familia monoparental y adopción

Cuando hablamos de la discriminación que sufren nuestros hijos por ser negros (o de cualquier otra raza distinta a la blanca), de los insultos de patio … siempre hay alguien que pregunta: ¿Qué diferencia hay entre que te insulten por ser negro o por ser gordo, o llevar gafas, por ejemplo?

Yo fui una niña discriminada e insultada en el colegio porque llevaba gafas y sufría sobrepeso (sufrí esto que ahora llaman bullying, como si acabaran de inventárselo, pero que cuando era pequeña no tenía nombre… quizás porque era una forma de relación normal), así que nada más lejos de mi intención minimizar el sufrimiento y el impacto que tiene este tipo de insultos…

…pero…

…para mí está claro que no es lo mismo. Soy una adulta con sobrepeso y gafas, y tengo muy claro que no es lo mismo.

¿Por qué no es lo mismo? Por un lado me resulta evidente… pero por el otro, me resulta difícil explicarlo. Así que he decidido hacer un listado de diferencias.

Agradezco la colaboración, en la entrada anterior y en alguna otra ocasión, de varios lectores de este blog, y se aceptan sugerencias nuevas:

– Llevar gafas no tiene una historia ni una teoría sobre la inferioridad de quien las lleve. Hay casos parecidos al del color de la piel, como meterse con alguien por ser judío, ser homosexual, o ser mujer.

– En ninguna época ni lugar se ha discriminado de forma general a las personas gordas o con gafas. No se les ha matado, ni segregado, ni obligado a usar lavabos o medios de transporte distintos. No ha habido esclavitud de gordos, ni de personas con gafas. Ni apartheid. Tampoco se ha hecho beber de fuentes distintas ni entrar por puertas traseras a los bajitos, ni a los que llevan gafas, mientras que sí existe una historia de discriminación real hacia los negros o hacia los indígenas en muchos países, y eso no ha desaparecido de un plumazo. Somos herederos de esta historia.

– Llevar gafas o ser gordo no convierte en peligroso ir por la calle solo, a según qué horas, en según qué sitios (o no más que ser delgado y tener buena vista). Ser negro sí.

– Los insultos de patio a otros niños por llevar gafas o ser gordos no suelen traducirse en fobias que tienen una continuidad en la vida adulta: nadie odia, o desprecia, o tiene prejuicios negativos importantes, hacia los que tienen gafas o hacia los que tienen sobrepeso. Tolerar insultos racistas da pábulo a que interioricemos que no pasa nada por ser racistas, por tener prejuicios o por discriminar a la gente por su color o su origen, también cuando seamos adultos.

– Los adultos no discriminan a niños con gafas o sobrepeso. Algunos adultos sí discriminan a niños de otras razas.

– Jamás han existido escuelas segregadas para niños gordos, con gafas o bajitos. Para negros sí.

– No hay ningún colectivo parecido a los neonazis que tenga por objetivo agredir o expulsar a los que llevan gafas o son gordos.

– Nadie comenta que los gordos deberían hundirse en pateras o que los gafotas deberían volver a su país. Nadie dice que los bajitos nos roban el trabajo.

– A los negros se les niegan trabajos por ser negros. Se les dice que el piso que tienen apalabrado ya está alquilado. No les paran los taxis. La gente se niega a sentarse a su lado en los autobuses. Les pide los papeles la policía, y es más fácil que sean detenidos. Esto no les pasa a las personas que tienen gafas o pesan más que la media.

– No se supone que las personas gordas o con gafas sean menos listas que los demás, o menos buenas, que sean pobres o que sea imposible que tengan un trabajo cualificado. De los negros sí.

– No es lo mismo meterse con una característica física tuya a meterse con tu esencia como persona, que se te niegue el derecho a tener alma, que se te juzgue y se te aplique todo tipo de estúpidos estereotipos: sucio, vago, peligroso, mentiroso, vicioso, delincuente, feo, repugnante…

– El gordo y el gafotas en la calle, en el cine, en el parque de atracciones, pasan desapercibidos y al negro, al chino, al moro se les ve y relucen en todos los lados y atraen siempre la mirada, son siempre observados, y vigilados en muchos casos.

– Las personas con gafas o sobrepeso no son rechazados por posibles novios o suegros.

– Los niños con gafas o sobrepeso tienen referentes de éxito en su entorno que llevan gafas o pesan más que la media. Incluso cuando la belleza no suela estar representada por personas gordas, y hay pocas que salgan en televisión, en películas o sean supermodelos, es fácil que el médico, la maestra, la gente con la que se relaciona en su día a día… sean personas que tengan estas características. Igualmente, es apabullante la diferencia de personas con gafas / sobrepeso y negros entre los políticos, los expertos  que salen en los medios de comunicación, científicos…

– En el caso de niños adoptados, al meterse con su origen distinto, les recuerdan la falta de conexión genética con su familia adoptiva, y su causa: el abandono.

 – Uno puede ser negro… y estar gordo y llevar gafas.

– En algunos casos, es posible deshacerse de las gafas o del sobrepeso. En ningún caso es posible cambiarse el color de la piel.

Anuncios

Comentarios en: "¿Qué diferencia hay entre insultar a un niño porque es negro o porque es gordo?" (136)

  1. Pues así a priori no tengo nada que añadir ni extraer… Me guardo esta entrada en un lugar privilegiado pues es seguro que tendré que “tirar” de ella en más de una ocasión. Gracias.

    • De nada. A mí me ha venido muy bien escribirla para ordenar ideas que tenía muy dispersas.

      • De alguna manera desviando pero a la vez igual de omportante- y mas frecuente entre adultos: prejuicios o gemeralizaciones supuestamente ‘positivas’ eres/haces algo nien porque eres negra/china/etc…..deberias hacer tal por que ‘vosotros’ lo haceis muy bien….etc etc etc
        Soy negra y vocalista de jazz y swing….pero cuanta gente lo tienen claro que canto soul y funk- sin duda- ‘porque eres negra’ empiezo a dudar entonces de q color era ella fitzgerald, billie holiday, cab calloway, etc. Uff..como me deja confindida! Jajajaja!

      • Efectivamente, los prejuicios son prejuicios, también cuando son positivos. Y son igualmente dañinos, tanto si no los cumples (el negro sin ritmo o que canta mal… el chino que no tiene capacidad matemática) como si los cumples…

  2. Toda la razón, tengo poco que decir. La verdad es que visto así resulta hasta ridículo que a veces comparemos las dos discriminaciones.
    Sólo matizar una pequeña cosa: creo que ser gordo (o llevar gafas, pero sobre todo lo primero) sí puede provocar que seas rechazado por posibles novios.

    • Bueno, una cosa es no gustar a todo el mundo, por las razones que sean: todos podemos ser rechazados por alguien que nos gusta o de quien estamos enamorados, no ser correspondidos. Otra es que alguien que estaría contigo, a quien le gustas, no esté contigo solo porque seas negro. Esto no pasa con las gafas o el sobrepeso.

    • La gente no suele decir que ES gorda sino que ESTÁ gorda, es decir, se presupone que es transitorio. Sí creo que alguien, muy superficial por otra parte, ni se plantee el salir con alguien que está gordo.

      Yo creo que quien no está con alguien por ser negro ni siquiera se plantea el que el negro le pueda gustar. Vaya que a mí Seal me da hasta miedo de lo feo que me parece y en cambio encuentro a Denzel Washington bastante atractivo. Un racista ni se plantea si hay negros guapos o feos, directamente los rechaza.

      • Transitorio o al menos, una característica distinta a la esencia de la persona…

        Yo creo que hay gente que no rechaza a los negros… pero que no se casaría con ellos, incluso cuando quizás sí se acostaría con ellos. Mis amigos con hijos adolescentes negros explican que ahora que llegan a la edad de empezar a “salir”, gustarse… se encuentran muchas veces con que compañeros de clase les dicen que no a salir con ellos, no porque no les gusten como personas (algo perfectamente comprensible), sino porque son negros…

  3. Qué bueno tu post, me ha encantado y hasta ahora no había reflexionado así sobre ello. Muchísimas gracias por escribir todo esto, y tu blog en general, cada día me aporta algo bueno. Muchas gente te dice, con su buena intención, que ambos conceptos son lo mismo y tú has explicado muy bien la diferencia.

  4. Es de una simpleza increible pensar que es lo mismo que te llamen gordo o gafotas a negro o china. Todo duele, hace daño y te puede condicionar la vida. Pero una cosa es meterse con una característica física tuya a meterse con tu esencia como persona, a que se te niege el derecho a tener alma, a que se te juzgue y se te aplique todo tipo de estúpidos estereotipos: sucio, vago, peligroso, mentiroso, vicioso, delincuente, feo, repugnante…

  5. merijul dijo:

    Efectivamente, no hay color!

  6. Me ha gustado mucho.
    En el caso de los niños pequeños adoptados a quien insultan, el factor del abandono creo que es el más fuerte.
    Los niños pequeños no entienden la esclavitud y sus implicaciones, pero si el abandono visto como algo malo. A mi hijo le han dicho muchas veces que su “madre de verdad” no lo quiso por ser negro. Cuando después le insultan con “negro”, no le están diciendo que es menos inteligente, sino que no vale nada y por eso lo abandonaron.
    Al menos en muchos casos, creo que marca más que el resto de razones.

    Cuando crecen, supongo que ya pasan a compartir los problemas con los no adoptados.

    • Yo creo que el resto de razones va tomando peso cuando las entienden, aunque hasta el momento no las hayan valorado. Algunas ni siquiera se “ven”… yo nunca pensé que no podría llegar a nada por llevar gafas, por ejemplo, porque mi entorno está lleno de personas con gafas, pero, ¿qué piensa un niño negro al que le dicen que ser negro es malo y ve que los únicos negros de su entorno son los que venden en el top manta?

    • Virginia dijo:

      El concepto de abandono y desarraigo social es el mas doloroso para los pequenos. Realmente todos los padres y educadores deberian incluir estas ensenanazas en sus repertorios.
      Que triste se sentira un nino cuando se le pretende insultar con la palabra “chino” o “negro” ! Algo que no tiene remedio, puesto que eres asi, como si hubiese algo de malo en ser diferente.
      Una vez vi una pelicula en la que un nino preguntaba el por que un hobre era negro y si era verdad que dios le habia pintado de negro para hacerle especial …
      Que especial es ser diferente! Que incultura no verlo asi. Mas incultura no darse cuenta de que es racismo. Incultura que no se puede perdonar …

  7. Mi hijo tiene 7 años recién cumplidos, y últimamente ha tenido que escuchar unas cuantas burradas de boca de otros niños más mayores, de entre 9 y 11 años. A un grupito de ellos los mandé a donde sus padres a contarles lo que le estaban diciendo al mío. Los niños llegaron a donde sus padres llorando, se ganaron un pequeño sermón y a los cinco minutos tan tranquilos. Todos menos el mío, claro. A él el disgusto le duró bastante más. Varios de los padres vinieron a disculparse y uno de ellos también le dijo a su hijo eso de …” Y qué que sea negro, tú tienes gafas y qué “. Traté de explicarle que no era lo mismo, pero dudo que lo entendiese. Me hubiese venido muy bien esta lista.
    Una de las últimas que he escuchado yo, por suerte sin el niño delante fue la de… ” No, si los negros son el mejor amigo del hombre, después del perro claro “. Seguido de risas varias.
    Por supuesto que no me pude callar y les dejé un tanto avergonzados, el más estúpido del grupito todavía se atrevió a decirme que estuviese tranquila que el mío era distinto.

    No sé vosotros, pero yo jamás he oído algo así acerca de las personas con gafas o sobrepeso.

    Por supuesto que hay quien discrimina a otras personas por su físico, y quien es victima sufre. Eso creo que nadie lo niega. A nadie le gusta sentirse despreciado. Pero cuando hay racismo de por medio, no hablamos de gustos, hablamos de odio.

    • Yo no creo que todas las personas que hagan bromas estúpidas se trate de odio. Mi propia hija china muy poco después de haber tenido problemas por ser la única china de clase (no los ha tenido jamás por llevar gafas) me dijo que no le gustaban los negros. ?crees que es capaz de odiar?. Estaba repitiendo lo que había escuchado, que es como se transmiten estas cosas.

      El racismo está en la sociedad y yo creo que la mayoría de las personas que hacen comentarios o chistes (sin gracia) no lo hacen con odio. Creo que cuando se hacen este tipo de comentarios se hacen pensando que no se ofende a nadie porque no hay otras razas presentes… no disculpo a nadie. Y sí creo que es racismo, pero no odio. Lo del odio yo creo que va con el Racismo con mayúsculas, del que no te puedes defender, y es tan brutal como irracional.

      • No se como se dice en castellano “casual racism” (¿racismo casual?)…bueno tras 10 años aki he experimentado una mezcla entre este tipo, el racismo de toda la vida y muchos muchos prejuicios taiz de ignorancia. Claro estamos en un pais donde tanta variacion de culturas y colores es relativamente nueva en co.paracoon con otros paises europeos. Fie genial y in gran alivio leer esto porque es kuato lo que hace falta. Hay muxa gente que no tienen malas intenciones pero tampoco estan ocurriendo dialogo (como aki) para informar y preguntar….y es esa falta de información que facilita la transicion de ignorancia al racismo. Entonces GRACIAS por escrobir esto!

      • Yo le llamo “microracismo”, o “racismo de baja intensidad”… este que casi siempre pasamos por alto, o pasa por alto buena parte de la población.

    • Efectivamente, no se hacen comentarios, bromas o chistes de este estilo con los que llevan gafas, ni siquiera con los gordos…

      Todas las agresiones “de patio” duelen, y todas hay que afrontarlas. Pero creo que decir “es como si se metieran con él por llevar gafas” (mis dos hijos las llevan, por cierto), no creo que sea afrontarlo: es minimizarlo, rehuir el asunto. Creo que en ambos casos hay que hablar del respeto a los demás, del valor de la diferencia… pero en el caso de los insultos racistas, hay que hablar también de racismo.

      • Un amigo gay me decía antes de adoptar yo que “se meterán con tu hija como se metieron conmigo porque era gay. Ha de pasar por ello para aprender a defenderse. Conmigo era por gay, con el de al lado por ser gordo y con otro por llevar gafas”.
        Tengo que decir que me sorprendió que a él le pareciese igual de duro todo. Yo le decía que no, que no era lo mismo llevar gafas que ser la única de otra raza.

        Cuando yo era pequenya era “grande” y también se metían conmigo… era catalana en ciudades no catalanas, y también se metían conmigo… pero se metían muy pocas veces porque también era valiente y sentía que estaban equivocados. Esto no hacía que no me molestase, pero sí que de inmediato les hiciese un poco de menos, lo que me colocaba a mi en un lugar más alto y fácil para responder desde el que sabe que tiene tanta razón que cualquier minimo argumento es suficiente… incluso para mostrar indiferencia (en mi caso verdadera después del proceso de hacer de menos).

        Pero reconozco que no es lo mismo. Pero a mi me enseñaron, me lo explicaron y eso mismo hago yo con ella… la cosa es que no sé si funciona porque ultimamente está todo muy tranquilo y no han habido problemas…

      • Bueno, hay semejanzas y diferencias. Si no hubiera semejanzas, la comparación no tendría ningún sentido… pero también hay diferencias (más de una docena en el listado), a mi parecer no menores. Cada uno debe decidir si le da más peso a las semejanzas o a las diferencias….

  8. alacena dijo:

    Muy buena explicación, pero hay una cosa que no veo en este blog, la verdad que lo encontré hace poco y por casualidad, he leído bastantes artículos, no he visto en ningún momento nada mas excepto el mini mundo de la adopción interracial de los que aquí escriben, pero este mini mundo es mas amplio de lo que intuyo que ustedes piensan, por una sencilla razón, ninguno de ustedes ha expresado aquí que la realidad es que sus hijos están solos en medio del mar, es una metáfora, se que están arropados y los quieren, me explico, hijos negros de padres blancos, relacionados casi exclusivamente con otros blancos, también con algún otro niño adoptado de padres blancos también que vive circunstancias parecidas y ya está, es como una gota de aceite en medio del agua.

    No tienen apoyo de su raza, no hablan y comparten experiencias con otras personas negras de su etnia, país o de otro país que sean negros, no he leído en ningún sitio todavía que los padres adoptivos se involucren con otras personas de otras etnias, ni tengan amigos negros que puedan servir de referente racial a sus hijos, no asisten a asociaciones como pueden ser la Casa de Guinea, o la casa de Senegal o la Casa de Camerún………. por poner algunas, en estos sitios se reúnen muchas personas para departir, recordar su cultura, hablar de las cosas de sus países, reforzar lazos personales, reunir a sus familias e hijos para reforzarse, hacer conferencias, exposiciones y muchas otras cosas, tampoco he leído en ningún sitio que frecuenten bares o cafeterías o restaurante de africanos, hay muchos sitios en toda España donde se reúnen los africanos en grupos pequeños o grandes, dependiendo del sitio que sea, esto es importante.

    Importante por varias razones, por un lado aunque sus hijos solo tengan como referente a sus padres blancos deberían tener el refuerzo de las personas de su raza, para sentirse también parte del continente que los vio nacer, para familiarizarse con su propia raza, para no verlos como extraños o tenerles miedo en el futuro, porque por mucho que se les expliquen cosas o historias, si no tienen el roce los niños en su interior se sienten blancos, esto lo se porque he conocido a un matrimonio que adoptó un niño y han vivido en un pueblo, su hijo aunque veía algún negro que otro que trabajaba en los campos, no tenía roce ni contacto, ha crecido y sus padres me han confesado que ahora su hijo está teniendo un comportamientos muy raro, han venido a vivir aquí a la capital y ahora si que ve muchas mas personas de otras razas por la calle, las ve extrañas y parece ser que siempre se ha sentido blanco, descubre su verdadero color y etnia ahora de manera realista, esta señora me contó también que muchos días de reyes su hijo se cogía un rebote con ella muy gordo y ese día porque los reyes magos no le habían traído el pelo rubio que quería año tras año, me recordó que hace muchos años me pasó lo mismo a mi, mi hijo pidió también pelo rubio,

    También es importante que se familiaricen con otras personas de su mismo continente porque en el futuro van a tener los mismos problemas que ellos, da igual que sus padres sean blancos, que tengan una mejor educación, que hayan vivido mejor, eso no importa a la hora de la verdad porque carecerá de algo fundamental, que son las herramientas que da el compartir momentos, vivencias y cultura, y lo que es mas fundamental creo yo, sentirse reflejado en otros, mirar a su alrededor y ver que su propia raza no es tan lejana como la vive normalmente.

    Solo son unos pocos pensamientos que lo mismo no les gustan, pero si no llega a ser por el apoyo que he recibido y ha recibido uno de mis hijos de las personas que lo rodean, creo que hubiera sido mas complicado afrontar la diferencia, que el apoyo no necesariamente viene de las palabras.

    Yo también tuve a gente que me machacó en el colegio, porque era muy alta y encima tenía la nariz grande según ellos, tuve motes, etc……. pero no tiene punto de comparación con la crueldad que transmiten niños, jóvenes y maduros todo el tiempo hacia las razas que no son blancas, no tiene punto de comparación para nada porque cuando se acaba la niñez y la adolescencia se acaban estas cosas, sin embargo la etnia y el color de piel es para toda la vida y seguirá siendo un estigma para muchos también toda la vida, no un estigma para los negros, un estigma para los blancos, lo peor que llevo yo son unas palabras que oí una vez a un adulto refiriéndose a un niño pero englobando a todos en general “no debería de haber abolido la esclavitud”, esto me dejó tocada lo sigo estando, Estas cosas me dan un miedo tremendo porque nunca voy a estar segura que alguna vez no pueda retroceder tanto la sociedad como para volver a lo que era hace cincuenta años o antes, sobre todo ahora con el auge tan grande que tienen los partidos de extrema derecha y fascista en toda Europa.

    • Quizás me equivoco, pero creo que el tema del que hablas sí que ha surgido alguna vez en este blog. Puede que no como tema principal de un post (o puede que sí), pero al menos en comentarios ha surgido. Quizás MadredeMarte pueda dejarte un enlace.
      Por lo demás, de acuerdo contigo.

    • Me encantan tus reflexiones… me hacen pensar y “asustarme” también.
      En mi caso concreto tengo buenos amigos negros y mi mejor amiga ( y madrina de mi hija) es mulata. Supongo que esto me influenció (subconscientemente) mucho a la hora de dirigirme a un pais africano en mi adopción. Me parece fundamental para ella poder hablar este tema con adultos que seguramente la entenderan mejor que yo.

      • A mí me parece fundamental también. En nuestro caso, hay negros, etíopes y marroquíes en nuestro entorno… pero no en nuestro círculo de amistades. Y esto me parece preocupante… Prometo ordenarme y hablar de ello en los próximos días.

    • Alacena, otro interesantísimo post tuyo. Mi hija de 4 años necesita ese contacto, lo sé, lo noto, lo siento. Buscándolo, entré en un grupo de facebook de negros de la ciudad donde vivimos, con la idea de asistir a sus quedadas donde hubiera niños. Tristemente (para mí) descubrí que hay muchos contrarios a la adopción interracial, así que me ha dado miedo hacer acto de presencia física. Es un problema que todavía tengo que solucionar. Todos nuestros vecinos de edificio son familias negras, pero ella necesita más. Hemos pedido plaza en un colegio donde hay muchos africanos, pero creo que necesito relacionarme YO de alguna manera, dar ejemplo yo, más allá de la charla de vecinos intranscendente. Qué complicado es esto.

      • A mí me pasa lo mismo. Mis hijos tienen muchos compañeros en el colegio de familia inmigrante, se relacionan con ellos y a menudo con sus familias. Pero sin duda ven, o verán raro, que no haya negros, o magrebíes, en mi círculo de amistades…

    • Es un tema que me preocupa mucho, creo que no ha salido como entrada específica (¡me lo apunto!), aunque sí ha ido saliendo de forma esporádica cuando hablamos de referentes, racismo, nuestras incapacidades para educar a niños negros en un mundo blanco…

      Déjame darle unas cuantas vueltas y lo ponemos sobre la mesa, ¿vale?

    • merijul dijo:

      Alacena, que interesante reflexion. Fijate que a mi me pasa una cosa parecida. Vivo en un pais negro al 100% y mis dos hijos son negros, pero en mi pequeno circulo de amistades…no hay negros! Somos todos blancos, algun japones…etc. Esto tambien me asusta porque aunque en el cole hay otros ninos negros, durante los fines de semana no los hay en nuestro circulo. Entiendo por tanto que para una familia que vive en espana sea casi imposible tener amigos negros. Yo he intentando hacer amigos aqui, pero solo una vez en casi 4 anos una companera de trabajo me ha invitado al cumple de su hijo (yo soy la unica blanca en el trabajo).

      • Que curioso. ¿Y a qué atribuyes esta distancia?

      • Pues los colegas del trabajo no me invitan, supongo, que porque soy la jefa. (soy bastante agradable…pero aun asi…a mi tampoco me gusta tener a mi jefa en mi vida social). Con otras gentes que podriamos conocer aqui….nuestros gustos son tan diferentes que no hemos dado con un grupo o con gente con la que coincidamos. A nosotros nos gusta ir a la playa, pasear al perro, y juntarnos con amigos a cenar o a tomar cervezas (lo cual en un pais musulman no es una aficion popular). La verdad es que no lo se, pensamos mucho sobre ello, no solo nosotros sino tambien otros expatriados blancos que vivimos aqui…pero no damos con la solucion.

    • Que acertada la observación de Alacena. Yo como adoptada negra, y a mis 32 años, puedo confirmar algo que les pasa a los padres que adoptan niños negros. Les gusta estar en el sarao. Ejemplo: llevar a su niño a eventos “rollito” africano, comprarle cuentos con negros protagonistas e incluso estar cerca de otros niños negros. Pero lo cierto es que los padres blancos, hacen como si no fuesen conscientes de que su hijo, cuanto más negro se sienta, más riesgo de ser ajeno a ellos corre. Y digo “hace como si” porque en el fondo lo saben. Eso de “la cabra tira al monte” nos pasa al 99% de los negros adoptados por blancos. No importa lo bien que lo hagáis, papis! El mundo lleva un orden global, y este se refleja en los medios y en el clima general de la sociedad. Una persona de raza negra, por pequeña que sea, sabe que es negro. Llega un día en que se “da cuenta”. O bien porque se lo dicen o bien porque se percata de que nadie tiene la piel tan oscura como él/ella o el pelo tan rizado como él/ella. Es un desencanto darse cuenta de eso, y ver al mismo tiempo que tus padres, por mucho que te quieran, jamás pueden sentir lo mismo. Tuve hace unos meses el placer de ser invitada a un grupo de padres adoptantes de niños razas distintas a ellos. En cuanto dije 4 verdades, saltaron las chispas. El grupo terminó ardiendo literalmente. Decirles la cruda realidad les duele. Una cosa que quede clara: la realidad de un hijo adoptado nunca es la misma cuando es un niño dependiente de sus padres a cuando pasa a ser adulto. Cuando es un niño además de distinta raza que sus padres, el mundo se vuelve frio al empezar a caminar lejos de las faldas de mama. La mayor seguridad la dan las personas negras. y eso es muy peligroso, porque esas ansias pueden llevar a ese joven recien salido del cascarón del hogar a buscar otros negros con quién estar, bajando mucho su nivel de exigencia y aceptando a cualquier tipo de persona, con tal de que sea negro. Además, la necesidad de crearse una realidad que incluya a personas de su raza, hará inevitable que se distancie de los adorados padres. Es duro, pero es asi. Asi que, cuantos mas negros haya en casa, mas cercano seguirá siendo vuestro retoño 🙂 Es dificil meter a negros en casa, de hecho en el caso de mis padres, ni si quiera hubo la intención. No hay que tenerles rencor a esos padres torpones, pero pensémos bien. Incluso si los padres adoptantes se esforzasen por llenar la casa de negros, ¿sería lo mismo? ¿sería igual como tener tios, hermanos, abuelas y primos negros? Es un mundo a construir desde cero, un mundo en el que dejas de ser el unico negro en todas partes, para poco a poco salir con otros negros, compartir, relacionarte….Nunca podréis darles eso a vuestros hijos. Eso tenerlo claro. Lo mejor que le puede pasar a un adoptado negro es: A. Que al menos uno de sus padres sea negro (es un apaño temporal, pero si la parte del matrimonio que es negro entiende su papel, puede ser muy beneficioso) B.casarse con una persona de raza negra y tener hijos negros. Ahora, estoy preparada para recibir las clásicas criticas, de aquell@s que solo quieren que les den “palmaditas”y les digan que todo va a ser genial. Pues no. Todo va a ser genial mientras vuestro hijo sea un niño. Después, conoceréis a la persona que había dentro de ese bebé o ese cuerpo de metro y medio. Sin referencias ningunas para poder decir, “es igual que su abuelo” o “tiene el caracter de tu tia”. Y llega esa preadolescencia, esa adolescencia…es donde os veréis las caras con vuestro adorado hijo negro. Y ¿sabeis algo?: es normal. Entre padres biologicos y sus hijos pasa absolutamente lo mismo. El hijo se convirte en un extraño, que le gustan cosas que los papás no entienden, tendrá amigos raros o negativos, (como todos los chavales) y bueno, dadas las pocas referencias positivas de negros que existen, es facil que un niño negro tire por ser rapero, o cosas asi , tipicas “de negros”. No se le da visibilidad (en españa) a ningún negro…entonces siempre se nos deriva al tema deportivo, musical o baile. No hay negros en puestos de trabajo como, cajaero de banco, medico, profesor, abogado…y los que hay, no se les ve. Curraros mas eso, papis, las personas negras que pueden tener un contacto directo, constante y familiar con vuestro hijo por una parte. Por otra parte, como ese contacto va a ser técnicamente imposible de crear, hacerle que tenga referencias. Mis papis, como el primer caso no nos cuadraba y por más que buscaba, tuve la mala suerte de topar con negros muy negativos y tóxicos, me mandaron al reino unido. Estar alli, fue lo mejor que pude hacer en mi vida. Con 19 años, veía por primera vez un negro que no estaba vendiendo el magazine La Farola. Vi negros trabajando en trabajos absolutamente comunes que requerían aptitudes intelectuales y una formación previa. También tener compis de clase negros, ayuda mucho aunque en realidad los negros que había se mezclaban totalmente con sus compis y los primeros dias. Nadie te hace especial caso por ser negro alli. Simplemente estás y punto. ni para mas ni para menos. La sensación es regeneradora totalmente. Esa imagen diaria y constante de referentes negros (fuera de la tele) es lo que hará que tu hijo negro se sienta parte de algo y solo algo que un matrimonio “trajo” de Africa. ver peliculas de negros está bien, pero no os obsesioneis mucho. Hasta que no los tenga de carne y hueso y con personalidad afín, siempre se sentira “una gota de aceite en medio del mar”.

      • En esto estamos, en ir aprendiendo todo esto… con la impagable ayuda de los que habéis ido por delante.

      • Hola,
        Tu post ha sido duro y me ha hecho y me hará reflexionar muchísimo. Yo soy española y mi marido es de República Dominicana, de raza negra y tenemos dos hijos. Una niña de 15 años de una relación anterior de mi marido y un niño de 8 años en común. La niña tiene su identidad muy clara, le resbala cualquier comentario racista y tiene amigas de todos los colores. Es el niño el que me preocupa, me ha llegado a decir que no quiere ser negro. Hemos tenido la mala suerte de que no hay ningún niño negro en su curso y ha tenido que aguantar algún insulto que otro. Me da mucha rabia. Yo le digo que es el niño más precioso del mundo y que no le cambiaría por ningún otro, pero poco sirve. su hermana le dice que pase pero el le dice que no es tan fuerte como ella, que a él le molesta. ¿Me podrías dar algún consejo? no tenemos muchos amigos negros aquí en España, sí en Inglaterra donde vivíamos antes. Bueno, allí teníamos amigos de mil colores, nacionalidades, religiones … y era una maravilla.

      • Siento no tener respuestas… pero creo que quizás encuentres algunas en los posts y en los comentarios del blog (puedes filtrar por adopción transracial, o racismo…) Espero que encontréis la manera de ayudar a vuestro hijo, vivir en un entorno sin diversidad tiene que ser muy duro para él, más aún si viene de otro donde sí la había.

  9. Etiopía2013 dijo:

    Yo tengo una hija negra y con algo de sobrepeso y para nada sufre discriminación. Es más, es líder.No creo que se discrimine a las personas por el color de su piel, ni siquiera por el peso o por ser diferente, creo que se discrimina por otro tipo de motivos, como el origen social. Se discrimina a un niño que va peor vestido, o incluso que saca peores notas, que sus padres no están demasiado implicados en el grupo…. hay mil motivos. Luego está también la autodiscriminación y la autocompasión, y esto es muy característico también. Son las personas que se sienten diferentes y ante cualquier gesto o comentario considera que es un ataque. Esto me pasó en una ocasión que mi hija, con 5 años hizo un comentario ofensivo. La persona que recibió el mensaje me atacó a mí por darle a mi hija una educación discriminatoria. Nada más alejado de la realidad. Se lo tuve que explicar, en su caso, estaba con la escopeta cargada y consideró una comentario racista el comentario de mi hija. En fin….. habría que profundizar mucho más en estos temas.
    Con respecto al comentario de Alacena, en mi caso al menos, intento que mi hija se relacione con otras personas negras, de su país y de otros países africanos. He viajado por su país con ella, para que conozca las maravillas que allí hay y se sienta orgullosa de ser quien es y de dónde es. He buscado sus orígenes, para que siempre tenga claro quién es. En fin, intento transmitirle seguridad y orgullo por cómo es. Sé que es mucho más complejo todo, pero creo que hay otro debate.

    • El discriminar por cuestión social se llama clasismo. Con 3 años de edad los niños no son clasistas, no se fijan en si sus compañeros van vestidos de marca o no, no tienen notas escolares ni saben si los padres de su compañero de otra raza están implicados o no en el grupo. Pero sí son capaces de ver las diferencias raciales y burlarse de ellas. Que tu hija y tú no hayan sufrido discriminación, no significa que no exista el racismo sino que más bien han tenido mucha suerte.

    • Te aseguro que si que hay casos. Que tu hija no los sufra es fantástico, pero los hay, y muchos.
      Y no son culpa de la víctima. De hecho, el mayor problema en estas situaciones es que muchos adultos culpan a la víctima de lo que le dicen, lo que la hace desistir de buscar ayuda en los adultos.
      Que te llamen “negro como la mierda, tu madre no te quiso” no es autocompasión ni automarginación por parte del aludido, ni tampoco se justifica con nada que haya podido decir antes.

      • Curiosamente, los adultos en los patios de los colegios (monitores, maestros), suelen ver la reacción del niño negro (el mío suele reaccionar bastante mal),… pero raramente se percatan de estas agresiones verbales, que además suelen ser bastante reiterativas.

    • mi hijo ha sufrido racismo con 3 y 4 años y no precisamente sutil, por parte de adultos y por parte de niños y he de decir que bastantes y algunos violentos… los niños de esas edades si ven el color de piel y si tiene prejuicios al respecto. antes de esa edad lo ha sufrido también en su mismo país de origen, no violento claro, pero tampoco sutil.

      • completamente de acuerdo otra vez con madre de marte, los adultos ven la reacción del niño/a negro que reacciona de forma violenta por ejemplo, pero no ven que lo motiva… y suelen decir: le ha pegado pq si, sin que hubiera pasado nada, de golpe se ha girado y le ha dado una torta… y no, no es así

      • Como dice N., “las cosas no surgen de la nada”. Ningún niño pega a otro sin que pase algo antes, aunque este algo puede no justificar (a nuestros ojos), la reacción posterior.

    • Etiopía2013, qeu tu hija negra y con sobrepeso no sufra discriminación no quiere decir que las personas negras no sufran discriminación; o que no lo sufran las personas con sobrepeso. Obviamente, no lo sufren todos, o no todos en igual medida, pero sin duda, todos, unos y otros, tienen que afrontar el racismo (y los prejuicios / chistes sobre el sobrepeso, en su caso), en su día a día, en mayor o menor medida.

      Mi hijo mayor no sufre discriminación. Es un niño muy querido, popular, con un grupo potente de amigos y muy conocido en su colegio. Pero esto no impide que cuando quieran tocarle la pera, se metan con su piel (“del color de la caca”), con su pelo afro (“te vamos a pegar un chicle”) o que sufra otros episodios de racismo más o menos subliminal dentro o fuera del colegio. Creo que en este sentido, el comentario de Alacena explica muy bien de qué hablamos…

      Nunca he compartido la idea de que no hay racismo, hay clasismo. Creo que hay ambas cosas. Es evidente que no se trata igual a un jeque árabe que al “morito” que llega en la patera… pero también es cierto que no se trata igual al cirujano senegalés que al sueco. Y aunque algunas cosas muestren nuestra clase social, la piel, el color, es lo primero que se ve de una persona. Y muchos no se pararán a preguntar o preguntarse a qué clase pertenece el negro, o cuánto dinero tiene en la cuenta corriente. De hecho, muchos asumirán que es un trabajador no cualificado, un pobre, un analfabeto y un salvaje…

      • El tema es que cuando no esté con nosotros se acabó esa teoría que es clasismo, que a nuestros hijos no les pasará,porque por muy de marca que vaya tu hijo, con Adidas o Wazwa por todos lados, puede ser falsificada y no lo van a dejar pasar en la disco o parar la poli tal y como cuenta Alacena. Ya lo comenté en otro post, un día iba yo con un colega mio chino, que está forrado y tiene un loft en el centro de Shanghai, y el portero de la disco lo paró y no lo dejaba entrar. Nos dimos media vuelta y le dijimos al portero que nos ibamos a gastar la pasta a otro local, que nos sobran sitios donde gastarla, así, con altanería y chulería, y eso es lo que tendremos que enseñarle a nuestros hijos, porque cuando les pase les afecte lo menos posible. Reconozco que yo me quedé helada, no me lo esperaba y mi colega me dijo que no me preocupase, que los 20 euros en copas nos los gastabamos en otra parte, que sobran sitios. Y esa actitud es la que me gustaría enseñarle a mi hijo, porque le va a pasar fijo en algún local regentado por RACISTAS.

      • Pues sí, está claro. Una denuncia tampoco habría venido mal, quizás…

    • Hola, lo primero mil gracias por este post no sabes como me hubiera venido en algunos momentos.
      Yo tambien tengo una hija Etiope de 9 años. Somos de pamplona y aunque tenemos relacion con gente de distintos paises no es lo habitual. Ella era lider en sus primeros años de cole por su caracter (fuerte y de mucha personalidad) por sus vivencias y su vida en su país de origen es una luchadora donde solo sabe ganar..
      Pero en realidad ese liderazgo ocultaba algo muy básico ella NECESITABA ser lider que le adoraran que le siguieran ¿porque? porque tenia miedo era distinta.. su pelo su cara su cuerpo… y eso le hacia sentirse inferior y la única manera de sentirse bien era siendo la ganadora, la lider… ahora con 9 años ya no es tan lider porque empiezan los problemas de es que eres negra y no eres tan guapa como…. o es hueles distinto ¿no? … son cosas que ahora le hacen cada vez mas pequeña ante los demas..
      Solo quiero apuntar que mi hija por lo menos sabe lo que es ir a una plaza con columpios que estaban con otros niños y de derepente quedarse SOLA … y eso que ella tiene un caracter increible y lo lleva lo mejor que puede pero SUFRE y mucho mucho todas las noches lo noto y lo siento…

      • Ostras… es tremendo. Esto por ahora no nos ha pasado en casa, mi hijo nunca ha sufrido desbandada por su color, pero lo que explicas del liderazgo… y del racismo… me es de lo más familiar.

  10. Madre de Marte muchisimas gracias por este post. Te lo agredezco como madre y como educadora ya que a veces no se como explicarles esto mismo a mis compañeros maestros/as cuando alguno me dice la frase : “son cosas de niños”… y yo intento hacerles entender que el racismo no es cosa de niños sino de la sociedad y que nosotros tenemos una de las llaves para cambiarlo.

  11. Antes que nada felicitarte por el blog, hace tiempo que lo leo pero nunca habia escrito. Estos dos útlimos post me han dado mucho que pensar pues me recuerdan situaciones que ha vivido mi hijo mayor y otras que yo siempre temo cuando las va a vivir. Cada vez que yo he comentado con un adulto el tema de que a J. le hayan llamado negro y com le ha afectado, siempre me he encontrado con la misma respuesta, han ninguneado lo que sentía mi hijo alegando como tu dices , pues mira y a este le llaman gafotas y al otro bajito y qué, son cosas de niños! (curiosamente siempre hacen la misma comparacion, las gafas y la altura!!). Es una de las frases que mas odio en el mundo “SON COSAS DE NIÑOS” y bajo este paraguas parece que tengan libertad para hacer y decir lo que les de la gana!. yo he tirado la toalla con otros padre y ya no comento ciertas cosas pues acabo pareciendo una paranoica sobreprotectora o eso es lo que me hacen sentir.
    y estoy harta de intentar “educar” a ciertas personas…Respecto a lo que dice Alacena de que deberian tener apoyo de su raza estoy totalmente de acuerdo con ello. Para mi es importante que mis hijos tengan referentes negros adultos mas allá de Eto , Michael Jordan o Denzel Washington. Que sus referentes sean personas reales con las que pueden hablar , y tenemos la suerte de tener amigos adultos negros que viven aquí e incluso el año pasado organizamos unos talleres de distintas disciplinas para acercar algo de la cultura africana a nuestros hijos. No es facil pero es importante y ellos lo agradecen muchisimo.

    • Los comentarios de los niños contra el negro, el gordo o el gafotas, pueden ser cosas de niños; la tolerancia de los adultos al respecto no lo es. Para mí lo preocupante es que las personas adultas no vean la necesidad de corregir a sus hijos, de educarlos… implícitamente (a veces explícitamente también) les dicen que está bien, que no pasa nada por ser racista…

      Creo que vivimos cerca… si volvéis a organizar talleres de este tipo, ¡avisad!

  12. A mi lo que me resulta muy dificil es que en mi circulo de amistades haya alguien negro adulto, de origen inmigrante y no de adopción, en el caso de Alacena es evidente, pero si no te coincide gente en el trabajo, o amigos de amigos como en el caso de mis amigos de china,o en los padres que llevan a sus niños al futbol como el mio, pues tampoco voy a parar a algunos vecinos e invitarlo a cenar en casa porque sí.
    Complicado,lo que está claro es que si me coincide,por supuesto que aprovecharía la oportunidad.

    • Sí, a mí me pasa lo mismo: crecí en una España muy blanca, en mis entorno profesional no hay personas de otras razas… sí los hay en el barrio, en el colegio, y lógicamente, me relaciono, con unos más que con otros (igual que me sucede con las madres y padres blancos), pero no es fácil (para mí) forzar la situación… Le sigo dando vueltas.

      • yo si forzé una relación con una chica negra…. cuando se suponía que adoptaría en costa de marifl busqué a alguien de ese país que quisiese ser mi pareja lingüistica… omnium cultural que era quién se encargaba de buscar las parejas lingüisticas, me dió el contacto de una chica marfileña…. resultó que ella ya hablaba bien catalán y no necesitaba aprenderlo pero nos fuimos viendo y a día de hoy somos amigas, a menudo vamos a su casa a comer y ella y su familia (ella negra, marido blanco, hijo mulato, sobrina negra que vive con ellos de reagrupacion familiar) vienen a la nuestra… mi hijo me habla muchisimo más de ellos que de otros amigos que quizá vé más … así que intuyo que está a gusto cuando nos juntamos… incluso se ha dado el caso que hemos ido sin los maridos, así que la unica blanca del grupo era yo…
        Pero está claro que en nuestro entorno hay muchisimo más blanco que negro.

      • Pues es una buena idea, la verdad.

      • Yo también me esfuerzo por relacionarme con gente africana. Por suerte, para vivir en un pueblo pequeño, tenemos bastantes .
        Intentamos ir a todos lo saraos q se organizan relacionados con Africa y noto q a mi hijo le sienta bien.
        Pero tampoco hay asociaciones, cafeterías donde poder acudir habitualmente.

    • Yo sí lo he hablado en alguna ocasión con algún padre y madre adoptivos. Cuando inicié trámites de adopción lo hice muy ingenuamente, como todos, pero intuitivamente decidí hacer nuestro ofrecimiento al país de mi esposo, pensando que el compartir rasgos raciales podía facilitar la vinculación del niño, sin hacer tan visible el hecho adoptivo.
      Con los años he observado lo importante que es la integración en la vida cotidiana de otros referentes raciales. No tanto por la visibilidad de la adopción sino por el manejo normalizado del racismo.

      En mi caso, la última vez que tuve una conversación al respecto con otra madre blanca de niñas negras, intenté hacerle ver que era una necesidad para sus hijas. Su respuesta, argumentada, era que en su entorno cercano no había negros, más allá del mantero o el inmigrante con el que no encontraba puntos en común (vivencias, intereses, clase social…) que facilitaran un acercamiento y posterior amistad real, que no sintiera “impostada”.

      Mi respuesta ante este argumento es que hay que hacer obligatoriamente el esfuerzo de buscar “iguales” que sean de la misma raza que nuestros hijos, a los que valorar y admirar sinceramente, y establecer relaciones con ellos. Internet ayuda mucho. Yo he creado y alimento relaciones de afecto y admiración sincera con personas con las que comparto intereses que si no fuera por internet no conocería. Estoy segura de que eso nos pasa a muchas de las que estamos en esta conversación. Sólo es cuestión de “planearlo” un poco teniendo en cuenta el factor racial:

      ¿Te gusta el “petit point”? pues busca un blog o una asociación de “petit point” en el país de tus hijos con los que compartir patrones online de diseño tradicional, o mejor aún entre la población emigrante, e intenta apuntarte a las reuniones que se realicen en relación a ese hobby. ¿Eres maestra? Pues infórmate sobre profesionales que están buscando formas alternativas de enfrentar retos comunes de la enseñanza en el país de orígen de tus hijos, y participa en la conversación para enriquecer sus proyectos o hacer más completos los tuyos. ¿Neurocirujana? Seguramente haya profesionales valiosos con los que colaborar, congresos a los que acudir o a los que invitar… ¿Periodista? Con algo de investigación podrás intentar cubrir algún evento o acto en el que preveas que habrá otros compañeros de profesión corresponsales de la misma raza que tu hijo, para “coincidir casualmente” con ellos. Etcétera. En México ésto se llama “ponerse en el ponedero”, es decir, colocarse consciente y premeditadamente en una situación en la que pueda ocurrir lo que quieres que pase.

      Hacer amigos nuevos, salir del área de confort de nuestro entorno habitual requiere un esfuerzo consciente y grande por nuestra parte. Nuestros hijos necesitan ese esfuerzo de nosotros. No hacerlo, con las herramientas que existen ahora mismo, no es explicable.

      • Perfecto Raquel, impecable y esta idea la iba a escribir pero como se me hizo tan largo el escrito pensaba hacerlo en otro momento, así que me lo ahorro porque ya has dado las claves tu como si fuera yo, que conste que cuando he querido saber o enterarme de cosas interesantes para mis hobbys he hecho lo mismo, me he apuntado a foros, etc…….. terminas conociendo a mucha gente, se me ocurre que mañana (porque hoy es muy tarde) les voy a dar una relación de grupos, páginas y foros en donde pueden intentar apuntarse para recibir noticias y eventos que hay en muchas ciudades, no son de adopciones lógicamente, son grupos afroespañoles y africanos, bueno…….. si a Madre de Marte no le importa, porque son muy interesantes de verdad.

      • ¿Cómo me va a importar? Absolutamente encantada, todos los recursos, herramientas, ideas… que podamos aportar serán bienvenidas.

  13. Absolutamente de acuerdo, no es lo mismo….
    Pero en el mundo de los niños, llevar gafas, ser gordo o negro…si puede ser lo mismo.

    • Sí. Pero luego crecen… y no es lo mismo.

    • Exacto p.; has dicho lo que pensaba yo. Yo creo que los niños lo pueden vivir igual. Por eso (y aunque soy consciente que en el mundo de los mayores no es o mismo) me gusta la respuesta de ese padre: es negro, y qué? y tu llevas gafas, y qué? El problema es el mundo de los mayores y como les influímos. Muy buena la lista!!

  14. alacena dijo:

    Algunas otras cosas y esta vez agradables de leer, hace poco íbamos mi hijo y yo con un amigo suyo blanco por la calle, entramos a una cafetería tomar una caña porque hacía mucho calor, entramos y todos eran blancos menos uno que estaba en la barra con una chica, inmediatamente se vieron y me di cuenta que con los ojos se reconocieron, se saludaron e intercambiaron dos palabras y después cada uno por su cuenta, nos sentamos y el amigo le preguntó que si lo conocía, mi hijo le dijo que no, primera vez que lo veía, entonces el amigo le preguntó que porque lo había saludado si no lo reconocía, mi hijo con una sonrisa sardónica y esa fina ironía que a veces le sale, esas que solo él sabe poner y decir le dijo “Fulanito, todos los negritos nos saludamos cuando nos vemos” recalcó la palabra negrito con toda intensión, el otro se quedó un poco perplejo y le preguntó porqué saluda a gente que no conoce, a mi hijo estas cosas le repatean un poco, así que le dijo “si tu estuvieras en un país en donde hubiera poca gente como tu ¿saludarías a alguien si te lo encuentras? el amigo no contestó y pasó a hablar de otra cosa, se ve que su cerebro no dio para mas.

    Mi hijo se relaciona mucho porque tiene un don de gentes tremendo, pero al igual que se relaciona con los blancos casi por imposición social en el sentido que aquí somos mayoría blanca, igualmente tiene un amplio circulo de amigos de otras razas y otros países, a veces me sorprendo cuando voy por la calle con él y va todo el rato, hola, adiós, hola, hola, adiós, cuando nos cruzamos con la gente sea blanca, negra o de cualquier otro color, son conocidos unos y amigos otros, pero me sorprende gratamente sobre todo cuando se para a saludar y me presenta, “Menganito, esta es mi madre”, “encantado señora” y resulta que unas veces son de Guinea, otros de Cabo Verde, otros de Angola, o de Brasil o de Camerún o de cualquier otro sitio, también me sorprende que algunas veces alguno de sus amigos que me conoce por primera vez se quede a su vez sorprendido de que su madre sea blanca……… le he preguntado alguna vez a mi hijo, ¿y como es están tan sorprendidos? “mama por favor, mírate y mírame” confieso que me fastidia un montón que no me reconozcan aparentemente como madre, así que muchas veces me he sorprendido buscando los parecidos entre nosotros dos, tiene mi nariz pero un poco mas ancha, tiene mi boca y mi barbilla, pero ahí acaba todo, le puede parecer una estupidez esto que les cuento, También alguna vez algún amigo me ha dicho cuando me han conocido “¡¡¡pero que blanca eres!!!” no me imaginaba que tuvieses una madre tan blanca” esto no me molesta porque no tomo el sol nunca porque no me gusta achicharrarme, ¿parece una incongruencia verdad?.

    Asiste por su propia cuenta a fiestas o reuniones que hacen los africanos en general, creo que ahí es donde se siente mas a gusto y mas reconocido como ser humano, no se lo he preguntado pero es mi impresión.

    El primer colegio en el que puse a mi hijo, tenía cuatro años, no pude ponerlo antes por sus alergias, lo tuve que quitar, era una guardería de niños de su edad año arriba año abajo, lo tuve que quitar porque continuamente me llamaban las cuidadoras para darme las quejas de que siempre se estaba peleando, al principio me lo tomé como que mi hijo empezaba a tener un carácter agresivo y lo tuve que llevar a un psicólogo, pero el psicólogo me dijo que no era agresivo, que solo se defendía, yo extrañada le dije que mi hijo nunca me explicó de que tenía que defenderse, solo me decía que los otros niños eran malos y yo lo reprendía para que no se peleara, por lo visto el recibía constantes golpes e incluso palabras malsonantes que no repito, me quedé un poco alucinada y fui a hablar con las cuidadoras a ver que pasaba según la óptica de ellas y sorpresa, si que sabían que lo que pasaba pero no le daban importancia porque para ellas era cosas de niños, pero lo que realmente me hizo quitarlo de ese primer centro fue que tanto los otros niños como las mismas cuidadoras no se referían a el como X+1,no, se referían a él o lo llamaban “negrito”, era el negrito, las reprendí y les pregunté que porque no lo llamaban por su nombre, sobre todo para que el resto de niños no tomaran el ejemplo, me dijeron que era lo mas fácil porque era el único, después de quitarlo de ahí lo puse en un colegio público y antes de una semana también lo tuve que quitar, no sin antes hablar con la Directora del colegio y darle una tremenda bronca, llegó a mi casa el tercer día con la ropa toda hecha jirones, cortada y sucia, le pregunté y no me supo decir que pasó, al otro día llegó con calvas en la cabeza, eso me puso ya que no pude y la única explicación que me dieron es que jugando se lo hizo el mismo, imposible, así que intenté llegar al fondo del asunto y resulta que fueron los compañeros del colegio, lo cogieron entre varios e intentaron hacer de barberos, la directora no le puso importancia a estos hechos, para ella fueron travesuras, les pregunté que por que a el y no a otro, que si no vio lo que había pasado y las condiciones en las que salió del colegio pero no supo responderme, me fui a la consejería de educación y tampoco obtuve nada de nada, así que entró en su último colegio con seis años, un colegio multirracial buscado expresamente, habían hindues, negros, japoneses, sudamericanos y blancos, ahí se acabaron la mayoría de los problemas, había algún que otro gracioso de turno pero ni punto de comparación con los otros dos centros, ahí pasó por la EGB y terminó el Bachillerato,

    Seguro que se preguntarán porque no nombro a mi otro hijo mulato, la razón es muy sencilla, al ser de piel blanca nunca ha tenido ningún tipo de problema en ninguna parte ni con nadie, incluso muchas veces la gente no se cree que sean hermanos, por eso no lo nombro, pero me fastidia que siendo los dos mulatos uno sufra y haya sufrido las consecuencias de su color y su hermano que es blanco y de pelo castaño, simplemente por la apariencia se haya ahorrado y se ahorre todas las malas vivencias de su hermano.

    • Gracias, tu hijo parece ser alguien a quien apetece conocer!! Me recuerda en lo sociable, a mi hijo mayor, B., que también saluda / conoce a todo el mundo, y espero que mi hijo, como el tuyo, sepa gestionarse sus relaciones y su espacio a medida que vaya creciendo, aunque por poco que pueda, le ayudaré poniendo las primeras piedras desde pequeño.

      Tremendo lo que cuentas del cole… me parece terrible. Mis hijos (entonces sólo B.) no entraron en el cole que yo quería, sino a otro más “convencional”, público, del barrio… en un principio me dio rabia (me gustaba infinitamente más la línea educativa del otro), pero a la larga le he visto las ventajas… y no es una ventaja menor el hecho de que es un colegio que tiene mucha población inmigrante, de muchos orígenes y colores distintos. Recuerdo que la madre (adoptiva) de una niña negra (nacida en Madagascar) del colegio que yo quería en un principio me comentó una vez “qué pena que B. no haya entrado, si estuviera él, T. no sería la única niña negra del colegio”… y se me pusieron los pelos como escarpias.

      Tener dos hijos de colores distintos (a mí también me pasa) puede ser una riqueza para la familia… pero también hace mucho más patentes las diferencias de trato que reciben cada uno de ellos. Cuando la gente me dice “pero mujer, ¡esto no será porque es negro!” (que le hayan preguntado si había cogido algo en una tienda, por ejemplo), siempre remarco que a mi hijo mayor le pasan estas cosas… y al pequeño no.

    • Alacena, nosotros vivimos en un barrio intercultural fuera de España. Aquí hay muchos negros y mi grupo familiar es muy visible por lo llamativo. También nos saludan muchos como si nos conociéramos y perteneciéramos al mismo club. Los niños van a colegios internacionales hipercaros o hacen homeschooling. Realmente no es nada fácil, la mayor parte son gente soltera y los pocos grupos familiares que hay suelen ser militares con sus propios clubs, colegios, parques,etc , voy a pensar cómo hacerlo mejor.
      Mi hija es la única negra de la guardería (hay una mulata pero no lo parece), y mis mellis son los únicos blancos de la guarde. No lo hemos llevado mal ninguno, la verdad. Pero ella necesita ese contacto.

    • El verano pasado tuvimos a una chica africana en casa. Nos hacía gracia (a ella tb) como la miraban cada vez q nos cruzábamos con algún otro negro! Se saludaban o se sonrreían.
      Otro amigo africano tb suele ir saludando a todos con los q se cruza…puede q sea un “compañerismo” q otras etnias no tienen?

      • Yo vivo en el extranjero y cuando me cruzo con españoles les saludo. No es genético ni nada. Es que me apetece.

      • Yo no he vivido en el extranjero, pero en mis viajes me ha sucedido lo mismo, en ocasiones… pero esta “simpatía” no se hacía extensiva a todos los blancos, tampoco sé si los negros saludan a todos los negros o a los que pertenecen a su etnia…

        En cualquier caso, yo creo que en general, muchos negros (habrá excepciones, claro), son más sociables, es decir, ven como una cosa normal hablar con personas desconocidas en un medio de transporte, una tienda… Yo que soy bastante “africana” en este sentido (sociable y también muy curiosa), he entablado muchas veces conversación con personas negras en el tren, por ejemplo (o con personas árabes, que también tienen una amabilidad poco vista en Europa; sin ir más lejos, este sábado, que estuve charlando con un libanés), y lo que te dicen es que la mayoría de europeos somos antipáticos y estirados, que no contestamos cuando se dirigen a nosotros, o lo hacemos con monosílabos…

      • Totalmente de acuerdo, aqui mis colegas nos dicen que somos estirados, antipaticos, porque es verdad que en este pais (the smiling coast of Africa) sonrien mas a menudo que nosotros, y se saludan todos por la calle (nos saludamos todos, pero sobre todo con ellos, con los blancos no nos saludamos tanto). Al principio es un poco heavy tener que ir saludando a todo el mundo cunado vas a por el pan, pero al final te acostumbras y lo agradeces, aprendes de esta cultura. Cuando vuelvo a Espana, y me tomo un cafe en el aereopuerto de madrid, y el camarero no me dice ni buenos dias sino que me echa el cafe en la barra y casi que me ladra…me pongo enferma. Lo mejor de todo, mi hijo de 2 anhos y medio va por la calle dando la mano a todo el mundo, como se hace aqui.

  15. Mi hija mayor asiste al mismo colegio que asistí yo. Está en este colegio por muchos motivo (laico, bilingüe, liberal, mi propia experiencia positiva). Pero antes de matricularla le pedí un catálogo del colegio a una amiga y fui foto por foto desde primero de Educación Infantil hasta Segundo de Bachillerato contando los niños que había de otras razas. Si mi hija hubiese sido la única de otra raza confieso que por mucho que me gustara el colegio NO la habría matriculado.

  16. Conversación con mi hija (mulata):
    _”mama yo de mayor que haré: cogeré fruta o seré cantante?”.
    _ pues podrás hacer lo que quieras, ser profe, peluquera, médico o cajera del super
    _ “Has visto alguna vez un médico negro o una profe negra?? Mami creo que no se puede…”
    _ Hombre el presidente de américa es mulato y es uno de los que mas manda del mundo…
    _ Mamá que esto no es América (y se rió)

    Aún lo estoy digeriendo

    • Empieza a buscar profes y médicos negros para presentarle en cuantito puedas :-/

    • Jo… Esto es lo que nunca le pasa a alguien con quien se meten por gordo o “gafotas”.

      Varios adoptados negros adultos me han contado (o les he leído) lo que representó para ellos llegar, en la adolescencia / primera juventud, a ciudades como París o Londres, donde hay negros, asiáticos, etc… en todos los estamentos sociales. Nosotros seguimoos viviendo en una sociedad donde los negros cogen fruta, venden en la calle… o en el mejor de los casos, son modelos como deportistas o músicos…

  17. ana belen dijo:

    Me parece que lo estais llevando al extremo,todo el mundo no es igual y atodo el mundo no le duelen las mismas cosas por igual,esto quiere decir que lo que ati no te duele a otro lo destroza y no se en que mundo vivis,donde yo vivo eso ya no existe hace muchos muchos años y de tofas formas cuando se quiere a alguien todo lo demas no importa

    • ¿En qué mundo el racismo no existe desde hace muchos años? Porque desde luego no es en la España de 2013. Y si algo aprendemos los padres adoptivos es, justamente, que el amor no lo cura todo, que no es suficiente (aunque es fundamental).

    • Bueno, yo creo que ser discriminado por ser quien eres le duele a todo el mundo… Otra cosa es que las personas se resignen (y uso esa palabra evitando la palabra “acostumbren”, porque creo que a eso nadie se acostumbra), o lo asuman, o se aguanten porque no les queda otro. Y, sí estoy de acuerdo en que el nivel de dolor, de tolerancia o de frustración cambia de una persona a otra, pero no creo que nadie eligiera, libremente, ser discriminado por algo como su color de piel.
      Ana Belén, me alegro mucho que en tu mundo no haya racismo. ¿Cuál es? Porque estoy dispuesta a mudarse ahora mismo: hago las maletas y me planto allí en un mes, prometido.
      Y claro que importa el racismo, no importa cuánto quiera yo a mi hija. Porque mi amor no la protege de las cosas que ha tenido y tendrá que sufrir.
      Por último, querría hacerte una pregunta personal, que, por supuesto, no tienes por qué responder. ¿Eres blanca? ¿De aspecto caucásico? Y es que a menudo recuerdo y reitero una frase que leí hace tiempo, “sólo los blancos pueden permitirse el lujo de sentirse culpables por el racismo”. Y, más aún, el lujo de pensar que el racismo no existe.

  18. Miguel Ángel dijo:

    Hola. Quisiera hacer una puntualización: este análisis está hecho por tí, que eres adulta. El valor que tienen para un niño o niña, las burlas de otro niño o niña, por ser “negro” “china” “gordo” o “gafotas” es el mismo, y su vivencia de la burla también es igual, a edades tempranas, es decir, hablando de niños sin llegar a la adolescencia. Deja de serlo a partir de cierta edad, pues el entorno en que vivan les hará atribuir mayores o menores acepciones a cada objetivo. Pero es algo con lo que se vive y convive en el mundo infantil.
    Algo a evitar, por otra parte, por profesores y padres, mediante una buena educación.
    En los colegios hay niños que se burlan de otros, otros no se burlan de nadie, sean o no víctimas. Se trata de educar a los “burlones”.

    Por otra parte, los adolescentes también pueden y deben bromear (que no hacer rabiar ni acosar).

    Y ya te digo, me preocuparía en un entorno a partir de cierta edad y cierto conocimiento por parte de los infantes. Las bromas como tales hay que aprender a hacerlas y a aceptarlas, siempre y cuando se sepa lo que es una broma y lo que deja de serlo para empezar a hacer daño.
    Y en cuanto a educar, no solamente a los burlones, sino también la sensibilidad de quién recibe la broma, para que no resulten heridos por bromas, siempre y cuando sean solo eso, y no un caso de bullying, que no tiene nada que ver, pues es algo más complicado y emocional.

    • Miguel Ángel dijo:

      Perdón, en donde pone “objetivo”, debe leerse “adjetivo”.

      Gracias.

    • Sí, por supuesto que puede doler igual. Te lo digo yo que lo sufrí en mi propia carne. Y en ambos casos hay que afrontarlo, corregir a quién se burla y arropar al burlado, y hablar de respeto a los demás, de diferencias, de educación… pero en el caso del racismo, hay que hablar también de racismo. Porque la tolerancia con el racismo infantil (el considerarlo “cosas de niños”) no deja de ser un reflejo de la tolerancia que hay con el racismo en general en nuestra sociedad.

      • Miguel Ángel dijo:

        Hola de nuevo 😀
        No tengo la misma opinión… como te he dicho antes, todo a su edad… no creo que sea bueno ni producente hablar de racismo a los niños pequeños, sino de igualdad. Y también de aceptar las bromas, de saber hacerlas y de no darles importancia mientras sean eso, bromas, no acoso, que es otro cantar. Curiosamente, cuando un niño, o un adulto, da demasiada importancia a una broma, la reacción del entorno suele ser repetirle la broma y, de una cosa sin importancia acaba evolucionando la situación en acoso.
        Yo era gordo y gafotas de pequeño, mi hija es china por adopción, y por supuesto que ya le han llamado “china mandarina”, y va al cole feliz de estar con su clase y con sus amigos y amigas. Ya tiene 10 años. Espero que no le siga importando que a veces la llamen así, o que le bromeen de que ve mal o de que se fija mucho… Sigue feliz, sonriente y esforzandose en los estudios.

        Solamente decir que el racismo es un problema adulto, no infantil. Al menos no es un problema infantil hasta que un adulto hace de ello un problema. Pero ojo! El acoso sí puede ser un problema infantil.

        Lo repito: entre niños, no hay diferencia entre llamarse gordo, delgaducha, negro, china o gafotas… Y enseñando a bromear, a respetar, a aceptar, y a ser iguales no se crean problemas. Y puede que hablándoles de racismo sí se creen problemas. ¿Por qué? Pues porque lo que está haciendo un niño diciendo “Negra, más que negra” no tiene nada que ver con el racismo. La mayoría de veces, la niña negra le pedirá la goma de borrar en clase al que le ha insultado y el otro se la dejará la mar de contento. Eso es al menos lo que pasa en el colegio de mi hija y en otros de los cuales conozco el entorno. Luego uno le dice al otro si irá a la fiesta de otro niño o no, y el otro contesta ilusionado que sí, o se chocan las manos cuando salen de clase por algún asunto suyo, etcétera.

        A los niños hay que hablarles de racismo, sí, pero a su debido tiempo. Y en los casos apropiados, cuando realmente ese insulto pueda provocar un problema real, de acoso, o de verdadero racismo. No hay que hablarles de racismo por el hecho de que uno le diga “china” a la otra. Una broma es una broma, y racismo es racismo. Y cuando se le da una importancia que no tiene a un hecho, importancia además difícilmente comprensible para un niño, lo más seguro es que provocaremos un problema.

        Los niños llevan “en sus genes” meterse con los compañeros, es una forma de diversión mútua que, en su justa intensidad, no es diferente de un partido de fútbol, o de jugar al pañuelo… y les prepara para la vida y para relacionarse con los demás y saber dónde están los límites de las relaciones personales (y todo eso sin darse ellos ni cuenta). Y es sano para ellos que lo hagan y también positivo. No se les debe privar de eso. Sí se debe vigilar la intensidad de sus juegos y, por supuesto, de sus bromas.

        Una última cosa: explicar el racismo no es tan facil como pueda parecer, y mucho menos a niños pequeños. Ojalá fuese tan fácil todo como que explicándolo ya no hiciesen estas bromas… Así que se puede hacer más mal que bién. No se trata de adaptar las definiciones a niños de 7, 8, 9 o 10 años… Puedes explicar lo que ha sucedido por culpa del racismo, la historia… pero de ahí a que una broma de un niño derive en racismo hay un verdadero abismo. Y es más: es muy improbable que ocurra si le damos la importancia justa a las bromas. Es mucho más probable que ocurra si le damos más importancia de la que tiene.

        Y con todo el respeto lo digo, pero aunque diferente, es solo mi opinión. Y es un placer que hayas creado este espacio para poder hablar y debatir. Un saludo

        P

      • No puedo estar más en desacuerdo contigo.

        Yo creo que hablar de racismo es inevitable cuando tienes hijos de otras razas (también deberíamos hacerlo con hijos de raza blanca, por otra parte). Es la única forma de explicar las reacciones y respuestas que reciben de su entorno, no sólo de los otros niños, sino de los adultos.

        Si uno no sabe cómo hacerlo, hay bastantes libros en el mercado que pueden ayudar. Aunque nosotros solemos reflexionarlo a partir de nuestras propias vivencias al respecto, que no son pocas.

        Si el racismo es un problema de adultos, ¿cómo preparamos a nuestros hijos para enfrontarse a ello como adultos si hacemos ver que no existe o que no tiene ninguna importancia?

        “Una broma es una broma”… Yo creo en el derecho de la víctima de la “broma” a decidir cuando lo que está recibiendo no tiene importancia y cuando sí la tiene, cuando le molesta y cuando debe responder a ello. No creo que les hagamos ningún favor a los niños, reciban las burlas, comentarios, chanzas… que sean, minimizándolas, quitándoles importancia. Y además creo que demuestra muy poca empatía.

  19. naidelúa dijo:

    Muchas gracias madredemarte por este artículo. Y también a todas/os los/as que habéis expuesto vuestras opiniones. Soy profesora, hago guardias en el patio, escucho y atiendo a quejas de toda índole, y jamás he mirado hacia otro lado ante una actitud racista. He tenido que escuchar muchas veces esas comparaciones de las que habláis por parte de mis colegas , así que, como me ha parecido muy bueno el artículo, lo he imprimido y lo he colgado en el corcho de la sala de profes, en un lugar bien visible.
    Por cierto ,los últimos dos “conflictos” de patio, con intervención de dirección e incluso de las familias, han sido “protagonizados” por dos peques negros adoptados ( en el papel de agresores) . ¿Significativo?
    Soy madre adoptiva de una niña de origen chino, pero tengo claro que mi papel en la escuela no es la de “madre sensible con los diferentes” como me han llegado a decir, sino el de una profesora responsable y comprometida con su trabajo. Y una de mis tareas es educar en la igualdad de derechos y en el respeto a las diferencias individuales. No entiendo mi profesión de otra manera.
    Saludos

    • Sí, yo creo que es significativo. Creo que cuando estas cosas tienen de forma habitual a protagonistas que son adoptados y de otra etnia, hay que tener en cuenta dos elementos: las dificultades que muchos niños adoptados tienen para regular sus emociones (debido a las carencias de su primera infancia) y cómo se puede paliar este déficit; y las agresiones racistas que sufren a menudo y que muchas veces el personal docente y no docente minimiza o “no ve”.

      Seguro que muchos de nuestros hijos agradecerían tener una profesora como tú, que considera la responsabilidad y el compromiso piezas fundamentales de su trabajo. Con suerte, encontrarán en su vida los suficientes de estos y les dañaran poco los otros, que también los hay…

    • Olé, Nai de Lúa! 🙂

  20. Gracias por el post. Creo que tienes razón. Hay un video en el que relucen los efectos en los niños del racismo en la cultura (en este caso en México). Es un video excelente. http://www.youtube.com/watch?v=Z341bBS7oj0. También te comparto una microhistoria que se basa en una experiencia real que tuve hace poco: http://laletraenfuga.com/2013/05/24/miradas-desiguales/

    • Me parece muy ilustrativo el microrelato. Si no te importa, lo comparto en el blog, me parece que esta historia es muy, muy reveladora, de lo que estamos hablando estos días.

      • No, claro que no me importa. Al revés, te lo agradezco. Creo que es muy importante que tod@s tomemos consciencia de estos “detalles” que nos muestran el bagaje de prejuicios que cargamos. Y gracias por tu blog, es excelente. Me pasaré a menudo por aquí. Saludos.

      • Gracias a ti. Un abrazo.

  21. Adimiro que hayas hecho una introspeccion y te hayas desahogado “desde tu experiencia”
    Ahora bien, el que generalices tu punto de vista, no es tan apropiado, pienso yo, ya que hay muchos niños y adolescentes con sobrepeso, que cambiarian su color de piel o cualquier caracteristica fisica “normal” por su defecto que le afecta a la salud, porque siendo realistas y sin reparar en el pasado de la esclavitud etc.. el color de piel no habla de una mala salud, ejemplifico para que se entienda, a un niño de color le dicen “negro vete de aqui” y estan discriminando, efectivamente su “esencia” pero no se estan metiendo con una efermedad o patologia, en cambio si alguien se mete con una persona que sufre sobrepeso, entonces si que ese niño o adolescente o bien adulto esta sufriendo un daño emocional porque la gente discrimina su enfermedad o dolencia, perdon por la expresion pero ser negro no duele y en cambio una persona con sobrepeso posiblemente sufra de reflujos, ansiedad,etc..
    Si es cierto que las personas de color son personas que en la sociedad clasista en la que vivimos pueden tener grandes problemas. Pero no debemos olvidar que no es una enfermedad, el sobrepeso u obesidad si lo son. y dicho todo esto, yo opino que la falta de respeto hacia una persona de color, hacia una persona con sobrepeso o hacia alguien que lleve gafas, es incomparable me parece burdo comparar quien sufre mas….. depende de cada uno siempre, puede que el niño de color tenga una autoestima desbordante y le de igual lo que digan de el y puede que un niño con gafas, venga con problemas de casa y en el colegio se meten con el y eso le destrozara su integridad personal. TODA FALTA DE RESPETO ES IGUAL DE MALA.
    YO NO VEO LA DISTINCION ENTRE METERSE CON UNA PERSONA DE COLOR O METERSE CON ALGUIEN QUE LLEVE GAFAS O TENGA SOBREPESO.
    Te aconsejo amiga, que releas tu post y que lo completes con algun punto de vista mas objetivo.
    Un saludo.

    • Gracias por tu punto de vista. Como he dicho en comentarios anteriores, las semejanzas existen, sino, ¿qué sentido tendría hacer la comparación?, pero las diferencias también. Precisamente de ellas, trata el post.

      La última frase de tu comentario me parece de lo más faltona, por cierto. El resto me parece interesante, aunque obviamente, no comparto tu opinión.

  22. Que mediocres son aquellos que no saben lo que realmente significa ser indigena ya que el termino “INDIGENA” hace referencia a un sujeto o grupo de personas que son originarios de un determinado, que siempre estuvieron ahi y que no emigraron desde otra parte del mundo, por ejemplo el 99% de los ALEMANES son indigenas ya que no llegaron desde otros paises sino que todos pertenencen a ese lugar, por otra parte los europeos que viajaron al nuevo mundo ya no serian considerados como indigenas ya que son solo emigrantes, otro ejemplo mi abuelo es aleman entonces el es considerado indigena pero en su pais,y mi padre y yo que nacimos en sudamerica ya no pertenecemos a Alemania y no somos indigenas ya que nacimos en un pais extranjero pero no somo originarios de el.

  23. Me ha gustado mucho este debate, me guardo la página porque da para muchas pensadas. Hay comentarios, los que tenéis que aguantar vosotros y vuestros hijos, que ponen los pelos de punta y generan un sentimiento de impotencia indescriptible. Entre todos tendremos que actuar en pequeños ámbitos para lograr grandes cambios en la sociedad. Gracias a todos los que habéis participado y ya estáis actuando.

  24. En general, estoy de acuerdo. Como obesa, hay algunos puntos en los que no coincidimos. Una cosa es tener unos pocos kilos de más, y otra muy distinta es ser hiperobeso. Tampoco al lado de un hiperobeso quiere sentarse nadie en el autobús. Una persona negra no tendrá dificultades para conseguir ropa que ponerse, un obeso sí. Un obeso tiene más dificultades para conseguir trabajo y hasta los médicos te discriminan dando por sentado que cualquier problema de salud que tengas es por tu obesidad sin examinarte antes ni tener en cuenta tu historia clínica (me ha pasado). Y eso trae consecuencias graves, como las que padezco ahora en la espalda después de haber bajado 30 kilos porque no fui atendida como debía en su momento. El obeso no pasa desapercibido en la calle, es objeto de burlas y miradas despectivas (a veces hasta con asco) y de comentarios hirientes. El problema no me parece que sea si lo que se discrimina es a alguien por su color de piel o por su aspecto físico. El problema es la discriminación y punto. No debería existir ningún tipo de discriminación, el odio hace daño a todos, más allá del motivo y todos los niños sufren cuando son discriminados, más allá del por qué.

  25. No leí todos los comentarios, pero creo que la principal diferencia entre la discriminación por ser negro o gordo y/o usar gafas, es que ser negro es una condición natural del ser humano, es una cuestión genética. Ser gordo también lo es, pero en algún momento se puede dejar de ser gordo, al igual que usar gafas. El problema es que hubo una clase social que se sirvió de esa condición natural para dominar y subordinar, `para sacar provecho, valiéndose justamente, de la imposibilidad de modificar dicha condición, es decir, la negritud. Cobardía de su parte, pero cuánto daño nos han causado. A nadie se le ocurriría ejercer poderío sobre los gordos o los que usan gajas, porque constituye una condición transitoria en el tiempo, y no consistente a sus intereses. Respeto a los gordos y a los que usan gafas, también sufren discriminación, `pero el mayor genocidio de la historia se ejerció sobre los africanos y su descendencia…, y aún hoy lo ejercen.

  26. He leído este blog y múltiples comentarios aquí reflejados. Tengo curiosidad por saber algo: Hay médicos negros en España?
    Aún no tengo hijos, me he casado con un español y soy médico. Sin embargo tengo la sensación de que seré rechazada al buscar trabajo. Precisamente por eso, por ser negra. No llevo tanto tiempo en el país y sin embargo ya he sentido la discriminación.

    • A mí me han hablado de un pediatra etíope cerca de Barcelona; y supongo que algún otro habrá, aunque yo no me he cruzado con ninguno. Sí nos han atendido en bastantes ocasiones médicos latinoamericanos o árabes… pero negros, por ahora, no. Espero que no te discriminen por tu color y que algún día, quién sabe, quizás nos atiendas a alguno de nosotros.

  27. 🙂

  28. Sin ánimo de ofender, no le veo ningún sentido a este artículo, para empezar no me parece que aporte nada positivo el hecho de hacer comparaciones sobre qué insultos o discriminaciones son peores y mucho menos crear una lista, pero se ve que estamos en el puñetero año de hacer listas de cosas absurdas. Luego está que muchos de los argumentos utilizados en este artículo son bastante simplistas, si que se les niega el trabajo a personas gordas, y además todo esto de la gordura tiene una fuerte vinculación con el género, cuestión que según este artículo esta al mismo nivel que el racismo. Podría seguir comentando punto por punto, pero la verdad es que se me han quitado las ganas.

    • Las comparaciones absurdas son las que hace la gente que, cuando denuncias que tus hijos sufren racismo en el patio del colegio, te dicen que “también se discrimina a los gordos, a los que tienen gafas”… El artículo no es más que una respuesta a los que, intentando minimizar el racismo, hacen estas comparaciones, que, efectivamente (lo habrás visto si lo has leído entero), son absurdas.

  29. Reblogueó esto en Negra cubana tenía que sery comentado:
    Hola, intente escribirte pero no aparece ningún email. Decido reblogear esto en mi bitácora. Abrazos. Negracubana

  30. Las razas no existen entre los humanos. Empecemos por ahí para acabar con la discriminación de la que hablas!! 😉 Las palabras son importantes y pueden dar a entender que hay razones biológicas que justifiquen la superioridad de unos sobre otros.

    • Esto es muy bonito… si no fuera que no se puede hablar de racismo sin hablar de razas. E imagino que no negarás que el racismo existe, ¿verdad?

  31. Aunque muy de acuerdo con el post en cuanto a las connotaciones históricas que hacen para un sector, muy reducido de la sociedad, a Dios gracias! que los negros sean considerados como inferiores y la diferencia entre esos “defectos” como las gafas o el sobrepeso.
    Yo a mis hijos (tengo dos niños negros) les educo en que si alguien los llama negros no lo consideren como insulto (se que direis que según como te lo digan y eso), porque son negros y tienen que estar orgullosos de serlo, no pasa nada, que es igual que si alguien te llama pelirrojo, delgaducho, ect… Y que si alguien considera a mis hijos inferiores por eso, es que el problema no es de mis hijos, es de esta persona. A mi entender no hay nada más tonto que un racista (sea de la raza que sea, que no son todos blancos) una persona que predica su racismo sin complejos, es una persona ignorante y estúpida, y cualquier persona cabal que la escuche se dará cuenta de que tiene un problema.
    Yo me he topado con personas que aún sabiendo que tengo 2 niños negros, a las personas de esta raza las ha llamado “monos” delante de mi, y reconozco que ni siquiera les he dicho nada, porque realmente el que está quedando como un imbécil es esta persona y que su alardeada superioridad racial, lo único que esconde es su propio complejo de inferioridad y frustración.
    Pienso que en ignorar a este tipo de personas y en la educación que reciban nuestros hijos sean de la raza que sean, reside la clave para eliminar ya de una vez por todas el racismo, que pienso que afortunadamente es mínimo en nuestra sociedad, ahora si hablamos de clasismo, que a veces lo confundimos con racismo ya es otro cantar.

    genial el post como siempre!

    • Mis hijos están muy orgullosos de ser negro / magrebí, pero distinguen perfectamente cuando alguien quiere insultarlos… a mí no me acaba de convencer la idea de ignorar los insultos y las agresiones. Creo que es algo que evita conflictos, pero que también nos mina la autoestima… y lo cierto es que los racistas más radicales son pocos, pero que el racismo de baja intensidad está muy presente en nuestra sociedad, incluso, casi siempre, en mucha de la gente que nos rodea…

      Yo sí les respondo a la gente que hace comentarios racistas cuando yo estoy delante. De forma educada, generalmente… seguramente no cambiará su punto de vista, pero se lo pensarán antes de volver a hacer este tipo de comentarios y me ahorraré muchas estupideces.

  32. Estoy de acuerdo en que no es lo mismo, y que las connotaciones que llevan a ese insulto no son las mismas. Pero encuntro varios matices en el post que al menos en mi caso no se cumplen, por experiencia propia y de personas cercanas. Como por ejemplo:

    En ninguna época ni lugar se ha discriminado de forma general a las personas gordas. Pero resula que algunas no pueden comprar ropa en una tienda normal, no se pueden sentar en asientos con braceras (en la tarraza de un bar por ejemplo), no pasan bien por las validadoras, no les dejan jugar con otros grupos de niños, no les dejan pertenecer a algunos grupos de chavales, los humillan en el cole (o los pegan en algunos casos), no pueden sentarse cómodos en espectáculos por las sillas, los miran con cara de asco…. y es algo mucho más generalizado de lo que parece.

    Llevar gafas o ser gordo no convierte en peligroso ir por la calle solo, a según qué horas, en según qué sitios (o no más que ser delgado y tener buena vista). Ser negro sí. Una anecdota al respecto es un conocido mio que se llevó una paliza por defender a una chica gorda a la que estaban insultando y humillando en unas fiestas por estar gorda. (aunque la paliza se la llevó él y no la chica…)

    Los insultos de patio a otros niños por llevar gafas o ser gordos no suelen traducirse en fobias que tienen una continuidad en la vida adulta: nadie odia, o desprecia, o tiene prejuicios negativos importantes, hacia los que tienen gafas o hacia los que tienen sobrepeso. Siento decir que si se odian, desprecian, se tienen prejuicios importantes hacia los gordos, los he visto y vivido.

    Nadie comenta que los gordos deberían hundirse en pateras, pero si que si se suben la hundirán.

    A los negros se les niegan trabajos por ser negros. Y a los gordos por desgracia también.

    No se supone que las personas gordas o con gafas sean menos listas que los demás, o menos buenas, que sean pobres o que sea imposible que tengan un trabajo cualificado. De los negros sí. Si alguien se tira un pedo en un autobús y hay un gordo, te aseguro que la mayoría pensarán que ha sido él, a igual que si huele mal etc. Ademas os contaré, que estas navidades sin ir más lejos, me han dicho que ” estar gordo o no depende de tu capacidad mental “, toma yaaaaa!! Alucinando me quedé…

    No es lo mismo meterse con una característica física tuya a meterse con tu esencia como persona, que se te niegue el derecho a tener alma, que se te juzgue y se te aplique todo tipo de estúpidos estereotipos: sucio, vago, peligroso, mentiroso, vicioso, delincuente, feo, repugnante… 5 de siete que he oido o recivido alguna vez por estar gorda.

    El gordo y el gafotas en la calle, en el cine, en el parque de atracciones, pasan desapercibidos (YA PODRÍA SER VERDAD) y al negro, al chino, al moro se les ve y relucen en todos los lados…

    Las personas con gafas o sobrepeso no son rechazados por posibles novios o suegros. No se a cuantos oves@s conocerás pero desde luego yo conozco a much@s rechazad@s por posibles novi@s por ser grandotes…

    Es apabullante la diferencia de personas con gafas / sobrepeso y negros entre los políticos, los expertos que salen en los medios de comunicación, científicos… Creo que esto es solo cuestión de tiempo.

    Algunos pensaran: alaaaa, a donde va estaaa…. que dice…. etc.. Pero es solo un apunte. Está claro que NO ES LO MISMO, no hay la menor duda. Pero tal y como está escrito el post parece como si los que son insultados, humillados, despreciados, etc, etc, si no es por racismo es una minucia… (se que no es la intención) pero me da esa sensación (supongo que porque me toca de cerca). Y al igual que negros, otros como gafotas, gordos, feos, frikis, pobres, etc, etc han sufrido, ha habido suicidios, palizas, vejaciones, y mucha discriminación. (los ejemplos que he comentado son de gordos porque es lo que conozco) Es algo que se perpetua mediante la educación, y la educación es lo que puede hacer que esto cambie.

    Y quiero aclarar que esto que cuento pasa a mi alrededor, lo veo, y lo he vivido, y no vivo en ningún lugar extraño. Una ciudad como cualquier otra. He visto en el patio de un colegio como insultan al moro, al negro, al gordo, al lento, al feo, …… incluso al listillo….

    En fin…..

  33. MadredeMarte, la imagen de este post corresponde a la experiencia de Victoria Santa Cruz poetisa afroperuana, cuando esta compuso “Me gritaron negra” https://www.youtube.com/watch?v=754QnDUWamk#t=71 … no tiene pierde!!

  34. Mira pues se me ha pasado!!! jajajaja… Victoria tambien tuvo un hermano Nicomedes Santa Cruz poeta que afrontan el racismo con preciosas decimas con mucha gracia https://www.youtube.com/watch?v=oY6-CCbxJsw

  35. Eso de incluir ese término tan de los años 1800, raza*, ha fastidiado casi la entrada. Por lo demás, todo de acuerdo. Somos la especie* humana. Si en algún momento, quieres hacer enfasis en el color* de la piel. Di negrx o blancx, sin más… Yo soy negro y no me es ningún problema. Además, según los cientificos y recientes* estudios, las diferencias biologicas y demás de todos los seres humanos son tan diminutas que no dan como para clasificar al ser humano en razas*.

  36. Mis hijos mulatos sufren esta situación amenudo,es indignante en el siglo que estamos esto es una vergüenza.

  37. La verdad es que es un tema complicado. No me gusta hablar de razas, no somos vacas. Se usa racismo pk cuando se empezó con este tema, se consideraba que Si eramos vacas, o perros con pedigrí.
    Diferenciaría entre la discriminación por color de piel y la discriminación por grupo cultural. Se pueden meter contigo porque tienes la piel negra, o pk estás gordo…por algo que te haga diferente. Para sus diminutos cerebros, eres una nota discordante.
    Otra cosa es que vengas de otro país, y que este país no sea rico. Entonces empiezan los problemas. No es tu color de piel, es todo. Tu idioma, tu cultura…todo se cuestiona y se infravalora.
    Resumiendo, pk me lío sola: yo si creo que es lo mismo que a un peke adoptado le insulten por ser negro que por llevar gafas o estar gordo. Es una cuestión de ser diferente.
    Hablamos de racismo si cuestionan todo lo que envuelve a ese peke: padres, país, cultura, idioma…

  38. Reblogueó esto en Fuera de lugary comentado:
    Uno no es gordo, está gordo y puede dejar de estarlo. Hasta hay médicos especialistas en adelgazamiento, o medicamentos que causan sobrepeso. Pero ser negro no es algo circunstancial, no es un síntoma ni una consecuencia indeseada. Mientras no aprendamos a apreciar la belleza del negro, su piel, sus ojos o su voz, no entenderemos nada. Y hay mucha belleza en las razas negras, mucha hospitalidad en sus culturas, mucha sabiduría en sus tradiciones. De la dignidad de los indios americanos se ha hablado en algunas películas. De la fuerza moral y de la serenidad de los negros no tanto… Los orientales pueden sentirse orgullosos de sus espiritualidad o de sus artes marciales. Los judíos se sienten los más sabios. Los blancos se creen normales y mejores. Pero los negros parecen humildes, y no parecen valorarse sus capacidades de adaptación, supervivencia, arte o dignidad hasta en la miseria.
    Son todo tópicos, claro. Pero los tópicos negativos causan dolor, injusticia y nos hacen menos humanos.

  39. Añadaría, no existe una acumulación histórica de las desventajas de la exclusión a nivel intergeneracional. Esto es, familias enteras cayendo en los márgenes de la exclusión social de generación en generación.

    Y sobre las teorías: las disciplinas a las que esto se extiende es.. todo el corpus académico del conocimiento.

    Buena iniciativa.

  40. Por primera vez en mi vida veo un blog que refleja a la perfeccion todo lo que pienso sobre este tema del racismo porque al parecer hoy en dia hay demasiados estupidos por la calle que hoy en dia siguen preguntando cual es la diferencia de la pregunta que formulas o porque a los negros nos molestan que nos digan negros cuando no es eso lo que nos molesta sino como dicen la palabra negro como si ser negro fuera algo malo ese es el problema y la verdad es que nunca entendere la alta ignorancia que hay hoy en dia pero ya no me impresiona ni que la gente siga siendo tan o mas racista que antes o que marginen a los demas por ser de otro pais porque las personas cada dia empatizan menos con los demas y yo creo que las cosas no cambiaran hasta que toda la gente de los paises europeos tambien sepan lo que es ser inmigrante… sentirse discriminado , insultado y rechazado no por haber hecho algo malo sino por proceder de otro lugar.

  41. Mira que me gusta este post y recurro a él de vez en cuando. Mi hijo (blanco) viene sufriendo los comentarios de gafotas, bajito, flacucho y en absoluto lo vive con el dolor de mi hija cuando le dicen que se vuelva a su país, que no quieren estar a su lado por ser negra. Son cosas tan diferentes…Es terrible y lo más triste es que el entorno todavía lo niega y acaba afirmando que son cosas de niños.

  42. Respondo el comentario de Inmayasmina Afang Ndong. Tiene razón en lo que dice, acerca de que los europeos conozcan lo que es ser inmigrantes, pero; ¡¡YA LO CONOCEN!! pero parece que ellos sí pueden ser inmigrantes, sin que nadie pueda decirles nada, pero resulta (para el europeo) muy malo que lleguen inmigrantes a SU continente. Según parece, ellos tienen derecho a ser inmigrantes, pero el resto el mundo, no. Olvidaron que llegaron a América y al continente africano, primero como salteadores, matando y saqueando las riquezas de ambos continentes, y luego en la última invasión, vinieron a adueñarse de las tierras, quedándose con la mejor parte, y relegando a los habitantes originales de esas tierras, a sobrevivir en los peores lugares. Robaron y mataron, pero son los grandes héroes, y ahora, que sus victimas vienen a SU continente, a trabajar buscando solamente sobrevivir, los echan como a seres indeseables. Olvidaron (porque les conviene) que ellos TAMBIÉN FUERON INMIGRANTES. Pero hoy se de dan el lujo de despreciar a aquellos que hoy toman la misma determinación que tomaron los europeos. La enorme diferencia, es que ellos fueron impulsados por la AMBICIÓN. Los inmigrantes de hoy, llegan perseguidos por la muerte, la pobreza y la falta de oportunidades, provocada por EuropaQué diferencia hay entre insultar a un niño porque es negro o porque es gordo?

  43. Mi caso no se tratan de que me hagan burla en la escuela, si no en mi casa. hace mucho tiempo no vivo con mi mama, no se nada de ella hace varios años, desde entonces mi padre se volvió desconfiado, me insulta aveces pienso que se desahoga conmigo ya que soy la única mujer aparte de mis hermanos, cada que discute conmigo e intento no decir nada hiriente el sale con lo de soy negra y cuando lo hace no puedo evitar enojarme tanto querer romper todo, llorar no de tristeza si no de rabia, coraje, no se pero el dice que a el lo trataron así y que el no le dolía que soy una débil retrasada mental que no puede sobre llevar los insultes y no se si tenga razón me siento patética escribiendo como me siento ya que pienso que soy una débil le hecho la culpa a mi ”madre” por dejarme sola no se si sea normal pero aveces siento que no puedo…

    • Taly, bsuca ayuda en tu entorno. En tu familia más lejana, amigos, profesores… explícales que te pasa hasta que encuentres alguien que te ayude.

  44. La diferencia es esa misma, puedes dejar de ser gorda si te lo propones lo que te convierte algo peor que lo que para la sociedad resulta ser negro.

  45. Hola, busco a ver si me podeis ayudar, yo como adulta entiendo perfectamente las razones que exponeis en esta entrada, pero no se como hacerlo entender a mi hijo de 7 años. El ha tenido un conflicto con un niño de su cole en el patio y ha hecho algunos comentarios desagradables sobre el color del piel del otro niño. Despues de hablar con él me quedo con la idea que no es consciente que no es lo mismo meterse con alguien por ser bajo, o gordo o lo que sea que por su color de piel. A ver, obviamente que le hemos explicado y trabajado ya algunas veces el tema de las burlas etc, y no es un niño que tenga problemas en ese sentido, pero no se si hacer algo mas y intentar explicarle porque en este caso es mas grave o dejarlo correr ya que aun no esta preparado para entender algunos conceptos mas complejos. Gracias por los consejos 🙂

    • Hola, la verdad que el post anterior lo explica bien claro, pero explicárselo a los niño es más difícil.

      Yo tengo un niño mulato de 9 años. En su curso el es el único niño negro y si ha tenido que soportar algún comentario. En primer lugar, estás intentando corregir a tu hijo. Si todos los padres hicieran lo mismo apenas tendríamos este problema. Yo creo que los niños no son racistas, mi hijo en infantil no tuvo el más mínimo problema, pero en primaria ya empiezan a influir los valores de esta sociedad en la que vivimos. Hay padres que hacen comentarios racistas, a veces sin darse cuenta, los niños lo copian y otros niños lo copian de estos niños, como imagino que es el caso de tu hijo.

      Yo le pondría una situación ficticia en la que él se pueda poner en lugar del otro. Por ejemplo, como se sentiría si estuviera en un cole en otro país y todo el mundo se metiera con él por ser español. Ser español no es malo y puedes estar muy orgullo de serlo, pero si todo el mundo te hace de menos y te insulta por tu nacionalidad te sentirías mal. Y hacerle entender que ser negro no es nada malo o tabú de lo que no se puede hablar. A mi hijo sus compañeros le pasan la mano por el pelo porque les llama la atención, otro niño se mide el color con él después de ir a la playa por si le ha igualado y mi hijo se ríe un montón con ese tipo de cosas. Espero que ayude. Un saludo.

  46. Madredemarte lo pido ahora mismo en Amazon, genial!

  47. Genial. Me lo apunto. Muchas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: