familia monoparental y adopción

Crianza con adjetivos

Hasta que fui madre, no había oído hablar de la crianza con adjetivos. La crianza era la acción y el efecto de criar a tus hijos, educarles, alimentarles, nutrirlos, cuidarlos, regañarlos, quererles.

Resultado de imagen de Rapunzels mother

Y de repente, oí hablar de la crianza natural, crianza con apego, crianza conectiva… y un nuevo mundo de posibilidades se abrió ante mí.

¿No tiene toda crianza humana tanto elementos naturales como artificiales? ¿Se puede criar si no hay apego? ¿Si no hay conexión?

Lactancia materna, cargar al niño en brazos tanto tiempo como sea posible, colecho, respetar los ritmos… no delegar el cuidado a terceras personas, no dejar llorar a los bebés, escuchar al niño, ponerle en el centro… estos serían algunos de los argumentos de este tipo de crianza. Y suenan muy razonables.

Pero lo cierto es que yo conozco en la vida real a bastantes madres (y algunos padres) que dicen practicar la crianza con apego. Y en un porcentaje importante veo una gran contradicción entre el discurso y la forma de actuar, que es a veces crispada, rígida… muy de manual. Creo que el mundo de la crianza conectiva ha atraído a un colectivo de madres que iban muy perdidas porque no tenían buenos modelos de crianza, y aplican estos principios de forma impostada, como siguiendo instrucciones, sin sentirla (también hay otros casos en los que no es así, claro).

Con fórmulas, sin dejar espacio a la espontaneidad, la improvisación. Y esto también, sin dudas.

¿Puede forzarse alguien en un modelo de crianza que no sale de forma natural? Transmitir una cosa con el discurso y todo lo contrario con el cuerpo… estas madres que hablan del apego pero bufan cuando sus hijos se acercan… que hablan de “conectividad” pero se pasan el día conectadas a tablets y móviles…. que hablan de dejar que los niños crezcan sin límites y esto equivale a no poner límites al niño hacia al mundo, pero sí hacia ellas mismas…

Por supuesto que es mejor intentar cambiar los modelos de crianza aprendidos si no los consideramos correctos o sanos, aunque nos vengan grandes. Pero esto no quita que los niños perciban esta contradicción entre el discurso y lo que les dices con el cuerpo, la mirada, el tono… yo lo percibo en madres de mi entorno, ¿cómo no lo van a percibir ellos en sus propias madres?

Y los niños adoptados creo que lo perciben especialmente, tienen un radar magnífico para las emociones y las contradicciones.

Anuncios

Comentarios en: "Crianza con adjetivos" (5)

  1. Ay ay ay temazo ! Es cierto que esto parece ser parte de una revolución de las madres y que antes no se hablaba. Pero claro, no éramos madres y hablábamos de otras cosas. Creo que lo forzado es la separación, el no apego, el imponer ritmos para dormir, comer y caminar. La civilización es quien ha forzado estos hábitos, y ahora estamos desandando. Por eso la crianza respetuosa no sale de forma natural, porque llevamos décadas desacostumbrados. La exigencia de los ritmos profesionales y apetencias individuales como hombres y mujeres nos llevan muchas horas del día. Tenemos que dividir 24 hs en dormir, trabajar, leer, divertirnos entre adultos y criar. Difícil encontrar un espacio para ademas respetarles el ritmo del sueño, hambre y la evolución con el juego. Allí radica la ambivalencia. La crianza respetuosa a mi no me sale natural, debo trabajármela. Porque creo en ella, pero se de mis limitaciones. Intento ser flexible y pensar que no es todo o nada. Es lo que puedo, desde el deseo de querer serlo. E intento recordarme que la crianza respetuosa empieza por respetarme a mi.
    Otra cosa es la hipocresía de decir una cosa para la galería, porque es lo que se lleva y hacer otra la contraria porque me es más cómodo sin pensar en las consecuencias. Y allí es donde los niños y algunos mas se dan cuenta de la mentira.
    Gracias una vez más por traer un tema que muchas veces he pensado,
    Carolina

  2. Cuando tomas la decisión, en caso de q no salga sola a traves de los poros de tu piel, de criar de una manera mas natural, entendido como biológica mente mas sano. El primer paso o cambio esta en una misma/o. No es nada fácil, en esta sociedad, llevar este tipo de crianza siempre con una sonrisa. Son muchos cambios. Pero el primero en los progenitores. Sino como dices hay tal contradicción aue podra liar mas q beneficiar. Aun asi vuelvo a decir q no es facil pero q todo intento ira en beneficio del bebe. Que no todas son como cuentas y que estamos en transicion y cambio. Solo espero q mejore la situación del cuidado de los bebes xq sino seguiremos dando continuidad a esta, nuestra sociedad enferma!

    • No, claro que no son todas así,… muchas madres practican naturalmente la crianza natural (a la que probablemente ni ponen adjetivos). Solo que en este post quise incidir en esta contradicción que he observado en algunas madres (y padres).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: