familia monoparental y adopción

Adopción de anuncio

Este anuncio está dando vueltas por los foros de adopción. Es la historia de un proceso de adopción en tres minutos.

Yo no creo que la visibilización y normalización de las familias adoptivas sea mala… este anuncio, sin embargo, me genera emociones encontradas. Está TAN centrado en los deseos y las emociones de los adultos… su historia, su proceso, su deseo, sus emociones. Se muestra al niño como “premio” a un camino largo y duro… y termina en el momento del encuentro, como las bodas de las películas clásicas: como pasa en el 99% de las historias de adopción (las publicadas y las intrafamilares), se basa en el proceso y el deseo de las padres y no en las necesidades y emociones de la criatura… De hecho, se llama “El otro nacimiento”, como si la historia de la criatura empezara al encontrarse con su familia adoptiva.

Un encuentro de cuento de hadas, con un niño que enseguida abraza a sus nuevos padres, que no extraña, no se asusta, no rechaza… Algo que sucede a veces, claro, o bien porque haya sido “amaestrado”, otros pueden mostrar una alegría genuina… pero otros sin embargo están tristes, asustados, lloran, no quieren saber nada de esos desconocidos a los que les dicen que tienen que llamar mamá y papá… echan de menos a los que tenían antes… Todas estas cosas pasan aunque no salgan en los anuncios

Yo creo que la gran revolución en la adopción llega cuando los padres somos capaces de cambiar el foco de atención y centrarlo en el niño.

Y aún podemos ir más allá:

Me gustó mucho la lectura de I., adoptada adulta, que vio la leche de sustitución como metáfora de la familia sustituta (o viceversa) y llevándolo un paso más allá, diría que igual que la leche puede ser útil en casos excepcionales, la familia sustituta también puede serlo; que el problema es cuando damos leche de bote a niños que podrían y deberían tomar teta y damos familias adoptivas a niños que podrían y deberían quedarse con su familia (sin adjetivos, ya que si no sale de ella no hace falta añadirle “biológica”). Y que nos vendan como algo igual de bueno y deseable y correcto lo “sustituto” de lo genuino.

Anuncios

Comentarios en: "Adopción de anuncio" (19)

  1. Duele…

  2. A mi hija le gusto cuando lo vio, lo interpreto como la preparación de los padres a la llegada del niño. Y le gusta ver que es deseado y el amor con el que es recibido. Esto es importante para ella y se lo he escuchado a unos cuantos niños, el saberse deseados lo necesitan. Mostrar la parte amable de algo no me parece mal, siempre que no niegue el resto.

  3. Carolina dijo:

    Comparto tu análisis, y me parece que el paralelismo con la lactancia es así. No se puede ver únicamente desde uno de los dos puntos de vista. Lo ideal es que sea una relación de a dos, dos que necesitan, dos que dan y dos que reciben. Lecha , alimentación , vínculo y amor. Siempre la moneda tiene dos caras. Y es una “obligación de amor”, ver doble por la parte mas indefensa, que es la del menor. Aunque el anuncio , cuando lo vi por primera vez me pareció muy ñoño y lejos de la realidad. Una mujer tan joven y en tan pocas semanas, tener al niño, no sé, no me lo creo.

  4. Yo soy sustituta.
    Muchos sustitutos no entienden que lo són. Ni entienden que sus niñxs deberían haber podido, por justicia, criarse con sus genuinos.
    Este sentimiento mio, no se suele entender, es como que no quiero a mis hijas como a hijas, si nó como a adoptadas, que debe ser una modalidad de madre/hija diferente, menos comprometida, menos profunda y más artificial e impostada.
    El término adoptada se emplea poco o nada en mi presencia, es como que sientan que ofenden, en cambio si yo hablo de lo que soy, “adoptiva”, sí juzgan que soy menos madre, peor madre, incluso que no soy madre. Si cambio el discurso y digo que “soy su madre y punto” , entonces todo está bién, es lo que se espera del gran corazón de los adoptivos. Lo que sientan los adoptados no importa.
    Soy sustituta, como la leche y como muchísimas cosas más, soy la intrusa sustituta.

    • Y esto no quiere decir que les quieras menos, sino que sabes que tú papel es otro… como dijo una madre adoptiva que conozco a la madre biológica de su hijo cuando la conoció, “he entendido mi maternidad no es ni siquiera mi propio proyecto: es un eslabón en el tuyo”…

  5. ¡Qué magnífica comparación!. No debería existir más adopción que la que es estrictamente necesaria, aquella que busca familia al niño que no la tiene, el único protagonista debería ser el niño, los demás, actores secundarios. Sin embargo, y este anuncio lo presenta así, la familia adoptiva, sus deseos, sus vivencias, aparecen siempre usurpando ese papel de actor principal y todo gira en torno a ella.
    En la adopción internacional, en donde desde países “enriquecidos” se adoptan menores de países ” empobrecidos” existen muchas (creo) adopciones, donde no se han agotado todas las opciones posibles para dejar al menor con su familia. Todo ha ido demasiado deprisa y con demasiado dinero de por medio.

  6. Creo que muchas veces nos pasamos de analíticos y que todo resulta criticable y poco representativo de la realidad. Pero la verdad es que hay muchas realidades y no se puede perder de vista que no es más que un anuncio publicitario, que evidentemente va a enseñar la cara más amable de la situación porque resulta la más comercial. Es desde la perspectiva de los padres, pues claro, los niños no compran leche. Toda la publicidad es así, con independencia del tema del que trate, tampoco creo que tenga mayor im portan cía.

  7. Tiene todos los tópicos de la adopción “romántica”, y hace gala de la homologación de la maternidad biológica con la adoptiva. El anuncio está total y absolutamente contextualizado desde los deseos de la familia, y deja fuera, consciente e interesadamente (el anuncio es para lo que es) toda la parte de los niños: sus temores, sus inseguridades, su pasado… Si hubiera sido realizado hace 20 años lo entendría más… A día de hoy me parece del todo inadecuado.

  8. Pues a mí me encanta…
    Debe ser muy básica, yo.
    Y lo que la madre es joven…..
    Yo inicié mi primera adopción a los 33 años….y soy real, no soy de anuncio.

  9. Para mí es un anuncio, está bien construido y muestra lo positivo en 3 minutos, es como ver una peli romántica, me encantan, pero todos sabemos que es una peli y que las relaciones entre hombres y mujeres no son así realmente. En una palabra, me gusta que se visibilice a las familias en los anuncios, que las familias y los niños adoptados sean tan familias de anuncio como otra cualquiera, me preocuparía que este anuncio lo utilizasen psicólogos, educadores y demás como ejemplo de adopción, como también sería preocupante que utilizasen una peli romantica para profundizar en las relaciones de pareja.

    • Magnífico símil. El problema es que ambas cosas, los anuncios y las comedias románticas, ayudan a configurar nuestra idea de la realidad, de las relaciones, de los sentimientos…

  10. Comparto tu análisis y los comentarios; en especial me gusta el punto de vista de Bone.

    A mi algo que me sorprende (y me duele!) mucho es la falta de empatía (o quizás consciencia) que observo en relación a la historia previa de los menores adoptados, y en relación a lo que esa historia previa puede comportarles a nivel de dolor emocional. Mi impresión es que la morbosidad de historias truculenas atrae; pero al ver fotos de las salas y los jardines de las instituciones donde algunos hemos jugado con nuestros futuros hijos, algunas personas borran todas sus preconcepciones morbosas y dicen eso de: qué instalaciones mas buenas; estaban muy bien tratados. Y eso nueva visión lo soluciona todo. La verdad es que intentar dignificar sus vidas con unas mas o menos buenas instalaciones y con una aproximación a los buenos tratos básicos de índole física es, estoy convencida, positivo. De todas maneras ignorar otros temas (o sencillamente no querer ver nada más) es de una superficicialidad que raya la inconsciencia más absoluta.

  11. Desde que empecé a plantearme la maternidad siempre me imaginé adoptando. Quizás porque ha habido bastantes casos de adopción en mi historial familiar, quizás porque me parece lo más coherente, seguramente por la suma de ambos. Este blog me está ayudando a tener una visión más realista y completa de lo que significa una adopción, como dejar de verlo como un acto generoso y verlo como un acto egoísta y, quizás, obtuso, en muchos casos, respecto a la realidad y las necesidades del niño. Supongo que, como apuntan las constelaciones familiares, ese niño siempre estaría en búsqueda de su identidad natural y, en el caso de las adopciones internacionales, muchísimo más respecto a sus orígenes, cultura, lengua, gente…No sé, quizás, una adopción les descalabre más sus vidas, ya complicadas, y su frágil estabilidad. No sé, estoy pensando en voz alta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: