familia monoparental y adopción

Concebido con donante

La mayoría de niños que conozco que han sido concebidos son aún muy pequeños… sus madres relatan casi siempre que están conformes con su historia, que no le dan muchas vueltas a la genética que les falta, que están contentos… y no lo dudo. Pero pienso que van a crecer e igual las cosas dejan de ser tan fáciles. Por esto me ha gustado mucho esta entrevista con Damian Adams, biólogo australiano, concebido con semen de donante y luchador por los derechos de las personas concebidas a partir de gametos donados.

damian-adams-2

Como adolescente, estaba bastante orgulloso de haber sido concebido con donante y feliz sobre todo el asunto. Incluso pensé en hacerme donante yo también y estaba de acuerdo en que fuera anónimo si esto significaba que más familias podrían tener hijos. Pero mis puntos de vista dieron un giro de 180 grados cuando tuve mis propios hijos. Cuando sostuve a mi primera hija en brazos, me di cuenta de que ella era yo y yo era ella. Fue una extraña epifanía, porque, a la vez, me sentía devastado por la idea de que podría haber crecido sin saber quién soy. Siento que la sociedad lo siente igual. Si me matara en un accidente de tráfico, la sociedad consideraría una tragedia que ella creciera sin conocer a su padre.

En este escenario, mi papel en su vida habría sido limitado – podría haber cambiado algunos pañales – pero incluso aunque su madre volviera a casarse y otra persona criara a mi hija, siempre se reconocería que yo era su padre, no esta otra persona. Parece que lo que consideramos importante en la estructura de una familia depende de la situación. En algunos casos el padre biológico es importante, en otros no. Cuando mi hija nació, me golpeó que esto fuera lo que había ocurrido en mi vida. Se me negó conocer quién es mi padre biológico. Crecí mirándome en el espejo y viendo sólo media persona. No sabía de dónde venían la mitad de mis habilidades y gustos. Luché para formar mi identidad y descubrí exactamente por qué.

Ver a mis propios hijos actuar de determinadas maneras que definitivamente no eran aprendidas sino obviamente genéticas me dio un sentido más claro de cómo estoy conectado con mi padre biológico. Y, siendo un científico, soy consciente de cómo el ADN afecta este tipo de comportamientos. Entendí de manera mucho más concreta qué me había ocurrido y no pude seguir estando de acuerdo. Desde mi propia perspectiva, creo que donar habría sido el error más grande de mi vida. No creo que hubiera sido apropiado permitir que mis hijos no conocieran a sus hermanos.

Es irónico que la gente tenga hijos a través de un donante porque sienten que es importante que al menos uno de los padres sea padre biológico, pero aún así, el otro padre biológico es desechable. Es contradictorio. Para muchos concebidos con donante, la otra mitad de la conexión biológica es igual de importante.

Anuncios

Comentarios en: "Concebido con donante" (13)

  1. ANNA NARCISO DUBLAN dijo:

    Cuánto más sigo tus posts y los artículos que destacas de otras personas más claro veo que ninguna opción que no sea saber quines son tus padres biológicos y crecer con ellos es un profundo error. Yo, que me planteé muy seriamente la adopción e incluso ser madre soltera a través de una donación de esperma, ya he desestimado las dos opciones de raiz. Voy a dedicarme a mí.

    Gracias.

    Anna

    • Es uno de los caminos posibles… otro es seguir adelante, pero siendo consciente de lo que implica, de la consecuencias que puede tener. No mirando a otro lado.

  2. Totalmente de acuerdo con la opinión que nos traes en tu post.
    En cuanto al comentario anterior, entiendo que la adopción no tiene nada que ver ni con los hijos fruto de una donación de esperma o de óvulos ni mucho menos con los “vientres de alquiler”.
    En la adopción, la opción ideal para el niño, vivir con sus padres biológicos, no es posible por el motivo que sea y por el bien del menor se les busca unos padres de adopción, pero esa situación no ha sido buscada ni propiciada por los padres adoptivos.
    En las personas que optan por donantes bien de esperma bien de óvulos o por vientres de alquiler veo, y es mi opinión, egoísmo, priorizando sus deseos de ser padres por encima de todo.

    • Bueno, creo que lo que tú describes es lo que la adopción debería ser… por desgracia, no siempre lo es. Y muchas adopciones comparten con el asunto de los gametos donados la intrazabilidad de los orígenes…

      Yo creo que egoísmo hay el mismo en uno u otro caso… también muchas adopciones priorizan el deseo de ser padres por encima de todo, como si fuera un derecho. Para mí, lo paradójico del tema es que, priorizando ser padres biológicos, compartir genética con sus hijos… no valoren la importancia que la genética que falta puede tener para estos hijos.

  3. yo soy madre soltera por elección con donante anónimo, y leyendo esto salta el miedo que siempre se tiene a que algún día tu hijo pregunta o recrimine algo más, pero también es el riesgo de la que tiene un hijo con un capullo que les amargará la existencia el resto de sus vidas, todo es muy relativo (por cierto no me considero más egoista que la que tiene pareja y le “nace” el instinto de ser madre).

  4. Yo también soy madre soltera por elección con donante anónimo y estoy totalmente de acuerdo con Belén. Cuando tomamos esta decisión sabemos que nos tendremos que enfrentar a preguntas o situaciones que se escapan a nuestro control. Cuando leí ayer el post me entró miedo, si, de no saber enfrentarme a esa situación. Pero también se que hay otras situaciones en este mundo que se escapan del control personal. Yo no se si mi hijo tendrá las mismas inquietudes que Damian Adams, quizás no se lo plantee nunca, quizá acepte lo que yo le cuento y no busque nada más, quizás todo lo contrario, quizás me culpe a mi por tomar esta decisión, no lo se y no lo sabré hasta que pase. Pero una cosa si se, y es que no me siento ni me he sentido egoísta en ningún momento. Quise ser madre como tantas mujeres que quieren serlo, sea en pareja, sea a través de adopción, a través de tratamiento de infertilidad, maternidad subrogada, me siento madre exactamente como cualquier otra.

    • Yo creo que, por desgracia, muchos tomamos decisiones sobre nuestra parentalidad (tanto si es adoptiva como si es biológica) sin ser conscientes de qué retos suponen, qué consecuencias implican nuestras decisiones, o cómo pueden afectar a nuestros hijos. Las tomamos, muchas veces, desde el deseo, desde el “yo quiero, yo necesito, yo siento”… Para mí, lo malo es no trascender este estado de inocencia, que pasen los años, crezcan los niños… y sigamos dando más importancia a lo que sentimos nosotros que a lo que sienten ellos (algo que pasa en ambos grupos también).

      Yo por mí parte sí siento que tomé la decisión de ser madre desde el egoísmo: desde el convencimiento que iba a darme algo que yo deseaba.

  5. A mi es que me parece que el deseo de ser madre implica egoísmo

  6. Pero además en la maternidad adoptiva, o en la que interviene un donante, la cosa se complica, porque la decisión la tomamos habiendo tenido una experiencia completamente distinta a la que tendrán nuestros hijos, habitualmente ni somos adoptados, ni desconocemos nuestro origen biológico. Jugamos en otra liga.

  7. Decidir por elección propia privar a tu hijo de tener un padre (semen donante) o una madre (vientre subrogado), lo entiendo, porque puedo llegar a entender perfectamente el deseo acuciante de ser madre/padre y ese deseo creo que es siempre hermoso.
    Pero, yo la verdad es que no se lo perdonaría jamás a mis progenitores. Privarme de conocer a mi padre (y su familia, historia), privarme de conocer a mi madre (ídem).
    A mí me parece que en un futuro los psicólogos van a tener que especializarse en estos temas, porque estas decisiones -sin afán de juzgarlas- controvertidas son.

    • Esta es la cosa: es fácil empatizar con los adultos que toman esas decisiones, pero es fundamental ser capaces de empatizar con los niños que son fruto de ellas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: