familia monoparental y adopción

Los bebés probeta, los niños y niñas concebidos por reproducción asistida, en muchos casos con gametos de donante, se están haciendo adultos. Y tienen preguntas, dudas, miedos. Y reclamaciones. Como los de Stephanie Raeymaekers, que dice en esta entrevista: “Somos productos comprados en el mercado al que cortaron la etiqueta”

La organización Men Having Babies (Hombres que tienen hijos) que se define como “sin fines de lucro”, acaba de tener el pasado 3 de mayo en Bruselas (Bélgica) su habitual congreso “Parenting options for European gay men” (Opciones de paternidad para hombres homosexuales en Europa).

Entre la variopinta presencia de varones gay, se encontraba una mujer belga, Stephanie Raeymaekers, para quien el evento es una auténtica agresión que pone en carne viva los dolores de su historia. Pero creyó que debía estar allí. Ella es la líder de Donorkinderen, organización que lucha por los derechos de miles de niños que en Europa y otros lugares del mundo son -como ella- víctimas de una transacción comercial en su origen… los bebés probeta, los fecundados in vitro.

Es “el congreso más grande en el corazón de Europa dedicado a los hombres homosexuales que quieren tener hijos”. En pocas palabras, una gran feria donde se venden potenciales “hijos maravillosos, perfectos” mediante úteros de alquiler y compra de óvulos para distintos presupuestos… ha declarado a revista Tempi de Italia Stephanie, en una valiosa entrevista -que Portaluz ha traducido- donde ofrece su testimonio y lo que ha padecido por ser una “bebe probeta”.

“Me siento como un producto comprado en el supermercado al que cortaron la etiqueta”, dice esta mujer, que nació hace 36 años como hija de un donante de esperma anónimo. Stephanie continúa buscando su padre biológico, a quien la ley belga le impide conocer como también a quién sabe cuántos potenciales hermanos y hermanas, hijos todos del mismo padre, donante anónimo. ¿Tal vez su vecino o alguien afectivamente más cercano a ella podría ser su hermano, hijo del anónimo padre?…

Stephanie, ¿cómo naciste?

Soy una de las primeras personas concebidas con semen de donante tomado de un banco de semen, hablamos de los años setenta. Mis padres querían tener hijos, pero mi padre era estéril. Un médico les aconsejó la fecundación heteróloga. Mi madre tomó entonces hormonas para estimular la ovulación y sus tres óvulos resultantes fueron fertilizados in vitro con el esperma de un donante anónimo. En 1979 nacimos trillizos: mi hermana, mi hermano y yo.

¿Cuándo supiste la verdad acerca de cómo fuiste concebida?

Recién a los 25 años de edad, debido a que el médico había recomendado a mis padres que no nos dijeran nada. Esta es una maldición pero, no seamos ingenuos, funciona. Los médicos les dicen a los padres no hagan aún más complicada una situación ya compleja.

¿Y cómo te enteraste?

De la peor manera posible. Primero lo supo un amigo de mi hermano quien se lo contó a su novia, ella se lo dijo a mi hermano, quien me lo dijo a mí. Me enteré en la cena, el día de nuestro cumpleaños número 25. No era exactamente la mejor manera de estar informada, pero me alegro de haberlo sabido.

¿Por qué?

Porque entendí muchas cosas. Finalmente comprendí esa constante sensación de no tener nada que ver con mi padre.

¿Cómo reaccionaste a la noticia?

Al principio estaba muy enojada, porque durante 25 años mis padres habían mentido sobre una información esencial para mí… sobre quien realmente me había hecho. Pero la cólera ha disminuido con el tiempo y aparecieron muchas preguntas: ¿Quién es realmente mi padre? ¿Está vivo? ¿Murió? ¿Cuántos hermanos y hermanas tengo en realidad? ¿Proporcionó su esperma a los demás? ¿Me parezco a él? ¿Piensa en mí? Sé que no me conoce, pero tal vez piensa en los niños que fueron concebidos con su esperma. ¿Lo hizo por el dinero? ¿Para ayudar a alguien? Antes mi vida era simple, ahora es mucho más complicada.

¿Cómo afecta esto la vida de tu familia?

Amo a mis padres y amo a mi padre, que siempre lo será, aunque yo no fui concebida biológicamente por él. Pero las relaciones se han visto afectadas, por la fuerza de las circunstancias. Cuando me enteré, mi padre me dijo: “El hecho de que no eres mía biológicamente interfiere en la relación que tengo contigo. De hecho tú me recuerdas constantemente que soy estéril “.

¿Qué significa haber nacido en un tubo de ensayo por un donante de esperma anónimo?

Me siento como si me faltara una pieza del rompecabezas. Es frustrante porque yo quiero saber de dónde vengo, pero por ley no puedo. A los 25 años tuve una crisis de identidad, porque siempre creí ser la hija biológica de una persona que no era realmente mi padre. Ha sido extraño: todo cambia, aunque todo siga igual.

¿Qué significa eso?

Soy consciente de que en algún lugar hay una persona que se parece a mí a quien estoy ligada, que quizás tiene mis propias maneras de hacer las cosas, mis propias características, pero no lo sé. Cuando voy en autobús o en bicicleta, siempre pienso: tal vez ese es mi padre, tal vez ese otro es mi hermano. Es una inquietud constante, saber que este ser humano existe, pero no sé quién es. Necesito satisfacer esta inquietud para definirme a mí misma, pero no puedo.

¿Por qué fundaste una asociación?

Hoy tengo una familia y cuando me quedé embarazada, por primera vez me sentí reflejada plenamente en otro ser humano. Entonces empecé a darme cuenta de lo mucho que echaba de menos este aspecto, cuánto me había faltado en mi vida. Fue un punto de no retorno y empecé a buscar y a luchar.

¿Cómo se tomaron esta iniciativa tus padres?

Mi madre se sentía culpable por no haberse dado cuenta que iba a tener todos estos problemas. Me dijo un día: “Si lo hubiera sabido, no lo habría hecho. Hoy no lo haría”. Ella está orgullosa de mí y me apoya.

Si fueras una política y tuvieras el poder de escribir las leyes, ¿Qué harías?

Me siento como un producto comprado en el supermercado al que cortaron la etiqueta. Si un político escribe una ley que permite concebir un hijo con el material genético de una tercera persona, debe asumir responsabilidad e incluir como derechos fundamentales del niño concebido poder conocer sus verdaderos orígenes. Porque aquí hay una paradoja.

¿Cuál?

El concebido es la persona más importante, y sin embargo, es el único que no tiene elección: los padres pueden elegir, el donante puede elegir, el concebido no. Sin embargo, es él quien, literalmente, es “hecho” con el material genético de otro. No se puede condenar a estas personas, pretendiendo que alguna información no es importante.

¿Cómo así?

Se ve en los niños adoptados, que han nacido de otras relaciones. Para definirse es importante saber de dónde vienes… Cada vez que voy al médico, me preguntan el historial médico de mi familia. Y en cada ocasión les digo: “Conozco sólo la mitad”. Y es increíble que este problema se haya creado por una ley.

¿Piensan como tú otros niños probeta?

Algunos no quieren saber de su padre biológico, pero todos necesitan hablar de ello. La tragedia es que no todo el mundo puede, porque tal vez el hermano no sabe o no lo sabe el abuelo o no quieren estigmatizar a los padres. Conozco a muchos que van a un psicólogo, llenos de problemas porque no pueden conocer sus orígenes. Otros tienen muchas preguntas, pero sus padres no quieren hablar de eso.

¿Por qué?

Porque tienen miedo a estas preguntas, las ven como un rechazo de su amor y dicen a los niños: no quiero hablar de eso, deberías estar feliz, tienes todo lo que necesitas, no hay razón para hacerte problemas. Mucha gente, cuando me conocen me dicen: gracias, ahora sé que es normal tener todas estas preguntas, pues vienen incluidas en el paquete.

Se suele pensar que el amor de los padres es suficiente

No es así, porque este método de concebir crea heridas que no cicatrizan y provocan que los hijos se alejen de sus padres. Hay historias que rompen el corazón. Una niña, hija de una mujer soltera, a los nueve años le dijo a la madre que cuando fuera mayor quería estudiar derecho para cambiar las leyes de Bélgica. Conocí a una chica de 24 años, que nació con una gran mancha en la cara. Sus padres se separaron poco después de haberla tenido, y su padre le dijo: “Yo no podía tener hijos y pagué un montón de dinero por ti. Y ni siquiera tuve una hija perfecta, sino una deformada”. Cuando escuché esta historia, me eché a llorar. Esta herida es más grande que cualquier mancha en la cara.

No todos los padres serán así…

Yo siempre espero que todo padre ame a sus hijos incondicionalmente. Pero cuando se empieza a hacer contratos e intercambiar dinero, cuando se aprueban leyes que permiten estas cosas, se fuerza el amor que ya no es incondicional. Los niños se vuelven como objetos. He comprado un coche, pero ya no lo quiero; compré un bebé, pero ya no lo quiero. Es como el lema del congreso en Bruselas. Regresé a casa desde allí muy triste, en shock.

¿Qué te ha conmocionado?

Te daban una lista de precios y te ofrecían todo lo necesario: Abogado, óvulos… hasta la madre de alquiler. Por 5.000 euros podías incluso elegir el género de tu bebé, masculino o femenino. Crean seis embriones y luego eligen el más adecuado. Y los otros embriones, ¿dónde van a parar?

¿Son descartados?

Para mí, que ya me siento un producto, esto es aún más loco. Tarde o temprano, podrás comprar a los niños por Internet. Ya era una locura en los años setenta. Nunca deberían haber permitido a nadie hacer niños con el material genético de otro. Está mal. Esta forma de pensar es errónea.

¿No crees que se podría volver atrás?

No sé, creo que es difícil de detener este proceso. Con todo, sin embargo, estoy luchando para garantizar los derechos de los niños nacidos como yo; esto será seguramente posible. Porque hoy se cree en una mentira. El derecho de un niño no existe y nunca ha existido. 

Anuncios

Comentarios en: "Somos productos comprados en el mercado a los que cortaron la etiqueta" (27)

  1. “El hecho de que no eres mía biológicamente interfiere en la relación que tengo contigo. De hecho tú me recuerdas constantemente que soy estéril “. ¡¡¡QUÉ FUERTE!!! Realmente ser p/madre es tan complejo (o quizás egoista?) que a veces ni nos damos cuenta de contradicciones que herirán a nuestros hij@s.

  2. No estoy de acuerdo con ella y en mi opinion exagera peeeero lo de buscar los orígenes es una necesidad humana de lo mas natural y la senda q hicimos los adoptados ahora comieza para los nacidos de donante anónimo de gametos… si se explica bien a los donantes no deberia pasar nada pq se tenga acceso a su identidad cumplidos los 18 años no se les pediria nada solamente saber quiénes son y solo si ellos quieren pues tener un encuentro nada mas q eso… no sé a q tanto miedo de las clínicas están siendo muy irresponsables en España ni tan siquiera hay un archivo de donantes de caracter nacional sino q cada hospital tiene su propio archivo y un hombre o una mujer podrian estar donando esperma u óvulos en diferentes clínicas mes sí mes no y nadie se enteraría… es una gran irresponsabilidad

    • Patri Holmes dijo:

      Rosa… en qué te parece que exagera?

      • “Nunca deberían haber permitido a nadie hacer niños con el material genético de otro. Está mal. Esta forma de pensar es errónea.”

        Esa frase por ejemplo me parece exagerada, yo personalmente no llevaría las cosas tan lejos, y sí creo que la fecundación in vitro ha hecho mucho bien a muchas personas, y no la desdeñaría, siempre y cuando se respeten también los derechos de los hijos a conocer su identidad -en eso estoy con ella-. En general recomiendo no obsesionarse con el tema orígenes, buscarlos está bien pero obsesionarse no porque entonces si no los encuentras la sensación de fracaso puede que no te abandone, y somos personas enteras y completas igual, aunque desconozcamos nuestros orígenes. Porque algunos no los encontraremos jamás, y eso no significa que dejemos de buscarlos, pero hay que contemplar también la posibilidad de vivir bien y sin ellos. Las obsesiones a veces nos hacen más infelices de lo que en realidad somos. Bueno todo es muy subjetivo pero espero que se me entienda.

        Va a haber muchos niños a los que abandonaron en orfanatos y que quizá nunca sepan de quiénes nacieron, y hay que prepararlos también para vivir con eso y ser felices así. Yo también voy al médico y cuando me preguntan por antecedentes médicos tengo que decir que no tengo, ni de un lado de ni del otro, pero bueno luego salgo y a otra cosa. Es un fantasma que vive conmigo, pero no me quita el sueño, a eso me refiero.

        Ella dice que al saber que no era hija de su padre -genéticamente hablando- entendió muchas cosas de porqué no se parecían en nada. Bueno, esa sensación también la tuve yo cuando me enteré de que era adoptada con 25 años, pero ahora que tengo 46 pienso que mucho de eso se debe a que a veces no nos identificamos con nuestros padres o tenemos diferencias, y si te enteras que eres adoptada piensas ‘ah, pues ya está, es por eso que no me entiendo con mi madre!’. Yo ahora tengo mucho de mi madre adoptiva en mi forma de criar a mis hijos, pero eso a los 25 nunca lo hubiera pensado. Sigo pensando que éramos muy diferentes -ya falleció- pero en algunas cosas es como si la hubiera copiado. Y es que la convivencia y la crianza es lo que de verdad nos hace padres e hijos. No sólo la sangre.

    • Bueno, son sus vivencias,… podemos no compartir sus emociones, pero, ¿estar en desacuerdo con las emociones de otro? Creo que solo podemos escucharlas e intentar entenderlas.

      Yo también creo que con los donantes de gametos (y los hijos nacidos a partir de donaciones) habría que recorrer el mismo camino que los adoptados están recorriendo ahora, en cuanto a búsqueda de orígenes y derecho a la identidad.

  3. De verdad pensáis que quien recurre a la donación de gametos no se hace todas esas preguntas?
    Esas y más porque es un proceso difícil, lleno de incertidumbre y muy costoso no sólo económicamente si no también u sobre todo en la esfera emocional. Físicamente tampoco es un camino de rosas para las madres…
    La chica de la entrevista necesita respuestas o quizá necesite aceptar que no siempre las hay igual que nos pasa a cualquiera en todas las esferas de la vida.
    Me da la sensación de que más que un error por parte de sus padres al decidir utilizar espermatozoides de donante hay un error de manejo de los sentimientos y la situación en general, ella debería haber sentido el amor incondicional que todos padres deberían profesar a sus hijos independientemente de dónde haya salido el espermatozoide que fecundó al óvulo de su madre.
    Los casos de padres que después han rechazado a sus hijos o hijas, en fin, el colectivo que esté libre de pecado que tire la misma piedra o acaso en el colectivo de padres biológicos ninguno ha rechazado jamás a un hijo o hija? No hagamos inferencias erróneas por favor.
    Es un debate interesante si por ley los hijos nacidos deben poder conocer a los donantes pero parte de un grave error, no es conocer al padre, es conocer al donante. Ser padre es mucho más que aportar espermatozoides.

  4. Seguro que ella siente todo esto que cuenta, pero el tono de la entrevista y el insistir con lo de llamar a los niños Bebés probeta me hacía imaginar el tipo de web donde estas colgada l entrevista… De toda maneras con el follón familiar que tenía, uf, no es para sentir muy bien.

  5. por supuesto que respeto la opinión de esta chica que a los 25 años descubre quien es y de donde viene. pero es una opinión y tampoco pienso que todos los niños nacidos por FIV con donantes se sientan así…es UNA OPINIÓN y respetable.

    de todos modos hay algo MUY diferente entre niños adoptados y niños nacidos a través de una FIV, en los nacidos por donación de seme, no hay abandono, no tuvieron que pasar por situaciones de rechazo familiar, no pasaron por malos tratos y desde su inicio su madre les acogió con abrazos, cariño, amor…

    con lo cual en comparar los hijos adoptivos a los hijos nacidos por FIV o IAD me temo que estamos haciendo un enorme error, porque las explicaciones que hay que dar son totalmente diferentes a unos y a los otros, son caminos diferentes y procesos diferentes

    y la familia pues es la que te ama, no la que te reproduce. Porque reproducirse es facil, pero construir familias amorosas y respetuosas es otra cosa

    y claro que una se plantea muchas cosas antes de meterse hormonas y pasar por FIV/IAD pero tampoco podemos preverlo todo y las cosas se irán dando con el tiempo, las respuestas también, así como las preguntas.,,,pero tengo claro que la verdad se la debemos a nuestros hijos desde el inicio y nunca esperaría que mi hija descubriera su origen por casualidad

    • Claro, es solo una opinión de una persona concreta… incluso diré más, una opinión en un momento concreto, que dentro de un tiempo, con las cosas digeridas, puede pensar de otra manera…

      Yo también veo esta diferencia: el abandono, la herida primaria, la institucionalización, etc… pero creo que en la búsqueda de los orígenes sí hay cosas que son muy similares, en las que los adoptados han abierto camino.

  6. De verdad que me enfadan historias como estas.
    Esta mujer, en ves de apreciar la vida la malgasta maltratandose a si misma y haciendola sufrir a su madre. La vida es lo que hay y no importa como fuimos concebidos sino que hacemos con ella. Es una mujer adulta con hijos que debería comprender su madre y apreciar que la deseó y que la ama y no atormentarla con la realidad donde no hay vuenta atrás. La vida hay que aceptarla tal como viene y hacerla más digna posible a pesar de todo.
    No quiero perder más palabras ante una autocompasión tan desmesurada. Me parece una egocentrica que ni con todo el cariño que la fue dado, ni teniendo sus propios hijos aprendió ser madre ni adulta. .
    Millones de niños sufren en el mundo injustamente no sólo los niños probeta. Preguntale a un niño hambriento, sin techo o de un orfanato si le importa su ADN. .Seamos realistas la vida es mucho más que los genes. A cambiar las leyes pero para todos los niños del mundo que sufren ¿Pero realmente va ser posible?

    • Bueno, a cada uno le duele lo suyo… no creo que debamos juzgarla tan duramente sin intentar ponernos en sus zapatos. El ADN no nos importa a los que no tenemos dudas sobre ello….

  7. Pues yo si que puedo llegar a entenderla. Conozco a bastante gente que ha recurrido o piensa recurrir a donante de esperma. Obviamente lo respeto pero ellos no entienden que el nenepueda llegar a plantearse alguna vez quien es su padre. Me saltan con lo de que “su padre/madre soy yo” año que yo le contesto que yo tambien me siento madre de mi hijo adoptado y no por eso el niño se plantee alguna vez sus orígenes. Yo lo veo casi similar pero la mayoría de esas familias ni se lo plantea.

  8. Yo creo que estamos otra vez con lo mismo. Una persona que ha llegado a la vida de manera ‘standard’ (por decirlo de alguna manera), a menudo tiene problemas para comprender los dilemas que se puede plantear una persona cuyo proceso ha sido distinto. Y esto nos puede pasar, incluso, a los padres de personas que han llegado a ser nuestros hijos por un procedimiento no ‘standard’.

    No sé… yo que me parece no tuve procesos muy conflictivas de formación de identidad… recuerdo auténticas empanadas mentales sobre eso de que yo no les pedí a mis padres que me dieran la vida, que no podían ser mis padres porqué…, …. Puedo comprender que personas cuyos inicios fueron distintos a los stándares hagan recorridos muy complejos. Me parece!!! Cuando le llegue a mi hija realmente verá si se ponerme en su piel 😉

    • Efectivamente. Para mí leer las reflexiones de adoptados adultos, o como en este caso, de personas adultas nacidas por donación de gametos, me sirve para imaginar cosas que mis hijos tal vez sientan y probablemente nunca me digan. Para contemplar todo el abanico de posibilidades.

  9. Gracias por difundir esta entrevista. El anonimato legal y la comercialización en este ámbito es una aberración. Te invito a leer mi post “Cuando un congreso feminista se opuso a la ingeniería reproductiva y genética en 1985… “: http://lasinterferencias.blogspot.com.es/2015/04/cuando-un-congreso-feminista-se-opuso.html

  10. Bueno, vaya por delante que me gusta mucho este blog y hace tiempo que lo sigo. Sin embargo siempre me ha chocado el tratamiento que se da a la reproducción asistida. Ya he leído otras entradas, más esta, en las que se habla de la RA como una carrera para saciar únicamente el deseo de ser padre/madre. Bien, el deseo está ahí. Pero por experiencia digo que una paternidad asistida lleva mucah reflexión detrás, porque es un proceso lento. Las personas infértiles también pensamos en el bienestar de nuestros posibles hijos.
    Quisiera puntualizar un par de cosas:
    – reproducción asistida no siempre conlleva donación de gametos. Cuando esta es necesaria, se pasa un proceso duro para tomar la decisión. Alguien ha comentado que cuando la donación es de esperma, no se piensa demasiado en ello. Mmmm, no. Eso no es así.

    – me parece excesiva la política de anonimato del donante. Creo que hay que revisar ese formato. Si llega el día que necesitemos donante, me gustaría que existiera la posibilidad de poderle ver la cara, creo que los fantasmas no ayudan a nadie.

    • Creo que en algunos casos, la parentalidad es una carrera en la que el deseo (que no derecho) de ser padre o madre no deja ver otras cosas. Y creo que esto sucede tanto en personas / familias que optan a la parentalidad por reproducción asistida como por adopción (también, en algunos casos, los que la buscan por “vía natural”). En ambos casos me parece un error, y se ha hablado de ello ampliamente en el blog. Insisto en que la parentalidad puede ser un deseo, incluso un deseo importante, pero no es nunca un derecho; que no todo vale para conseguirlo.

      Puesto que es un blog que no es específico de reproducción asistida, pero sí de monoparentalidad, la donación de gametos está casi siempre en nuestro horizonte. Aunque obviamente, en parejas heterosexuales fértiles se puede necesitar reproducción asistida sin que haya donación de ningún tipo. Y yo creo que la reflexión al respecto llena un espectro muy amplio, desde los que piensan poco en ello a los que se obsesionan… también hay quien dice que la adopción conlleva un plus de reflexión y en mi experiencia, no siempre es así (o no siempre es así a priori: muchas veces la reflexión viene después).

  11. Interesante la entrevista, pero más aún vuestros comentarios. Enriquecedores. La ley es urgente. Una lista de donantes, más urgente. Pero mientras eso sucede, me da mucha tranquilidad saber de familias que se están formando gracias a estas técnicas y que están/mos criando a sus/nuestros hijos con la verdad por delante. No creo que alguno de nuestros hijos criado en la verdad y el cuestionamiento llegue algún día a sentir lo que hoy transmite Stephanie. Tendrán otros problemas de relación con sus madres seguramente , pero este, no lo creo.

    • Yo también creo que la “revelación” a los 25 años es un factor importante. Igual que el duelo no resuelto de su padre por no tener hijos genéticos. Sin embargo, también pienso que muchos de nuestros / vuestros hijos se plantearán muchas más cosas de las que algunas madres quieren pensar…

  12. Reblogueó esto en luisfliguery comentado:
    creo que fue un caso mal manejado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: