familia monoparental y adopción

Tal cómo éramos

Restaurante Addis Abeba - Comedor

Todos los años, más o menos por estas fechas, nos reunimos las 8 familias que viajamos juntas a Etiopía a buscar a nuestros hijos. No somos un grupo cohesionado, más allá de algunas relaciones bilaterales, pero nos gusta encontrarnos cuando se acerca el aniversario, no tanto para celebrar (no me acabo de sentir cómoda con la idea de celebrar el encuentro) sino para ponernos al día.

Para tener una referencia, como dijo una de las madres.

Así que allí estábamos, en el restaurante etíope Addis Abeba, 6 de las 8 familias (creo que nunca hemos conseguido un pleno; aunque todos hemos estado alguna vez), y la madre de T. nos contó el fantástico viaje a la ciudad natal de su hija, donde habían conocido a sus tíos y a las amigas de su madre, y habían conseguido fotos de ella cuando era bebé, de su madre, de sus abuelos; los padres de S. nos volvieron a contar las dificultades de encaje entre éste y su hijo mayor y sus dificultades académicas; el padre de P. explicó que su madre y él se habían separado, pero que ejercía de padre a tiempo parcial a pesar de vivir en otro país; conocimos a la hermana pequeña de B., un bicho de 2 años llegado hace 9 meses de la misma ciudad que su hermano; y la madre de Y., el único hijo único del grupo, confesó que sigue dándole vueltas a la posibilidad de ir a buscar un hermano.

Mientras los mayores compartíamos noticias, dudas, recuerdos y progresos, los niños se pelearon, tejieron complicidades, se quejaron porque no había más niñas en la comida, porque los mayores les chinchaban, porque los pequeños les molestaban…

Pensé que el encuentro daría para una entrada en el blog, que habría alguna anécdota que hiciera pensar, o reír, o emocionar.

Pero lo cierto es que no sucedió nada reseñable.

Y quizás esta es la noticia, la buena noticia: la normalidad de ir viendo crecer a estos niños que comparten un pedacito de historia con los míos.

Anuncios

Comentarios en: "Tal cómo éramos" (3)

  1. Muy buena idea la de reuniros todos!! Y muy buena frase final, la noramalidad de verlos crecer es algo bastante reseñable para escribir en el blog. Besos

  2. Nosotros hacemos lo mismo el 1 de mayo.
    Pero, además, cuatro de las 12 familias estamos en permanente contacto. Hemos tenido la suerte de que nuestras vidas se cruzasen y ahora somos muy muy amigos. De hecho la primera semana de vacaciones la hemos compartido y ha sido fantástico.

    • Pues sí es una suerte… en nuestro caso, la relación fue cordial, no hubo malos rollos, pero tampoco grandes amistades (con alguna excepción entre las 3 familias de niños mayores). Mi hijo pequeño sí tiene un buen amigo de su misma crèche (con una buena relación de amistad también entre los adultos), y yo creo que esto va a ser una buena referencia de futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: