familia monoparental y adopción

Cuando el otro día publiqué algunas historias escritas por madres de niños y niñas con Necesidades Especiales, dejó un comentario R. con su historia que no me pude resistir a pedirle. Había pensado colocarla entre las ya publicadas en esa entrada anterior, pero luego pensé que tenía la suficiente entidad para tener su propio espacio. Así de difícil es. Así de ineludible. Así de enriquecedor.

MARC01

Y cuando es más de un 33% y sientes que no podrás faltar nunca o que tu herencia será una carga para su hermana que no tuvo opción de elegir… Cuando se “nota” y mucho y quieres normalizar a tu hija pero nunca la invitan… esos bloqueos cuando intentas exigirle por encima de sus posibilidades, porque quieres que llegue a más porque no quieres verlo..

La vida como madre de una hija especial es muy dura… y cuando es adoptada más ya que muchas personas te dicen “tú lo buscaste”, no sienten la misma empatía hacía ti que si fuera un hijo bio, no te puedes quejar o autocompadecer… Han pasado tres años y a mi aún se me saltan las lágrimas cuando mis amigos hablan de los viajes que harán cuando los niños “sean mayores”. Sí, elegí el camino especial, sí sabía que podía ser más de lo que esperaba…NO, no esperaba TANTO más, sí, fue mi elección seguir adelante cuando habría podido renunciar (una vez allí) y Sí puedo con ello! (aunque a veces se me olvida)

A mí me gustaría poder decir a boca llena que yo lo elegí…pero no, me vino de sopetón…y decidí tirar para adelante. Mi hija vino con un diagnóstico no digamos erróneo, mas bien omitieron muchas cosas. En el momento que la vi supe que pasaban más cosas y gordas (soy maestra). Cuando me ofrecía para un hijo con nnee y presenté mi lista ¡que casualidad! una de las nnee de mi hija es de las que le dije a la psicóloga que sería incapaz de aceptar, que no me veía capacitada (y así está recogido en el CI) e, ironías del destino, aquí está ella, con una larguísima lista, con una nee que yo me creía incapaz de afrontar y la estamos afrontando, es duro.

Cuando en el país de origen la ECAI me ofreció renunciar allí mismo, después de meses con su foto, pensé: si fuera bio, ¿la dejaría en el hospital?… y supe que era mía.

Pero aún así en ese momento no tenía ni idea de lo que se me venía encima.

Y NO no cambiaría a mi hija (ni me he arrepentido jamás, cosa que me han preguntado más de una vez) y también hay momentos especiales y fabulosos y AMOR, mucho amor.

Anuncios

Comentarios en: "Otra historia de una madre con una hija con Necesidades Especiales" (12)

  1. Lo leí en los comentarios a la entrada y me emocionó. Lo he vuelto a leer y me ha vuelto a emocionar. Y puedo leerlo 100 veces y no dejará de emocionarme cada una de ellas. Impresionante.

  2. Soy madre adoptiva de una niña con una discapacidad reconocida del 62% y de 18 años. Quería decir que ya hace tiempo decidí dejar de autocompadecerme y presentarme como víctima.; centrarme en lo que SÍ y dejar de lado lo que NO. Recomponer las expectativas en relación con ella; darle la vuelta a las experiencias negativas y pasar del rechazo y la incomprensión para buscar el verdadero apoyo y acogida, que también están. Buscar red de amigos con dificultades parecidas, apoyo en asociaciones de familias, aprender a ver más allà de lo que parece y aceptar que la vida también es a veces limitación y que no por ello deja de tener sentido. Preveerr el futuro es importante, pero no hasta el punto de dejar de vivir el presente. Cada etapa de vida es un nuevo reto, más complejo , nada es previsible al 100%. He aprendido mucho con mi hija y, si a veces sucumbo a la angustia y al pesimismo, la miro a los ojos y me dejo consolar por su calidez y su amor.

    • Muchas gracias por este punto de vista del “más tarde”, se agradece no sabes cuánto…

    • Gracias! Que bueno conocer tu experiencia….supongo que el tiempo lo pone todo en la perspectiva adecuada y la angustia se minimiza. Gracias por tu luz al final del tunel.

  3. Suscribo lo escrito, palabra por palabra, lo podría haber escrito yo si me hubiese sido concedido el don de la escritura. Excepto en esto: “ya que muchas personas te dicen “tú lo buscaste”, no sienten la misma empatía hacía ti que si fuera un hijo bio, no te puedes quejar o autocompadecer…” nunca nadie me lo ha dicho, supongo que por que no se atreven, no porque no lo piensen…

    Bueno, y que no me ofrecieron renunciar, las nee se han ido descubriendo más tarde, pero tampoco hubiese podido hacerlo…

    • Bueno, quizás en la última línea está la diferencia: ella siguió adelante sabiendo que había esa discapacidad, a ti (como a mí) te ha llegado de forma sorpresiva…

      • Bueno, no todas se descubrieron más tarde, algunas ya se sabían. El asunto es que nada hubiese cambiado de haberlo sabido antes

  4. Hace una semana hablemos cuatro amigos, que nos hicimos amigos gracias a una adopción sobre las posibilidades de haber hecho frente a un niño dis, sabiendo que habia dis.
    Una de las familias que compartió experiencia adoptiva con nosotros, renunció a su asignación la misma semana de la entrega por un sobreinforme que les hicieron llegar sin haberlo pedido la familia, en el que les comunicaban que la niña no estaba bién.
    Las obciones eran conicer a la niña y decidir o cambiarles la asignación.
    Cambiaron la asignación.
    Yo no habria podido vivir con eso. Y confieso que aún busco a esa niña para ver si está apadrinada por los americanos que ayudan en este orfanato…..
    Que tontería!!!!, no és nada mio, pero podrian habermela asignado a mí.
    Yo en esta conversación que comento al principio, les digo que yo hubiera optado por conocer a la niña. Nadie lo entendía……, quizá yo estoy influenciada por que mi experiencia adoptiva me hizo conocer el mundo de la diversidad y las NE.

    • Yo he conocido a personas que han rechazado asignaciones por “discapacidades” o “problemas de salud” que sin duda habrían aceptado sin pensar en hijos biológicos… esto siempre me ha dado mucho que pensar. De hecho, uno de mis hijos fue rechazado por varias familias por un problema de salud que se cura con una escayola.

    • Supongo que depende de la NNEE. No es lo mismo pensarse aceptar un problema menor (auqnue haya familias que ni lo hagan y solo piensen en su “niño perfecto”) que una cosa algo mas grave.

  5. se me ponen los pelos de punta!!!
    conozco un caso ( yo soy monitora) de que fue un matrimonio a por su niña y alli le dijeron tooodo lo que le pasaba, pero que si la queria ” dejar” podria hacerlo, y por supuesto se trajeron a la niña, yo muchas veces pienso que si hubiesen elegido no traersela tendria un camino mucho mas duro,
    yo admiro mucho mucho eso.
    me alegro mucho de que tengas a tu pequeña contigo, ya sabra al ser maestra que se notan los logros a largo plazo, pero por supuesto que se consiguen logros.
    un abrazo. y con ese acto para mi dice mucho de como es una persona, ADMIRABLE,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: