familia monoparental, diversidad familiar y adopción

Me levanto a las 7. Temperatura: -7º. La calefacción funciona y las cañerías no se han congelado. Aún.

Hay unos 30 cm de nieve dura en el patio, que en las horas de sol se funde lentamente. Por la noche los regueros de agua se congelan y se vuelvan criminalmente resbaladizos.

Aún tenemos una bolsa de sal: ventajas de vivir puerta con puerta junto al local municipal donde se hace el reparto. Desde el balcón vemos cuándo llega el camión que descarga la sal y las colas que se organizan para llevarse unas cuantas paladas en botas y carros.

También tenemos la suerte de que hayan decidido empezar a limpiar nieve por la calle donde trabajan. No todo el barrio es igual de practicable. Salgo poco y cuando lo hago me llevo el bastón de caminar. Apenas me desplazo unos metros: hasta la tienda al otro lado de la calle, hasta la panadería unos metros más allá. Ahora ya no hay colas para comprar pan: ha llegado el abastecimiento al resto de tiendas y la tahona ha dejado de ser el único lugar donde lo tienen.

Escribe L., que vive en un pueblo a pocos quilómetros, que lleva tres días sin calefacción ni agua caliente. En su localidad no han pasado quitanieves y salir a comprar es una Odisea. También M., que vive en otra localidad un poco más al oeste, explica que sólo pueden moverse los que viven a pie de carretera o tienen 4×4.

Siguen saliendo cuadrillas a la calle con palas. Ciudadanas, vecinos, que van limpiando calle por calle como hormiguitas. Las personas propietarias de 4×4 han creado grupos de Whatsapp para ponerse a disposición de la gente que necesita desplazamientos de urgencia.

Siguen sin recoger las basuras y sin abrir las escuelas. La teleescuela es una agonía diaria, más que el curso pasado: no funcionan las aulas virtuales, se han dejado parte de los libros en el instituto, se les acumula el trabajo y a nosotras la tarea de perseguir criaturas para que no se cuelguen. Es dificilísimo trabajar mientras atiendes las necesidades lectivas, informáticas, emocionales, etc, de 4 criaturas. Ni el sistema, ni la escuela, ni el alumnado, ni las familias, estamos preparadas para esto.

Suerte que nos quedan los memes:

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: