familia monoparental y adopción

Línea de la vida

La imagen puede contener: una o varias personas y personas sentadas

A., 9 años. Le ponen como tarea un trabajo sobre “la línea de la vida” (su vida, año a año). Como “deferencia” por su historia, le permiten empezarla donde él quiera. Decide empezarla al nacimiento.

 Pasan los días y no ha entregado el trabajo. Finalmente, tras algún tira y afloja, lo termina y lo entrega.

“¿Sabes? A los chicos adoptados no nos apetece nada hacer este tipo de trabajos”.

Anuncios

Comentarios en: "Línea de la vida" (2)

  1. ¿Y qué piensas como madre de estos trabajos? Yo soy maestra y siempre me genera contradicción hablar de ciertos temas cuando hay una diversidad así porque puede poner en evidencia al niño o niña que tiene una historia particularmente diferente al resto. Y por un lado me parece interesante ponerlo sobre la mesa, hablar sobre ello en el aula pero por otro expone al niño o niña de una manera que le puede ser incómoda. Cuando se habla de la historia del adoptado creo que un tema interesante es la intimidad, la historia que forma parte de uno y que no hace falta explicar a cualquiera que se interese, ya sea por morbo o por una curiosidad “sana”. Con mi hermano a menudo hemos hablado de ello por su tendencia a explicar los detalles de su historia a cualquiera cuando era muy pequeño, como si tuviera que responder a todo… aunque a él siempre le ha generado una contradicción, ¿acaso no debo hablar de ello porque es un secreto?

    • Pienso que deberían pensarse trabajos en los que quepan todas las historias. Pedir por ejemplo la línea de vida de una persona que conozcas (y uno puede escoger al abuelo o al primo y no tiene que enfrentarse a su propia historia en el contexto escolar). Pedir fotos de “cuando eras más pequeño” y no “de recién nacido o de bebé” si son niños que pueden no tener estas fotos. Hacer árboles genealógicos de familias de ficción si hay familias que no encajan en los modelos que tenemos… Creo que todos los temas se pueden hablar sin personalizar, a partir de un personaje de ficción o histórico, y que sean los niños los que decidan cuando sacar sus vivencias…

      Creo que los demás tenemos que respetar su intimidad, su decisión de qué contar y cuánto contar… pero decirle que algunos temas son íntimos, ¿no los convierte en tabú? Reflexionamos sobre ello en esta otra entrada: https://madredemarte.wordpress.com/2013/06/11/tabu-privacidad-secreto/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: