manifestarse delante de una iglesia porque ofende a la religión. Decididamente no solo hemos perdido derechos, es que estamos perdiendo el norte. El humor negro ya viene de antiguo,lo utilizamos para reirnos de nuestras propias penas, y a mi no me preocupan los chistes de negros, ni de gallegos (que lo soy) y a veces me río con ellos si me resultan graciosos, me preocupa que a los negros los discriminen en el colegio, en el trabajo, o en donde sea y eso si que no es un chiste.

    • Las redes sociales vuelven difusa la frontera entre lo público y lo privado, pero también entre el ahora y el futuro (podemos publicar cosas de las que nos arrepintamos más adelante)… para mí está claro que el caso Zapata cambiará la forma en la que usamos las redes sociales, ganaremos en responsabilidad pero perderemos en espontaneidad… Espero que no perdamos el Norte, que seamos capaces de encontrar un buen equilibrio entre ambas cosas.

      • Lo peor de todo es que hasta en instituciones medievales como la monarquía admiten que puedes ser “princesa” cuando en tu vida pasada fuiste stripper, madre soltera o divorciada y media España pidiendo la dimisión de un concejal por un chiste que hizo hace 4 años, que no es lo mismo que un comentario racista aunque ahora nos pongamos a mezclar churras con merinas, la portada de Charlie es un chiste sobre musulmanes y no empadronarlos en la cuidad es una actitud racista hacia los musulmanes por ejemplo.

      • Y además: ha explicado el contexto, se ha disculpado, queda claro que su ideología no va por ahí…

    • Y el chiste de las niñas de Alcasser y Marta del Castillo tiene alguna gracia?
      Es de mal gusto y demuestra muy poca sensibilidad y poca o nula empatía.

  5. Un chiste racista es un comentario racista.
    Y ninguno de nosotros, a no ser que seamos cómicos, hacemos los chistes, lo que todos hacemos es compartirlos…
    Y contar ( o compartir) un chiste racista en una red social es cuando poco….atrevido.
    Las consecuencias son estas.

    Me parece perfecto que haya dimitido.

    Y además, los chistes los contó (o compartió…..) hace 4 años, ya era adulto, ya sabía lo que hacía.

  6. Cuando todo el mundo decía Je suis Charlie, mi marido decía: pues si todos sois Charlie a ver si tenéis narices de publicar sus chistes en portada en todos los principales periódicos nacionales e internacionales. Eso es SER CHARLIE, lo demás es darse golpes de pecho.

    Decir chorradas las dice cualquiera. Somos humanos.

    Pero de ahí a “Que le corten la cabeza”, que decía la reina de corazones en Alicia….

  7. Ese señor hace 4 años era un adulto consciente de lo que hacia. Dice que compartió unos chistes en una conversación sobre los límites del humor pero no he visto tal conversación, si fuera cierto la hubiera sacado a la luz completa para dar credibilidad a su teoria inicial (luego cambio y dijo que le gustaba el humor negro). Ademas los mensajitos son de fechas distintas asi que no me creo eso de la conversacion sobre el humor negro, el hombre es de los que se rie con estos chistes y punto (como tantos españoles, eso tambien)
    Independientemente de no por ello creo que sea racista ni xenofobo pero si bastante falto de tacto que es lo que me preocupa.
    ¿Dimitir? pues no se si es para tanto, pero ya que representa a una fuerza nueva que quiere darselas de amiga del pueblo, pues es lo mejor que ha podido hacer.
    NOTA: A mi Charlie Hebbo me da asco ya que la libertad de expresión para mi termina cuando se convierte en una ofensa grave a otra persona

    • A mí tanto como asco no, pero no me gustaba nada ese periódico, además de por lo que dices, Helena, porque encima ellos pedían dinero por ello…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: