familia monoparental y adopción

Hemos hablado mucho sobre racismo y sobre abandono, pero quizás hemos dedicado poco espacio al desarraigo. Mis hijos fueron adoptados muy pequeños, pero ambos habían vivido ya muchas cosas. No hablaban el idioma de su país de origen, pero lo entendían (y tiempo más tarde me sorprendieron recordando cosas que entonces no sabían decir); estaban acostumbrados a unos determinados olores y sabores; y compartían con naturalidad costumbres, comportamientos, típicos en los niños de su tierra.

Cuando fueron adoptados, ellos que ya habían perdido su familia de origen, perdieron además la posibilidad de crecer en su tierra de origen; se alejaron de los olores, los sabores, la luz y los sonidos con los que crecieron en su primera infancia; perdieron la posibilidad de ser educados en el idioma que hablaban sus madres, y en la cultura de sus ancestros.

Hay una conexión que se perdió ahí.

Me ha gustado mucho la reflexión que sobre este asunto ha hecho B., madre de tres hijos, dos de ellos adoptados y llegados a su casa desde Marruecos y desde China.

https://cuadernoderetazos.files.wordpress.com/2015/06/takahiro-hirabayashi18.jpg?w=408&h=644

En mi caso siempre tuve claro que cuando llegara el momento de adoptar, si me iba a otro país a buscar a mis hijos, si los iba a desarraigar de su tierra, de su cultura y sus tradiciones, que fuera porque realmente en su país no tuvieran posibilidad de encontrar familia.

Y por eso me decidí por la adopción por la vía verde. Somos, una familia verde verdosa.

Su tierra de nacimiento, su cultura de origen. Mis hijos vivieron sus dos primeros años en sus países de origen. Sus orígenes siempre formarán parte de ellos, y de todos nosotros como familia. Esa es mi forma de entenderlo.

Quizá la reciente llegada de mis hijos me impide verlo como no desarraigo.

Mi hija lleva sólo 9 meses aquí, tiene dos años y medio. Y la adaptación está siendo estupenda, y ya chapurrea español, etc. Pero ha vivido, a día de hoy, más tiempo en China que aquí. Llegó cantando en chino. Y tengo la sensación de haberle arrebatado algo suyo, a la vez que sé que su única opción de tener una familia para siempre era a través de la adopción internacional. Mi hija, igual que antes pasara con mi hijo, se adaptan con una aparente facilidad increíble a vivir aquí. Pero su esfuerzo ha sido muy grande.

Hablo de algo profundo. No me refiero al aspecto físico o a sus rasgos étnicos. Mi hija tiene dos familias, dos árboles genealógicos. Y un doble desarraigo, de su familia y de su país de origen. Y por supuesto, la cultura en la que va a crecer es ésta. Yo no puedo proporcionarle lo que ella tendría viviendo en China con su familia de origen. Es algo que pierde. Aunque vaya a clases de chino. Acaba de perder un montón de cosas, desde la lengua (que empezaba a usar), con lo que eso conlleva (una forma de ver el mundo), unos valores, una forma de relacionarse con los demás, de comer, de vivir. Para ella, repito, el esfuerzo para adaptarse a los olores, sabores, forma de hablar, de hacerlo todo, ha sido inmenso, porque ella venía además de familia de acogida. ¿Que ha sido fácil la adaptación? Bueno, todos hemos puesto mucho de nuestra parte. Pero ella la que más. Y ha tenido pesadillas, y al principio no entendía la situación, y tenía otras costumbres, aún siendo tan pequeña, y lo ha pasado mal. Por pequeña que sea, se ha dado cuenta perfectamente de que aquí todo funciona de otra manera. Y aunque dentro de cinco o diez años ella se pueda sentir de aquí, yo no voy a obviar esta parte de la historia, su capacidad de adaptación, su empeño por aprender y encajar. Y todo lo que eso conlleva, como que haya dejado de cantar en chino.

Anuncios

Comentarios en: "El desarraigo (dejar de cantar en chino)" (23)

  1. Exacto. Los únicos que saben lo que les cuesta (o costó) adaptarse a su nuevo entorno (que es el nuestro) son ellos: nuestr@s hij@s. Nosotro/as (sus m/padres y, a veces us hermano/as) intuímos bastante pq lo hemos vivido con ellos. Y desafortunadamente pocas personas que no pertenecen al mundo de la adopción lo vislumbran. Sólo algunas personas súper empáticas se dan cuenta, y es una pena: especialmente cuando son profesore/as de nuestr@s hij@s. Comprendo qhe tienen 24, o más, niñ@s en sus grupos. Pero un poco de empatía para con el trayecto vivencial de nuestros hijos les ayudaría a comprender muchas cosas que dificultan su tarea.

  2. Amén yo también. Le voy a pasar el texto a mi hijo. Tiene 14 años. Tengo dudas de si será un poco duro leerlo. Creo que su forma de vivir es buscando la alegría y pasarlo lo mejor posible. La mía es profundizar y buscar y buscar. Supongo que el término medio es lo sabio. A veces tengo miedo de quererle enfrentar a hechos sobre los que prefiere no recapacitar. Pero creo que salvo milagro es dífícil que llegue a estar con él cuando entre en la edad madura, y hay cosas que es mejor que las vaya viviendo conmigo. ¿Por qué puede decirme cosas en inglés y en francés, y no le sale ni un Ni Hao en chino, que escribía y hablaba y estudiaba y leía… vino con 9 años, pese a que siempre tiene su hora de chino particular a la semana?… Aún no sé si es por olvidar los buenos recuerdos, o por olvidar los malos recuerdos.
    Y qué cierto es que se te parte el corazón cuando le tratan igual que a todos. Empieza 3º de la ESO, va bien. Pero siempre tienes el temor de que alguien no se porte con suficiente entrega con él y se dispare algo que lo aparte de un buen futuro, como le decían en China. Y eso que he aprendido a confiar más en él mismo que en mí misma incluso.

    • Una amiga mía le solía decir a su hijo, que llegó con 6 años y olvidó el ruso para aprender catalán, que había olvidado una lengua que hablan casi 300 millones de personas para aprender una que hablan apenas 6… Supongo que es parte de este proceso adaptativo, en el que ganan una familia, apegos… pero pierden tantas cosas. Siempre queda la esperanza de que algunas puedan recuperarlas algún día.

  3. Interesante tema para mi familia desarraigada. Mis hijos no saben que es la semana santa, piensan que la navidad es el dia que el sr de la cocacola -santa claus- trae regalos a algunos ninios, y Espania es un pais desconocido e interesante. Estara sobrevalorado eso del arraigo?

  4. Lo cierto es ke pierden unas cosas y ganan otras. Pero pensar en una familia con hijos biológicos. Que tiene que viajar a un país extranjero por trabajo y los hijos en este caso biológicos también perderán las costumbres del país donde nacieron. Pero eso no implica que por ello vayan a estar peor. Todo depende del cristal a través del qUe queramos mirar. Y de lo importante que es para cada uno el lugar de nacimiento. A mi que soy totalmente apátrida creo que ese no es el problema de los hijos que vienen de otros países y culturas sino las personas que los miran y no quieren entender las dificultadas por las que han pasado y. Pasarán a lo largo de su vida.

    • Para mí la diferencia entre los emigrantes es que esta conexión no se rompe del todo: los padres pueden transmitírsela, puede haber viajes al país de origen, familiares que permanezcan allí… en el caso de la adopción, la conexión se corta del todo.

      • Si, pero. Llevo anios sin viajar a Espania (ni ganas, a desarraigada pocos me ganan), no transmito la semana santa, los toros y demas tradiciones espaniolas. Y si, familia mantenemos alli, pero poquita y desapegados como nosotros.

      • Pero les transmitiréis otras cosas, el idioma, referentes comunes, una forma de ver el mundo… cosas que van mucho más allá que este folklore que a veces confundimos con la cultura…

      • Sin duda transmito el idioma. Mi forma de ver el mundo no es la de la mayoria de los espanioles, asi que supongo que seran desarragaidos para siempre. Los referentes comunes… no. Tampoco. Me cuido mucho.

      • Yo creo que ya el idioma implica una forma de ver el mundo… en una de mis últimas lecturas, “La hija extranjera”, de Najat el Hachmi, lo explica muy bien… como determinadas frases o conceptos solo existen para ella o bien en su lengua materna o bien en su lengua de acogida… y cómo esto configura dos mundos distintos (y a veces contradictorios). Yo no creo que haya una única manera de ver el mundo desde lo “español”: creo que en todos lados todos somos muy diversos. Pero sí hay cosas comunes, tan de base que seguramente ni las vemos… al menos hasta que nos enfrentamos al espejo de otras culturas…

      • Bueno, entonces mis hijos salen claramente enriquecidos, ya que se estan criando en tres idiomas.

      • 🙂
        Yo sí creo que es una riqueza, cualquier cosa que sume. INcluso si durante un tiempo uno preferiría sentirse arraigado a algo, parte de algo… creo que a la larga lo que agradeces es lo que te hace distinto.

  5. Pienso que los niños pequeños dejan de ser conscientes de ese desarraigo muy pronto. También pienso que sentirán ese desarraigo cuando sean adultos, cuando la mirada hacia ellos mismos sea una mirada equilibrada por la madurez y con la dimensión adecuada.
    Los niños más mayores sí son muy conscientes del desarraigo, y lo arrastran
    durante su vida, con mas o menos intensidad.

    • Estoy de acuerdo contigo. Y me gustaría añadir que la no consciencia, que ayuda y mucho, quizás no simplifica el tema. Nuestr@s hijos tienen una capacidad de adaptación brutal, y con todo necesitan sus tempos. Por poner un ejemplo, yo estoy harta del tema “esponja”. Sólo mi hija sabe lo que le ha costado “absorber” su nuevo entorno. Lo ha hecho muy bien, y continua. Pero eso para la mayoría de la gente esto sólo implica que ya es de aquí y ha demostrado que puede con todo. Para mi implica que debe estar orgullosa de su capacidad de adaptación, y que en algunas cosas todavía está coja porqué no se puede con todo a la vez (y parece ser que eso me convierte en sobreprotectora….)

      • Es cierto, los avances, las adaptaciones exitosas, enseguida saltan a la vista, pero a muchos niveles que no siempre son visibles para la gente “ajena”, hay muchas cosas que siguen desincronizadas, … y que tal vez nunca se sincronicen del todo.

  6. Uff!! Pedazo de tema!! El desarraigo significa romper las raices pero también significa no poder echarlas del todo en ningun lugar. Mi hija vino de Etiopía con menos de un año de edad y han pasado más de siete años desde entonces. A primera vista podría pensarse que está completamente arraigada aquí pero, aunque me duele mucho decirlo, mi hiija sufre desarraigo. En su caso es la raza, que la hace identificarse como africana, y la adopción, por lo que ella sabe que nació en otra familia. Tenemos largas charlas en las que quiero que entienda que no somos del lugar donde nacemos y que el color de la piel tampoco define tu nacionalidad, pero ella sigue sintiéndose un poco de fuera. Por otro lado, lleva ya varios meses diciendo que quiere ir a África, por lo que llevamos meses ahorrando, para ir todos juntos en un futuro no muy lejano. Creo que en el viaje descubrirá que sus raices tampoco están allí (¿o sí?) y espero que eso le ayude a enraizar del todo aquí.

    • Yo creo que la raza, la mirada de los otros, el hecho de que les vean como “extranjeros”… contribuye mucho al desarraigo. Yo tengo dos hijos adoptados, y esta es una de las cosas en las que el color de piel marca diferencias.

      • He de añadir que el desarraigo también puede hacerte más libre. Estar muy arraigado, muy identificado con un lugar, una lengua, una cultura, es lo que a mucha gente le impide adaptarse a un nuevo sitio y te hace más dependiente. El sentirse un poco extranjero en todas partes es lo que puede hacerte más ciudadano del mundo. Estoy intentando ver el lado positivo, que siempre lo hay de casi todo.

      • Supongo que la clave es sentirte en casa en todo el mundo… en vez de en ningún lugar.

  7. Nuria, tu planteamiento es dificil para un niño o adolescente. El apego a sus referentes y su cotidianedad no les permite tomar esa distancia para sentirse ciudadanos del mundo. Eso si acaso, después, con la madurez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: