familia monoparental y adopción

Navidades de cine

Resultado de imagen de Rogue one

El tió nos “cagó” este año 6 entradas para ver “Rogue One”, la última de “Star Wars”. Me enganchó la historia, aunque me sorprende no haber leído en ningún sitio (quizás no he buceado lo suficiente) ninguna alusión a la Guerra de Vietnam: desde la primera imagen de la niña corriendo por el campo, que me recordó la foto de la niña quemada por el Napalm, hasta la alusión a los que tiraban los helicópteros con palos, “que donde haya 10 parezcan 100”, una guerrilla hundiendo un Imperio, dos de los héroes resistentes con rasgos asiáticos….

Mención especial la variedad racial del pelotón de cabeza: un afroamericano, un mexicano, un danés, dos chinos, un londinense de origen pakistaní… y una sola mujer, vale, pero ¡menudo papel!

Resultado de imagen de Cigüeñas pelicula

También hemos visto “Cigüeñas”, una historia, una vez más, sobre adopción… más allá de la trama central, uno de los personajes protagonistas es una chica que no llegó a ser entregada, ha crecido entre cigüeñas y busca a su familia biológica a pesar de tener pocas pistas para llegar a ella… sin ánimo de hacer spoilers, termina con un mensaje positivo, donde se integran a ambas familias (la de nacimiento y la de crianza) y con un canto a la diversidad: las cigüeñas entregan bebés a todo tipo de familias, incluidas monoparentales y homoparentales.

Resultado de imagen de Alien

En nuestro afán por recuperar las películas que nos marcaron en la infancia  y la adolescencia, invitamos a los mayores a quedarse una noche y ver “Alien”, una de las primeras películas de acción con una mujer como heroína. A pesar de algún momento de susto y asco, la disfrutaron mucho y están deseando ver “Alien 2″… esta curiosa alegoría de la maternidad.

Resultado de imagen de love actually

Y como todas las Navidades, volví a ver un clásico de estas fechas: “Love Actually”. Sí, es cursi. Sí, son historias en las que la iniciativa la toman los hombres; sí, son extrañas historias de amor donde el diálogo brilla por su ausencia. Y aún así…

Me dijo C. cuando terminamos de verla: “Si el año que viene mamá no la quiere ver contigo, yo me apunto”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: